Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA’ Category

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

LOS HIJOS

LA ENTREGA.  Los padres cristianos deben dedicar sus hijos al servicio de Dios tan pronto en su vida como les sea posible. Los padres presentan a sus hijos a Dios en oración, de manera semejante a la forma como José y María presentaron al niño Jesús en el templo (Luc.2: 22-39).  De este modo, el niño comienza la vida como parte de una familia espiritual. En este servicio, los padres también se dedican ellos mismos para educar al niño en los caminos del Señor, con el fin de que en él se forme la imagen de Dios. Con el fin de lograr este propósito, los padres deben llevar a sus hijos a la iglesia, de modo que los pequeños, desde sus primeros  días se conviertan en parte del cuerpo de Cristo.  Luego, cuando el niño llega a la edad escolar, los padres y  la iglesia se esforzarán por permitirle obtener una educación cristiana que alimente  aún más en su corazón el amor por el Señor.

LA CONSTANCIA.   La enseñanza espiritual que imparten los padres, es un proceso continuo que abarca cada fase de la vida del niño. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás  a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino y al acostarte, y cuando te levantes.  Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas” (Deut.6: 7-9; 11:18).

EL APRENDIZAJE DE LA OBEDIENCIA.Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará  de él” (Prov. 26:6).  La disciplina implica mucho más que el castigo.  El castigo enfoca el pasado, la disciplina mira hacia el futuro. La disciplina es un proceso en el cuál los hijos se convierten en aprendices de los padres para absorber de ellos su preparación, su conducción y su ejemplo.  Significa enseñar importantes principios tales como la lealtad, la verdad, la equidad, la coherencia, la paciencia, el órden, la misericordia, la generosidad y el trabajo.

Cuando los niños aprenden temprano a obedecer a sus padres en forma implícita, la autoridad no les causa problemas en la vida. La verdadera obediencia no sucede como respuesta a un requerimiento, sino porque surge desde adentro.

LA IDENTIDAD SEXUAL   Es en el hogar, y por medio de la sana interacción con los varones y mujeres que comprenden todo el sistema familiar, donde los niños aprenden a funcionar como varones y mujeres dentro de la sociedad. Los adultos necesitan enseñarles la belleza de la sexualidad en desarrollo, usando información correcta y apropiada.

PROMESA DE REFORMA.  Por cuánto la familia constituye el alma misma de la iglesia y la sociedad, la familia cristiana será el instrumento para ganar a sus miembros para el Señor y de mantenerlos en la fe.   Los últimos versículos del Antiguo Testamento constituyen una profecía de lo que sucederá  antes que vuelva el Señor.  “He aquí yo os envió el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón  de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres” (Mal.4: 5,6).  Mientras que, por una parte, muchas fuerzas contemporáneas intentan arrancar  a los miembros del círculo familiar, Dios por su parte hace un llamado a reunirse, a solidificar los vínculos, a convertir y restaurar,  Y las familias que respondan a su llamado, poseerán una fortaleza que revelará verdadero cristianismo, y presentarán con claridad ante el mundo la imagen de Dios.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

El benéfico Creador descansó el séptimo día después de los seis días de la Creación, e instituyó el sábado para todos los hombres como un monumento de la Creación.  El cuarto mandamiento de la inmutable Ley de Dios requiere la observancia del séptimo día como día de reposo, culto y ministerio, en armonía con las enseñanzas y la práctica de Jesús, el Señor del sábado.  El sábado  es un día de deliciosa comunión con Dios y con nuestros hermanos. 

Es un símbolo de nuestra redención en Cristo, una señal de santificación, una demostración de nuestra lealtad y una anticipación de nuestro futuro eterno en el reino de Dios.  El sábado es la señal perpetua de Dios del pacto eterno entre El y su pueblo.  La gozosa  observancia de este tiempo sagrado de tarde a tarde, de puesta de sol a puesta de sol, es una celebración de la obra creadora y redentora de Dios. 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

Es interesante notar que Jesús descansó en la tumba en un día grande, puesto que ese sábado era tanto el séptimo día de la semana como el primer sábado de la Semana de los Panes sin Levadura. ¡Que día para que culminase en EL la redención!  El es bueno de la Creación se une con el consumado es” de la redención, cuando el Autor y Consumador nuevamente reposa tras haber completado su obra.

Se puede definir el legalismo como los intentos de ganar la salvación por el esfuerzo individual.  Es conformarse a la Ley y a ciertas observancias como un medio de justificación ante Dios.  Esto no es correcto, por cuánto por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El” (Rom.3:20).  “Los que denuncian la observancia del sábado como legalismo, necesitan considerar los siguiente: Si un cristiano nacido de nuevo se abstiene de adorar dioses falsos y mantiene reverencia como lo mandan el primer y tercer preceptos,  ¿está opuesto a la salvación por gracia?   ¿Se oponen a la libre gracia divina la pureza, la honestidad y la veracidad prescritas por el séptimo, el octavo y el noveno mandamientos? La respuesta de ambas preguntas es NO.  Del mismo modo, el hecho de que un alma renovada guarde el séptimo día no es legalismo, ni es contrario a la salvación solo por gracia.  De hecho, el mandamiento respecto al sábado es el único precepto de la ley que se destaca como una señal de nuestra liberación del pecado y de nuestra santificación únicamente por gracia”.

Es muy claro que no importa cuan rígida o devotamente podamos portarnos el domingo, NO estamos guardando el día de reposo….  El día de reposo fue fundado en un mandato divino específico.  No podemos encontrar ningún mandato semejante para justificar la obligación de observar el domingo”.

En la Escritura, según lo hace claro la historia de la creación, los días se marcaban de puesta de sol a puesta de sol. (véase Lev.32:2).

El ejemplo de Cristo  fue dedicar horas del santo sábado para  alivio de la humanidad sufriente.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO. El sábado comienza a la puesta del sol el viernes,  y termina a la puesta del sol el sábado por la tarde (véase Gen.1:5; compárese con Mar. 1:32). Al día viernes, la Escritura lo llama el día de preparación (Mar. 15:42), un día en el cuál debemos prepararnos para el sábado.  En este día se deben disponer los alimentos que se consumirán el sábado. (véase  Exo.16:23;  Núm.11:8). Cuando se acercan las horas sagradas del sábado, es bueno que las familias o grupos de creyentes se reúnan para cantar alabanzas, orar y leer la Palabra de Dios invitando de este modo al Espíritu de Cristo para que sea bienvenido. En forma similar uniéndose en adoración poco  antes de la puesta del sol del sábado, pidiendo la presencia y conducción de Dios durante la semana que está por comenzar.

El Señor llama a su pueblo para que hagan del sábado un día delicioso (Isa. 58:13)  ¿Cómo pueden hacer esto?  Su única esperanza de experimentar alguna vez el verdadero gozo y satisfacción que Dios ha provisto para ellos en el día santo, consiste en seguir el ejemplo de Cristo, el Señor del sábado.

Cristo adoraba regularmente en el día sábado, tomando parte en los servicios e impartiendo instrucción religiosa.  Pero el Salvador no se limitaba a adorar. También tenía comunión con los demás, caminaba al aire libre, y se dedicaba a realizar santas obras de misericordia.  Siempre que podía, sanaba a los enfermos y afligidos.

Cuando se lo criticó por su obra de aliviar el sufrimiento, Jesús replicó: Lícito es en los sábados hacer el bien” (Mat.2:12). Sus actividades de sanamiento no quebrantaron el sábado ni lo abolieron.  Lo que sí hicieron fue terminar con los gravosos reglamentos que habían torcido el significado del sábado como un instrumento divino de refrigerio espiritual y deleite. Dios se proponía que el sábado sirviera para el enriquecimiento espiritual de la humanidad.

El Señor del sábado invita a todos a seguir su ejemplo. Los que aceptan su llamado experimentan el sábado como una delicia y una fiesta espiritual, un anticipo del cielo.  Descubren que el sábado fue designado por Dios para evitar el desánimo espiritual”.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

LA RESTAURACIÓN DEL SÁBADO. En Isaías 56 y 58 Dios llama a Israel a una reforma en torno al sábado. Al revelar las glorias de la reunión futura de los gentiles en su redil (Isa. 56:8), asocia el éxito de esta misión de salvación con la práctica de guardar el sábado como día santo (Isa. 56: 1, 2, 6, 7).

Dios ha bosquejado cuidadosamente la obra específica de su pueblo. Si bien su misión es mundial, se dirige especialmente a una clase de individuos que profesan ser creyentes, pero que en realidad se han apartado de sus preceptos (Isa. 58: 1, 2). Expresa su misión ante esos creyentes profesos en los siguientes términos: “Y edificarán los tuyos las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás: y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar. Si retrajeras del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y al sábado llamares delicias, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras: Entonces te deleitarás en Jehová…” (Isa. 58: 12-14).

La misión del Israel espiritual es paralela con la del antiguo Israel. La Ley de Dios fue quebrantada cuando el poder representado por el cuerno pequeño cambió el reposo del sábado al domingo. Tal como el sábado pisoteado debía ser restaurado en Israel, así también en los tiempos modernos, la divina institución del sábado deber ser restaurada, y es necesario reparar esa brecha que se abrió en el muro de la Ley de Dios.

Lo que cumple esta obra de restauración y magnificación de la Ley, es la proclamación del mensaje de Apocalipsis 14: 6-12 en conexión con el Evangelio eterno. Y es precisamente la proclamación de este mensaje lo que constituye la misión de la iglesia de Dios en la época de la segunda venida.  Este mensaje debe despertar al mundo, invitando a cada uno a prepararse para el juicio.

Las palabras usadas en el llamado a adorar al Creador, “aquél que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” (Apoc.14:7), constituyen una referencia directa al cuarto mandamiento de la eterna Ley de Dios.  Su inclusión en esta amonestación final, confirma la especial preocupación que Dios siente porque su sábado tan ampliamente olvidado, sea restaurado antes de la segunda venida.

La proclamación de este mensaje precipitará un conflicto que abarcará el mundo entero. El punto central de la controversia será la obediencia a la Ley de Dios y la observancia del sábado.  Frente a este conflicto, cada uno debe decidir si guardará los mandamientos de Dios o los de los hombres. Este mensaje producirá un pueblo que guarde los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Los que rechacen, recibirán la marca de la bestia.  (Apoc.14:9, 12).

LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO. La Biblia especifica que en el sábado debemos cesar nuestro trabajo secular (Exo.20:10), evitando todo el trabajo que se hace para ganarse la vida, y todas las transacciones de negocios (Neh.13: 15-22). Debemos honrar a Dios  no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras” (Isa. 58:13). Si dedicamos  este día a complacernos a nosotros  mismos, a ocuparnos en intereses, conversaciones y pensamientos seculares o en actividades deportivas, estaremos disminuyendo nuestra comunión con nuestro Creador y violando el carácter SAGRADO DEL SÁBADO. Nuestra preocupación por el mandamiento del sábado debe extenderse a todos los que estén bajo nuestra jurisdicción: Nuestros hijos, los que trabajan para nosotros, y hasta nuestras visitas y animales domésticos (Exo.20:10), con el fin de que ellos también puedan gozar de las bendiciones del sábado.

      

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

EL CAMBIO PREDICHO.   Hay un solo poder dentro de la cristiandad al cuál se le puede aplicar esta profecía.  Hay una sola organización religiosa que pretende tener el derecho de modificar las leyes divinas. Nótese lo que a través de la historia  han pretendido las autoridades católicas romanas:

Alrededor del año 1400 de nuestra era, Petrus de Ancharano aseveró que “el papa puede modificar la ley divina, ya que su poder no es del hombre sino de Dios, y actúa en el lugar de Dios en el mundo, con el más amplio poder de atar y desatar sus ovejas”.???

El impacto de esta aseveración asombrosa se vió demostrado durante la Reforma.  Lutero afirmaba que su guía en la vida no era la tradición de la iglesia, sino la Sagrada Escritura.  Su consigna era sola scriptura “La Biblia, y la Biblia sola”.  Juan Eck, uno de los principales defensores de la fe católica romana, atacaba a Lutero en este punto, aseverando que la autoridad de la iglesia estaba por encima de la Biblia.  Desafió a Lutero en el punto de la observancia del domingo en lugar del sábado bíblico.  Dijo Eck: “La Escritura enseña: “Acuérdate del día de reposo para santificarlo.  Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es  reposo para Jehová tu Dios”,……Sin embargo, la iglesia ha cambiado el sábado al domingo por su propia autoridad, para lo cuál vos (Lutero) no tenéis Escritura”.

En el Concilio de Trento (1545-1563), convenido por el papa con el fin de contrarrestar el protestantismo, Gaspare de Fosso, arzobispo de Reggio, nuevamente sacó a relucir el tema.  “La autoridad de la iglesia  -dijo-  entonces, se ilustra más claramente por las Escrituras; porque, mientras por una parte (la iglesia) las recomienda, declara que son divinas y nos las ofrece para que las leamos…..por otra parte, los preceptos legales de las Escrituras que el Señor enseñó han cesado en virtud de esa misma autoridad (la iglesia).  El sábado, el día más glorioso de la Ley, ha sido cambiado al día del Señor…. Estos asuntos y otros similares no han cesado en virtud de la enseñanza de Cristo (porque El dijo que había venido a cumplir la Ley, y no a destruirla), sino que han sido cambiados por la autoridad de la iglesia”.

¿Mantiene aún esta posición la Iglesia Católica?  La edición de 1977 del Convert’s Catechism of Catholic Doctrine  [Catecismo de doctrina católica para el converso], contiene esta serie de preguntas y respuestas:

  • P. ¿Cuál es el día de reposo?
  • R. El sábado es el día de reposo.
  • P. ¿Por que observamos el domingo en vez del sábado?
  • R. Observamos el domingo en vez del sábado porque la Iglesia Católica transfirió la solemnidad del sábado al domingo.

En su famosa obra  The Faith of Millions [la fe de millones]  (1974), el sabio católico Juan A. O’Brien llegó a esta conclusión apremiante:  “Por cuanto el día especificado en la Biblia no es el domingo sino el sábado,  ¿no es curioso que los no católicos que profesan tomar su religión directamente de la Biblia y no de la Iglesia, observen el domingo en vez del sábado? Sí, desde luego, es inconsecuente”.  La costumbre de observar el domingo, dice este autor,  “descansa sobre la autoridad de la Iglesia Católica y no sobre un texto explícito que se halle en la Biblia.  Esa observancia permanece como un recordativo de la Madre Iglesia de la cuál las sectas no católicas se desprendieron,  como un muchacho que huye de su hogar, pero que en su  bolsillo todavía lleva una fotografía de su madre o un mechón de su cabello”.???  LA AFIRMACIÓN DE ESTAS PRETENSIONES CUMPLE LA PROFECÍA Y CONTRIBUYE A IDENTIFICAR EL PODER SIMBOLIZADO POR EL CUERNO PEQUEÑO.   

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

La popularidad e influencia que le confería al domingo la adoración al sol de los romanos paganos, sin duda contribuyó a su creciente aceptación como día de culto.  La adoración al sol desempeñaba un papel importante por todo el mundo antiguo.  Era “uno de los componentes más antiguos de la religión romana” Debido a los cultos orientales dedicados al sol “desde la primera parte del siglo segundo de nuestra era, el culto al Sol Invictus era dominante en Roma  y en otras partes del Imperio”.

Esta religión popular hizo su impacto sobre la iglesia primitiva a través de los nuevos conversos.  “Los conversos cristianos provenientes del paganismo se sentían constantemente atraídos hacia la veneración del sol. Esto se indica no solamente por la frecuente condenación de esta práctica que hacían los Padres (de la iglesia), sino también por los significativos reflejos del culto al sol que aparecen en la liturgia cristiana”.

El cuarto siglo fue testigo de la introducción de las leyes dominicales.  Primero se promulgaron leyes dominicales de carácter civil, y luego fueron apareciendo las de carácter religioso.  El emperador Constantino promulgó la primera ley dominical civil el 7 de marzo del ano 321 D.C. En vista de la popularidad de que gozaba el domingo entre los paganos que adoraban al sol y la estima en que lo tenían muchos cristianos, Constantino esperaba que al hacer del domingo un día festivo podría asegurarse el apoyo de ambos grupos para su gobierno.

La ley dominical de Constantino reflejaba su propio pasado como adorador del sol.  Decía “En el venerable Día del Sol (venerabili die solis) que los magistrados y la gente que reside en ciudades descansen, y que se cierren todos los lugares de trabajo.  En el campo, sin embargo, las personas que se ocupan en la agricultura podrán continuar libre y legalmente sus ocupaciones”.

Varias décadas más tarde, la iglesia siguió su ejemplo.  El Concilio de Laodicea (alrededor del año 364 D.C.), el cuál no fue un concilio universal  sino católico romano, promulgó la primera ley dominical eclesiástica.  En el Canon 29, la iglesia estipulaba que los cristianos debían honrar el domingo y “si es posible, no trabajar en ese día”, mientras que al mismo tiempo denunciaba la práctica de reposar en el sábado, instruyendo a los cristianos a no “estar ociosos en sábado, sino que deben trabajar en ese día”.  En el año 538 de nuestra era, el año marcado como el comienzo de la profecía de los  1260 años, el Tercer Concilio—católico—de Orleans, promulgó una ley aún más severa que la de Constantino.  El Canon 28 de ese concilio dice que el domingo, aún “el trabajo agrícola debiera ser dejado de lado, con el fin de no impedirle a la gente la asistencia a la iglesia”.

EL CAMBIO PREDICHO. La Biblia revela que la observancia del domingo como institución cristiana tuvo su origen enel misterio de iniquidad”  (2 Tes.2:7), el cuál ya estaba obrando en los días de Pablo.  Por medio de la profecía de Daniel 7, Dios reveló su conocimiento anticipado del cambio que se haría en el día de adoración. La visión de Daniel describe un ataque contra la Ley de Dios y su pueblo.

El poder atacante, representado por un cuerno pequeño, (y por una bestia en Apoc.13: 1-10), produce la gran apostasía dentro de la iglesia cristiana.  El cuerno pequeño, que surge de la cuarta bestia y se convierte en un poder perseguidor principal después de la caída de Roma, procura cambiar los tiempos y la ley” (Dan.7:25).  Este poder apóstata tiene mucho éxito, pues logra engañar a la mayor parte de los habitantes del mundo, pero al fin, el juicio decide contra él  (Dan.7:11, 22, 26). Durante la tribulación final, Dios interviene a favor de su pueblo y los libra (Dan.12: 1-3).

Hay un sólo poder dentro de la cristiandad al cuál se le puede aplicar esta profecía.  Hay una sola organización religiosa que pretende tener el derecho de modificar las leyes divinas.

-Continúa novena parte-

Read Full Post »

Older Posts »