Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘el poder de dios’

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 28-

EL DESPERTAR-parte 9-

ANIMO PARA LOS PRINCIPIANTES EN EL SERVICIO CRISTIANO-parte 1-

LAS PERSONAS que trabajan con más éxito son aquellas que asumen alegremente la obra de servir a Dios en las cosas pequeñas. En su vasto plan, el Señor tiene un lugar para cada uno. No ha dado talento alguno que no sea necesario. Los ojos del Señor se fijan en cada uno de sus hijos; tiene planes acerca de cada uno de ellos. (Joyas de los Testimonios)

Hemos de convertir nuestros deberes cotidianos en actos de devoción, aumentando constantemente en utilidad, porque vemos nuestra obra a la luz de la eternidad. Todos pueden hacer algo en la obra. Nadie será declarado inocente delante de Dios a menos que haya trabajado fervorosa y abnegadamente por la salvación de las almas.

No podemos transferir nuestro deber a otros. Nadie sino nosotros mismos podemos realizar nuestro trabajo. Si retenemos nuestra luz, alguien deberá ser dejado en tinieblas a causa de nuestro descuido. (Testimonies)

Cada uno tiene lugar en el plan eterno del cielo. Cada uno ha de trabajar en cooperación con Cristo para la salvación de las almas. Tan ciertamente como hay un lugar preparado para nosotros en las mansiones celestiales, hay un lugar designado en la tierra donde hemos de trabajar para Dios.

El humilde obrero que responde obedientemente al llamado de Dios puede estar seguro de que recibirá ayuda divina. El aceptar una responsabilidad tan grande y santa resulta elevador para el carácter. Pone en acción las facultades mentales y espirituales más elevadas, y fortalece y purifica la mente y el corazón. Mediante la fe en el poder de Dios, es admirable cuán fuerte puede llegar a ser un hombre débil, cuán decididos sus esfuerzos, cuán prolífico en grandes resultados. El que empieza con poco conocimiento, de una manera humilde, y dice lo que sabe, mientras busca diligentemente un conocimiento mayor, hallará todo el tesoro celestial que espera su demanda. Cuanto más trate de impartir luz, más luz recibirá. Cuanto más procure uno explicar la Palabra de Dios a otros, con amor por las almas, más clara se les presentará. Cuanto más usemos nuestro conocimiento y ejercitemos nuestras facultades, más conocimiento y poder tendremos. (Lecciones Prácticas del Gran Maestro)

Trabaje cada uno para Dios y para las almas; manifieste cada uno sabiduría, y nunca sea hallado ocioso, aguardando que alguien lo ponga a trabajar. Ese “alguien” que podría ponernos a trabajar está recargado de responsabilidades, y se pierde tiempo aguardando directivas. Dios nos dará sabiduría para reformarnos en seguida; porque todavía nos dirige el llamamiento: “Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña” (Consejos para los Maestros)

“…COMO DICE EL ESPIRITU SANTO: SI OYEREIS HOY SU VOZ. NO ENDUREZCAIS VUESTROS CORAZONES…” (HEBREOS 3:7, 8)

La fuerza para resistir el mal se obtiene mejor mediante el servicio agresivo. El espíritu de Cristo es un espíritu misionero. El primer impulso del corazón regenerado es el traer a otros también al Salvador (El Conflicto de los Siglos)

La única forma de crecer en la gracia es estar realizando con todo interés precisamente la obra que Cristo nos ha pedido que hagamos. (Review and Herald)

-Continúa en parte 29-

 

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO -parte 2-

UN LLAMADO AL INDIVIDUO-parte 1-

SE ASIGNA UNA OBRA PARTICULAR A CADA CRISTIANO:

Dios exige que cada uno sea un obrero en su viña.  Has de aceptar la obra que ha sido puesta a tu cargo y has de realizarla fielmente. Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero. El que bebe del agua viva, llegar a ser una fuente de vida.  El que recibe, llega a ser un dador. La gracia de Cristo en el alma, es como un manantial en el desierto, cuyas aguas surgen para refrescar a todos, y hace a los que están por perecer, ávidos de beber el agua de vida. (El Deseado de Todas las Gentes, pág.162)

DIOS espera un servicio personal de cada uno de aquellos a quienes ha confiado el conocimiento de la verdad para este tiempo.  Todos pueden ser misioneros en su propio ambiente para sus familias y su vecindario. (Testimonios, tomo 9, pág.30)

CRISTO dijo: “…ID, Y HACED DISCÍPULOS A TODAS LA NACIONES…” El poder de Dios había de acompañarlos.

El salvar almas debe ser la obra de la vida de todos los que profesan a Cristo. Somos deudores al mundo de la gracia que Dios nos concedió, de la luz que ha brillado sobre nosotros, y de la hermosura y el poder que hemos descubierto en la verdad. (Testimonios, tomo 4, pág.53)

En todas partes se nota una tendencia a reemplazar el esfuerzo individual por la obra de las organizaciones.  La sabiduría humana tiende a consolidar, a centralizar, a formar grandes iglesias e instituciones.  Muchos dejan a las instituciones y organizaciones la tarea de practicar la beneficencia; se eximen del contacto con el mundo, y sus corazones se enfrían.  Se absorben en sí mismos incapacitándose para recibir impresiones. El amor a Dios y a los hombres desaparece de su alma.

Cristo encomienda a sus discípulos una obra individual, una obra que no se puede delegar a un poderhabiente.  El servir a pobres y enfermos, el predicar el Evangelio a los perdidos, no debe ser dejado al cuidado de organizaciones de caridad.  Es la responsabilidad individual, el esfuerzo personal, el sacrificio propio, lo que exige el Evangelio.  (El Ministerio de Curación, pág.137)

Todos debemos ser obreros juntamente con Dios.  Ningún ocioso es reconocido como siervo suyo. Hay algo que cada uno debe hacer.  Toda alma que cree la verdad ha de ocupar su lugar diciendo: HEME AQUÍ, ENVIAME A MI” (ISAÍAS 6:8). (Testimonios, tomo 6, pág.49)

El que llega a ser hijo de Dios ha de considerarse como eslabón de la cadena tendida para salvar al mundo.  Debe considerarse uno con Cristo en su plan de misericordia, y salir con El a buscar y salvar a los perdidos. Todos pueden encontrar algo que hacer.  Nadie debe figurarse que para él no hay sitio en que trabajar por Cristo. (El Ministerio de Curación, pág.97, 98)

Los que se unieron al Señor y prometieron servirle están obligados a participar con El en la grande y magnífica obra de salvar almas. Tan vasto es el campo y tan grande la empresa que todo corazón santificado será alistado en el servicio como instrumento del poder divino. (Joyas de los Testimonios pág. 82 y 309)

Los hombres son en mano de Dios instrumentos de los que El se vale para realizar sus fines de gracia y misericordia, a cada cual le ha sido concedida cierta medida de luz, adecuada a las necesidades de su tiempo, y suficiente para permitirle cumplir la obra que Dios le asignó. (El Conflicto de los Siglos pág. 391)

Continúa en parte 3-

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 85-

LOS ÁNGELES DESDE EL PENTECOSTÉS HASTA LOS ULTIMOS DÍAS-parte 7

LOS ÁNGELES EN EL MINISTERIO DE PABLO-parte 2-

Aunque los hombres habían actuado cruel y vengativamente, y las autoridades habían mostrado una negligencia criminal en el cumplimiento de sus solemnes responsabilidades, Dios no se había olvidado de mostrar misericordia a sus siervos sufrientes.  Un ángel fue enviado del cielo para librar a los apóstoles. 

Mientras se acercaba a la prisión romana, la tierra tembló bajo sus pies; toda la ciudad fue sacudida por el terremoto y las paredes de la prisión se movían como una caña en el viento.  Las pesadas puertas se abrieron raudamente, y las cadenas y grillos cayeron de las manos y los pies de cada prisionero. (SP)

Al apóstol Pablo, en sus trabajos en Éfeso, se le dieron señales especiales del favor divino.  El poder de Dios acompañó sus esfuerzos, y muchos eran sanados de enfermedades físicas.  “Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aún se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían”.  (Hechos 19:11-12)

Estas manifestaciones del poder sobrenatural eran mayores que todas las que se habían visto alguna vez en Éfeso, y eran de tal carácter que no podían ser imitadas por la habilidad de los prestidigitadores o los encantamientos de los hechiceros. 

Como estos milagros eran hechos en el nombre de Jesús de Nazaret, el pueblo tenía oportunidad de ver que el Dios del cielo era más poderoso que los magos que adoraban a la diosa Diana.  Así exaltaba el Señor a su siervo, aún delante de los idólatras mismos, inmensurablemente por encima del más poderoso y favorecido de los magos.

Pero Aquel a quien están sujetos todos los espíritus del mal; quien había dado a su siervo autoridad sobre ellos, había de avergonzar y derrotar aún más a aquellos que despreciaban y profanaban su santo nombre.  La hechicería había sido prohibida por la ley de Moisés, bajo pena de muerte; sin embargo, de tiempo en tiempo había sido practicada secretamente por judíos apóstatas. 

En aquel tiempo de la visita de Pablo a Éfeso, había en la ciudad “algunos judíos, exorcistas ambulantes”, quienes al ver las maravillosas obras hechas por él, “intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos”. Fue hecha una prueba por “siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes”.

Al hallar a un hombre poseído  por un demonio, le dijeron: “Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo…Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo, pero vosotros ¿quiénes sois? Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos”. (Hechos 19:13-16)

Ahora se revelaron hechos antes escondidos.  Al aceptar el cristianismo, algunos de los creyentes no habían renunciado completamente a sus supersticiones.  Hasta cierto punto continuaban practicando la magia.  Ahora, convencidos de su error, “muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos”.  (Hechos 19:18-19)

Estos tratados sobre adivinación contenían reglas y formas de comunicarse con los malos espíritus.  Eran los reglamentos del culto de Satanás, instrucciones para solicitar su ayuda y obtener de él información.   (HAp.232-234)

Continúa en parte 86

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 13-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

CRISTO, NUESTRA JUSTICIA

EL ARREPENTIMIENTO ES UN DON DE DIOS

El arrepentimiento, tanto como el perdón, es el don de Dios por medio de Cristo.  Mediante la influencia del Espíritu Santo somos convencidos de pecado y sentimos nuestra necesidad de perdón. Solo los contritos son perdonados, pero es la gracia de Dios la que hace que se arrepienta el corazón. El conoce todas nuestras debilidades y flaquezas, y nos ayudará.

Algunos que acuden a Dios mediante el arrepentimiento y la confesión, y creen que sus pecados han sido perdonados, no recurren, sin embargo a  las promesas de Dios como debieran. No comprenden que Jesús es un Salvador siempre presente y no están listos para confiarle la custodia de su alma, descansando en El para que perfeccione la obra de la gracia comenzada en su corazón. Al paso que piensan que se entregan a Dios, existe mucho de confianza propia. 

Hay almas concienzudas que confían parcialmente en Dios y parcialmente en sí mismas.  No recurren a Dios para ser preservadas por su poder, sino que dependen de su vigilancia contra la tentación y de la realización de ciertos deberes para que Dios las acepte.  No hay victorias en esta  clase de fe. Tales personas se esfuerzan en vano. Sus almas están en un yugo continuo y no hallan descanso hasta que sus cargas son puestas a los pies de Jesús.

Se necesitan vigilancia constante y ferviente y amante devoción. Pero ellas se presentan naturalmente cuando el alma es preservada por el poder de Dios, mediante la fe.  No podemos hacer nada, absolutamente nada para ganar el favor divino.  No debemos confiar en absoluto en nosotros mismos ni en nuestras buenas obras.  Sin embargo, cuando vamos a Cristo como seres falibles y pecaminosos, podemos hallar descanso en su amor. 

Dios acepta a cada uno que acude a El confiando plenamente en los méritos de un Salvador crucificado.  El amor surge en el corazón.  Puede no haber un éxtasis de sentimientos, pero hay una confianza serena y permanente.  Toda carga se hace liviana, pues es fácil el yugo que impone Cristo.  El deber de convierte en una delicia, y el sacrificio en un placer.  La senda que antes parecía envuelta en tinieblas se hace brillante con los rayos del Sol de Justicia.  Esto es caminar en la luz así como Cristo está en la luz.   (Elena White)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-173-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 10-

 

INFLUENCIAS NEGATIVAS DE LA MENTE: Por la perversión de los apetitos y las pasiones, el hombre ha perdido el poder de Dios pero se ha provisto un remedio para la santificación de la humanidad.-parte 2

PERDIDA DE LA INTEGRIDAD CONSCIENTE: Cuando perdemos nuestra integridad consciente, nuestra alma se convierte en un campo de batalla para Satanás, abrigamos dudas y temores, suficientes para paralizar nuestras energías y conducirnos al desánimo.

LA OBRA ESPECIAL DE SATANÁS CONSISTE EN CAUSAR DISENSION: El descuido por cultivar tierna consideración y paciencia unos para con otros ha producido disensión, crítica, y desunión en general. 

Dios nos llama a esforzarnos por responder a la oración de Cristo para que sus discípulos estuvieran en unidad así como El está en unidad con el Padre. 

La obra especial de Satanás es ocasionar disensión, para que el mundo sea privado del testimonio más poderoso que los cristianos puedan dar: que Dios ha enviado a su Hijo para poner en armonía las mentes turbulentas, egoístas, envidiosas, celosas e intolerantes.

LAS FUERZAS EMOCIONALES NEGATIVAS CAUSAN DESORDEN EN TODO EL SER: La envidia y los celos son enfermedades que alteran todas las facultades del ser.  Se originaron con Satanás en el paraíso.

Aquellos que escuchan su voz, rebajarán a otro, y los desfigurarán y falsificarán a fin de hacerse publicidad a sí mismos.  Pero ninguna cosa que contamina puede entrar en el cielo; a menos que quienes fomenten este espíritu sean cambiados, nunca podrán entrar allí.

CUANDO SE PIERDE EL PODER DE DIOS: Los hombres y las mujeres han sido comprados por precio, y ¡que precio!: la vida misma del Hijo de Dios.   Como consecuencia de la perversión de los apetitos y las pasiones, el hombre ha perdido el poder de Dios y se convertido en un instrumento de injusticia. 

Todo el ser está enfermo -cuerpo, alma y espíritu- pero había sido provisto un remedio para la santificación de la humanidad.  La mente y el cuerpo no santificados pueden recibir purificación.  Se ha hecho una maravillosa provisión para que podamos recibir perdón y salvación.

Quienquiera observe sencillez en todos sus hábitos, domine el apetito y controle las pasiones, podrá conservar fuertes, activas y vigorosas sus facultades mentales. 

Rápidas para percibir todo lo que demande pensamiento y acción, sensibles para discriminar entre lo santo y lo profano, y listas para dedicarse a toda empresa que redunde en gloria para Dios y en beneficio para la humanidad.

CUANDO SE CARECE DE UN ACTITUD MENTAL SALUDABLE: Quienes caen en la trampa de Satanás no han llegado a tener una actitud mental saludable.  Están ofuscados, se dan importancia y son autosuficientes.

¡Con qué pesar mira el Señor y escucha sus grandilocuentes palabras llenas de vanidad. Están inflados de orgullo.  El enemigo los mira con sorpresa al ver que puede cautivarlos con tanta facilidad.

LA TRAMPA DEL ENEMIGO ES EL EXCESO DE CONFIANZA: Cuán vano es el auxilio del hombre cuando el poder de Satanás se ejerce sobre un ser humano que se exaltado a sí mismo. En su confianza propia entra directamente en la trampa del enemigo, y cae en sus redes. 

No hizo caso de las advertencias que se le dieron y cayó presa de Satanás.  Si hubiera caminado humildemente con Dios, habría corrido al lugar de refugio que Dios le había preparado.  En tiempos de peligro habría estado seguro, porque Dios habría levantado bandera a favor de él frente al enemigo.

Elena White

Continúa en parte 174

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-169-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 6-

 

COMO TRATAR CON LAS EMOCIONES.  Y el conflicto más duro y más severo se produce cuando llega la hora de la gran resolución del ser humano de someter su voluntad y sus caminos a la voluntad y los caminos de Dios.  parte 2-

HUMANIDAD Y DIVINIDAD EN MOMENTOS DE CONFLICTO: El Señor siempre asigna una tarea a cada ser humano. Esta es la cooperación divino-humana.  Aquí conocemos al hombre que obedece la luz que se le ha dado. 

Si Saúl hubiera dicho: “Señor, no me siento inclinado en lo más mínimo a seguir tus indicaciones para obrar mi propia salvación”, todo habría sido inútil, aunque Dios le hubiera dado diez veces más luz.

La obra del hombre es colaborar con Dios. Y el conflicto más duro y más severo se produce cuando llega la hora de la gran resolución del ser humano de someter su voluntad y sus caminos a la voluntad y los caminos de Dios, y confiar en las influencias de la gracia que lo han acompañado durante toda su vida. 

El hombre debe llevar a cabo esta obra de sometimiento,

“porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filip.2:13)

El carácter determinará la naturaleza de la resolución y la acción. La acción no estará de acuerdo con los sentimientos y la inclinación, sino con el conocimiento de la voluntad de nuestro Padre que está en los cielos.  Sigan y obedezcan la dirección del Espíritu Santo.

HABLEN ACERCA DEL PODER DE DIOS: Cuando se nos pregunte como nos sentimos, no nos pongamos a pensar en cosas tristes que podamos decir para captar simpatía. No mencionemos nuestra falta de fe ni nuestros pesares y padecimientos. 

El tentador se deleita al oír tales cosas.  Cuando hablemos de temas lóbregos, glorificamos al maligno.  No debemos espaciarnos en el poder que tiene Satanás para vencernos. Muchas veces nos entregamos en sus manos con sólo referirnos a su poder.

Más bien conversemos del gran poder de Dios para unir todos nuestros intereses con los suyos.  Contemos lo relativo al incomparable poder de Cristo, y hablemos de su gloria. El cielo entero se interesa por nuestra salvación.

Los ángeles de Dios, que son millares de millares y millones de millones, tienen la misión de atender a los que han de ser herederos de la salvación.  Nos guardan del mal y repelen las fuerzas de las tinieblas que procuran destruirnos. 

¿No tenemos motivos de continuo agradecimiento, aún cuando haya aparentes dificultades en nuestro camino?

NO HABLEMOS DE LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS: Si no nos sentimos de buen ánimo y alegres, no hablemos de ello.  No arrojemos sombra sobre la vida de los demás. Una religión fría y desolada no atrae nunca almas a Cristo. 

Las aparta de El para empujarlas a las redes que Satanás tendió ante los pies de los descarriados. En vez de pensar en nuestros desalientos, pensemos en el poder a que podemos aspirar en el nombre de Cristo. Aférrese nuestra imaginación a las cosas invisibles.

Dirijamos nuestros pensamientos hacia las manifestaciones evidentes del gran amor de Dios por nosotros.  La fe puede sobrellevar la prueba, resistir la tentación y mantenernos firmes ante los desengaños.  Jesús vive y es nuestro abogado. Todo lo que su mediación nos asegura es nuestro.

SONRISAS Y PALABRAS ANIMADORAS: Si observamos el lado luminoso de las cosas, encontraremos energía suficiente para estar alegres y felices.  Si sonreímos, recibiremos sonrisas en cambio; si pronunciamos palabras agradables y animadoras, nos serán retribuidas.

Cuando los cristianos parecen sombríos y deprimidos, como si creyeran que no tienen ni un sólo amigo, dan la impresión falsa acerca de la religión.  En algunos casos se ha albergado que la alegría es incompatible con la dignidad del carácter cristiano; pero esto no es verdad.  El cielo es pura alegría.

Elena White

Continúa en parte 170

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 224-

PRINCIPIOS TERAPEUTICOS Y SU APLICACIÓN-parte 1-

 

EN ARMONÍA CON LA CIENCIA- La ciencia y la Palabra escrita concuerdan, y cada una derrama luz sobre la otra.  Juntas nos conducen a Dios… -parte 1-

INFORMACIÓN, PODER, BONDAD Y CARÁCTER: La verdadera educación no desconoce el valor del conocimiento científico o literario, pero considera que el poder es superior a la información, la bondad al poder y el carácter al conocimiento intelectual. 

El mundo no necesita tanto hombres de gran intelecto como de carácter noble. Necesita hombres cuya capacidad sea dirigida por principios firmes.

DIOS ES EL AUTOR DE LA CIENCIA: Dios es el autor de la ciencia.  La investigación científica abre ante la mente vastos campos de pensamiento e información, capacitándonos para ver a Dios en sus obras creadas.

La ignorancia puede intentar apoyar el escepticismo apelando a la ciencia; pero en vez de sostenerlo, la verdadera ciencia revela con nuevas evidencias la sabiduría y el poder de Dios.

Debidamente entendida, la ciencia y la Palabra escrita concuerdan, y cada una derrama luz sobre la otra.  Juntas nos conducen a Dios enseñándonos algo de las leyes sabias y benéficas por medio de las cuales El obra.

RELIGIÓN Y CIENCIA: El conocimiento verdadero es divino, Satanás insinuó en las mentes de nuestros primeros padres el deseo de un conocimiento especulativo. 

Por eso les dijo que ellos mejorarían en mucho su condición si seguían el curso contrario a la santa voluntad de Dios, porque Dios no los conduciría a  la mayor altura intelectual. Sin embargo, no era el propósito de Dios que ellos obtuvieran un conocimiento basado en la desobediencia.

Este era un vasto campo al cuál Satanás estaba tratando de conducir a Adán y Eva; y es el mismo campo que el abre, con sus tentaciones, ante el mundo de hoy.

La gran razón por la cual tan pocos de entre los grandes hombres del mundo y los que tienen una educación superior obedecen los Mandamientos de Dios, es porque han separado la educación  (ciencia) de la religión, pensando que cada una se desarrolla en un área diferente.

Dios ha presentado un campo demasiado amplio para perfeccionar el conocimiento de la ciencia y la religión.  Este conocimiento debía ser obtenido bajo la supervisión divina; dependía de la inmutable ley de Jehová, y el resultado habría sido la perfecta felicidad.

LA CIENCIA Y EL PODER: Un conocimiento de la verdadera ciencia es poder; y es propósito de Dios que se lo enseñe como preparación para la obra que ha de preceder a las escenas finales de la historia de esta tierra.

ARMONÍA ENTRE CIENCIA Y RELIGIÓN: El verdadero conocimiento proviene de conocer al Salvador. La educación adquirida sin la religión de la Biblia carece de su verdadero resplandor y de su gloria.

De esta manera se presentarán los propósitos y objetivos más nobles para la vida, obteniendo un correcto conocimiento del deber del hombre y de los intereses eternos. El gran objetivo es proporcionar opiniones correctas, al demostrar la armonía que existe entre la ciencia y la religión de la Biblia.

ES NECESARIO CONOCER LA CIENCIA Y RECIBIR UNA BUENA EDUCACIÓN: Los jóvenes que deseen entrar en el campo de la predicación, primero deben recibir un adecuado grado de preparación mental y adiestramiento adecuado para su vocación.

Los que no están educados, preparados ni refinados, no están listos para entrar en un campo donde las poderosas influencias del talento y la educación combaten las verdades de la Palabra de Dios. 

Ni tampoco pueden hacer frente con éxito a las extrañas formas de error que combinan religión y filosofía, cuya refutación requiere un conocimiento de la verdad tanto científica como bíblica. 

Elena White

Continúa en parte 225

 

 

Read Full Post »

Older Posts »