Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD.’ Category

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 22-

UNA FAMILIA FELIZ-parte 2-

La madre debe cultivar un genio alegre, contento y feliz. Todo esfuerzo hecho en este sentido será recompensado con creces en el bienestar físico y el carácter moral de sus hijos.  En los hijos confiados a su cuidado, toda madre tiene un santo ministerio recibido de Dios.  El le dice “Toma a este hijo, a esta hija, edúcamelo; fórmale un carácter pulido, labrado para el edificio del templo, para que pueda resplandecer eternamente en las mansiones del Señor.”

Cuanto más tranquila y sencilla la vida del niño, más favorable será para su desarrollo físico e intelectual.  La madre debería procurar siempre conservarse tranquila, serena y dueña de sí misma.  Muchos niños son en extremo susceptibles a la excitación nerviosa, y los modales suaves y apacibles de la madre ejercerán una influencia calmante de incalculable beneficio para el niño.

Las madres que desean que sus hijos e hijas gocen del vigor de la salud, deben vestirlos convenientemente y alentarlos a que estén al aire libre siempre que el tiempo lo permita.  Es  muy importante el hacer adquirir a los niños buenos hábitos dietéticos.  Necesitan aprender que comen para vivir y no viven para comer.

En muchos casos las enfermedades de los hijos pueden achacarse a equivocaciones en el modo de cuidarlos.  Las irregularidades en las comidas, la ropa insuficiente en la tardes frías, la falta de ejercicio activo para conservar la buena circulación de la sangre, la falta de aire abundante para purificarla, pueden ser causa del mal.  Estudien los padres las causas de la enfermedad, y remedien cuanto antes toda condición defectuosa.

Enseñen a sus niños desde la cuna a practicar la abnegación y el dominio propio. Enséñenles a gozar de las bellezas de la naturaleza y a ejercitarse sistemáticamente en ocupaciones útiles para sus facultades corporales e intelectuales. Edúquenlos de modo que lleguen a tener una constitución sana y buenos principios morales, una disposición alegre, y un genio apacible.

Incúlquenles en sus tiernas inteligencias la verdad de que Dios no nos ha creado para que viviéramos meramente para los placeres presentes, sino para nuestro bien final.  Sobre todo, rodeen los padres a sus hijos de una atmósfera de alegría, cortesía y amor.

Al principio Dios puso a nuestros primeros padres entre las bellezas naturales en medio de las cuales quisiera que nos deleitásemos hoy.  Cuanto mejor armonicemos con el plan original de Dios, más fácil nos será asegurar la salud del cuerpo, de la mente y del alma. Mejor que cualquier herencia de riquezas que puedan dejar a sus hijos será la dádiva de un cuerpo vigoroso, una mente sana y un carácter noble.

En vez de vivir sólo donde pueden verse las obras de los hombres, vivan donde puedan contemplar las obras de Dios. Hallen la paz del espíritu en la belleza, quietud y solaz de la naturaleza.  Vayan adonde, lejos de las distracciones y disipaciones de la vida de la ciudad, puedan dar su compañerismo a sus hijos y enseñarles a conocer a Dios por medio de Sus obras, y prepararlos para una vida de integridad y utilidad.

–Elena White—

 

 

 

Read Full Post »

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 21-

UNA FAMILIA FELIZ-parte 1-

Un área frecuentemente no considerada en la sociedad moderna es la importancia de una unidad familiar sana.  “En el hogar deben convivir la alegría, la cortesía y el amor; y donde residen estas virtudes habrá felicidad y paz. Podrán sobrevenir dificultades, pero éstas constituyen la suerte que le toca a toda la humanidad.  Resplandezcan la paciencia, la gratitud y el amor en el corazón, por nublado que esté el día.  En tales hogares moran los ángeles de Dios”

El hogar debe ser para los niños el sitio más agradable del mundo, y la presencia de la madre en él debe ser su mayor atractivo.  Los niños son por naturaleza sensibles y amantes.  Es fácil contentarlos o hacerlos infelices.  Por medio de suave disciplina, palabras y actos cariñosos las madres pueden conquistar el corazón de sus hijos.

Por la mañana, antes de irse a sus quehaceres cotidianos, reúna el padre a sus hijos en torno suyo y, postrados ante Dios, encomiéndelos al cuidado del Padre Celestial.  Cuando hayan pasado los afanes del día, vuélvase a reunir la familia en oración de acción de gracias para reconocer el cuidado divino del cual fueron objeto durante el día.

Padres y madres por muy urgentes que sean sus ocupaciones no dejen nunca de reunir a su familia en torno a Dios. Pidan el amparo de los santos ángeles para vuestra casa.  Recuerden que vuestros amados están expuestos a tentaciones.  La senda de los jóvenes y viejos está sembrada de molestias cotidianas.  Quienes quieran llevar una vida de paciencia, amor y gozo han de orar.  Sólo con la ayuda constante de Dios podemos vencernos a nosotros mismos.

Cada uno de los esposos procure la felicidad de su cónyuge, sin descuidar jamás las leyes de cortesía y bondad que alegran e iluminan la vida.  Debe haber completa confianza entre los esposos.  Ambos deben hacer frente a sus responsabilidades.  Juntos deben trabajar por el mayor bien de sus hijos.  Jamás deben en presencia de estos, criticar el uno los planes del otro ni poner en tela de juicio el criterio del otro.  Procure cuidadosamente la esposa no dificultarle al marido la obra que hace por sus hijos. 

Tanto los hijos como los padres tienen importantes deberes que cumplir en el hogar.  Se les ha de enseñar que también forman parte de la sociedad del hogar.  Se les da de comer, se les viste, se les ama y se les cuida; y ellos a su vez deben corresponder a todos estos favores compartiendo las responsabilidades domésticas y proporcionando toda la felicidad posible a su familia.

La madre debe cultivar el genio alegre, contento y feliz.  Todo esfuerzo hecho en este sentido será recompensado con creces en el bienestar físico y el carácter moral de sus hijos.

 

 

Read Full Post »

 

 

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 20-

UNA ACTITUD SALUDABLE –parte 2-

Nadie tiene por que entregarse al desaliento ni a la desesperación. Dios no nos exige que venzamos con nuestras propias fuerzas.  El desea que pongamos a sus pies nuestras congojas y nuestros dolores y que allí los dejemos.

Puede suceder a menudo que tu espíritu se anuble de dolor. No trates entonces de pensar. Sabes que Jesús te ama.  Comprende tu debilidad.  Puedes hacer su voluntad descansando sencillamente en sus brazos.

Cuando las tentaciones te asalten, cuando los cuidados, las perplejidades y las tinieblas parezcan envolver tu alma, mira hacia el punto en que viste la luz por última vez.  Descansa en el amor de Cristo y bajo su cuidado protector. Al entrar en comunión con el Salvador entramos en la región de la paz.

Nada tiende más a fomentar la salud del cuerpo y del alma que un espíritu de agradecimiento y alabanza.  Olvidando nuestras propias dificultades y molestias, alabemos a Dios por la oportunidad de vivir para la gloria de su nombre. Despierten las frescas bendiciones de cada nuevo día la alabanza en nuestro corazón por estos indicios de su cuidado amoroso.

Al abrir tus ojos por la mañana, da gracias a Dios por haberte guardado durante la noche. Dale gracias por la paz con que llena tu corazón. Por la mañana, al mediodía y por la noche suba tu agradecimiento hasta el cielo cual dulce perfume.

Muchas veces se solicitan oraciones por los afligidos, los tristes y los desalentados, y ésto es correcto.  Debemos orar para que Dios derrame luz en la mente entenebrecida, y consuele el corazón entristecido.  Al par que rogamos por estos afligidos, debemos animarlos a que hagan algún auxilio de otros más necesitados que ellos.  Las tinieblas se desvanecerán de sus corazones al procurar ayudar a otros.

Procure el desvalido manifestar simpatía en vez de requerirla siempre. Echa sobre el compasivo Salvador la carga de tu propia flaqueza, tristeza y dolor. Abre tu corazón a su amor, y haz que rebose sobre los demás.

La conciencia de haber hecho el bien es una de las mejores medicinas para las mentes y los cuerpos enfermos.  Cuando el espíritu goza de libertad y dicha por el sentimiento del deber cumplido y por haber proporcionado felicidad a otros, la influencia alegre y reconstituyente que de ello resulta infunde vida nueva al ser entero.  

-Elena White-

 

Read Full Post »

 

 

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 19-

UNA ACTITUD SALUDABLE –parte 1-

Como ya fue mencionado, no puede ser menospreciada la importancia de una actitud saludable. “Muy íntima es la relación entre la mente y el cuerpo”. Cuando una está afectada, el otro simpatiza con ella.  La condición de la mente influye en la salud mucho más de los que generalmente se cree. 

Muchas enfermedades son el resultado de la depresión mental.  Las penas, la ansiedad, el descontento, el remordimiento, el sentimiento de culpabilidad y desconfianza, menoscaban las fuerzas vitales, y llevan al decaimiento y a la muerte.

El valor, la esperanza, la fe, la simpatía y el amor fomentan la salud y alargan la vida.  Un espíritu satisfecho y alegre, es como salud para el cuerpo y fuerza para el alma. “El corazón alegre constituye buen remedio; más el espíritu triste seca los huesos” (PROV.17:22).

El poder de la voluntad no se aprecia debidamente.  Ejercitando la fuerza de voluntad para ponerse en armonía con las leyes de la vida, los pacientes pueden cooperar en gran manera con los esfuerzos del médico para su restablecimiento. Muchas veces los enfermizos pueden resistir a la enfermedad negándose sencillamente a rendirse al dolor y a permanecer inactivos. 

Sobrepónganse a sus dolencias y emprenda alguna ocupación provechosa adecuada a su fuerza. Mediante esta ocupación y el libre uso de aire y sol, muchos enfermos podrían recuperar salud y fuerza.

Estamos en un mundo donde impera el sufrimiento. Dificultades, pruebas y tristezas nos esperan a cada paso. Pero muchos agravan el peso de la vida al cargarse continuamente de antemano con aflicciones.  Así se atraen la desdicha y arrojan sombras sobre cuanto los rodea. Dejen ya de contemplar los cuadros lóbregos de su imaginación; consideren más bien los beneficios que Dios esparció en su senda.

Cuando el sol del amor de Dios ilumine los obscuros rincones del alma, el cansancio y el descontento pasan, y satisfacciones gratas vigorizan la mente, al par que dan salud y energía al cuerpo.

No hemos de consentir en que lo futuro con sus dificultosos problemas  nos debilite el corazón. Los que dedican su vida a ser dirigidos por Dios y a servirle, no se verán jamás en situación para la cual El no haya provisto el remedio.  Cualquiera que sea nuestra condición, si somos hacedores de su Palabra, tenemos un Guía para que nos señale el camino; cualquiera que sea nuestra perplejidad, tenemos un buen Consejero; cualquiera que sea nuestra perplejidad, nuestro pesar, luto o soledad, tenemos un Amigo que simpatiza con nosotros.

Si en nuestra ignorancia damos pasos equivocados, el Salvador no nos abandona.  No tenemos nunca porque sentirnos solos.  Los ángeles son nuestros compañeros.  El consolador que Cristo prometió enviar en Su nombre mora con nosotros.  En el camino que conduce a la ciudad de Dios, no hay dificultades que no puedan vencer quienes en El confían.  No hay peligros de que no puedan verse libres. No hay tristeza, ni dolor, ni flaqueza humana para la cual El no haya preparado remedio.          

 -Elena White-

 

 

 

Read Full Post »

 

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 18-

UNA PERSONA RADIANTE

LAS CUATRO DIMENSIONES DE LA VIDA-parte 2-

4. LA TEMPERANCIA: La definición básica de esta ley de la vida y la salud es evitar lo que es dañino y practicar la moderación en lo que es bueno.

PRIMERO: No haga daño.

Mentalmente: No haga nada que destruya o contamine sus facultades mentales.

Socialmente: No adquiera malos hábitos o amigos, o participe en comportamientos sociales destructivos como el chisme, la crítica, la desobediencia a las leyes civiles, o la participación en las prácticas sexuales riesgosas o degradantes.

Espiritualmente: No destruya sus sensibilidades espirituales al espaciarse en emociones espiritualmente destructivas como el odio, la ira, o la venganza.  Evite colocarse bajo el poder de Satanás por medio de prácticas ocultas o el rechazo del Espíritu de Dios.

SEGUNDO: Practique la moderación y el balance en las cosas que son buenas. Esto envuelve más que el solo balance entre tales cosas como la actividad y el descanso, la lógica y la emoción, la vida solitaria y la multitud. 

También consiste en mantener un equilibrio sano entre las cuatro dimensiones. (Mentalmente, físicamente, espiritualmente y socialmente). Cuando una de estas áreas de la vida toma la prioridad o queda desatendida, el resultado es un individuo desequilibrado y enfermizo.

Finalmente, una parte de ser equilibrado consiste en saber que es lo más valioso e importante.  Habrán momentos cuando tendrá que escoger entre lo mejor de un elemento al costo de los demás. Usted toma decisiones basadas en lo que más valora.

¿Por qué no hacer de la dimensión espiritual la prioridad más alta, y basar cada decisión en como ésto afectará su vida y salud espiritual? Sería un terrible desperdicio el hacer de la salud física su más alta prioridad para perder completamente la vida eterna y la salud radiante asociada con las promesas de Jesús. 

“Más buscad primero el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas os serán añadidas”. (MATEO 6:33).

5. AGUA, AIRE FRESCO Y LUZ DEL SOL: Estos son todos útiles para la limpieza, cual es un principio que se aplica igualmente a todos los segmentos de la vida.

Espiritualmente: Necesitamos abrir nuestros corazones diariamente a los rayos del amor de Dios, dejar que el aire puro del Espíritu fluya en nuestras vidas, y ser lavados en la sangre limpiadora de Jesús, aceptando su perdón.

Mentalmente: Así mismo, cuando la mente está contaminada y degradada, se encuentra ayuda en el principio “Cuando contemplamos, somos cambiados.” Pero finalmente sólo cuando se acepta la oferta de Cristo de crear en nosotros una nueva vida puede la mente ser completamente limpia.

Socialmente: Cuando Cristo cambia la vida, y la persona sinceramente se arrepiente, confiesa, se disculpa y enmienda sus errores, es cuando otros entenderán que ésta es una persona nueva y limpia.

Cristo conoce y ama a cada persona como si no hubiera nadie más. El anhela que aceptemos su oferta de la salvación. El desea limpiarnos y sanarnos por completo, para que logremos la felicidad y la vida abundante para la cual fuimos creados.

LAS CUATRO DIMENSIONES INSEPARABLES:

Las cuatro dimensiones de la vida son inseparables y están tan estrechamente relacionadas que lo que afecta una parte de nosotros afecta también la otra.

Físicamente: La falta  de la salud física puede obscurecer la mente, deprimir las actitudes y hace más difícil mantener la salud espiritual.  Por otro lado, la buena salud puede despejar la mente y mejorar la actitud mental, y ayuda a enriquecer la fuerza espiritual y la salud.

Mentalmente: La fuerza de voluntad, la actitud y el intelecto tienen una influencia decidida en como vivimos nuestras vidas y como aplicamos o rechazamos las distintas leyes de la salud.

Socialmente: Las actitudes que permean nuestros hogares como también las relaciones que formamos tienen el poder de afectar nuestra salud.

Espiritualmente: El ejercicio de la fe, el amor, la esperanza, la oración, la perseverancia y la dedicación a Dios traerán la paz mental, el desarrollo del carácter, y aumentarán la salud física.

El estudio y la práctica de estos amplios principios de salud harán una diferencia en el uso y la calidad de vida.  Cada una de estas leyes con las que cooperamos nos otorga un beneficio, ¡más cuando cooperamos con todas, los beneficios son multiplicados!

 

Read Full Post »

 

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 17-

UNA PERSONA RADIANTE

LAS CUATRO DIMENSIONES DE LA VIDA-parte 1-

Más allá de las leyes de la salud radiante hay algunos principios más amplios que incluyen el ser entero. Los seres humanos han sido creados para ser más que sólo un cuerpo.  La Organización Mundial de la Salud define la salud como “una condición completa de bienestar físico, mental, y social, y no meramente la ausencia de enfermedad o dolencia”.

Esta definición es incompleta porque no incluye un aspecto importante de la vida y la salud-el espiritual.  Este principio está ilustrado claramente en LUCAS 2:52 donde nos dice, “Y Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia para con Dios y los hombres.” Una vaga paráfrasis diría que Jesús crecía mental, físico, espiritual y socialmente.

En los diez pasos hacia la salud que fueron presentados en la sección anterior, note que los últimos tres no son puramente leyes físicas, sino incluyen otras dimensiones de la vida que afectan la salud física. La práctica espiritual de “confiar en Dios”, la actitud mental de “ser agradecidos”, y la habilidad social de “ayudar a otros”, ejercen una influencia positiva en la salud entera.

SALUD PARA EL SER COMPLETO:

No podemos sentirnos enteramente bien a menos que cada parte de nosotros esté saludable.  De hecho los factores mentales, sociales, y espirituales pueden estar involucrados en combatir muchas enfermedades que los mismos factores físicos. Muchas de las leyes que mencionamos como guiadoras de la salud física se aplican igualmente a todas las facetas de la vida.

1.   LA NUTRICION: Es necesario como para vivir, no sólo físicamente, pero también en las otras tres dimensiones.

Mentalmente: Si la mente no se nutre regularmente con nueva información e ideas, el intelecto cesa de crecer y desarrollarse, volviéndose débil y atrofiado.  No pierda tiempo en asuntos triviales, degradantes, o inútiles.  Estas cosas pueden ser consideradas como alimento mental de basura.

Socialmente: Si el amor, el respeto, y el compañerismo no forman parte integral de su vida, sus aptitudes sociales se vuelven débiles y pequeñas.

Espiritualmente: Los Cristianos se nutren espiritualmente por el estudio de la Biblia, la oración, la hermandad, y el servicio a favor de otros.

2.   EL EJERCICIO: La actividad es una ley de la vida que frecuentemente se expresa de esta manera, “Úsala o piérdela”.

Mentalmente: El intelecto, la memoria, la sabiduría, la actitud y la voluntad necesitan ser ejercitados.

Socialmente: El amor, el tacto, las gracias sociales, la comunicación y los valores básicos crecen cuando se practican.

Espiritualmente: El ejercicio de la fe, la oración, el amor, y la perseverancia son esenciales para la fuerza y el crecimiento spiritual.

3.   EL DESCANSO: Necesitamos relajarnos y regenerarnos después de una actividad.

Mentalmente: La mente necesita descansar después de períodos de actividad mental intensa para recuperarse.  Además, el buen sueño de la noche le da a la mente la oportunidad de reorganizarse y empezar de Nuevo.

Socialmente: Sacar un tiempo en privado y a solas es necesario después de períodos de interacción social intense.

Espiritualmente: Luego de períodos de ministerio intenso, los siervos de Cristo necesitan “Venir aparte y reposar un poco”, pasando tiempo con El. El tiempo con Cristo es rejuvenecimiento espiritual. (Vea MARCOS 6:30, 31).

4.   LA TEMPERANCIA:

Continúa en parte 18

Read Full Post »

 

 

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 16-

PRO SALUD + 2

“El corazón alegre produce buena disposición, más el espíritu triste seca los huesos”

Hay otros dos principios de salud más allá de las ocho leyes PRO SALUD que merecen ser mencionados. Estos son la Gratitud y el Servicio a Otros.

GRATITUD

La gratitud es la elección que hacemos de ser agradecidos y contar las bendiciones de la vida en vez de enfocarnos en las inquietudes y privaciones de la misma. El escoger estar agradecidos por las cosas buenas de la vida promueve un estado mental más positivo. El expresar gratitud a Dios engendra confianza y amor hacia El.

Aunque hay muchos estudios que demuestran los beneficios para la salud de las actitudes mentales positivas, uno de los más interesantes es el del efecto placebo. Los placebos son usados comúnmente para probar medicamentos nuevos.

A un grupo se le da la droga nueva, mientras a otro grupo se le da algo parecido pero inútil. Los pacientes que reciben el placebo frecuentemente registran resultados tan buenos o mejores que los que reciben el medicamento verdadero. La perspectiva mental tiene una influencia poderosa en la salud física. La actitud puede hacer la diferencia en la recuperación después de una enfermedad.

El dolor, la ansiedad, el descontento, el remordimiento, el sentido de culpabilidad, la desconfianza, el enojo, el temor y el resentimiento producen la tensión y abaten el cuerpo, dando como resultado un sistema inmune débil y mala salud.  El ánimo, la esperanza, la fe, la simpatía, el amor, el contentamiento, el perdón, el gozo y la gratitud promueven la salud y prolongan la vida.

EL SERVICIO A OTROS

La gran ley de la vida en el universo es la ley del servicio. Dios provee para cada organismo vivo. Cristo vino a la tierra para servir y dar su vida por la humanidad; los ángeles se ocupan en atender a las necesidades de la humanidad. La misma ley de servicio es vista en toda la naturaleza.  Las aves y los animales,  los árboles, la grama y las flores, el sol, la luna, y las estrellas – todos proveen algo en beneficio de los demás.

¿Será que el mundo es un lugar mejor porque Ud. está aquí? Hoy la lucha es vivir una vida de servicio, olvidándose un poco de sí mismo para ser bondadoso con alguien.  La bondad tiene su galardón; el ser dadivoso es una condición de una vida saludable, una ley del bienestar mental.

La mayoría de nosotros notamos que cuando no gozamos de buena salud es fácil enfocar nuestra atención en nuestras necesidades y dificultades. Muy a menudo dejar de pensar en nosotros y trabajar por el bienestar de otros es lo que necesitamos para fortalecernos y mejorar.  También ésto nos recuerda que no somos los únicos con problemas.

Implemente estos cambios poco a poco.  Cuando haya formado un hábito entonces tome el próximo paso hacia el mejoramiento de su salud. Finalmente, no imponga en otras personas  los cambios que Ud. ya ha logrado. Simplemente goce del nuevo estilo de vida hasta que sus amigos y familiares deseen la salud mejorada y el bienestar que Ud. posee.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »