Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘100 ESTUDIO DE LA MENTE CARACTER Y PERSONALIDAD’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 163-

 

 

NECESIDADES EMOCIONALES. Tenemos que poner nuestras mentes en armonía con su mente.  Su verdad nos santificará en cuerpo, alma y espíritu, y recibiremos poder para elevarnos por encima de la tentación. –parte 4-

LA LEY DE DIOS PERMITE QUE HAYA CONFIANZA Y COOPERACION: Por todo lo que hace posible la confianza y la cooperación, el mundo es deudor a la Ley de Dios, según la da su Palabra, y según se puede encontrar aún, en rasgos a menudo oscuros y casi borrados, en el corazón de los hombres.

ÉXITO VERSUS DINERO: Cuando nos pongamos en la debida relación con Dios, tendremos el éxito dondequiera que vayamos; y si lo que deseamos es tener una vida de éxito y no dinero, Dios nos la dará porque El sabe todo lo relacionado con nuestra abnegación. 

Conoce cada sacrificio que hemos realizado.  Podemos pensar que nuestra abnegación carece de importancia, que deberíamos recibir más consideración, pero es importante delante del Señor. Cuando las personas comienzan a buscar salarios cada vez más elevados, en su experiencia ocurre algo que los coloca en terreno desventajoso. 

Pero cuando aceptan un sueldo que pone de manifiesto su abnegación, el Señor ve su renunciamiento personal y les proporciona éxito y victoria. El Señor que ve en secreto recompensará públicamente cada sacrificio que sus hijos leales hayan estado dispuestos a realizar.

LA SEGURIDAD NO DEPENDE DE LAS RIQUEZAS: Muchos creen que encontraran seguridad en las riquezas terrenales. Pero Cristo trata de eliminar del ojo de ellos la mota que oscurece su visión para capacitarlos de modo que puedan ver el más excelente y eterno peso de gloria. 

Están confundiendo fantasmas con la realidad, y han perdido de vista las glorias del mundo eterno.  Cristo los invita a proyectar su mirada más allá del presente para añadir eternidad a su visión.

LA CONFIANZA EN DIOS DA VERDADERA SEGURIDAD: Dios desea que escojamos lo celestial en vez de lo terrenal.  Nos presenta las posibilidades de una inversión celestial. Declara:

“Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que oro de Ofir al hombre” (Isaías 13:12)

Cuando hayan sido arrasadas las riquezas que la polilla devora y el orín corrompe, los seguidores de Cristo podrán regocijarse en su tesoro celestial, las riquezas imperecederas.

INFLUENCIA SANTIFICADORA DE LA VERDAD: La única seguridad para toda alma consiste en pensar con rectitud.  Debemos emplear todos los medios que Dios ha puesto a nuestro alcance para el gobierno y cultivo de nuestros pensamientos. 

Tenemos que poner nuestras mentes en armonía con su mente.  Su verdad nos santificará en cuerpo, alma y espíritu, y recibiremos poder para elevarnos por encima de la tentación.  Las palabras que pronunciemos entonces serán sabias.

CUANDO SE APLICA LA VERDAD MEJORA LA SALUD: Cuando los hombres que se han complacido en hábitos incorrectos y prácticas pecaminosas se rinden al poder de la verdad divina, la aplicación de esa verdad al corazón revitaliza las facultades morales que parecían estar paralizadas. 

El receptor llega a tener una comprensión más fuerte y más clara que antes de que su alma se asegurase a la Roca eterna.  Aún su salud física mejora al darse cuenta de que está seguro en Cristo.  La bendición de Dios, que descansa sobre el receptor, es de por sí salud y fuerza.

FORTALEZA PARA EL DÍA: Los ángeles, que harán de nosotros lo que no podemos hacer por nosotros mismos, esperan nuestra cooperación. Esperan que respondamos a la atracción de Cristo.  Acerquémonos a Dios y uno al otro. 

Mediante nuestros deseos, nuestras oraciones silenciosas, nuestra resistencia a los instrumentos satánicos, ponemos nuestra voluntad de parte de la de Dios. Mientras tengamos el deseo de resistir al diablo, y oremos sinceramente diciendo: “Líbrame de la tentación”, tendremos fortaleza para el día.

La obra de los ángeles consiste en acercarse a los probados, tentados y sufrientes. Trabajan mucho tiempo e incansablemente para salvar a las almas por las cuales Cristo murió.

Elena White

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 162-

 

NECESIDADES EMOCIONALES. “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Los jóvenes no comprenden cuán sensiblemente quedan afectados su carácter y su reputación por su elección de compañías. –parte 3-

EL COMPANERISMO Y EL CARÁCTER: Se ha dicho con verdad “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Los jóvenes no comprenden cuán sensiblemente quedan afectados su carácter y su reputación por su elección de compañías. Uno busca la compañía de aquéllos cuyos gustos, hábitos y prácticas congenian con los suyos. El que prefiere la sociedad de los ignorantes y viciosos a la de los sabios y buenos, demuestra que su propio carácter es deficiente. 

Puede ser que al principio sus gustos y hábitos sean completamente diferentes de los gustos y hábitos de aquéllos cuya compañía procura; pero a medida que trata con esta clase, cambian sus pensamientos y sentimientos; sacrifica los buenos principios, e insensible, aunque inevitablemente, desciende al nivel de sus compañeros. 

Como un arroyo adquiere las propiedades del suelo donde corre, los principios y hábitos de los jóvenes se tiñen invariablemente del carácter de las compañías que tratan.

UNA RELACIÓN QUE TODOS DEBERÍAN DESARROLLAR: Dios nos ha unido como familia, y todos deberíamos alentar esta relación.  Hay servicios que debemos prestar a los demás que no podemos ignorar si hemos de guardar los Mandamientos de Dios. 

Vivir, pensar y obrar para uno mismo equivale a convertirse en inútiles como hijos de Dios.  Los títulos resonantes y los grandes talentos no son esenciales para ser buenos ciudadanos y cristianos ejemplares.

UN VINCULO DE UNION: El más tierno vínculo terrenal es el que une a la madre con su hijo.  El niño se impresiona más con la vida y el ejemplo de la madre que con los del padre; porque los une un vínculo más fuerte y más tierno.  Las madres tienen una pesada responsabilidad.

CRISTO, EL MAYOR AMIGO: Las compañías tienen gran importancia. Podemos formar muchas amistades agradables y provechosas; pero ninguna es tan valiosa como la que se forma cuando un hombre finito se relaciona con el Dios infinito. 

Cuando estamos unidos a El de esa manera, las palabras de Cristo moran en nosotros…El resultado se revelará en un corazón purificado, una vida sobria, un carácter inmaculado.  Pero solamente merced al trato y la asociación con Cristo podemos asemejarnos a El, ejemplo único e impecable.

CONSUELO PARA LA  MENTE Y PAZ PARA EL ALMA: El antídoto divino es el alivio para las almas abrumadas por el pecado. Las consoladoras palabras de verdad dirigidas al afligido serán a menudo el medio para calmar la mente y restaurar la paz del alma.

UN DON DE DIOS: Todo buen impulso o aspiración es un don de Dios; la fe recibe de Dios la única vida que puede producir desarrollo y eficiencia verdaderos.

LA INTIMA SATISFACCION DE HACER EL BIEN: El altruismo, principio básico del reino de Dios, concita el odio de Satanás, que niega hasta su misma existencia.  Desde el comienzo del gran conflicto ha tratado de demostrar que los principios que constituyen el fundamento de la actividad divina son egoístas, y califica del mismo modo a todos los que sirven a Dios. 

La obra de Cristo y la de todos los que llevan su nombre consiste en refutar las acusaciones de Satanás.  Jesús vino en forma humana para ofrecer en su propia vida un ejemplo de altruismo.  Y todos los que aceptan este principio deben ser colaboradores con El, demostrándolo en la vida práctica.  Escoger la justicia por la justicia misma; ponerse de parte de la verdad aunque cueste sufrimiento y sacrificio,

“ésta es la herencia de los siervos de Jehová y su salvación de mi vendrá, dijo Jehová” (Isaías 54:17)

Elena White

Continúa en parte 163

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 161-

NECESIDADES EMOCIONALES. Si queremos, podemos apartarnos de todo lo vulgar y degradante y elevarnos hasta un alto nivel, donde gozaremos del respeto de los hombres y del amor de Dios. -parte 2-

LA SEGURIDAD SE BASA EN EL PENSAMIENTO RECTO: Debemos sentir siempre el poder ennoblecedor de los pensamientos puros. La única seguridad para el alma consiste en pensar bien, pues acerca del hombre se nos dice:

“Cual es su pensamiento en su alma, tal es él” (Prov.23:7)

El poder del dominio propio se acrecienta con el ejercicio.  Lo que al principio parece difícil, se vuelve fácil con la práctica, hasta que los buenos pensamientos y acciones llegan a ser habituales.  Si queremos, podemos apartarnos de todo lo vulgar y degradante y elevarnos hasta un alto nivel, donde gozaremos del respeto de los hombres y del amor de Dios.

LA FALTA DE AFECTO PRODUCE DEPRAVACION: En las abominaciones de los cananeos, el Señor presentó a Israel los resultados que tiene la comunión con los espíritus malos; eran sin afectos naturales, idólatras, adúlteros, asesinos y abominables por todos sus pensamientos corrompidos y prácticas degradantes.

EL FRUTO DE LA MALICIA ES LA MUERTE: El espíritu de odio y de venganza tuvo su origen en Satanás, y lo llevó a dar muerte al Hijo de Dios.  Quienquiera que abrigue malicia u odio, abriga el mismo espíritu; y su fruto será la muerte. En el pensamiento vengativo yace latente la mala acción, así como la planta yace en la semilla.

Todo aquél que aborrece a su hermano es homicida: y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él” (1 Juan 3:15)

ALIVIO DE LA CULPA: El paralitico encontró en Cristo curación para su alma y su cuerpo.  Necesitaba la salud del alma antes de poder apreciar la salud del cuerpo.  Antes de poder sanar la enfermedad física, Cristo tenía que infundir alivio al espíritu y limpiar el alma de pecado. 

No hay que pasar por alto esta lección.  Actualmente miles que adolecen de enfermedades físicas desean, como el paralitico, oír el mensaje:

“Tus pecados te son perdonados”.

La carga del pecado, con su desasosiego y sus deseos nunca satisfechos, es la causa fundamental de sus enfermedades.  No podrán encontrar alivio mientras no acudan al Médico del alma.  La paz que El solo puede dar devolverá el vigor a la mente y la salud al cuerpo.

LA NECESIDAD DE AMISTAD: Muchos podrían estar libres de las influencias pecaminosas si estuvieran rodeados de buenas amistades y si se les dirigieran palabras bondadosas y amables.

ES NATURAL QUE BUSQUEMOS SOCIABILIDAD: Es natural buscar compañía. Y la intensidad de la amistad determinará la influencia que los amigos ejerzan unos sobre otros, para bien o para mal. Todos tendrán amistades, influirán en ellas y recibirán su influencia. 

Es misterioso el vínculo que une los corazones humanos de manera que los sentimientos, los gustos y los principios de dos personas quedan íntimamente fusionados. Uno recibe el espíritu del otro y copia sus modales y actos. Así como la cera conserva la figura del sello, la mente retiene la impresión producida por el trato y la asociación con otros.  La influencia puede ser inconsciente, más no por eso es menos poderosa.

EL HOMBRE FUE CREADO PARA LA SOCIABILIDAD: El Señor creo al hombre para la sociabilidad, y es su propósito que estemos imbuidos de la naturaleza bondadosa y amable de Cristo, y que por medio de la amistad nos unamos en íntima relación como hijos de Dios, a fin de hacer una obra para el tiempo y la eternidad.

EL ORGULLO DESTRUYE LA AMISTAD: Los enemigos de Cristo percibían la majestad, la pureza y la belleza de la verdad, Jesús con su influencia profunda y suave, echaba hondas raíces en muchas mentes, derribando la muralla de separación que había levantado el orgullo y exclusivismo de los fariseos, y temieron que, si se lo permitían, alejaría completamente de ellos al pueblo. 

Por eso lo seguían con resuelta hostilidad, al acecho de alguna ocasión, lo cual permitiría al Sanedrín obtener su condenación y su muerte. (Elena White)

Continúa en parte 162

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 160-

 

 

NECESIDADES EMOCIONALES. La Ley de Dios es una ley de amor. El amor debe ser el principio que impulse a obrar. Es el amor a uno mismo lo que destruye nuestra paz.   –parte 1-

LAS RAZONES DE LA EXISTENCIA: La Ley de Dios es una ley de amor. EL nos rodeó de hermosura para enseñarnos que no estamos en la tierra únicamente para mirar por nosotros mismos, y para trabajar, sino para hacer la vida esplendorosa, alegre y bella por el amor de Cristo.  Así como las flores, hemos de alegrar otras vidas con el misterio del amor.

EL AMOR SATISFACE LAS NECESIDADES ÍNTIMAS: El amor debe ser el principio que impulse a obrar.  El amor es el principio fundamental del gobierno de Dios en los cielos y en la tierra, y debe ser el fundamento del carácter del cristiano. Solo ésto puede habilitarlo para resistir la prueba y la tentación.

CULTIVE EL AMOR: Hay que cultivar el amor a Dios y al prójimo, porque es tan precioso como el oro.  Necesitamos representar de la mejor manera posible el carácter de la religión pura e incontaminada que, tanto por su naturaleza como por sus requerimientos, es lo contrario al egoísmo.

Un amor como el que Cristo ejemplificó es incomparable; su valor supera al del oro, la plata o las piedras preciosas.  Debemos orar por el amor que Cristo poseía, y procurarlo por encima de las debilidades humanas.

TODOS NECESITAN AMOR: La razón por la cual hay tantos hombres y mujeres de corazón duro en nuestro mundo, es que el verdadero afecto ha sido considerado debilidad, y se lo ha desalentado y reprimido. Lo mejor de la naturaleza de las personas de esta clase ha sido pervertido y empequeñecido en la infancia, y a menos que los rayos de la luz divina logren derretir su frialdad y la dureza de su corazón egoísta, la felicidad de los tales está sepultada para siempre.

Si quisiéramos tener corazones tiernos, como el que tuvo Jesús cuando estuvo sobre la tierra, y una simpatía santificada, como la que tienen los ángeles por los mortales pecadores, cultivaríamos la simpatía de los niños, que es la sencillez misma.

EL CORAZÓN: UNA FUENTE DE AMOR: (consejo a un padre)  Ni Ud. ni su esposa han tenido experiencia en hacer sacrificios a favor de la verdad, en ser ricos en buenas obras, mediante el depósito de sus tesoros en el cielo.  No han ejercido cuidado, ni simpatía, ni paciencia con sus hijos dependientes y amantes. 

Han consultado su propia conveniencia egoísta. Sus corazones no han sido una fuente capaz de alimentar surtidores vivientes de ternura y afecto.  Al bendecir a los demás con amables palabras de amor y actos de misericordia y benevolencia, recibirán una bendición ellos mismos.

EL AMOR AL YO DESTRUYE LA PAZ: Es el amor a uno mismo lo que destruye nuestra paz. Mientras viva el yo, estaremos siempre dispuestos a protegerlo contra los insultos y la mortificación; pero cuando hayamos muerto al yo y nuestra vida este escondida con Cristo en Dios, no tomaremos a pecho los desdenes y desaires.  Seremos sordos a los vituperios y ciegos al escarnio y al ultraje.

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza en la verdad.  Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca deja de ser” (1 Cor.13:4-8).

Elena White

Continúa en parte 161

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 159-

LOS PROBLEMAS EMOCIONALES.–parte 3

“Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón: y salva a los contritos de espíritu”.“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros”…

LAS ALMAS HUMILLADAS RECONOCEN LA CULPA: Los que no han humillado sus almas delante de Dios mediante el reconocimiento de su culpa, no han cumplido todavía la primera condición de la aceptación.  Si no hemos experimentado el arrepentimiento, y no hemos confesado nuestro pecado con verdadera humillación del alma y con un espíritu quebrantado, aborreciendo nuestra iniquidad, nunca hemos procurado verdaderamente el perdón del pecado; y si no lo hemos buscado nunca, nunca hemos encontrado tampoco la paz de Dios.

La única razón por la cual posiblemente no hemos recibido la remisión de los pecados pasados, consiste en que no hemos estado dispuestos a humillar nuestros orgullosos corazones y a cumplir las condiciones de la palabra de verdad.  La confesión del pecado, ya sea pública o privada, debe provenir del corazón y debe ser expresada libremente. No se la debe extraer del pecador. 

No se la debe hacer con ligereza y en forma descuidada, o extraída a la fuerza de gente que no tiene una clara idea del carácter aborrecible del pecado.  La confesión mezclada con lágrimas y dolor, que brota de lo más profundo del alma, encuentra el camino que conduce al Dios de infinita piedad.  Dice el salmista:

“Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón: y salva a los contritos de espíritu”

ESENCIAL PARA ELIMINAR EL PECADO: Con la fuerza de Cristo podemos dejar de pecar. Se ha hecho toda provisión para que la gracia more en nosotros, para que el pecado parezca siempre tan odioso como es, es decir, como pecado.  “Si alguno peca”, no debe abandonarse a la desesperación ni hablar como si estuviera perdido para Cristo.

DIOS PERDONA A TODOS LOS QUE ACUDEN A EL: Dios condena justicieramente a todo el que no hace de Cristo su Salvador personal, pero perdona a cada alma que acude a El con fe, y la capacita para realizar las obras de Dios y para ser una con Cristo por la fe…El Señor ha provisto todo lo necesario para que el hombre pueda alcanzar la salvación plena y GRATUITA, y sea completo en EL.

El propósito de Dios es que sus hijos tengan los brillantes rayos del Sol de Justicia, que todos tengan la luz de la Verdad.  DIOS HA PROPORCIONADO LA SALVACIÓN AL MUNDO A UN COSTO INFINITO, NADA MENOS QUE LA DADIVA DE SU HIJO UNIGÉNITO.  El apóstol pregunta:

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con El todas las cosas? (Rom.8:32)

POR LO TANTO, SI NO SOMOS SALVADOS, LA FALTA NO SERÁ DE DIOS, SINO NUESTRA POR HABER DEJADO DE COOPERAR CON LOS INSTRUMENTOS DIVINOS.  NUESTRA VOLUNTAD NO HA COINCIDIDO CON LA VOLUNTAD DE DIOS.

ESPERANZA PARA TODOS: Nadie tiene porque entregarse al desaliento ni a la desesperación. Puede Satanás presentarse a ti, insinuándote despiadadamente “Tu caso es desesperado.  No tienes redención”.

HAY SIN EMBARGO ESPERANZA EN CRISTO.  DIOS NO NOS EXIGE QUE VENZAMOS CON NUESTRAS PROPIAS FUERZAS.  NOS INVITA A QUE NOS PONGAMOS MUY JUNTO A EL.  CUALESQUIERA SEAN LAS DIFICULTADES QUE NOS ABRUMEN Y QUE OPRIMAN ALMA Y CUERPO.  DIOS AGUARDA PARA LIBERARNOS.

Elena White

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 158-

 

LOS PROBLEMAS EMOCIONALES -parte 2-

“Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  (1 Juan 1:9)

EL CULPABLE NECESITA UN ENFOQUE POSITIVO: Nadie mejora nunca mediante la acusación y la recriminación. Hablarle de su culpa al alma tentada no le inspirará la determinación de mejorar.  Al equivocado y desanimado señálele a Aquél que es capaz de salvar hasta lo sumo a todos los que acuden a El. Muéstrele lo que puede llegar a ser. 

Dígale que en él no hay nada que lo pueda recomendar a Dios pero que Cristo murió para que él pudiera ser aceptado por el Amado.  Transmítale esperanza, mostrándole que en Cristo hay fuerza para obrar mejor.  Ponga delante de él las posibilidades que el Cielo le da.  Ayúdele a confiar en el poder perdonador del Señor.  Jesús está esperando tomarlo de la mano, para darle poder a fin de vivir una vida noble y virtuosa.

LAS CRISIS A MENUDO INDICAN LA FUENTE DE FORTALEZA: Dios a menudo conduce a los hombres a una crisis para mostrarles cuáles son sus debilidades, y para señalarles la Fuente de la fortaleza.  Si oran y velan en oración, y luchan con valentía, sus puntos débiles se convertirán en puntos fuertes. 

La experiencia de Jacob contiene varias lecciones valiosas para nosotros.  Dios le enseñó que con su propia fuerza nunca lograría la victoria, y que tenía que luchar con Dios para alcanzar fuerza de lo alto.

LA CULPA ES CAUSA DE MUCHAS ENFERMEDADES: El paralítico halló en Cristo curación, tanto para el alma como para el cuerpo. La curación espiritual fue seguida por la restauración física.  Esta lección no debe ser pasada por alto. Hay hoy día miles que están sufriendo de enfermedad física y que, como el paralítico, están anhelando el mensaje:

“Tus pecados te son perdonados”

La carga de pecado, con su intranquilidad y deseos no satisfechos es el fundamento de enfermedades. No se puede hallar alivio hasta que venga el Médico del alma.  La paz que El solo puede dar, impartirá vigor a la mente y salud al cuerpo.

LA IGNORANCIA NO ELIMINA LA CULPA: Si hubiesen sabido que estaban torturando a Aquél que había venido para salvar a la raza pecaminosa de la ruina eterna, el remordimiento y el horror se habrían apoderado de ellos.  Pero su ignorancia no suprimió su culpabilidad, porque habrían tenido el privilegio de conocer y aceptar a Jesús como su Salvador.

LA GRAVEDAD DE LA CULPA NO DISMINUYE AL EXCUSAR EL PECADO: No deberíamos tratar de disminuir la gravedad de la culpa excusando el pecado.  Debemos aceptar la evaluación que Dios hace del pecado, y ésta es ciertamente muy seria. 

Solo el Calvario puede revelar la enormidad del pecado.  Si tuviéramos que soportar nuestra propia culpa, ésta nos aplastaría. Pero quien no tuvo pecado tomó nuestro lugar; aunque no lo merecíamos, llevó nuestra iniquidad.

“Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9)

Elena White 

Continúa en parte 159

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 157-

LOS PROBLEMAS EMOCIONALES. LA CULPA-El amor de Cristo libera el alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida.  –parte 1-

LA CULPA MALOGRA LAS FUERZAS VITALES: Las penas, la ansiedad, el descontento, el remordimiento, el sentimiento de culpabilidad y la desconfianza menoscaban las fuerzas vitales, y llevan al decaimiento y a la muerte.

COMO LIBERARSE DE LA CULPA: Este sentimiento de culpa debe ser depositado a los pies de la cruz del Calvario.  La sensación  de pecaminosidad ha emponzoñado las fuentes de la vida y de la verdadera felicidad. Pero ahora Jesús le dice: Deposítalo en mí; yo tomaré tus pecados, te daré paz.  No sigas destruyendo tu respeto propio, porque yo te he comprado por el precio de mi propia sangre. 

Eres mío; fortaleceré tu voluntad debilitada; eliminaré el remordimiento que te causa el pecado.  Por lo tanto, vuelva su corazón, tembloroso por causa de la incertidumbre, y aférrese de la esperanza que se le extiende.  Dios acepta su corazón quebrantado y contrito. 

Le ofrece pleno perdón en el seno de su familia, y le ofrece su gracia que lo ayudará en sus debilidades; y el amado Jesús lo conducirá paso a paso si Ud. esta dispuesto a pone su mano en la suya y dejar que lo guie.

JESUS PERDONA A PESAR DE LA CULPA: Satanás trata de apartar nuestra mente del poderoso Ayudador para inducirnos a pensar en la degeneración de nuestra alma.  Pero aunque Jesús ve la culpa del pasado, pronuncia palabras de perdón y no debemos deshonrarlo dudando de su amor.

SU AMOR LIBERA DE CULPA: El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante.  Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. 

Libera el alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida.  Con El vienen la serenidad y la calma.  Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida.

EL MAYOR PECADOR NECESITA AL MAYOR SALVADOR: Si Ud. cree que es el mayor de los pecadores, lo que necesita es Cristo; el mayor de los Salvadores.  Levante la cabeza y contemple fuera de sí mismo, más allá de su pecado, al Salvador levantado; más allá de la venenosa mordedura de la serpiente, al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

EL DARÁ DESCANSO: El llevó el peso de nuestra culpa.  También quitará la carga de nuestros hombros cansados.  Nos dará descanso.  Llevará por nosotros la carga de nuestros cuidados y penas. Nos  invita a echar sobre El todos nuestros afanes; pues nos lleva en su corazón.

”Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”  (Mateo 11:28)

NO TODOS LOS PECADOS SON DE LA MISMA MAGNITUD:  No todos los pecados son de igual magnitud delante de Dios; hay diferencia de pecados a su juicio, como los hay a juicio de los hombres; sin embargo, aunque éste o aquél acto malo puedan parecer frívolos a los ojos de los hombres, ningún pecado es pequeño a la vista de Dios, El juicio de los hombres es parcial e imperfecto; más Dios ve todas las cosas como realmente son.

El borracho es detestado y se le dice que su pecado lo excluirá del cielo,  mientras que el orgullo, el egoísmo y la codicia pasan muchísimas veces sin condenarse. Sin embargo, estos son pecados que ofenden especialmente a Dios; porque son contrarios a la benevolencia de su carácter, a ese amor desinteresado que es la atmósfera misma del universo que no ha caído. 

El que cae en alguno de los pecados más groseros puede avergonzarse y sentir su pobreza y necesidad de la gracia de Cristo; pero el orgullo no siente ninguna necesidad y así cierra el corazón a Cristo y a las infinitas bendiciones que El vino a derramar. (Elena White)

Continúa en parte 158

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: