Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘DOCTRINA DE DIOS’ Category

LA DEIDAD -cuarta parte-

¿Existe un solo Dios?  ¿Que sucede con Cristo, y  con el Espíritu Santo?

 La Unidad de Dios:   En contraste con los paganos de las naciones circundantes, Israel creía en la existencia de un solo  Dios.  El Nuevo Testamento coloca el mismo énfasis en la unidad de Dios.  Este énfasis monoteísta no contradice el concepto cristiano del Dios triuno o Trinidad: Padre, Hijo y Espiritu Santo; más bien afirma que no existe un panteón de diversas divinidades.  En ciertas ocasiones Dios emplea plurales como: “Hagamos al hombre a nuestra imagen”  (Gen.1:26); “He aquí el hombre es como uno de nosotros” (Gen.3:22);  Ahora, pues, “descendamos” (Gen.11:7).  A veces, la expresión “Angel del Señor “esta identificada con Dios.  Cuando le apareció a Moises, el Angel de Señor dijo: “Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abrahan, Dios de Isaac, y Dios de Jacob” (Exo. 3:6)  En diversas referencias se hace una distinción entre Dios y su Espiritu: “El Espiritu de Dios se movia sobre la faz de las aguas” (Gen. 1:2) Algunos textos incluyen a una tercera persona en la obra de la redención:  “Ahora me envió (habla el Hijo) Jehová el Señor(el Padre), y el Espíritu (Espíritu Santo) “(Isa. 48:16); He aquí mi siervo (habla el Padre)…he puesto sobre él (el Hijo) mi Espíritu; el traerá justicia a las naciones”(Isa.42:1)

     La relación que existe entre la Personas de la Deidad:   El Evangelio de Juan revela que la Deidad consiste en Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo, una unidad de tres Persona co-eternas, vinculadas por una relación misteriosa y especialísima.

Una relación de amor:   Cuando Cristo exclamó: “Dios mío, Dios mío, Porque me has desamparado? (Mar.15:34), estaba expresando el sufrimiento producido por la separación de su Padre que el  pecado  había causado.  El pecado quebrantó la relación original de la humanidad con Dios (Gen.3:6, Isa.59:2).  En sus ultimas horas, Jesus, el Ser que no conoció pecado, se hizo pecado por nosotros. Al tomar nuestro pecado, al ocupar nuestro lugar, experimentó la separación de Dios que nos correspondería a nosotros, y en consecuencia pereció. Los pecadores nunca comprenderemos lo que significó para la Deidad la muerte de Jesus. Desde la eternidad el Hijo había estado con su Padre y con el Espíritu.  Habian compartido una vida co-eterna, co-existente, en absoluta abnegación y amor mutuos. El hecho de haber podido pasar tanto tiempo juntos, revela el amor perfecto y absoluto que siempre existió en la Deidad.

     Si bien es cierto que la Deidad no es una en personas, Dios es uno en propósito, mente, y carácter.  Esta unidad no destruye las distintas personalidades del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Además, el hecho de que en la Deidad haya personalidades separadas, no destruye la enseñanza monoteísta de la Escritura, según la cual el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son un solo Dios.  El gran propósito de la Trinidad es llevar a todo corazón el conocimiento de Cristo y la presencia de Dios (Juan 17:3), y hacer que la presencia de Jesus sea una realidad.   El punto de contacto entre Dios y la humanidad fue y es siempre a través de Jesucristo el  Dios que se hizo hombre. Si bien los tres miembros de la Trinidad obran unidos para salvarnos, solo Jesus vivió como hombre, murió como hombre y se convirtió en nuestro Salvador.  El es quien ocupa el lugar central en los Evangelios, es las Buenas Nuevas, la Bendita Esperanza que proclamaron los discípulos. El Antiguo Testamento apuntaba hacia su venida futura; el Nuevo Testamento testifica de su primer advenimiento y mira con esperanza hacia su retorno.

Read Full Post »

DOCTRINA DE DIOS- CONCEPTO

Las Sagradas Escrituras, que abarcan el Antiguo y el Nuevo Testamento, constituyen  la Palabra de Dios escrita, transmitida por inspiración divina mediante santos hombres de Dios que hablaron y escribieron siendo impulsados por el Espíritu Santo. 

Por medio de esta Palabra, Dios ha comunicado a los seres humanos el conocimiento necesario para alcanzar la salvación.  Las Sagradas Escrituras son la infalible  revelación de la voluntad divina. Son la norma del carácter, el criterio para evaluar la experiencia, la revelación autorizada de las doctrinas, y un registro fidedigno de los actos de Dios realizados en el curso de la historia.

Read Full Post »

DIOS EL ESPIRITU SANTO–cuarta parte-

NOS TRAE A LA VERDAD: Cristo se refirió al Espíritu Santo llamándolo el  Espíritu de verdad”. Sus funciones incluyen hacernos recordar todo lo que yo os he dicho” (Juan 14:26) y guiarnos a toda verdad” (Juan 16:13). Su mensaje testifica de Jesucristo (Juan 15:26). “No hablará por su propia cuenta– declaró Jesús– sino que hablará todo lo que viere, y os hará saber  las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber” (Juan 16: 13, 14).

TRAE LA PRESENCIA DE CRISTO: Por su humanidad, el Hombre Jesucristo no era omnipresente. Por medio del Espíritu podría estar en todo lugar, el Espíritu Santo es el representante de Cristo. Las promesas de Cristo:No te desampararé, ni te dejaré” (Heb.13:5) y “he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mat.28:20), se cumplen por medio del Espíritu.

GUIA LA OPERACIÓN DE LA IGLESIA: Por cuanto el Espíritu Santo provee la presencia misma de Cristo, es el verdadero “VICARIO DE CRISTO” en el mundo. En su calidad de centro permanente de autoridad en todo lo que se refiere a la fe y la doctrina, los caminos por los cuales guía a  la  iglesia están enteramente de acuerdo con la  Biblia. La nota distintiva es el hecho de que el Espíritu Santo es el “VERDADERO VICARIO Y SUCESOR DE CRISTO AQUÍ EN LA TIERRA” (NO el papa). La dependencia de organizaciones y dirigentes, o de sabiduría terrenal, significa poner lo humano en lugar de lo divino”. El Espíritu Santo estaba íntimamente involucrado en la administración de la iglesia apostólica. Al seleccionar misioneros, la iglesia obtenía su conducción por  medio de la oración y el ayuno (Hech.13: 1-4). Los individuos seleccionados eran conocidos por su disposición a ser guiados por el Espíritu. El libro de los Hechos los describe diciendo que ESTABAN LLENOS…. DEL ESPIRITU SANTO” (Hech.13:52, ver también vers. 9). Pablo recordó a los ancianos de la iglesia que habían sido colocados en su posición por el Espíritu Santo (Hech.20:28).

EQUIPA A LA IGLESIA CON DONES ESPECIALES: En los tiempos del Antiguo Testamento, el “Espíritu de Jehová” descanso “sobre ciertos individuos, concediéndoles poderes extraordinarios para conducir y librar a Israel (Jueces 3:10; 6:34; 11:29; etc.), así como la capacidad de profetizar (Num.11:17, 25, 26; 2 Sam.23:2). En el caso de la iglesia primitiva el Espíritu distribuyó dones espirituales a los creyentes conforme a su voluntad (Hech.2:38;  1 Cor.12:7-11), y proveyó el poder especial necesario para proclamar el Evangelio hasta los fines de la tierra (Hech.1:8; véase el cap. 16).

LLENA EL CORAZÓN DE LOS CREYENTES: La recepción del Espíritu Santo, que nos transforma a la imagen de Dios, comienza con el nuevo nacimiento y continúa la obra de santificación. Dios nos ha salvado según su misericordiapor el lavamiento de la regeneración  y por la renovación en el Espíritu Santo, el cuál derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador” (Tito 3:5, 6). La ausencia del Espíritu es lo que hace tan importante el ministerio evangélico. Puede poseerse saber, talento, elocuencia, y todo don natural adquirido; pero, sin la presencia del Espíritu de Dios, ningún corazón se conmoverá, ningún pecador será ganado para Cristo.

HOY EL ESPÍRITU SANTO DIRIGE NUESTRA ATENCIÓN AL MAYOR DON DE AMOR QUE DIOS NOS OFRECE EN SU HIJO. RUEGA QUE NO RESISTAMOS SUS LLAMADOS, SINO QUE ACEPTEMOS EL ÚNICO MEDIO POR EL CUAL PODEMOS SER RECONCILIADOS CON NUESTRO AMOROSO Y MISERICORDIOSO PADRE CELESTIAL.

 

Read Full Post »

LA PALABRA DE DIOS -primera parte

 Ningún libro ha sido tan amado, tan odiado, tan reverenciado, tan condenado como la Biblia.  Hay quienes han sufrido la muerte por su causa. Otros se han convertido  en asesinos creyendo honrarla.  Ha inspirado los hechos más nobles y más grandes del hombre, y ha sido culpada por sus hechos más condenables.  Se han levantado guerras sobre la Biblia, revoluciones han sido alimentadas en sus páginas, y reinos han caído por sus ideas.  Personas de diversos puntos de vista: desde teólogos de la liberación hasta capitalistas; de fascistas a marxistas,  de dictadores a libertadores, de pacificadores a militaristas, buscan en sus paginas las palabras con las cuales justificar sus acciones.

La exclusividad de la Biblia no viene de su influencia política, cultural y social inigualables, sino de su origen y de los temas que trata.  Es la revelación del único Dios-hombre, Jesucristo, el Salvador del mundo.

 

LA REVELACION DIVINA

Mientras a través de la historia algunos han dudado de la existencia de Dios, muchos otros han testificado confiadamente que  Dios existe y que se ha revelado a sí mismo.  ¿En que formas se ha revelado Dios mismo y que función cumple la Biblia en su revelación?

La vislumbre del carácter de Dios que proveen  la historia, la conducta humana, la conciencia y la naturaleza con frecuencia se llama “revelación  general” porque está disponible a todos y apela a la razón.   Para millares, “los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos” (Sal.19:1)  El sol, la lluvia, las colinas, los arroyos, todos declaran el amor del Creador.  “Porque las cosas invisibles de El, su eterno poder y Deidad, se hacen claramente visible desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”  (Rom.1:20).

 Otros ven evidencia del cuidado de Dios en las relaciones de amor felices y extraordinarias entre amigos, familiares, esposo y esposa, padres e hijos.  “Como aquél a quien consuela su madre, así os consolaré a vosotros” (Isa. 66:13). “Como el padre se compadece de lo hijos, se compadece Jehová de los que le temen” (Sal.103:13).

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE DIOS

Las Sagradas Escrituras, que abarcan el Antiguo y el Nuevo Testamento, constituyen  la Palabra de Dios escrita, transmitida por inspiracion divina mediante santos hombres de Dios que hablaron y escribieron siendo impulsados por el Espiritu Santo. 

Por medio de esta Palabra, Dios ha comunicado a los seres humanos el conocimiento necesario para alcanzar la salvacion.  Las Sagradas Escrituras son la infalible  revelacion de la voluntad divina. Son la norma del caracter, el criterio para evaluar la experiencia, la revelacion autorizada de las doctrinas, y un registro fidedigno de los actos de Dios realizados en el curso de la historia.

Read Full Post »

DIOS EL ESPIRITU SANTO–tercera parte-

LA MISION DEL ESPIRITU SANTO: La noche antes de la muerte de Cristo, las palabras que pronunció acerca de su inminente partida turbaron en gran manera a los discípulos. Inmediatamente les aseguró que recibirían el Espíritu Santo como su representante personal. No serian dejados huérfanos (Juan 14:18).

EL ORIGEN DE LA MISIÓN. El Nuevo Testamento revela al Espíritu Santo comoEl Espíritu de su Hijo” (Gal.4:6), “El Espíritu de Dios” (Rom.8:9), “El Espíritu de Cristo” (Rom.8:9; 1Ped. 1:11), y “Espíritu de Jesucristo” (Fil.1:19). Cuando Cristo reveló el origen de la misión del Espíritu Santo a un mundo perdido, mencionó dos  fuentes. Primero, se refirió al Padre: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador” (Juan 14:16). En segundo lugar, Cristo se refirió a sí mismo:Si no me fuere, el Consolador no vendría a  vosotros; más si me fuere, os lo enviaré” (Juan16:7). De este modo, el Espíritu Santo procede tanto del Padre como del Hijo.

SU MISIÓN EN EL MUNDO:Nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo” (1 Cor.12:3). Su misión consiste en convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:8). En primer lugar, el Espíritu Santo nos lleva a una profunda convicción de pecado, especialmente el pecado de no aceptar a Cristo (Juan 16:9).  Segundo, urge a todos a que acepten la justicia de Cristo. Tercero, nos amonesta acerca del juicio, una poderosa herramienta, útil para despertar las mentes oscurecidas por el pecado a la necesidad de arrepentirse y convertirse. Una vez que nos hemos arrepentido, podemos nacer de nuevo por medio del bautismo del agua y del Espíritu Santo (Juan 3:5). Entonces nuestra vida se renueva, por cuanto hemos llegado a ser morada del Espíritu de Cristo.

SU MISIÓN A FAVOR DE LOS CREYENTES: La mayoría de los textos relativos al Espíritu Santo se refieren a su relación con el pueblo de Dios. Su influencia santificadora lleva a la obediencia (1 Ped.1:2), pero nadie continua experimentando su presencia sin cumplir ciertas condiciones. Pedro dijo que Dios ha concedido el Espíritu a los que obedecen continuamente (Hech.5:32). De ese modo, se amonesta a los creyentes a no resistir, entristecer y apagar el Espíritu (Hech.7:51; Efe. 4:30; 1 Tes.5:19).

 AYUDA A LOS CREYENTES: Al presentar el Espíritu Santo, Cristo lo llamó otro Consolador [Parakletos]” (Juan 14:16). Esta palabra griega ha sido traducida de diversas formas, por  ejemplo:Ayudador”, “Consolador”, “Consejero”, y también puede significar “Intercesor”, “Mediador”, o “Abogado”. Aparte del Espíritu Santo, el único Parakletos que menciona la Escritura es Cristo mismo. El es nuestro Abogado o Intercesor ante el Padre. Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1).

Como Intercesor, Mediador y Ayudador, Cristo nos presenta ante Dios y revela a Dios ante nosotros. En forma similar el Espíritu nos guía a Cristo y manifiesta la gracia de Cristo ante nosotros. Esto explica por que se llama al EspírituEspíritu de Gracia” (Heb.10:29).

Read Full Post »

DIOS EL ESPIRITU SANTO -segunda parte-

EL ESPIRITU SANTO Y LA DEIDAD: Desde la eternidad, Dios el Espíritu Santo vivía en la Deidad como su tercer miembro. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son igualmente eternos. Aún cuando los tres están en posición de absoluta igualdad, dentro de la Trinidad opera una economía de función.

La mejor forma de comprender la verdad acerca de Dios el Espíritu Santo, es verla a través de Jesús. Cuando el Espíritu desciende sobre los creyentes, viene como el Espíritu de Cristo; no viene por su cuenta. Su actividad está centrada en la misión salvadora de Cristo. Estuvo activamente envuelto en el nacimiento de Cristo (Luc.1:35), confirmó su ministerio público en ocasión de su bautismo 17),(Mat.3: 16),  y puso los beneficios del sacrificio expiatorio de Cristo y su resurrección, al alcance de la humanidad (Rom.8:11). La íntima participación del Espíritu Santo en la obra de la creación, se pone en evidencia al notar como estuvo presente durante el proceso (Gen.1:2). El origen y el mantenimiento de la vida dependen de su operación; su partida significa muerte.

Dice la Escritura que si Diospusiese sobre el hombre su corazón, y recogiese así su Espíritu y su aliento, toda carne perecería juntamente, y el hombre volvería al polvo” (Juan 34:14, 15, 33:4). Podemos vislumbrar reflejos de la obra creativa del Espíritu en la obra de regeneración que realiza en todo individuo que abre su vida a Dios. Dios lleva a cabo su obra en los individuos por medio del Espíritu creador. De este modo, tanto en la encarnación, como en la creación y la renovación el Espíritu viene para cumplir las intenciones de Dios.

EL ESPIRITU PROMETIDO: Hemos sido destinados para ser morada del Espíritu Santo (1 Cor.3:16). El pecado de Adán y Eva los separó tanto del Jardín del Edén como del Espíritu que moraba en ellos. Esa separación continúa; la enormidad de la maldad manifestada antes del Diluvio llevó a Dios al punto de declarar No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre” (Gen.6:3). Los creyentes genuinos siempre han tenido un sentido de su presencia, pero la profecía predijo un derramamiento del Espíritu sobre toda carne” (Joel 2:28), es decir, una época  en la cuál una manifestación mayor del Espíritu inauguraría una nueva era. Jesús prometió a sus discípulos: Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad” (Juan 14:16, 17).

Juan escribió:Aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido glorificado” (Juan7:39). La aceptación del sacrificio de Cristo por parte del Padre era el prerrequisito para el derramamiento del Espíritu Santo.  La nueva era amaneció sólo cuando nuestro Señor victorioso fue sentado en el trono del cielo. Sólo entonces podría enviar el Espíritu Santo en su plenitud. En el Pentecostés, cincuenta días después del Calvario, la nueva era irrumpió en escena con todo el poder de la presencia del Espíritu. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cuál llenó toda la casa donde estaban sentados (los discípulos)…….. Y fueron llenos del Espíritu Santo” (Hech.2: 2-4).

JESÚS FUE CONCEBIDO DEL ESPÍRITU, BAUTIZADO CON EL ESPÍRITU, GUIADO POR EL ESPÍRITU, REALIZANDO SUS MILAGROS POR MEDIO DEL ESPÍRITU, OFRECIÉNDOSE A SÍ MISMO EN EL CALVARIO POR MEDIO DEL ESPÍRITU, Y EN UN SENTIDO, SIENDO TAMBIÉN RESUCITADO POR EL. ESPÍRITU.  JESÚS FUE LA PRIMERA PERSONA QUE EXPERIMENTÓ LA PLENITUD DEL ESPÍRITU SANTO. ES UNA VERDAD ASOMBROSA QUE NUESTRO DIOS ESTA DISPUESTO A DERRAMAR SU ESPÍRITU SOBRE TODOS LOS QUE LO DESEAN ANHELANTES.

Read Full Post »

Older Posts »