Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘DOCTRINA DEL HOMBRE’ Category

LA CREACION-segunda parte-

LOS DIAS DE LA CREACION: Los días de la creación bíblica significan períodos literales de 24 horas. La expresión la tarde y la mañana” (Gen.1:5, 8, 13, 19, 23, 31), típica de la forma en que el pueblo de Dios del Antiguo Testamento medía el tiempo, especifica días individuales que comenzaban al atardecer, es decir a la puesta del sol (véase Lev.23:32; Deut.16:6). No hay justificación para decir que esta expression significaba un día literal en Levítico, por ejemplo, y miles de millones de años en el Génesis.

 La palabra hebrea que se traduce como día” en Génesis 1 es Yom, y cuando va acompañada de un numero definido, siempre significa un día literal de 24 horas (Gen.7:11; Exo.16:1); ésto constituye una indicación más de que el relato de la creación habla de días literales de 24 horas.

Los Diez Mandamientos ofrecen otra evidencia de que el relato de la creación del Génesis involucra días literales. En el cuarto mandamiento, Dios dice:”Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajaras, y harás toda tu obra; más el séptimo día es de reposo para Jehová tu Dios; no hagas en el obra alguna…….porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó” (Exo.20: 8-11). Cada día (Yom) estuvo lleno de actividad creativa y luego el sábado constituyó el punto culminante de la semana de la creación. El cuarto mandamiento no tendría ningún significado si cada día representara largas épocas. Los que consideran que los días de la creación representan miles de años o enormes períodos indefinidos de millones o aún miles de millones de años, niegan la validez de la Palabra de Dios.

EL DIOS DE LA CREACION: ¿Que clase de Dios es nuestro Creador?

UN DIOS RESPONSABLE. Al crear los cielos y la tierra, Dios estaba preparando el ambiente perfecto para la raza humana. Los seres humanos, varón y hembra, constituyeron su obra maestra. Plantó un jardín para que fuese su hogar especial, y les dio la responsabilidad de cultivarlo. Creó a los seres humanos con el fin de que tuviesen una relación con El. Esta relación no debía ser forzada, antinatural; los creó con libertad de elección y la capacidad de amarle y servirle.

¿QUIEN FUE EL DIOS CREADOR En el acto creador, todos los miembros de la Deidad estuvieron involucrados (Gen.1: 2,26). El agente activo sin embargo, era el Hijo de Dios, el Cristo preexistente. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios…. todas las cosas por El fueron hechas, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” (Juan 1: 1-3). “Y aquél Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros” (Juan 1:14)

 JESUS ES EL CREADOR, EL QUE POR SU PALABRA TRAJO LA TIERRA A LA EXISTENCIA (véase EFE. 3:9; HEB. 1:2).

    

Read Full Post »

LA NATURALEZA HUMANA-REFERENCIAS-doceava parte-

La doctrina del hombre por mucho tiempo ha sido un término teológico que se usa para discurrir acerca de los componentes de la familia humana. En esta presentación, el término hombre no significa un varón, excluyendo a la   mujer, sino que ha sido usado para facilitar la discusión y la continuidad con la tradición y la semántica teológica. El Nuevo testamento asocia la experiencia de Israel en el Sinaí con el antiguo pacto (Gen.4:24, 25). En el Sinaí, Dios renueva su pacto eterno de gracia a su pueblo que había sido liberado. Dios le prometeSi diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa” (Exo.19: 5, 6; compárese con Génesis 17: 7, 9, 19. El pacto estaba basado en la justicia que es por la fe y la Ley sería escrita en sus corazones.

El pacto de la gracia puede se motivo de perversión de parte de los creyentes, convirtiéndolo en un sistema de salvación por obras. La experiencia de procurar la justicia por obras humanas ha existido desde que entró el pecado en el mundo, quebrantándose así el pacto eterno (Oseas 6:7).

A través de la historia de Israel, la mayoría procuró vivir bajo el antiguo pacto,ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia”por obras de la ley” (Rom.9:30; 10:4). Vivían conforme a la letra y no conforme al Espíritu (2 Cor. 3:6). Procurando justificarse a sí mismo por la Ley (Gal.5:4), vivían bajo la condenación  de la Ley en cautividad, no en libertad (Gal.4:21-23).

El libro de hebreos aplica el primer pacto –el antiguo—a la historia de Israel desde el Sinaí, y revela su naturaleza temporal.  Demuestra que el sacerdocio levítico estaba destinado a ser temporal, cumpliendo una función simbólica hasta que llegara la realidad en Cristo (Heb.9; 10). Muchos no lograron ver que en sí mismas las ceremonias no tenían valor alguno (Heb.10:1).  La adherencia a este sistema desombras” después que el tipo se había encontrado con su antitipo, la sombra con la realidad, distorsionaba la verdadera misión de Cristo.  Esto explica el fuerte lenguaje usado para hacer énfasis en la superioridad del pacto mejor o nuevo sobre el del Sinaí.

El antiguo pacto, por lo tanto puede ser descrito en términos negativos y positivos.  En lo negativo, se refiere a la respuesta imperfecta del pueblo al pacto eterno de Dios.  En lo positivo, significa el ministerio terrenal temporal que Dios designó para enfrentar la emergencia creada por el fracaso humano.

 

Read Full Post »

LA NATURALEZA HUMANA–onceava parte-

LA RENOVACIÓN DEL PACTO. La humanidad rechazó este magnífico pacto de gracia tanto antes del Diluvio como después (Gen.1-8;  11:1-9). Cuando Dios ofreció nuevamente el pacto, lo hizo por medio de Abrahán.  Nuevamente afirmó la promesa de la redención: En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuánto obedeciste mi voz” (Gen.22:18,  12:3;  18:18).

Las Escrituras destacan en forma especial la fidelidad de Abrahán a las condiciones del pacto. Abrahán creyó a Dios, y le fue contado por justicia” (Gen.15:6) El hecho de que la participación de Abrahán en las bendiciones del pacto, si bien estaba fundada en la gracia de Dios, también dependía de su obediencia, revela que el pacto afirma la autoridad de la Ley de Dios (Gen.17:1;  26:5).

La fe de Abrahán le concedió el título de padre de los creyentes” (Rom.4:11). El es el modelo que Dios nos ha dejado para que comprendamos la justicia por la fe que se revela en la obediencia (Rom.4:2, 3;  Sant.2:23, 24).  Los  que son de fe, éstos son hijos de Abrahán” (Gal.3:7). Cualquier persona en el mundo puede experimentar las promesas de salvación si cumple la condición “Si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abrahán  sois y herederos según la promesa” (Gal.3:29)

EL NUEVO PACTO. Otros pasajes bíblicos posteriores hablan de un pacto nuevo o mejor. Pero lo hacen no porque el pacto eterno hubiese sido cambiado, sino porque por causa de la infidelidad de Israel, el pacto eterno de Dios se había perdido de vista a tal punto que cuando el Señor procuró renovarlo, parecía algo nuevo (Jer.31: 31-34), estaba asociado con una nueva revelación del amor de Dios en  la encarnación, vida, muerte, resurrección y mediación de Jesucristo (Heb.8:6-13);  y no fue sino hasta la cruz cuando fue ratificado por la sangre de Cristo (Dan.9:27;  Luc.22:20;  Rom.15:8;  Heb.9:11-22).

Lo que ofrece el pacto a los que lo aceptan es inconmensurable. Por medio de la gracia de Dios, les ofrece el perdón de sus pecados. Ofrece la obra del Espíritu Santo, quien se compromete a escribir los DIEZ MANDAMIENTOS en el corazón y restaurar en los pecadores arrepentidos la imagen de su Hacedor (Jer.31:33).La experiencia del nuevo pacto y el nuevo nacimiento trae a nuestra vida la justicia de Cristo y la experiencia de la justificación por la fe.

La renovación del corazón que produce, transforma a los individuos de modo que en ellos se manifiestan los frutos del Espíritu: “Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza” (Gal.5:22, 23). Por medio del poder de la gracia salvadora de Cristo, pueden caminar como Cristo caminó, gozando cada día de las cosas que le agradan a Dios (Juan 8:29). La única esperanza de la humanidad caída consiste en aceptar la invitación que Dios hace a entrar en su pacto de gracia. Por fe en Jesucristo, podemos experimentar esta relación que asegura nuestra adopción como hijos de Dios y herederos con Cristo de su reino celestial.

Read Full Post »

LA NATURALEZA HUMANA-décima parte-

EL PACTO DE LA GRACIA. Por la transgresión, la primera pareja se volvió pecaminosa. Ahora que no tenían poder para resistir  a Satanás, ¿podrían alguna vez volver a ser libres, o serían dejados para que perecieran?  ¿Habría alguna esperanza?

EL PACTO DESPUÉS DE LA CAÍDAAntes que Dios pronunciara el castigo sobre los pecados de la pareja caída, les impartió esperanza introduciendo el pacto de gracia. Y pondré enemistad entre ti [Satanás] y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el calcañar “(Gen.3:15 El mensaje produjo ánimo, porque anunciaba que, si bien Satanás había hecho caer bajo sus encantamientos a la humanidad por último sería derrotado.  El pacto fue hecho entre Dios y la humanidad. Primero, Dios prometió  concedernos por medio de su gracia, una defensa contra el pecado.  Haría nacer la enemistad entre la serpiente y la mujer, entre los seguidores de Satanás y el pueblo de Dios. Esto interrumpiría la relación entre el hombre y Satanás, y abriría el camino para renovar la relación con Dios.

El conflicto a través de los siglos alcanzaría su culminación en la muerte de Jesucristo, la personificación predicha de la Simiente de la mujer. En el Calvario, Satanás fue derrotado. A pesar de que la simiente de la mujer fue herida, logró derrotar al  autor del mal.

Todos los que acepten el ofrecimiento de la gracia de Dios experimentarán enemistad contra el pecado, lo cuál les permitirá ganar la victoria en la batalla contra Satanás. Por fe compartirán el triunfo del Salvador en el Calvario.

EL PACTO ESTABLECIDO ANTES DE LA CREACIONEl pacto de la gracia no se desarrolló después de la caída. Las Escrituras señalan que  aún antes de la creación, los miembros de la Deidad habían pactado entre ellos rescatar la raza si esta caía en el  pecado. Pablo dicenos escogió en El [Cristo] antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de El, en amor, habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia”  (Efe.1: 4-6; compárese con 2Tim. 1:9).

Pedro se refirió al sacrificio expiatorio de Cristo, diciendo:Cristo……..ya destinado desde antes de la fundación del mundo” (1 Ped.1: 19, 20). Jesucristo sería el fiador del pacto (Heb.7:22). El  hecho de que Cristo fuese el fiador, significa que si la raza humana caía en pecado, El llevaría su castigo. Pagaría el precio de su redención; haría la expiación por los seres humanos. Ningún hombre o ángel  podría asumir esa responsabilidad. Sólo Cristo el Creador, la Cabeza representativa de la raza, podría cargar con esa responsabilidad (Rom.5: 12-21;  1 Cor.15:22).

El Hijo de Dios es no sólo el fiador del pacto; también es su mediador o ejecutor. He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38; compárese con 5: 30, 43). La voluntad del Padre es  que todo aquél que ve al Hijo, y cree en El, tenga vida eterna” (Juan 6:40). “Y ésta es la vida eterna que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

En la cruz, Jesús cumplió su promesa de ser el fiador de la humanidad en el pacto. Su exclamación Consumado es” (Juan 19:30), marcó el cumplimiento de su misión. Con su propia vida había pagado la pena que requería la Ley de Dios quebrantada, garantizando la salvación de los seres humanos arrepentidos. La sangre de Cristo ratificó el pacto de la gracia. Por fe en su sangre expiatoria, los pecadores arrepentidos serían adoptados como hijos e hijas de Dios, convirtiéndose en herederos de la vida eterna.  Este pacto de gracia demuestra el infinito amor que Dios siente por la humanidad. Establecido antes de la creación, el pacto fue revelado después de la caída. En ese momento, en un sentido especial, Dios y la humanidad se convirtieron en socios.

 

Read Full Post »

LA NATURALEZA HUMANA- novena parte-

LA ERRADICACIÓN DE LA CONDUCTA PECAMINOSA.  Aún el mismo Apóstol Pablo fracasó en sus intentos de vivir una vida recta por sus propias fuerzas. Conocía el patrón perfecto, la Ley de Dios, pero no lograba cumplirla. Al recordar sus esfuerzos, dijo: Lo que hago, no lo entiendo;  pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago”.  Luego señala el impacto que el pecado tuvo en su vida: “De manera que ya no soy yo quien hace aquéllo, sino el pecado que mora en mi”.”Según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en  mis miembros. ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?”  (Rom.7:15,19, 20,22-24).

Pablo reconoce que necesita  poder divino para vencer. Por medio de Cristo, abandonó la vida según la carne y comenzó una nueva vida según el Espíritu (Rom.7:25;  8:1).  Esta nueva vida en el Espíritu constituye el don transformador de Dios. Por medio de la gracia divina, nosotros que estábamosmuertos en nuestrosdelitos y pecados”, llegamos a ser victoriosos (Efe. 2:1, 3, 8-10).

LA EVOLUCIÓN Y LA CAÍDA DEL HOMBREDesde la creación, Satanás ha confundido a muchos al debilitar su confianza en los relatos bíblicos de los orígenes de la raza humana y la caída de Adán y Eva.  Un número creciente de cristianos han adoptado la evolución teísta, la cuál afirma que Dios usó la evolución para realizar la creación descrita en el Génesis. Los que aceptan la evolución teísta no consideran que los primeros capítulos de Génesis sean literales, sino meras alegorías o mitos.

EL CONCEPTO BÍBLICO DEL HOMBRE Y LA EVOLUCIÓNLa Biblia rechaza la interpretación mítica o alegórica de Génesis. Los mismos escritores bíblicos interpretan los primeros once capítulos del Génesis como historia literal. Adán y Eva, la serpiente y Satanás son considerados caracteres históricos en el drama de la gran controversia.

EL CALVARIO Y LA EVOLUCIÓNLa evolución, en cualquiera forma que se presente, contradice los fundamentos básicos del cristianismo. El cristianismo y la evolución se hallan diametralmente opuestos. La contradicción más radical de la evolución la provee el Calvario. Si no hubo caída, ¿por qué necesitaríamos que Dios muriera por nosotros? Nuestra esperanza se afirma en el Hombre que colgó de la cruz. Su muerte es lo único que abre la posibilidad de una vida mejor y más plena que nunca tenga fin. El Calvario declara que necesitamos un sustituto que nos libere.

LA ENCARNACION Y LA EVOLUCIÓN. La mejor respuesta al conflicto entre la creación y la evolución se obtiene al mirar la creación de la humanidad desde la perspectiva de la encarnación.  Al introducir en la historia a Cristo, el segundo Adán, Dios obró en forma creativa. Si Dios pudo realizar ese milagro supremo, no cabe duda alguna acerca de su capacidad de formar al primer Adán.

RAYOS DE ESPERANZA.  En la cruz, los seres humanos asesinaron a su Creador.  Pero Dios no ha dejado a la humanidad sin esperanza. Aunque la semejanza divina se dañó, no fue completamente borrada. A pesar de que el hombre es un ser caído, corrompido y pecaminoso, todavía representa a Dios en el mundo. Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos” (Sal.8:5, 6;  compárese con Heb.2:7). David respondió con alabanzas y agradecimientos.

“¡OH JEHOVÁ, SEÑOR NUESTRO, CUAN GRANDE ES TU NOMBRE EN TODA LA TIERRA! (SAL.8:9).

 

Read Full Post »

LA NATURALEZA HUMANA-octava parte-

EL CENTRO DE CONTROL DEL PECADO.  El asiento del pecado se halla en lo que la Biblia llama el corazón, y que nosotros conocemos como la mente. Del corazón mana la vida” (Prov. 4:23). Cristo revela que son los malos pensamientos de la persona los que contaminan,porque del corazón, salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mat.15:19). El corazón influye sobre la totalidad de la persona: el intelecto, la voluntad, los afectos, las emociones y el cuerpo. Por cuanto engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso” (Jer.17:9), la naturaleza humana puede ser descrita como corrompida, depravada y completamente pecaminosa.

EL EFECTO DEL PECADO SOBRE LA HUMANIDAD. Algunos pueden creer que la sentencia de muerte constituía un castigo demasiado severo por comer la fruta prohibida. Pero sólo podemos medir la seriedad de la transgresión a la luz del efecto que causó el pecado de Adán sobre la raza humana. El primer hijo de Adán y Eva se convirtió en un asesino. Sus descendientes violaron la sagrada unión del matrimonio cometiendo poligamia, y no pasó mucho tiempo sin que la maldad y la violencia llenaran el mundo (Gen.4:8, 23;  6:1-5, 11-13). Los llamados divinos al arrepentimiento y la reforma no causaron efecto, y sólo ocho personas fueron salvadas de las aguas del Diluvio que destruyó a los impenitentes. La historia de la raza después del Diluvio, con pocas excepciones constituye un triste relato de los frutos de la pecaminosidad de la naturaleza humana.

LA PECAMINOSIDAD UNIVERSAL DE LA HUMANIDAD. La historia revela que los descendientes de Adán comparten la pecaminosidad de su naturaleza. No se justificará delante de ti ningún ser humano” (Sal 143:2; 14:3). “No hay hombre que no peque” (1 Rey. 8:46). “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque” (Ecl.7:20). “Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Rom.3:23). “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros” (1 Juan 1:8).

LA PECAMINOSIDAD ¿es heredada o adquirida? En Adán todos mueren” (1 Cor.15:22). “Como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Rom.5:12). La corrupción del corazón humano afecta a toda la persona. Por eso Job exclama “¿Quién hará limpio a lo inmundo? Nadie” (Job 14:4). “He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre” (Sal.51:5). La pecaminosidad universal de la humanidad es evidencia de que por naturaleza nos inclinamos hacia el mal, y no hacia el bien.

LA ERRADICACIÓN DE LA CONDUCTA PECAMINOSATodo esfuerzo por lograr una vida recta apoyándonos en nuestra propia fortaleza, está condenado al fracaso. Jesús aseguró que todo aquél que ha pecado,esclavo es del pecado”. Tan sólo el poder divino puede emancipar nos de la esclavitud. Cristo nos ha asegurado: Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36).

CRISTO DECLARÓSEPARADOS DE MI NADA PODÉIS HACER” (JUAN 15: 4-7).

 

 

 

Read Full Post »

LA NATURALEZA HUMANA -séptima parte-

EL IMPACTO DEL PECADO.  ¿Cuáles fueron las consecuencias del pecado?     ¿Cómo afectó a la naturaleza humana?     ¿Cuál es la posibilidad de eliminar el pecado y mejorar la naturaleza humana?

LAS CONSECUENCIAS INMEDIATAS. La primera consecuencia  del pecado  fue que afectó las relaciones interpersonales, así como la relación con Dios. La nueva experiencia produjo a Adán y Eva sentimientos de vergüenza  (Gen.3:7). En vez de convertirse –como Satanás había prometido- en seres iguales a Dios, se sintieron atemorizados y procuraron esconderse (Gen.3:8-10). Cuando Dios interrogó a Adán, él dijo: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí” (Gen.3:12). Sus palabras implican que Eva y Dios eran responsables de su pecado, mostrando como su transgresión quebrantó su relación con su esposa y su Creador.  Eva a su vez, culpó a la serpiente (Gen.3:13).

 Por cuanto Adán escuchó a su mujer en vez de a Dios, la tierra fue maldita para aumentar la ansiedad y el esfuerzo de sus trabajos: “Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado” (Gen.3: 17-19).  A la mujer Dios le dijo: “Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreara de ti” (Gen.3: 16). Dios maldijo a la serpiente, el instrumento de Satanás, condenándola a arrastrarse sobre su pecho, como un recuerdo perpetuo de la caída (Gen.3:14).

DIOS DECLARO:Polvo eres, y al polvo volverás” (Gen.3:19). Dios ejecutó este veredicto al expulsar de su hogar edénico a los transgresores, interrumpiendo así su comunión directa con Dios (Gen.3:8), y al impedirles de participar  del árbol de la vida, la fuente de la vida eterna. Así, Adán y Eva pasaron a estar sujetos a la muerte (Gen.3:22).

EL CARÁCTER DEL PECADO. El pecado es un mal moral, lo que sucede cuando un agente moral libre elige violar la voluntad revelada de Dios (Gen.3: 1-6; Rom.1: 18-22).

LA DEFINICIÓN DEL PECADO. El pecado es infracción de la ley” (Juan 3:4), una falla en la actuación de cualquiera que sabe hacer lo bueno y no lo hace” (Sant.4:17), y “todo lo que no proviene de fe” (Rom.14:23). Una definición amplia del pecado es: “Cualquier desviación de la voluntad conocida de Dios, ya sea al descuidar lo que ha mandado o prohibido específicamente”.

EL PECADO ABARCA LOS PENSAMIENTOS ASI COMO LAS ACCIONES. Cristo dijo que el sentir ira contra alguien viola el sexto mandamiento No matarás” (Exo.20:13), y que los deseos impuros quebrantan el mandamiento “No cometerás adulterio (Exo.20:14). El pecado abarca no sólo la desobediencia abierta que se traduce en actos, sino también los pensamientos y los deseos.

EL PECADO Y LA CULPABILIDAD. La culpabilidad, si no se dispone de ella en forma adecuada, destruye las facultades  físicas, mentales y espirituales, y si no se la resuelve, produce muerte, porque la paga del pecado es muerte” (Rom.6:23).El antídoto contra la culpa es el perdón (Mat.6:12), el cuál produce una conciencia clara y paz mental. Dios está ansioso de conceder su perdón a los pecadores arrepentidos. Lleno de misericordia, Cristo llama a la raza aplastada por el pecado y la culpa, diciéndole:

”VENID A MI TODOS LOS QUE ESTAIS TRABAJADOS Y CARGADOS, QUE YO OS HARE DESCANSAR” (Mat.11: 28).

 

Read Full Post »

Older Posts »