Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES.’ Category

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA. Creer en la doctrina de la Tierra Nueva produce muchos beneficios prácticos al cristiano. –quinta parte-

EL VALOR DE CREER EN UNA NUEVA CREACIÓN DA INCENTIVO PARA SOPORTAR.   Pablo renovaba su ánimo contemplando la gloria futura “Por tanto, no desmayemos….porque esta breve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria”  (2 Cor. 4: 16, 17).

PRODUCE EL GOZO Y LA SEGURIDAD DE UNA RECOMPENSA.  Cristo mismo dijo: “Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa” (1 Cor.3:14).

DA FUERZA PARA RESISTIR LA TENTACIÓN.  Moisés pudo apartarse de los placeres del pecado y de los “tesoros de los egipcios, porque tenía puesta la mirada en el galardón” (Heb.11:26).

PROVEE UNA VISLUMBRE DE LO QUE SERÁ EL CIELOLa recompensa del cristiano no está sólo en el futuro. Cristo mismo, mediante el Espíritu Santo, viene al cristiano y mora con él como una prenda o “arras” que garantiza las bendiciones futuras (2 Cor.1:22; 5:5;  Efe.1:14).  Cristo dice: “Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apoc.3:20). Y cuando Cristo viene,  siempre trae el cielo consigo.  La comunión con El, “es el cielo en la tierra, es el comienzo de la gloria, es la salvación anticipada”.

Meditemos en el cielo y triunfaremos en la tierra; meditemos en la tierra, y nada obtendremos.

REVELA EL CARÁCTER DE DIOS.  La forma como ahora vemos el mundo representa pobremente tanto el carácter de Dios como su plan original para este planeta.  El pecado ha dañado de tal manera los ecosistemas físicos de la tierra que muchos pueden imaginar escasamente una conexión entre este mundo y el paraíso presentado en Génesis 1 y 2.  Ahora una lucha constante caracteriza la vida.  Ni aún la vida del cristiano, que debe luchar con el mundo, la carne y el diablo, presenta con exactitud el plan original de Dios. En lo que Dios ha planeado para los redimidos –un mundo sin contaminación satánica,  un mundo en el cuál gobierna sólo el propósito de Dios—tenemos   una representación más verdadera de su carácter.

NOS ACERCA A DIOS.  Por último, la Biblia describe la nueva tierra con el fin de atraer al inconverso a Cristo. El verdadero propósito de Dios en dar a conocer lo que ha preparado para los que le aman, es sacar a las personas de su preocupación por este mundo, ayudarlas a discernir el valor del mundo futuro y darles una vislumbre de las cosas hermosas que ha preparado el corazón de amor del Padre.

NUEVA PARA SIEMPRE.  En este viejo planeta se dice con frecuencia que “todas las cosas buenas se tienen que terminar”.  Lo mejor de las buenas noticias relacionadas con la Tierra Nueva es que nunca tendrán fin.

“LOS REINOS DEL MUNDO HAN VENIDO A SER DE NUESTRO SEÑOR Y SU CRISTO; Y EL REINARÁ POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS”. (Apoc.11:15;   Dan.2:44).

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA. Vida intelectual en la Tierra Nueva, restauración mental, oportunidades sin límites.-cuarta parte-

VIDA INTELECTUAL EN LA TIERRA NUEVA

RESTAURACIÓN MENTAL.  “Las hojas del árbol [de vida] eran para sanidad de la naciones”  (Apoc.22:2).  La sanidad a que Apocalipsis se refiere implica más que “curar”; significa “restauración”, por cuanto ninguno allí se enfermará (Isa. 33: 24, 20).  Al comer del árbol de la vida, los redimidos alcanzarán la estatura física y mental de que carecieron durante siglos de pecado; serán restaurados a la imagen de Dios.

OPORTUNIDADES SIN LÍMITES.   La eternidad ofrece horizontes intelectuales ilimitados.  En la Tierra Nueva “intelectos inmortales contemplarán con eterno deleite las maravillas del poder creador, los misterios del amor redentor.  Allí no habrá enemigo cruel y engañador para tentar a que se olvide a Dios.  Toda facultad será desarrollada, toda capacidad aumentada.  La adquisición de conocimientos no cansará la inteligencia ni agotará las energías.  Las mayores empresas podrán llevarse a cabo, satisfacer las aspiraciones más sublimes, realizar las más encumbradas ambiciones; y sin embargo surgirán nuevas alturas que superar, nuevas maravillas que admirar, nuevas verdades que comprender, nuevos objetos que agucen las facultades del espíritu, del alma y del cuerpo”.

ACTIVIDADES ESPIRITUALES EN LA TIERRA NUEVA.   A través de la eternidad los redimidos alcanzarán mayor conocimiento de Jesús,  de su vida y obra, más comunión con El, más tiempo para testificar ante los mundos no caídos acerca de su inigualable amor, un carácter que refleje el suyo más estrechamente.  Semana tras semana los salvados se reunirán para la adoración en el sábado: “Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová” (Isa. 66:23).

NO HABRÁ MÁS.

TODO EL MAL SERÁ ERRADICADO.  Algunas de las promesas más alentadoras acerca de la Tierra Nueva nos recuerdan las cosas que allí no habrá.  “Ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”  (Apoc.21:4).

Todos estos males desaparecerán para siempre porque Dios erradicará toda forma de pecado, la causa del mal. La Escritura menciona el árbol de la vida como parte de la Tierra Nueva, pero ni una sola vez incluye el árbol del conocimiento del bien y del mal o ninguna otra fuente de tentación.  En esa tierra buena el cristiano nunca tendrá que luchar con el mundo, la carne  o el mal. 

“Desaparece todo rastro de la maldición….Sólo queda un recuerdo; nuestro Redentor llevará siempre las señales de su crucifixión.  En su cabeza herida, en su costado, en sus manos y en sus pies se ven las únicas huellas de la obra cruel efectuada por el pecado.  El profeta, al contemplar a Cristo en su gloria dice: Su resplandor es como el fuego, y salen de su mano rayos de luz; y allí mismo está el escondedero de su poder” (Hab.3:4)… A través de las edades eternas, las llagas del Calvario proclamarán su alabanza y declararán su poder”.

NO SE RECORDARA EL PASADO.  Isaías dice que en la Tierra Nueva “de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento” (Isa. 65:17; véase vers. 16). Las dificultades de la vida antigua son las que los redimidos olvidarán, pero  no las cosas buenas que Dios  ha hecho, la gracia abundante por la cuál El los salvó; de lo contrario, toda la lucha contra el pecado sería en vano.  La propia experiencia que los santos han obtenido acerca de los efectos de la gracia salvadora de Cristo es la esencia de su testimonio a través de toda la eternidad. La atmósfera del cielo purifica el dolor de esos terribles recuerdos.  Se nos ha prometido que las memorias de los redimidos no producirán remordimiento, chasco, dolor ni enojo.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA– ¿Cómo será la vida en la Tierra Nueva?-tercera parte-

LA VIDA EN LA TIERRA NUEVA

¿CÓMO SERÁ LA VIDA EN LA TIERRA NUEVA?

REINAREMOS CON DIOS Y CON CRISTO.  Dios hará participar a los redimidos en las actividades de su reino.  “El trono de Dios y del Cordero estará en ella y sus siervos le servirán…..Y reinarán por los siglos de los siglos” (Apoc.22: 3-5).

ACTIVIDADES FÍSICAS EN LA TIERRA NUEVA.  Ya hemos visto que la Biblia promete que los redimidos “edificarán casas y habitarán en ellas” (Isa. 65:21). La edificación implica diseño, construcción, amueblado, y  la posibilidad de remodelar y reconstruir. Y de la palabra “habitarán” podemos imaginar una cantidad enorme de actividades relacionadas con la vida diaria.

El propósito básico de la existencia en la tierra nueva es la restauración de lo que Dios había planeado para su creación original.  En el Edén, Dios le dio a la primera pareja un jardín “para que lo labrara y lo guardase” (Gen.2:15).  Si como dijo Isaías, que en la tierra nueva se plantarán viñas, ¿Por qué no también otros cultivos?  Si como Apocalipsis indica, tocarán arpas, ¿Por qué no trompetas y otros instrumentos?  Después de todo fue Dios mismo el que implantó en la humanidad el deseo de la creatividad y la colocó en un mundo con oportunidades ilimitadas (Gen.1:28-31).

LA VIDA SOCIAL EN LA TIERRA NUEVA.  En buena medida, el gozo de que disfrutaremos en la eternidad provendrá de nuestras relaciones.

AMIGOS Y FAMILIARES.   ¿Podremos reconocer a nuestros amigos y familiares después de haber sido glorificados y cambiados a la imagen de Jesús?  Después de la resurrección de Cristo, sus discípulos lo reconocieron sin mucha dificultad.  María reconoció su voz (Juan 20:11-16), Tomás reconoció su apariencia física (Juan 20:27, 28), y los discípulos de Emaús sus maneras (Lucas 24:30, 31, 35).  Podemos confiar que en la tierra nueva continuaremos nuestras relaciones con los que ahora conocemos y amamos.

Los muchos beneficios materiales parecerán insignificantes comparados con el valor de nuestra relación con Dios el Padre, con nuestro Salvador, con el Espíritu Santo, con los ángeles, con los santos de otros reinos, naciones, lenguas y tribus y con nuestras familias…No habrá más personalidades distorsionadas, hogares quebrantados, o comuniones interrumpidas.  Todo será  perfecto y saludable. La integración física y mental hará del cielo y la eternidad el cumplimiento perfecto.

Los sentimientos de amor y simpatía que el mismo Dios implantó en el alma, se desahogarán del modo más completo y más dulce.  El trato puro con seres santos, la vida social armoniosa con los ángeles bienaventurados y con los fieles de todas las edades…..-todo ésto constituye la dicha de los redimidos. En la tierra nueva a ninguno le faltará ni amor, ni gozo. Ninguno se sentirá solo, vacío o despreciado.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA–En la Nueva Jerusalén, la gloria de Dios ilumina la ciudad, Dios ha usado sólo los materiales más finos en la construcción, sus edificios y calles, son de oro puro…-segunda parte-

LA NUEVA JERUSALÉN  (continuación)

LA DESCRIPCIÓN FÍSICA.   Juan usa términos románticos para comunicar la belleza de la Nueva Jerusalén: La ciudad es como una novia ataviada para su esposo” (Apoc.21:2). Su descripción de los atributos físicos de la ciudad nos presenta su realidad.

SU LUZ.  La gloria de Dios ilumina la ciudad, haciendo que la luz del sol y de la luna sean innecesaria (Apoc.21:23, 24). En la Nueva Jerusalén no habrá callejones oscuros, porque las paredes y las calles son traslúcidas y  “allí no habrá noche” (Apoc.21:25).”No tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará” (Apoc.22:5).

SU CONSTRUCCIÓN. Dios ha usado sólo los materiales más finos en la construcción de la ciudad.  Las paredes son de jaspe, “semejante a una piedra preciosísima “(Apoc.21:11, 18).  Los cimientos están adornados con doce gemas distintas: jaspe, zafiro, ágata, esmeralda, ónice, cornalina, crisólito, berilo, topacio, crisopraso, jacinto, amatista (Apoc.21:19,20). 

SUS EDIFICIOS Y CALLES. Son de oro (Apoc.21: 18, 21).  Este oro es más fino que cualquier oro que ahora conozcamos, porque Juan lo llama oro puro, semejante a vidrio limpio”  (Apoc.21:18).

Doce puertas, cada una hecha de una sola perla, son el acceso principal de la ciudad.  Tan significativa es hoy la lista de materiales que se usaron en la construcción de la ciudad como el hecho de que el ángel que mostró a Juan la ciudad, midió sus paredes. El hecho de que se las pueda medir, que posean dimensiones y altura, longitud y espesor, ayuda a que esta generación pragmática y materialista comprenda cuán real es la ciudad.

LOS ALIMENTOS Y EL AGUA.  Desde el trono de Dios en el centro de la ciudad fluye el “río limpio de agua de vida” (Apoc.22:1). Y el árbol de la vida crece “a uno y otro lado del río”. Sus doce frutos contienen el elemento vital del cuál la raza humana ha carecido desde que Adán y Eva tuvieron que salir del Edén– el antídoto para la vejez, el deterioro y el simple cansancio (Apoc.22:2;  Gen.3:22).  Los que comen el fruto de este árbol no necesitan noche para descansar (compárese con Apoc.21:25), porque en la tierra nueva nunca sentirán cansancio.

NUESTRO HOGAR ETERNO.  La Biblia hace claro que al final los salvados heredarán este mundo.  (Mat.5:5;  Sal.39:9, 29;  115:16).  Jesús prometió preparar para sus seguidores “moradas” en la casa de su Padre (Juan 14: 1-3).  La Escritura localiza el  trono del Padre y las mansiones celestiales en la Nueva Jerusalén, la cuál descenderá a este planeta (Apoc.21:2, 3, 5).

CIUDAD-HOGAR.  Dentro de esa vasta ciudad Jesús esta preparando “mansiones” (Juan 14:2), o como la palabra original lo indica: “moradas” hogares verdaderos.

 HOGARES EN EL CAMPO.  Sin embargo los redimidos no estarán confinados dentro de las paredes de la Nueva Jerusalén.  Ellos heredarán la tierra.  De sus hogares de la ciudad los redimidos irán al campo a diseñar y construir el hogar de sus sueños. Allí plantarán viñas, y comerán del fruto de ellas. (Isa. 65:21).

EN CASA CON DIOS Y CRISTOLA PROMESA DE JESÚS SE CUMPLIRÁ ETERNAMENTE  “PARA QUE DONDE  YO ESTOY, VOSOTROS TAMBIÉN ESTÉIS (JUAN 14:3).”DIOS CON NOSOTROS”.  “HE AQUÍ EL TABERNÁCULO DE DIOS CON LOS HOMBRES, Y EL MORARÁ CON ELLOS; Y ELLOS SERÁN SU PUEBLO, Y DIOS MISMO ESTARÁ CON ELLOS COMO SU DIOS” (APOC.21:3).

Aquí los salvados tendrán el privilegio de vivir en presencia y el compañerismo del Padre y del Hijo

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA– Dios creará un mundo perfecto se trata de una re-creación, una restauración de la tierra que vivimos ahora.-primera parte-

Después de un espeluznante encuentro con la muerte, un niño dijo aliviado:”Mi hogar está en el cielo, pero no siento nostalgia”.  Como él muchos creen que al morir, el cielo es una alternativa preferible al “otro lugar”, pero que esta pobre alternativa ocupa un lugar secundario frente a la realidad y el estímulo de la vida actual en este mundo.  Si las vislumbres que muchos tienen en cuánto al futuro fueran verdad, este sentimiento sería justificable.  Pero según las descripciones y alusiones que la Escritura provee, lo que Dios está preparando para que los redimidos disfruten sobrepasa la vida que vivimos ahora.

LA NATURALEZA DE LA TIERRA NUEVA

UNA REALIDAD TANGIBLE.   Los primeros dos capítulos de la Biblia cuentan la historia de la creación, como Dios hizo un mundo perfecto que sirviera de hogar para los seres humanos que El creó. Los últimos dos capítulos de la Biblia también dicen que Dios creará un mundo perfecto para la humanidad, pero esta vez se trata de una re-creación, una restauración de la tierra para borrar de ella los desastres que el pecado trajo.

Vez tras vez la Biblia declara que este hogar eterno de los redimidos será un lugar real, una localidad que personas reales, con cuerpos y cerebros pueden ver, oír, tocar, gustar, oler, medir, dibujar, probar y experimentar plenamente.  Es en la tierra nueva donde Dios localizará este cielo real.  2Pedro 3 presenta en forma breve el fondo bíblico de este concepto.  Pedro habla del mundo antediluviano como “un mundo de entonces” que fue destruido por agua.  El segundo mundo es “la tierra que ahora existe” un mundo que será purificado por fuego para dar lugar al tercer mundo,  una“tierra nueva, en la cual reina la justicia” (vers. 6, 7, 13).   El “tercer” mundo  será tan real como los dos primeros.

CONTINUIDAD Y DIFERENCIA.  El término “tierra nueva” expresa tanto continuación como diferencia de la tierra presente.  Pedro y Juan vieron la antigua tierra purificada de toda contaminación por fuego y luego renovada (2 Pedro 3: 10-13;  Apoc.21:1). La tierra nueva es, entonces, ante todo esta tierra,  no otro lugar desconocido.  Aunque esté renovada, nos parecerá familiar, conocida,  nuestro hogar.   Sin embargo es nueva en el sentido que Dios quitará de ella toda contaminación que el pecado causó.

LA NUEVA JERUSALÉN.   La Nueva Jerusalén es la ciudad capital de esta tierra nueva.  En el lenguaje hebreo, Jerusalén significa “ciudad de paz”.  La Jerusalén terrenal rara vez ha hecho honor a su nombre, pero  el nombre Nueva Jerusalén, reflejará con exactitud esa realidad.

Cuando Dios instale la Nueva Jerusalén en el planeta Tierra (Apoc.21:1, 2), contestará más allá de todas las expectativas la petición del Padre Nuestro que dice: “VENGA TU REINO.  SEA HECHA TU VOLUNTAD COMO EN EL CIELO, ASÍ TAMBIÉN EN LA TIERRA”.   

Continúa parte 2

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA-PORQUE ALLÍ DIOS MISMO MORARÁ CON SU PUEBLO-CONCEPTO-

EN LA TIERRA NUEVA, DONDE MORARÁN LOS JUSTOS, DIOS PROPORCIONARÁ UN HOGAR ETERNO PARA LOS REDIMIDOS Y UN AMBIENTE PERFECTO PARA LA VIDA, EL AMOR Y EL GOZO SIN FIN, Y PARA APRENDER JUNTO A SU PRESENCIA. PORQUE ALLÍ DIOS MISMO MORARÁ CON SU PUEBLO, Y EL SUFRIMIENTO Y LA MUERTE TERMINARÁN PARA SIEMPRE. 

EL GRAN CONFLICTO HABRÁ TERMINADO Y EL PECADO NO EXISTIRÁ MÁS.  TODAS LAS COSAS, ANIMADAS E INANIMADAS, DECLARARÁN QUE DIOS ES AMOR, Y EL REINARÁ PARA SIEMPRE JAMÁS. AMÉN.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

EL MILENIO Y EL FIN DEL PECADO. “Dios desvanecerá para siempre la pena, el dolor, y la muerte” “Nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva”-parte 3-

SUCESOS DURANTE EL MILENIO

CRISTO EN EL CIELO CON LOS REDIMIDOS.  En su segunda venida Cristo lleva a sus seguidores al cielo, para que moren en los lugares que El ha preparado para ellos en la Nueva Jerusalén.  Es durante el milenio cuando Cristo cumple su promesa de dar a los vencedores “autoridad sobre las naciones” (Apoc.2:26). Reinarán con El durante los mil años (Apoc.20:4).

EL JUICIO DE LOS MALOS.  Juan vio que durante el milenio los santos tomarían parte en el juicio; vio “tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar” (Apoc.20:4). Este es el tiempo del juicio de Satanás y sus ángeles que la Escritura menciona (2 Ped.2:4;  Judas6). Pablo declaró que los santos juzgarían al mundo y hasta a los ángeles (1 Cor.6:2, 3).

EL JUICIO DEL MILENIO NO DECIDE QUIEN SE SALVARÁ O SE PERDERÁ.  Dios hace esa decisión antes de la Segunda Venida de Cristo; todos los que no fueron resucitados ni trasladados, entonces están perdidos para siempre.  El juicio en el cuál los justos participan sirve el propósito de contestar cualquier   pregunta que los justos tengan en cuánto a la razón por la cuál los malos están perdidos.  Dios desea que los que han recibido vida eterna confíen en su dirección, de modo que les revelará las operaciones de su misericordia y justicia.

SUCESOS AL FIN DEL MILENIO

Al fin del milenio “los otros muertos”los malvados- resucitarán, soltando a Satanás de la inactividad que lo aprisionaba (Apo.20: 5, 7).  Engañando de nuevo a los malos, los dirige contra “el campamento de los santos y la ciudad amada [la Nueva Jerusalén]”, “Y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió” (Apoc.20:9).

Cristo desciende a la tierra otra vez, con los santos y la Nueva Jerusalén, para cumplir dos propósitos:

  • 1.-Terminará la gran controversia al ejecutar las decisiones del juicio del milenio y
  • 2.-Purificará y renovará la tierra para poder establecerse en su reino eterno.  Luego, en el sentido más completo: “Jehová será Rey sobre toda  la tierra” (Zac.14:9).

LA PURIFICACIÓN DEL LA TIERRA.  El fuego que destruye a los malos purifica la tierra de la contaminación del pecado. De las ruinas de esta tierra Dios creará “un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más” (Apoc.21:1).  Dios desvanecerá para siempre la pena, el dolor, y la muerte (Apoc.21:4).

“NOSOTROS ESPERAMOS, SEGÚN SUS PROMESAS, CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA, EN LOS CUÁLES MORA LA JUSTICIA.  POR LO CUÁL, OH AMADOS, ESTANDO EN ESPERA DE ESTAS COSAS, PROCURAD CON DILIGENCIA SER HALLADOS POR EL SIN MANCHA E IRREPRENSIBLES, EN PAZ” (2 PED.3: 13, 14).

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: