Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la eternidad’

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 22-

 

¿QUE PASA CUANDO UNA PERSONA MUERE? -parte 4-

  • ENFRENTANDO A LA MUERTE SIN TEMOR

La muerte nos priva de casi todo. Solamente una cosa no puede tomar, y es Cristo.  Y Cristo puede poner cada cosa en su lugar otra vez.  La muerte no se enseñoreará  de este mundo para siempre.

Satanás, el mal, la muerte y el sepulcro perecerán en “el lago de fuego”, que es “la muerte segunda” (Apocalipsis 20:14).

He aquí cuatro sugerencias valiosas para enfrentar la muerte sin temor:

  • Viva una vida de confianza esperanzada en Cristo, y usted estará preparado para la muerte en cualquier momento.
  • Mediante el poder del Espíritu Santo sea obediente a los mandamientos de Cristo. Así estará preparado para una segunda vida, en la cual No morirá.
  • Piense en la muerte como un corto sueño del cual lo despertará la voz de Jesús cuando regrese.
  • Abrigue la certeza que nos da Jesús en cuanto a un hogar celestial con El por toda la eternidad.

La verdad bíblica revela a una persona del temor de la muerte porque revela a Jesús, el Unico al que la muerte no pudo retener. Cuando Jesús llega a nuestra vida, inunda nuestro corazón de paz.

“La paz os dejo, mi paz os doy…No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27).

Jesús también hace posible que hagamos frente a la tragedia de la pérdida de un ser amado porque El mismo pasó por el valle de sombra de muerte”.  El conoce las noches oscuras que nos toca atravesar. El  murió y resucitó de la tumba para darnos una sólida esperanza.

“Por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir, POR MEDIO DE LA MUERTE al que tenía el imperio de la muerte, ésto es, al diablo, y LIBRAR A TODOS LOS QUE ESTABAN DURANTE TODA LA VIDA SUJETOS A SERVIDUMBRE”  (Hebreos 2:14-15).

El Dr. James Simpson, el gran médico que inventó la anestesia, experimentó una pérdida terrible cuando su hijo mayor falleció.  Sufrió profundamente como cualquier padre hubiera sufrido.

Pero en esas circunstancias encontró el camino a la esperanza.   En la tumba de su amado hijo erigió un pequeño obelisco en el que esculpió estas palabras: “He aquí que vivo”.

Eso dice todo. A veces las tragedias personales parecen oscurecer el cielo; no obstante, ¡Jesús vive! Nuestros corazones pueden estar quebrantados, pero ¡Jesús vive!

En Jesús tenemos la esperanza de la vida después de la muerte. El es “la resurrección y la vida” (Juan 4:19). Nuestra única esperanza después de la muerte. Y cuando Cristo vuelva, nos dará INMORTALIDAD.

Nunca más viviremos bajo la sombra de la muerte, porque tendremos vida eterna.

¿Ha descubierto usted la gran esperanza que podemos acariciar en nuestros momentos más oscuros? Si nunca ha aceptado a Jesús como su Salvador. ¿Quiere hacerlo ahora?

  • UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA

Continúa en parte 23

 

 

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 31-

LOS DOS LENGUAJES DE LA PROVIDENCIA

COMO ESTUDIAR LA BIBLIA-parte 2-

El poeta y el naturalista tienen muchas cosas que decir acerca de la naturaleza, pero es el cristiano el que más goza de la belleza de la tierra, porque reconoce la obra de la mano de su Padre y percibe su amor.  Dios nos habla mediante sus obras providenciales y por la influencia de su Espíritu Santo en el corazón. En nuestras circunstancias y ambiente, en los cambios que suceden diariamente en torno nuestro, podemos encontrar preciosas lecciones, si tan sólo nuestros corazones están abiertos para recibirlas.  El salmista, trazando la obra de la Providencia divina, dice: “La tierra está llena de la misericordia de Jehová.” (Salmo 33:5)  “¡Quien sea sabio, observe estas cosas; y consideren todos la misericordia de Jehová!” (Salmo 107:43).

Dios nos habla también en su Palabra. En ella tenemos en líneas más claras la revelación de su carácter, de su trato con los hombres y de la gran obra de la redención.  En ella se nos presenta la historia de los patriarcas y profetas y de otros hombres santos de la antigüedad.  Ellos eran hombres sujetos “a las mismas debilidades que nosotros” (Sant. 5:17). Vemos como lucharon entre descorazonamientos como los nuestros, como cayeron bajo tentaciones como hemos caído nosotros y, sin embargo, cobraron nuevo valor y vencieron por la gracia de Dios; y recordándolos, nos animamos en nuestra lucha por la justicia.

Al leer el relato de los preciosos sucesos que se les permitió experimentar, la luz, el amor y la bendición que les tocó gozar y la obra que hicieron por la gracia a ellos dada, el espíritu que los inspiró enciende en nosotros un fuego de santo celo y un deseo de ser como ellos en carácter y andar con Dios como ellos.

Jesús dijo de las Escrituras del Antiguo Testamento “Ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39), el Redentor, Aquél en quien nuestras esperanzas de vida eterna se concentran.  Si, la Biblia entera nos habla de Cristo.  Desde el primer relato de la creación, de la cual se dice: “Sin El nada de lo que es hecho, fue hecho” (Juan 1:3), hasta la última promesa: “¡He aquí, yo vengo presto!” (Apoc.22:12). Si deseamos conocer al Salvador, estudiemos las Santas Escrituras.

Llenemos nuestro corazón de las palabras de Dios. Son el agua viva que apaga nuestra sed.  Son el pan vivo que descendió del cielo.  Jesús declara: A menos que comáis la carne del Hijo del hombre, y bebáis su sangre, no tendréis vida en vosotros.” “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”  (Juan 6:53,63).  Nuestros cuerpos viven de lo que comemos y bebemos; y lo que sucede en la vida natural sucede en la espiritual: lo que meditamos es lo que da tono y vigor a nuestra naturaleza espiritual.

El tema de la redención, será la ciencia y el canto de los redimidos durante las edades de la eternidad. La infinita misericordia y el amor de Jesús, el sacrificio hecho en nuestro favor, demandan de nosotros la más seria y solemne reflexión. Cuando contemplemos así los asuntos celestiales, nuestra fe y amor serán más fuertes y nuestras oraciones más aceptables a Dios. Habrá una confianza constante en Jesús y una experiencia viva y diaria en su poder de salvar completamente a todos los que van a Dios por medio de El.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 209-

 

LA FORMACION DEL CARACTER. Un carácter noble, cabal, no se hereda. Lo desarrollamos sosteniendo rudas y severas batallas contra el yo. –parte 1-

CADA ACTO EJERCE INFLUENCIA SOBRE EL CARÁCTER: Todo acto de la vida, por poco importante que parezca, ejerce su influencia en la formación del carácter. Un buen carácter es la más preciosa de las posesiones mundanales, y la obra de formarlo es la más noble a la que pueda dedicarse el hombre.

LA MENTE ES EL HUERTO; EL CARÁCTER ES EL FRUTO: Cada facultad del hombre es un obrero que está construyendo para el tiempo y la eternidad.  Cada día la estructura se eleva más y más, aunque su poseedor no se de cuenta de ello. 

Es un edificio que debe ser levantado a modo de una fanal de advertencia contra la deformidad; una estructura que Dios y los ángeles puedan admirar por su armonía con el Modelo divino. Las facultades mentales y morales que Dios nos ha dado no constituyen el carácter.

Son talentos que debemos emplear y que, si se los usa correctamente, formarán un carácter recto.  Alguien puede tener preciosas semillas en la mano, pero esas semillas no son un huerto.  Hay que plantar la semilla antes que se convierta en árbol. 

La mente es el huerto; el carácter es el fruto.  Dios nos ha dado facultades para que las cultivemos y las desarrollemos.  La conducta que seguimos determina nuestro carácter. Adiestrar esas facultades de manera que armonicen y desarrollen un carácter valioso, es una obra que sólo nosotros podemos hacer.

UN CARÁCTER NOBLE SE FORMA COMO CONSECUENCIA DE DURAS BATALLAS CONTRA EL YO: Cristo no nos ha dado la seguridad de que sea asunto fácil lograr la perfección del carácter.  Un carácter noble, cabal, no se hereda. No lo recibimos accidentalmente. 

Lo obtenemos mediante esfuerzos individuales, realizados por los méritos y la gracia de Cristo.  Dios da los talentos, las facultades mentales; nosotros formamos el carácter.  Lo desarrollamos sosteniendo rudas y severas batallas contra el yo. 

Hay que sostener conflicto tras conflicto contra las tendencias heredadas. Tendremos que criticarnos a nosotros mismos severamente y no permitir que quede sin corregir un solo rasgo desfavorable.

LA MEDITACIÓN Y LA ACCIÓN SON ESENCIALES: La meditación abstracta no basta; tampoco lo es la actividad constante.  Las dos son esenciales para la formación del carácter cristiano.

DESARROLLEMOS BUENOS HÁBITOS MENTALES: Si queremos desarrollar un carácter que Dios pueda aceptar, debemos formar hábitos correctos con respecto a nuestra vida religiosa.

La oración diaria es tan esencial para el crecimiento en la gracia, e incluso para la vida espiritual misma, como el alimento temporal lo es para el bienestar físico. Deberíamos acostumbrarnos a elevar a menudo nuestros pensamientos a Dios en oración.

Si la mente divaga, debemos traerla de vuelta a su lugar; mediante un esfuerzo perseverante, el hábito finalmente lo hará todo fácil.  No nos podemos separar ni un instante de Cristo y estar seguros. 

Necesitamos que su presencia nos ayude a cada paso, pero sólo si cumplimos las condiciones que El mismo ha impuesto.

EL PROPOSITO FERVIENTE Y LA INTEGRIDAD INQUEBRANTABLE SON ESENCIALES: El esmero es necesario para tener éxito en la formación del carácter. Debe haber un ferviente propósito para ejecutar el plan del Artífice maestro. Debe haber un esfuerzo ferviente, cuidadoso y perseverante. La reflexión profunda, el ardiente propósito, y la firme integridad, son esenciales.

Elena White

Continúa en parte 210

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 135-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. Debemos entregar nuestra voluntad a El para que podamos recibirla de vuelta purificada y refinada, que El pueda derramar por nuestro medio los raudales de su amor y su poder.-parte 5-

VOLUNTAD DIRIGIDA POR UNA CONCIENCIA PURA: La paz interior y una conciencia libre de ofensas a Dios despertará y vigorizará el intelecto. Entonces la voluntad recibirá una recta orientación, estará controlada y será más decidida y, por lo tanto, más libre de perversidad.

LA VOLUNTAD DECIDE LA VIDA O LA MUERTE: Sólo la eternidad podrá revelar el destino glorioso del hombre en quien se restaure la imagen de Dios. Para que podamos alcanzar este alto ideal, debe sacrificarse todo lo que causa tropiezo al alma. Por medio de la voluntad, el pecado retiene su dominio sobre nosotros. A menudo nos parece que entregar la voluntad a Dios es aceptar una vida contrahecha y coja. 

Dios es la fuente de la vida, y sólo podemos tener vida cuando estamos en comunión con El. Requiere sacrificio entregarnos a Dios, pero es sacrificio de lo inferior por lo superior, de lo terreno por lo espiritual, de lo perecedero por lo eterno. 

No desea Dios que se anule nuestra voluntad, porque solamente mediante su ejercicio podemos hacer lo que Dios quiere.  Debemos entregar nuestra voluntad a El para que podamos recibirla de vuelta purificada y refinada, y tan unida en simpatía con el Ser divino que El pueda derramar por nuestro medio los raudales de su amor y su poder.

PARA COMPRENDER LA VERDADER FUERZA DE VOLUNTAD: (consejo a un joven inestable) Estará en constante peligro hasta que comprenda la verdadera fuerza de la voluntad.  Puede creer y prometer todas las cosas, pero sus promesas o su fe no tendrán valor hasta que ponga su voluntad de parte de la fe y la acción.  Si pelea la batalla de la fe con toda su fuerza de voluntad, vencerá.  No tiene que confiar en sus sentimientos, ni en sus impresiones, ni en sus emociones, porque no son dignos de confianza.

PUEDES CONTROLAR TU VOLUNTAD: No tienes por que desesperar.  A ti te toca someter tu voluntad a la voluntad de Jesucristo, y al hacerlo, Dios tomará inmediatamente posesión de ella y obrará en ti el querer y el hacer su beneplácito. Tu naturaleza entera será puesta entonces bajo el gobierno del Espíritu de Cristo, y hasta tus pensamientos le estarán sujetos.

No puedes dominar como deseas tus impulsos y emociones, pero puedes dominar tu voluntad y lograr un cambio completo en tu vida.  Sometiendo tu voluntad a Cristo, tu vida se ocultará con Cristo en Dios, y se unirá al poder que está por encima de todos los principados y las potestades. 

Tendrás fuerza procedente de Dios que te mantendrá unido a su fuerza y te será posible alcanzar una nueva luz, la luz misma de la fe viviente.  Pero tu voluntad debe cooperar con la voluntad de Dios.

VINCULO QUE UNE CON LA ENERGIA DIVINA: Somos colaboradores de Dios. Este es el sabio arreglo del Señor. La cooperación de la voluntad y el esfuerzo humanos con la energía divina es el vínculo que une a los hombres unos con otros y con Dios.  El apóstol dice:

“Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios” (1 Cor.3:9)

El hombre tiene que trabajar con los recursos que Dios le ha dado  

“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Fil.1:12,13)

Cuando la voluntad se pone de parte del Señor, el Espíritu Santo la toma y la hace una con la voluntad divina.  

Elena White

Continúa en parte 136

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 98-

 

FUNCION VITAL DE LAS LEYES DE DIOS. Los hábitos físicos correctos promueven la superioridad mental.  La potencia intelectual, el vigor físico y la duración de la vida. –parte 4-

RELACIÓN ENTRE LA LEY MORAL Y LAS LEYES FISICAS: Hay una íntima relación entre la ley moral y las leyes que Dios ha establecido en el mundo físico.  Si los hombres fueran obedientes a la Ley de Dios, y pusieran en práctica en sus vidas los principios de sus diez preceptos, las normas de justicia que enseñan serían una salvaguardia contra los malos hábitos. 

Pero como por la complacencia del apetito pervertido su virtud ha declinado, se han debilitado como consecuencia de sus propias costumbres inmorales y la violación de las leyes físicas.

El sufrimiento y la angustia que vemos por todas partes, la deformidad, la decrepitud, la enfermedad y la imbecilidad que inundan ahora el mundo, hacen de él un lazareto en comparación con lo que podría haber sido, inclusive ahora, si se obedeciera la ley moral que Dios ha implantado en nuestro ser.

Por su persistente violación de estas leyes, el hombre ha agravado muchísimo los males resultantes de la transgresión del Edén.

LA LEY DE LA ADMINISTRACION DIVINA: El cristiano debe ser de beneficio para los demás. De ese modo, el también recibe el beneficio. El que saciare, el también será saciado” (Prov.11:25). 

Esta ley es la ley de la administración divina, una ley por medio de la cual Dios determina que se mantengan las corrientes de la beneficencia. En el cumplimiento de esta ley se encuentra el poder de las misiones cristianas.

LA LEY QUE GOBIERNA LA NATURALEZA FISICA: En la providencia de Dios, las leyes que gobiernan nuestra naturaleza física, con las sanciones que resultan de su violación, se han expuesto con tanta claridad, que los seres inteligentes las pueden entender, y todos están bajo la más solemne obligación de estudiar este tema y vivir en armonía con la ley natural.  Deben exponerse los principios de salud, y la mente del público debe ser intensamente sacudida por esta investigación.

Los hábitos físicos correctos promueven la superioridad mental.  La potencia intelectual, el vigor físico y la duración de la vida, dependen de leyes inmutables.  El Dios de la naturaleza no se interpondrá para preservar a los hombres de las consecuencias de la violación de los requerimientos de la naturaleza.

El que lucha por el señorío debe ser temperante en todas las cosas.  La claridad mental y la firmeza de propósito de Daniel, su poder para adquirir conocimientos y resistir la tentación, se debían en extenso grado a la sencillez de su régimen alimentario, en relación con su vida de oración.

LA SIEMBREA Y LA COSECHA: En las leyes por la cuales Dios rige la naturaleza, el efecto sigue a la causa con certeza infalible. La siega testificará de lo que fue la siembra.  El obrero perezoso será condenado por su obra.  La cosecha testifica contra él.  Así también en las cosas  espirituales: se mide la fidelidad de cada obrero por los resultados de su obra.  El carácter de su obra, sea el diligente o perezoso, se revela por la cosecha.  Así se decide su destino para la eternidad.

HAY QUIENES CREEN SOLAMENTE EN LO QUE ENTIENDEN: Hay hombres que declaran orgullosamente que sólo creen en lo que entienden.  Pero la insensatez de su pretendida sabiduría resulta evidente para toda mente capaz de pensar.

Hay misterios en la vida humana y en las manifestaciones del poder de Dios sobre las obras de la naturaleza, que ni la filosofía más profunda ni la investigación más amplia podrán explicar jamás. (Elena White)

Continúa en parte 99

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 76-

 

EL MODO CORRECTO DE PENSAR. Se aprende más acerca del verdadero refinamiento del pensamiento y los modales en la escuela del divino Maestro, que por la observancia de reglas establecidas.  Su amor, al llenar el corazón….–parte2-

EL REFINAMIENTO DEL CORAZÓN SE APRENDE EN LA ESCUELA DE CRISTO: Se aprende más acerca del verdadero refinamiento del pensamiento y los modales en la escuela del divino Maestro, que por la observancia de reglas establecidas. 

Su amor, al llenar el corazón, da al carácter esos toques de refinamiento que lo asemejan al suyo. Esta educación imparte una dignidad nacida del cielo y una noción clara de lo que es correcto.  Da una dulzura al carácter y una suavidad a los modales que jamás podrá igualar lo superficial de la sociedad elegante.

SE NECESITA DISCIPLINA MENTAL: La capacidad de fijar los pensamientos en la obra emprendida es una gran bendición. Los jóvenes temerosos de Dios deberían esforzarse por desempeñar sus deberes con reflexiva consideración, manteniendo los pensamientos en su debido curso y poniendo de su parte lo mejor de que son capaces. 

Deberían reconocer sus deberes actuales y cumplirlos sin permitir que la mente se desvíe.  Esta clase de disciplina mental será útil y beneficiosa durante toda la vida.  Aquellos que aprenden a concentrar sus pensamientos en todo lo que emprenden, por pequeña que parezca la obra, serán útiles en el mundo.

PORQUE LA MENTE DESCIENDE A UN NIVEL TAN BAJO: Si la mente humana desciende a un nivel bajo, generalmente se debe a que se la deja espaciarse en hechos comunes, y no se la estimula a fin de que se ejercite para captar verdades nobles y elevadas, tan duraderas como la eternidad. 

PENSAR EN COSAS SIN IMPORTANCIA: Si la mente piensa en cosas sin importancia, el intelecto se atrofiará y debilitará.  Pueden surgir intermitentemente algunos pensamientos brillantes; pero la mente no estará adiestrada para la reflexión sostenida y sobria.  Hay temas que requieren seria consideración.  Al meditar en estos temas de interés eterno, la mente se fortalece y el carácter se desarrolla.

LOS PENSAMIENTOS DEJAN SU HUELLA INDELEBLE EN EL ALMA: Los pecados comunes, por insignificantes que se los considere, malograrán su concepto de lo moral, y borrarán la impresión del Espíritu de Dios.  El carácter de los pensamientos deja su impronta en el alma, y toda conversación de bajo nivel contamina la mente.  Toda mala obra arruina al que la lleva a cabo. 

Dios perdona al pecador arrepentido, pero aunque esté perdonado, su alma estará malograda; la posibilidad que tiene la mente intacta de tener pensamientos elevados, está destruida en este caso. El alma llevará para siempre las cicatrices.  Por lo tanto, busquemos esa fe que obra por el amor, y purifica el corazón, para que podamos representar el carácter de Cristo ante el mundo. 

(Elena White)

Continúa en parte 77

 

 

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 64-

 

EQUILIBRIO EN LA EDUCACIÓN. El correcto empleo de uno mismo es la lección más valiosa que se puede aprender. No debemos realizar trabajo mental o físico solamente, debemos emplear el cerebro, los huesos, los músculos, la cabeza y el corazón.parte 2-

LA VERDADERA EDUCACIÓN DESARROLLA EL CARÁCTER: La educación y el adiestramiento de los jóvenes es una obra importante y solemne.  El gran objetivo que ha de lograrse debería ser el apropiado desarrollo del carácter, que la persona pueda estar preparada adecuadamente para cumplir los deberes de la vida presente y entrar al fin en la vida futura e inmortal. 

La eternidad revelará la manera en que se ha realizado el trabajo.  Si los ministros y los maestros sintieran plenamente su responsabilidad, veríamos hoy un estado diferente de cosas en el mundo. Pero son demasiado estrechos en sus opiniones y propósitos.  No se dan cuenta de la importancia de su obra ni de sus resultados.

EL MAYOR VALOR ES EDIFICAR EL CARÁCTER: La debida educación es acrecentar la fortaleza de los nervios y su solidez, como también la actividad muscular; como resultado  de ella se producirán hombres que no serán débiles ni ineficientes y uniteralmente educados, sino que dispondrán de una preparación equilibrada, tanto en lo físico como en lo moral y lo espiritual.

Los edificadores del carácter no deben olvidarse de poner un fundamento que permita que la educación sea del máximo valor.  Exigirá abnegación, pero hay que hacerlo.  El adiestramiento físico, debidamente dirigido, prepara para el trabajo mental intenso.  Pero cuando se atiende uno solo de estos factores, el resultado es siempre un ser humano deficiente. 

El trabajo físico intenso, combinado con el esfuerzo mental, mantiene la mente y el ánimo en mejores condiciones de salud, y el trabajo se hace mucho mejor.  Con esta preparación, los jóvenes estarán educados para la vida práctica, aptos para emplear sus facultades intelectuales de la mejor manera.  El ejercicio físico y el mental deben combinarse.

MUCHOS NO COMPRENDEN LOS VERDADEROS PRINCIPIOS: Muchos estudiantes están tan apurados por completar su educación que no son cabales en nada de los que emprenden.  Pocos tienen el suficiente valor y dominio propio como para actuar por principios. Se aplican al estudio de las matemáticas o de las lenguas, mientras descuidan el estudio mucho más esencial para la felicidad y el éxito en la vida.

Muchos no muestran el menor interés en el maravilloso mecanismo de su propio cuerpo. Otros pueden decir cuantos huesos hay en el esqueleto humano y describir cada órgano del cuerpo, y sin embargo son ignorantes de las leyes de la salud y la curación de las enfermedades, como si la vida fuera controlada por el destino ciego en lugar de serlo mediante leyes definidas e invariables.

LA EDUCACIÓN NO ES SOLO LA DEL CEREBRO: La educación no consiste en usar solamente el cerebro.  El trabajo físico es parte también de la educación esencial para todo joven.  Falta una fase importante  de la educación si no se enseña al alumno a dedicarse a un trabajo útil.

SE NECESITA UN DESARROLLO ARMONIOSO: El correcto empleo de uno mismo es la lección más valiosa que se puede aprender. No debemos realizar trabajo mental y detenernos allí, ni hacer trabajo físico solamente; debemos emplear de la mejor manera las diversas piezas que componen la maquinaria humana: el cerebro, los huesos, los músculos, la cabeza y el corazón. (Elena White )

Continúa en parte 65

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 63-

 

EQUILIBRIO EN LA EDUCACIÓN.  El verdadero propósito de la educación es restaurar la imagen de Dios en el alma. El pecado, casi hizo desaparecer la imagen de Dios en el hombre.  -parte 1-

LA EDUCACIÓN TIENE IMPLICACIONES ETERNAS: La educación es una obra cuyos efectos se verán durante los siglos sin fin de la eternidad.

RESTAURAR LA ARMONÍA EN EL SER: El verdadero propósito de la educación es restaurar la imagen de Dios en el alma.  En el principio, Dios creo al hombre a su propia semejanza.  Le dotó de cualidades nobles. Su mente era equilibrada, y todas las facultades de su ser eran armoniosas. Pero la caída y sus resultados pervirtieron estos dones.

El pecado echó a perder y casi hizo desaparecer la imagen de Dios en el hombre.  Restaurar ésta fue el objetivo con que se concibió el plan de la salvación y se le concedió un tiempo de gracia al hombre.  Hacerle volver a la perfección original en la que fue creado, es el objetivo de la vida, el objetivo que en que estriba todo lo demás. 

Es la obra de los padres, en la educación de los jóvenes, cooperar con el propósito divino; y al hacerlo son coadjutores….de Dios” (1 Cor.3:9).

DESARROLLAR TODAS LAS CAPACIDADES: Todas las distintas capacidades que el hombre posee   –de la mente, del alma y del cuerpo- le fueron dadas por Dios para que las dedique a alcanzar el más alto grado de excelencia posible.  Pero esta cultura no puede ser egoísta ni exclusiva; porque el carácter de Dios, cuya semejanza hemos de recibir, es benevolencia y amor.

Toda facultad y todo atributo con que el Creador nos haya dotado deben emplearse para su gloria y para el ennoblecimiento de nuestros semejantes. Y en este empleo se halla la ocupación más pura, más noble y más feliz.

LA VERDADERA EDUCACIÓN ES ABARCANTE: La verdadera educación significa más que seguir cierto curso de estudios.  Es amplia.  Incluye el desarrollo armonioso de todas las facultades físicas y mentales.  Enseña a amar y temer a Dios, y es una preparación para el fiel cumplimiento de los deberes de la vida.

EL DESARROLLO SIMETRICO DE LOS VALORES: Y todos los que quieran ser obreros juntamente con Dios, deben esforzarse por alcanzar la perfección de cada órgano del cuerpo y cada cualidad de la mente.

La verdadera educación es la preparación de las facultades físicas, mentales y morales para la ejecución de todo deber; es el adiestramiento del cuerpo, la mente y el alma para el servicio divino.  Esta es la educación que perdurará en la vida eterna.

TODAS LAS FACULTADES HAN DE ALCANZAR SU MAXIMO POTENCIAL: Debería enseñarse a los jóvenes la importancia de cultivar las facultades físicas, mentales y morales para que puedan alcanzar no sólo los más elevados logros en las ciencias, sino que, por medio del conocimiento de Dios, puedan ser educados para glorificarlo; que puedan desarrollar caracteres simétricos, y así estar preparados para ser útiles en este mundo y obtener la idoneidad moral para la vida inmortal.

LOS JOVENES HAN DE SER PENSADORES: Cada ser humano, creado a la imagen de Dios, está dotado de una facultad semejante a la del Creador; la individualidad, la facultad de pensar y hacer. Los hombres  en quienes se desarrolla esta facultad son los que llevan responsabilidades, los que dirigen empresas, los que influyen sobre el carácter. 

La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores de otros hombres.  En vez de restringir su estudio a lo que los hombres han dicho o escrito, los estudiantes deben ser dirigidos a las fuentes de la verdad, a los vastos campos abiertos a la investigación de la naturaleza y en la revelación. 

Contemplen las grandes realidades del deber y del destino, y la mente se expandirá y robustecerá.  En vez de jóvenes educados, pero débiles, serán hombres fuertes para pensar y obrar, hombres que sean amos y no esclavos de las circunstancias, hombres que posean amplitud de mente, claridad de pensamiento y valor para defender sus convicciones. (Elena White)

Continúa en parte 64

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 52-

 

LA INFLUENCIA DE LA PERCEPCION. La inteligencia se adapta gradualmente a los asuntos en que se ocupa.-parte 1-

UNA LEY EN LOS MUNDOS INTELECTUAL Y ESPIRITUAL: Hay una ley de la naturaleza intelectual y espiritual según la cual modificamos nuestro ser mediante la contemplación.  La inteligencia se adapta gradualmente a los asuntos en que se ocupa.  Se asimila lo que se acostumbra a amar y a reverenciar.

CONTEMPLAR EL MAL CORROMPIO A LOS ANTEDILUVIANOS: Al contemplar el mal, los hombres fueron cambiados a su semejanza, hasta que Dios no pudo soportar su maldad por más tiempo, y fueron barridos por el diluvio.

TRANSFORMADOS PARA LO MEJOR: Mirando a Jesús obtenemos vislumbres más claras y distintas de Dios, y por la contemplación somos transformados.  La bondad, el amor por nuestros semejantes, llegan a ser nuestro instinto natural.  Desarrollamos un carácter que será la copia del carácter divino. 

Creciendo a su semejanza, ampliamos nuestra capacidad de conocer a Dios.  Entramos cada vez en mayor relación con el mundo celestial, y llegamos a poseer un poder creciente para recibir las riquezas del conocimiento y la sabiduría de la eternidad.

TRANSFORMADOS PARA LO PEOR: Por medio de la contemplación somos transformados.  Pero como esos sagrados preceptos en los cuales Dios reveló a los hombres su perfección y santidad son tenidos en poco y el espíritu del pueblo se deja atraer por las enseñanzas y teorías humanas, nada tiene de extraño que en consecuencia se note un enfriamiento de la piedad. El Señor dice:

Dejáronme a mi, fuente de agua viva, por cavar para si cisternas, cisternas rotas que no detienen aguas” (Jeremías 2:13)

LA VIDA CAMBIA POR EL MIRAR: La Palabra de Dios es una lámpara para nuestros pies y una luz para nuestra senda.En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti” (Salmo 119:11).  El corazón preocupado con la Palabra de Dios es fortalecido contra Satanás. 

Los que hacen de Cristo su compañero diario y su amigo familiar sentirán que los poderes de un mundo invisible los rodean completamente, y mirando a Jesús llegarán a ser semejantes a su imagen. 

Contemplándolo llegan a ser transformados según el modelo divino; su carácter es suavizado, refinado, y ennoblecido para el reino celestial.

PERCEPCION SELECTIVA: Dios no desea que escuchemos todo lo que se pueda oír, o miremos todo lo que se puede ver.  Es una gran bendición cerrar los oídos para no oír, y los ojos para no ver.

La mayor ansiedad debería ser tener una visión clara para discernir nuestras propias limitaciones y un oído atento para captar toda reprensión e instrucción necesarias, no sea que por nuestra falta de atención y nuestro descuido las dejemos escapar y lleguemos a ser oidores olvidadizos y no hacedores de la obra.

LOS HÁBITOS FISICOS CONTROLADOS POR LA CONCIENCIA INFLUYEN SOBRE LA PERCEPCION: Los que quieran tener mentes despejadas para discernir las estratagemas de Satanás deben poner sus apetitos físicos bajo el dominio de la razón y de la conciencia. 

La acción virtuosa y vigorosa de las facultades superiores de la mente es esencial para la perfección del carácter cristiano.  Y la fuerza o debilidad de la mente tienen mucho que ver con nuestra utilidad en este mundo y con nuestra salvación final.

EL EJERCICIO MEJORA LA PERCEPCION: El cerebro y los músculos deben utilizarse proporcionalmente si se quiere conservar la salud y el vigor.  Los jóvenes pueden entonces aportar al estudio de la Palabra de Dios una percepción sana y nervios bien equilibrados. 

Tendrán pensamientos saludables y podrán retener las cosas preciosas deducidas de la Palabra.  Se asimilarán sus verdades y como resultado tendrán fuerza espiritual para discernir lo que es verdad.  (Elena White)

Continúa en parte 53

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 47-

 

PROBLEMAS DE LOS JOVENES. Más que cualquier dote natural, los hábitos formados en los primeros años deciden si un hombre vencerá o será vencido en la batalla de la vida. La juventud es el tiempo de la siembra.–parte 6-

PELIGROS QUE AFRONTA LA JUVENTUD: En la niñez y la juventud es cuando el carácter es más impresionable.  Entonces es cuando debe adquirirse la facultad del dominio propio. En el hogar y la familia, se ejercen influencias cuyos resultados son tan duraderos como la eternidad.

Más que cualquier dote natural, los hábitos formados en los primeros años deciden si un hombre vencerá o será vencido en la batalla de la vida. La juventud es el tiempo de la siembra.  Determina el carácter de la cosecha, para esta vida y la venidera.

AUTODISCIPLINA VERSUS COMPLACENCIA PROPIA: El mundo está entregado a la sensualidad.  Abundan los errores y las fábulas. Se han multiplicado las trampas de Satanás para destruir las almas.  Todos los que quieran alcanzar la santidad en el temor de Dios deben aprender las lecciones de la temperancia y dominio propio.

Las pasiones y los apetitos deben ser mantenidos sujetos a las facultades superiores de la mente.  Esta disciplina propia es esencial para la fuerza mental y la percepción espiritual que nos han de habilitar para comprender y practicar las sagradas verdades de la Palabra de Dios. 

Por esta razón, la temperancia ocupa un lugar en la obra de prepararnos para la Segunda Venida de Cristo. Juan dice:

“Os he escrito a vosotros, jóvenes porque sois fuertes, y la Palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno” (1 Juan 2:14)

Se presenta a los jóvenes una norma elevada, y Dios los invita a emprender un verdadero servicio por El.

EL BRILLO NO ES SEGURIDAD DE ÉXITO: No es verdad que los jóvenes brillantes siempre tienen el mayor éxito.  Muy a menudo los hombres de talento y educación han sido puestos en cargos de confianza y han fracasado. No dependieron de la sabiduría que sólo Dios puede dar, no avanzaron en el conocimiento de la religión y de la ciencia. Su mente y su carácter no fueron equilibrados por los elevados principios de lo recto.

PONERSE DEL LADO DE LOS INCREDULOS: La Palabra de Dios nos juzgará a cada uno de nosotros en el último gran día.  Los jóvenes hablan de la ciencia, y son más sabios de lo que está escrito; procuran explicar los caminos y las obras de Dios de acuerdo con su comprensión finita; pero todo eso concluye en fracaso. La verdadera ciencia y la inspiración están en perfecta armonía. 

La falsa ciencia es algo independiente de Dios. Es ignorancia presuntuosa. Este poder engañador ha cultivado y esclavizado las mentes de muchos que han preferido las tinieblas a la luz. Se han puesto del lado de la incredulidad, como si el dudar fuese una virtud e indicio de una mente amplia, cuando en realidad revela un intelecto demasiado débil y estrecho para percibir a Dios en sus obras creadas. 

No podrían sondear el misterio de su Providencia, aunque lo estudiasen con toda su fuerza durante toda la vida.  Y debido a que las obras de Dios no pueden ser explicadas por las mentes finitas, Satanás los somete a sus sofismas, y los enreda en las mallas de la incredulidad.  Si éstos que dudan quieren relacionarse estrechamente con Dios, El aclarará sus propósitos.

EL PODER DESTRUCTOR DE LA DUDA: NO hay excusa para la duda o el escepticismo.  Dios ha hecho amplia provisión para establecer la fe de todos los hombres, si quieren decidir por el peso de las evidencias.  Pero si antes de creer, esperan que cada objeción aparente sea eliminada, nunca se establecerán, arraigarán ni afirmarán en la verdad.

Dios no eliminará nunca todas las aparentes dificultades de nuestra senda.  Los que deseen dudar, podrán hallar oportunidad para ello; los que deseen creer, tendrán bastantes evidencia en que basar . (Elena White)

Continúa en parte 48

 

 

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: