Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-Dios escoge a los seres humanos rodeados de flaquezas como instrumentos para realizar sus designios. El inestimable tesoro se coloca en vasos de barro.’ Category

 

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 55-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 6-

FRUTOS DE LA SIEMBRA DE LA SEMILLA-parte 3-

Otros expresarán su gratitud a los que alimentaron a los hambrientos y vistieron al desnudo. “Cuando la desesperación envolvía mi alma en la incredulidad, el Señor los envió a mí –dirán-para decirme palabras de esperanza y consuelo. Me trajiste alimento para mis necesidades físicas, y me abriste la Palabra de Dios despertándome para que viese mis necesidades espirituales. Me trataste como a un hermano. Simpatizaste conmigo en mis tristezas, y alentaste mi alma herida, para que pudiese asir la mano de Cristo que se extendía para salvarme. Yo ignoraba que tenía un Padre en los cielos que se interesaba por mí, y me los enseñaron pacientemente. Me leíste las preciosas promesas de la Palabra de Dios. Inspiraste fe en que El me salvaría. Mi corazón fue enternecido, subyugado, quebrantado, mientras contemplaba el sacrificio que Cristo había hecho por mí. Tuve hambre del pan de vida y la verdad fue preciosa a mi alma. Heme aquí, salvo, eternamente salvo. Para vivir siempre en su presencia y para alabar a Aquel que dio su vida por mi”. (Obreros Evangélicos)

PACIENTE ESPERA LA RECOMPENSA

Si el tiempo de espera de la llegada de nuestro Libertador parece largo; si, agobiados por la aflicción y gastados por el trabajo, sentimos impaciencia porque nuestra comisión termine, y se nos de alta honorablemente de la guerra, recordemos – y el recuerdo impida toda murmuración – que Dios nos ha dejado en la tierra para que hagamos frente a tormentas y conflictos, para adquirir el perfecto carácter cristiano, para llegar a conocer mejor a Dios nuestro Padre y a Cristo nuestro Hermano Mayor, y a trabajar por el Maestro ganando muchas almas para Cristo, para que con corazón gozoso podamos oír las palabras:

“BIEN HECHO, SIERVO BUENO Y FIEL;….ENTRA EN EL GOZO DE TU SEÑOR”.

Se paciente, soldado cristiano. Aún un poco, y el que ha de venir vendrá. La noche de cansadora espera, vigilia y aflicción, casi ha pasado. Pronto se dará la recompensa; el eterno día amanecerá. No hay tiempo para dormir ahora; no hay tiempo que perder en inútiles lamentos. El que ahora se aventure a dormitar perderá preciosas oportunidades de hacer bien. Se nos ha concedido el bendito privilegio de recoger gavillas en la gran siega; y cada alma salvada será una estrella adicional en la corona de Jesús, nuestro Redentor. (Review and Herald)

 

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 54-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 5-

FRUTOS DE LA SIEMBRA DE LA SEMILLA-parte 2-

CUANDO LOS REDIMIDOS se hallen en presencia de Dios, responderán a sus nombres almas preciosas llevadas allí por los esfuerzos pacientes y fieles hechos en su favor, por las súplicas y la ferviente persuasión de buscar su refugio en el Fuerte. De este modo los que en este mundo han sido colaboradores con Dios recibirán su recompensa. (Testimonies)

¡Qué regocijo reinará mientras estos redimidos encuentren y saluden a los que llevaron cargas a su favor! Y ¡como vibrarán de satisfacción los corazones de los que no vivieron para agradarse a sí mismos, sino para beneficiar a los desdichados que tienen tan pocas bendiciones! Para ellos se realizará la promesa: Serás bienaventurado; porque no te pueden retribuir; más te será recompensado en la resurrección de los justos”. (Obreros Evangélicos)

En los cielos veremos a los jóvenes que hemos ayudado, a aquellos que hemos invitado a nuestros hogares, a los que apartamos de la tentación. Veremos sus rostros reflejar el fulgor de la gloria de Dios.

¡Ser colaboradores de Cristo y de los ángeles celestiales en el gran plan de salvación! ¿Qué otra obra podría compararse a ésta? Con cada persona salvada aumenta el caudal de la gloria de Dios, y esa gloria se refleja tanto en el que ha sido salvado como en el que sirvió de instrumento para su salvación. (Testimonies)

Los redimidos encontrarán y reconocerán a aquellos cuya atención dirigieron al ensalzado Salvador. “Yo era pecador-dirá alguno-, sin Dios y sin esperanza en el mundo; y tu viniste a mí, y atrajiste mi atención al precioso Salvador como única esperanza mía, y creí en El. Me arrepentí de mis pecados y se me hizo sentar con sus santos en los lugares celestiales en Cristo Jesús”.

Otros dirán: “Yo era pagano en tierras paganas. Tú dejaste tus amigos y tu cómodo hogar, para ir a enseñarme como encontrar a Jesús, y creer en El como único Dios verdadero. Destruí mis ídolos y adoré a Dios, y ahora lo veo cara a cara. Estoy salvo, eternamente salvo para contemplar siempre a Aquel a quien amo. Entonces lo veía únicamente con el ojo de la fe, pero ahora lo veo tal cual es. Puedo expresar ahora mi gratitud por su misericordia redentora a Aquel que me amó y lavó mis pecados con su sangre”. (Obreros Evangélicos)

-Continúa en parte 55-

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 53-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 4-

RECOMPENSA FUTURA -parte 1-

VIDA ETERNA- Por medio de esfuerzos fervientes y cuidadosos para ayudar donde la ayuda es necesaria, el verdadero cristiano muestra su amor por Dios y sus semejantes. Puede perder su vida en el servicio; pero la volverá a hallar cuando Cristo venga a buscar sus joyas.

Si el registro muestra que ésta ha sido su vida, que sus caracteres han puesto en evidencia ternura, abnegación y benevolencia, ellos recibirán la bendita seguridad y bendición de Cristo; Bien Hecho” “Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. (Testimonies)

La iglesia es ahora militante. Actualmente nos confronta un mundo en las tinieblas, entregado casi todo entero a la idolatría. Pero día viene en que la batalla habrá concluido, y en que la victoria habrá sido ganada. La voluntad de Dios ha de ser hecha en la tierra, como en el cielo. Las naciones de los salvados no conocerán más ley que la del cielo. Todos constituirán una familia dichosa, unida, vestida con las prendas de alabanza y de acción de gracias, con el vestido de la justicia de Cristo. Toda naturaleza, en su incomparable belleza, ofrecerá a Dios tributo de alabanza y de adoración. El mundo quedada bañado en luz celestial. Los años transcurrirán en medio de la alegría. Y por encima de todo, los hijos de Dios clamarán de gozo, mientras que Dios y Cristo declararán unidos que ya no habrá más pecado, ya no habrá más muerte. (El Ministerio de Curación)

GOZO- Es la recompensa de los que trabajan para Cristo entrar en su gozo. Ese gozo, al cual Cristo mismo aguarda con anhelante deseo, se presenta en su pedido al Padre: Aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, ellos estén también conmigo” (Testimonies).

En nuestra vida terrenal, aunque restringida por el pecado, el mayor gozo y la más elevada educación se encuentran en el servicio. Y en el estado futuro, libre de las limitaciones de la humanidad pecaminosa, hallaremos nuestro mayor gozo y nuestra más elevada educación en el servicio: testificando y al testificar conociendo nuevamente “la riqueza de la gloria de este misterio”, “el cual es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”. (La Educación)

Comparten los sufrimientos de Cristo y compartirán también la gloria que será revelada. Estuvieron unidos con El en su obra, apuraron con El la copa del dolor, y participan también de su regocijo. (El Discurso Maestro de Jesucristo)

FRUTOS DE LA SIEMBRA DE LA SEMILLA-parte 1- Todo impulso del Espíritu Santo que induce a los hombres a la bondad y a Dios, es registrado en los libros del cielo, y en el día de Dios a cada uno que se haya entregado a sí mismo como instrumento para la obra del Espíritu Santo le será permitido contemplar lo que su vida ha producido.

Cuando los redimidos se hallen en presencia de Dios, responderán a sus nombres almas preciosas llevadas allí por los esfuerzos pacientes y fieles hechos en su favor, por las súplicas y la ferviente persuasión de buscar su refugio en el Fuerte. De este modo los que en este mundo han sido colaboradores con Dios recibirán su recompensa. (Testimonies)

-Continúa en parte 54-

 

 

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 52-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 3-

LA RECOMPENSA ACTUAL-parte 2-

NADA es trabajoso para el que se somete a la voluntad de Dios. Hagámoslo “como al Señor”, es un pensamiento que presta encanto a toda obra que Dios da para hacer. El afanarse, el continuar pacientemente haciendo bienes que requieran una labor abnegada, es una obra gloriosa, grata al cielo.

Cristo se deleita en tomar material aparentemente sin esperanza, aquellos a quienes Satanás ha degradado y por medio de quienes ha trabajado, y hacerlos súbditos de su gracia.

El hace a sus hijos agentes suyos en el cumplimiento de esta obra, y al efectuarla, aún en esta vida, ellos hallan un precioso galardón. (Testimonies)

Cada deber cumplido, cada sacrificio hecho en el nombre de Jesús, produce una excelsa recompensa. Debemos vivir en este mundo para ganar almas para el Salvador. Si perjudicamos a otros, nos perjudicamos a nosotros también. Si beneficiamos a otros, nos beneficiamos a nosotros mismos; porque la influencia de toda buena acción se refleja en nuestro corazón. (Joyas de los Testimonios)

El obrero cristiano no halla penoso el trabajo en la obra que el cielo le ha asignado. Entra en el gozo de su Señor al ver almas libertadas de la esclavitud del pecado; y este gozo lo recompensa de todo sacrificio. (Southern Watchman)

Cada rayo de luz que arrojemos sobre otros se reflejará en nuestros corazones. Toda palabra bondadosa y de simpatía hablada al afligido, cada acción hecha para aliviar al oprimido, y cada ofrenda dada para suplir las necesidades de nuestros semejantes, para gloria de Dios, resultará en bendiciones para el dador. Los que de este modo trabajan están obedeciendo a la ley del cielo, y recibirán la aprobación de Dios.

Aunque la gran recompensa final se dará en ocasión de la venida de Cristo, el servicio prestado a Dios de todo corazón trae consigo una recompensa aún en esta vida. El que trabaje para El tendrá que afrontar obstáculos, oposición y desánimos amargos y descorazonadores. Puede que no vea el fruto de sus afanes. Pero frente a todo ésto halla en su trabajo una bendita recompensa.

Todos los que se entregan a Dios en un servicio abnegado a favor de la humanidad, cooperan con el Señor de gloria. Este pensamiento endulza todos los afanes, fortalece la voluntad y vigoriza el espíritu para cualquier cosa que pudiera acontecer.

SALUD- Hacer el bien es un remedio excelente para la enfermedad. A los que se ocupan en la obra se les invita a clamar a Dios y El, que ha prometido contestarnos, contestará. Las almas serán satisfechas en la sequía, y regadas como un jardín, cuyas aguas no faltan.

Estando en comunión con Dios, con Cristo y con los ángeles santos, ellos (los obreros) se hallan rodeados de una atmósfera celestial, una atmósfera que proporciona salud al cuerpo, vigor al intelecto y gozo al alma.

El placer de hacer bien a otros imparte un ardor a los sentimientos que electriza los nervios, vivifica la circulación de la sangre y estimula la salud física y mental.

FUERZA Impídasele a un hombre fuerte trabajar y se volverá débil. La iglesia o las personas que se abstienen de llevar cargas para otros, que se encierran en sí mismas, pronto sufren debilitamiento espiritual. Es el trabajo lo que mantiene fuerte al hombre fuerte. Y la labor espiritual, el trabajo arduo y el llevar cargas, es lo que dará fuerza a la iglesia de Cristo.

PAZ- Al trabajar para otros, se experimentará una dulce satisfacción, una paz interior que será en sí suficiente recompensa. Cuando estén animados por un elevado y noble deseo de hacer el bien a otros, ellos (los seguidores de Cristo) hallarán verdadero deleite en el cumplimiento de los múltiples deberes de la vida. Esto traerá más que una recompensa terrenal; porque los ángeles toman nota de cada ejecución fiel y abnegada del deber, la cual brilla en el registro de la vida. (Testimonies)

RECOMPENSA FUTURA

-Continúa en parte 53-

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 51-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 2-

RECOMPENSA SEGURA –parte 2-

EN ESTA vida nuestra obra para Dios parece a menudo casi estéril. Nuestros esfuerzos en hacer bien pueden ser fervientes y perseverantes. No obstante, puede que no se nos permita presenciar sus resultados. Para nosotros, el esfuerzo puede parecer perdido. Pero el Salvador nos asegura que nuestra obra queda anotada en los cielos, y que la recompensa no puede fallar. (Testimonies)

El Padre mira desde su trono y cuenta a los que la ejecutan como sus más preciados tesoros.

“Y ellos me serán un tesoro especial, dice Jehová de los ejércitos, en aquel día que yo preparo”

Toda acción de misericordia hecha a los necesitados o a los que sufren se considera como hecha a Jesús. Todo el que socorre al pobre, simpatiza con los que están angustiados u oprimidos, o acoge al huérfano, se coloca en una relación más intima con Jesús. (Review and Herald)

Cristo considera todo acto de misericordia, benevolencia y atenta consideración por el desgraciado, el ciego, el enfermo, la viuda y el huérfano, como hecho a El mismo; estas obras permanecen registradas en el cielo y serán recompensadas. (Testimonies)

UNA RECOMPENSA JUSTA

EL SEÑOR es bueno, misericordioso y tierno de corazón. Conoce a cada uno de sus hijos. Sabe con exactitud lo que cada uno de nosotros está haciendo, y cuanto mérito tiene cada uno. Se nos dará la corona de gloria si efectuamos la obra que Dios nos ha dado para hacer. (Southern Watchman)

El Señor desea que confiemos en El sin hacer preguntas con respecto a nuestra recompensa. Cuando Cristo mora en el alma, el pensamiento de recompensa no primará. Este no es el motivo que impulsa nuestro servicio.

De chozas, de calabozos, de patíbulos, de montañas y desiertos, de cuevas de la tierra y cavernas del mar, Cristo reunirá a sus hijos a sí. En la tierra, han sido destituidos, afligidos y atormentados. Millones han descendido a la tumba cargados de infamia por haber rehusado rendirse a las engañosas pretensiones de Satanás. Pero está cerca el día cuando Dios será “EL JUEZ”. Entonces las decisiones de la tierra serán invertidas.

Quitará la afrenta de su pueblo”.Y llamarles han pueblo santo, redimidos de Jehová”. (Lecciones Prácticas del Gran Maestro)

LA RECOMPENSA ACTUAL-parte 1-

FELICIDAD. Aquellos que dedican sus vidas al ministerio cristiano conocen el significado de la verdadera felicidad. Sus intereses y sus oraciones alcanzan hasta más allá de sí mismos. Crecen mientras tratan de ayudar a otros. Llegan a familiarizarse con los planes más amplios y las empresas más admirables, y ¿cómo podrán hacer otra cosa que crecer cuando se colocan en el canal divino de luz y bendición?.

Los tales reciben sabiduría de los cielos, llegan a identificarse más y más con Cristo en todos sus planes. No hay lugar para un estancamiento espiritual. (Testimonies)

El hombre o la mujer cuya alma se siente atraída con compasión y amor hacia el que yerra, y se esfuerza por llevarlo al aprisco del buen Pastor, se ocupa en una bendita obra. ¡Cuando un pecador queda de este modo rescatado, hay mas gozo en el cielo que por noventa y nueve personas justas! (Testimonies)

-Continúa en parte 52-

 

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 50-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 1-

INESTIMABLE

NO ES una cosa vana servir a Dios. Hay una recompensa inestimable para los que dedican la vida a su servicio. (Testimonies)

Todo sacrificio hecho en su ministerio, será recompensado conforme a “las abundantes riquezas de su gracia”. (El Deseado de Todas las Gentes)

Nuestra recompensa por trabajar con Cristo en este mundo es el mayor poder y el más amplio privilegio de trabajar con El en el mundo venidero. (Lecciones Prácticas del Gran Maestro)

BASE DE EVALUACION

EL VALOR del servicio para Dios se mide por el espíritu con que se efectúa, más bien que por el tiempo empleado en el trabajo. (Testimonies)

Su éxito en el progreso de la vida divina depende del aprovechamiento de los talentos que les han sido confiados. Su recompensa futura estará en proporción con la integridad y el fervor con que sirvan al Maestro. (Review and Herald)

El Señor tiene una gran obra que ha de ser hecha y El recompensará en mayor escala, en la vida futura a los que presten un servicio más fiel y voluntario en la vida presente.

Los que vinieron a la viña a la hora undécima estaban agradecidos por la oportunidad de trabajar. Sus corazones estaban llenos de gratitud hacia la persona que los aceptó; y cuando al final de la jornada el jefe de la casa les pagó por el día entero, estaban grandemente sorprendidos. Sabían que no habían ganado ese salario. Y la bondad revelada en el semblante de su empleador los llenó de gozo. Nunca olvidaron la bondad del dueño de la casa, ni la generosa recompensa que habían recibido.

Esto es lo que ocurre con el pecador, que, conociendo su falta de méritos, ha entrado en la viña del Señor a la hora undécima. Su tiempo de servicio parece muy corto, no se siente digno de recompensa alguna, pero está lleno de gozo porque por lo menos Dios lo ha aceptado. Trabaja con un espíritu humilde y confiado, agradecido por el privilegio de ser un colaborador de Cristo. Dios se deleita en honrar este espíritu. (Lecciones Prácticas del Gran Maestro)

RECOMPENSA SEGURA –parte 1-

EL QUE haya señalado a “cada uno su obra”, conforme a su capacidad, jamás dejará sin recompensa al que haya cumplido fielmente su deber. Toda acción de lealtad y fe será coronada con muestras especiales del favor y la aprobación de Dios. A todo obrero se hace la promesa:

“Irá andando y llorando el que lleva la preciosa simiente; más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas”. (Testimonies)

Por corto que sea nuestro servicio o humilde nuestro trabajo, si con una fe sencilla seguimos a Cristo no seremos chasqueados en cuanto a la recompensa.

Aquello que aún los mayores o los más sabios hombres no pueden ganar, el más débil y el más humilde puede recibir. Los portales del cielo no se abrirán ante el que se exalta a sí mismo. No darán paso a los de espíritu soberbio. Bendita será la recompensa de gracia concedida a los que trabajaron por Dios con simplicidad de fe y amor. (Lecciones Prácticas del Gran Maestro)

-Continúa en parte 51-

Read Full Post »

 

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 49-

SEGURIDADES DE ÉXITO-parte 5-

EL MOTIVO FUNDAMENTAL DEL SERVICIO EFICAZ-parte 2-

La obra de Dios ha de ser llevada a su consumación por la cooperación de los agentes divinos y humanos. Los que manifiestan suficiencia propia pueden ser aparentemente activos en la obra de Dios; pero si efectúan su obra sin oración, su actividad de nada aprovecha.

Si pudieran contemplar el incensario del ángel que está en el altar de oro, delante del trono circuido por el arco iris, verían que los méritos de Jesús han de ser mezclados con nuestros esfuerzos y oraciones, o de otra manera éstos resultan inútiles como lo fue la ofrenda de Caín. Si pudiéramos contemplar toda la actividad de los agentes humanos tal como aparece delante de Dios, veríamos que sólo la obra efectuada con mucha oración, santificada con el mérito de Cristo, soportará la prueba del juicio. (Review and Herald)

La religión legal no responderá a las necesidades de esta época. Podemos cumplir todos los actos exteriores del servicio, y estar sin embargo tan destituidos de la influencia vivificadora del Espíritu Santo. Todos necesitamos lluvia espiritual; y necesitamos también los brillantes rayos del Sol de justicia para enternecer y subyugar nuestro corazón. Debemos ser siempre tan firmes en los principios como una roca. Debemos enseñar los principios bíblicos y apoyarlos por una práctica santa. (Joyas de los Testimonios).

El éxito no depende tanto del talento como de la energía y de la buena voluntad. No es la posesión de talentos magníficos lo que nos habilita para prestar un servicio aceptable, sino el cumplimiento concienzudo de los deberes diarios, el espíritu contento, el interés sincero y sin afectación por el bienestar de los demás. En la suerte más humilde puede hallarse verdadera excelencia. Las tareas más comunes, realizadas con una fidelidad impregnada de amor, son hermosas a la vista de Dios. (Profetas y Reyes)

La estructura simétrica de un carácter fuerte y bello, se edifica por los actos individuales en cumplimiento del deber. Y la fidelidad debe caracterizar nuestra vida tanto en los detalles insignificantes como en los mayores. La integridad en las cosas pequeñas, la ejecución de actos pequeños de fidelidad y bondad alegrarán la senda de la vida; y cuando hayamos acabado nuestra obra en la tierra, se descubrirá que cada uno de los deberes pequeños ejecutados fielmente ejerció una influencia benéfica imperecedera. (Patriarcas y Profetas)

FIAD LOS RESULTADOS A DIOS

QUIZA durante algún tiempo la buena semilla permanezca inadvertida en un corazón frío y egoísta, sin dar evidencia de que se ha arraigado en él; pero después, cuando el Espíritu de Dios da su aliento al alma, brota la semilla oculta, y al fin da fruto para la gloria de Dios. En la obra de nuestra vida no sabemos qué prosperará, si ésto o aquello.

No es una cuestión que nos toque decidir. Hemos de hacer nuestro trabajo y dejar a Dios los resultados. “Por la mañana siembra tu simiente, y a la tarde no dejes reposar tu mano”.

El gran pacto de Dios declara que “todos los tiempos de la tierra, la sementera y la siega…no cesarán” Confiando en esta promesa ara y siembra el agricultor. No menos confiadamente hemos de trabajar nosotros en la siembra espiritual confiando en su promesa:

“Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mi vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”. “Ira andando y llorando el que lleva la preciosa simiente; más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas”.   (Lecciones Prácticas del Gran Maestro)

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO

-Continúa en parte 50-

 

Read Full Post »

Older Posts »