Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘el plan de salvación’

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 202-

INTERRELACION DEL CUERPO Y LA MENTE-parte 10-

 

LA MENTE Y LA SALUD ESPIRITUAL. Todo verdadero conocimiento y desarrollo tienen su origen en el conocimiento de Dios. -parte 1-

EL FRUTO DE LA VIDA ESPIRITUAL: La vida espiritual le proporciona a su poseedor lo que todo el mundo busca, pero que nunca se puede lograr sin una total entrega a Dios.

CUERPO, MENTE Y ALMA SE BENEFICIAN GRACIAS A LA COMUNIÓN CON DIOS: Todo verdadero conocimiento y desarrollo tienen su origen en el conocimiento de Dios.  Doquiera nos dirijamos; al dominio físico, mental o espiritual; cualquier cosa que contemplemos, fuera de la marchitez del pecado, en todo vemos revelado este conocimiento.

Cualquier ramo de investigación que emprendamos, con el sincero propósito de llegar a la verdad, nos pone en contacto con la Inteligencia poderosa e invisible que obra en todas las cosas y por medio de ellas. 

La mente del hombre se pone en comunión con la mente de Dios; lo finito, con lo infinito.  El efecto que tiene esta comunión sobre el cuerpo, la mente y el alma sobrepuja toda estimación.

EL AMOR DE DIOS ES ESENCIAL PARA LA SALUD: Dios es el gran cuidador de la maquinaria humana.  Podemos cooperar con El en el cuidado de nuestros cuerpos.  El amor a Dios es esencial para la vida y la salud.

LA SALUD DEL CUERPO ES IMPORTANTE PARA LA SALUD DEL ALMA: Se debería reconocer a Dios como el Autor de nuestro ser.  La vida que nos ha dado no es para malgastarla.

El descuido relativo a los hábitos corporales pone de manifiesto un descuido del carácter moral.  Se debe considerar que la salud del cuerpo es esencial para el avance en el crecimiento en la gracia, y hasta del temperamento.

LAS BUENAS OBRAS PROMUEVEN LA SALUD: Las buenas acciones son una doble bendición, pues aprovechan al que las hace y al que recibe sus beneficios.  La conciencia de haber hecho el bien es una de las mejores medicinas para las mentes y los cuerpos enfermos. 

Cuando el espíritu goza de libertad y dicha por el sentimiento del deber cumplido y por haber proporcionado felicidad a otros, la influencia alegre y reconstituyente que de ello resulta infunde vida nueva al ser entero.

LA PIEDAD ESTA EN ARMONÍA CON LAS LEYES DE LA SALUD: Los que andan por la senda de la sabiduría y la santidad descubren que:

 “la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera” (1 Tim.4:8)

La piedad no está en conflicto con las leyes de la salud, sino que está en armonía con ellas.  El temor del Señor es el fundamento de la verdadera prosperidad.

UNA LUCHA CONSTANTE CONTRA LAS FANTASIAS NOCIVAS DE LA MENTE: Todo aquél que desee participar de la naturaleza divina debe apreciar el hecho de que tiene que huir de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia.

Debe haber constante y fervorosa lucha del alma contra las fantasías nocivas de la mente. Debe haber una permanente resistencia a la tentación tanto en pensamiento como en acción.  El alma debe mantenerse libre de toda mancha, por la fe en el que es capaz de guardarla sin caída. 

Deberíamos meditar en las Escrituras, para pensar sobriamente en las cosas que tienen que ver con nuestra salvación eterna. La misericordia y el amor infinitos de Jesús, el sacrificio hecho en nuestro favor, requieren nuestra más seria y solemne reflexión. 

Deberíamos espaciarnos en el carácter de nuestro amado Redentor e Intercesor.  Deberíamos tratar de comprender el significado del plan de salvación.

Deberíamos meditar en la misión de Aquél que vino a salvar a su pueblo de sus pecados. Al considerar constantemente los temas celestiales, nuestra fe y nuestro amor se fortalecerán.

 Elena White

Continúa en parte 203

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 108-

 

 

LA FELICIDAD- La acción armoniosa y saludable de todas las facultades del cuerpo y la mente, produce felicidad; mientras más elevadas y refinadas sean las facultades, más pura y sin mezcla será la felicidad.  parte 1-

ACCIÓN ARMONIOSA DE TODAS LAS FACULTADES: La acción armoniosa y saludable de todas las facultades del cuerpo y la mente, produce felicidad; mientras más elevadas y refinadas sean las facultades, más pura y sin mezcla será la felicidad.

RELACIÓN ENTRE LA FELICIDAD Y LA SALUD: Tan íntima es la relación que existe entre la salud y la felicidad, que no podemos disfrutar de esta última sin disponer de la anterior. Se necesita un conocimiento práctico de la vida humana para poder glorificar a Dios por medio de nuestros cuerpos.  Por lo tanto, es de mayor importancia que entre los estudios seleccionados para los niños, la fisiología ocupe el primer lugar.

¡Cuán pocos conocen algo acerca de la estructura y el funcionamiento de sus propios cuerpos y de las leyes de la naturaleza! Muchos están a la deriva al carecer de conocimiento, como un barco en medio del mar, sin brújula ni ancla; y lo que es peor, no tienen interés en aprender a conservar sus cuerpos en condición saludable y así prevenir la enfermedad.

LEY DE LA ACCIÓN Y LA REACCION: Nuestra felicidad nos la proporcionara nuestro trabajo desinteresado, impulsado por el amor divino, porque en el plan de salvación, Dios ha señalado la ley de la acción y la reacción.

HACER EL BIEN ESTIMULA LOS NERVIOS: Cada rayo de luz que derramemos sobre los demás se reflejará sobre nuestros propios corazones.  Toda palabra amable y de simpatía dirigida al apesadumbrado, todo acto que tenga por fin aliviar al oprimido, y todo don cuyo propósito sea suplir las necesidades de nuestros semejantes, dado o hecho para gloria de Dios, resultará en bendición para el dador. 

Los que obren de este modo estarán obedeciendo la ley del cielo y recibirán la aprobación de Dios.  El placer de hacer el bien a los demás fluye a través de los nervios, acelera la circulación de la sangre, y produce salud mental y física.

CADA PERSONA ES LA FUENTE DE SU PROPIA FELICIDAD: La vida que se vive en Cristo es una vida llena de reposo.  La inquietud, el descontento y la agitación revelan la ausencia del Salvador.  Si hacemos entrar a Jesús en nuestras vidas, éstas se llenarán de obras buenas y nobles para el Maestro.

Nos olvidaremos de servirnos a nosotros mismos, y viviremos siempre más cerca del amado Salvador; nuestro carácter se volverá semejante al de Cristo, y cuantos nos rodean conocerán que estamos con Jesús y hemos aprendido de El.

Cada uno posee en sí mismo la fuente de su propia felicidad o desgracia.  Si quiere, puede elevarse por encima del más bajo sentimentalismo que constituye la experiencia de muchos; pero mientras esté henchido en sí mismo, nada puede hacer el Señor por él. Satanás nos presentará proyectos ambiciosos para deslumbrar nuestros sentidos, pero debemos recordar siempre el

“premio de la soberana vocación de Dios en Cristo Jesús” (Fil.3:14)

Llenemos  esta vida con todas las buenas obras que nos sea posible hacer.

“Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad” (Dan.12:3)

(Elena White)

 

 Continúa en parte 109

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 63-

 

EQUILIBRIO EN LA EDUCACIÓN.  El verdadero propósito de la educación es restaurar la imagen de Dios en el alma. El pecado, casi hizo desaparecer la imagen de Dios en el hombre.  -parte 1-

LA EDUCACIÓN TIENE IMPLICACIONES ETERNAS: La educación es una obra cuyos efectos se verán durante los siglos sin fin de la eternidad.

RESTAURAR LA ARMONÍA EN EL SER: El verdadero propósito de la educación es restaurar la imagen de Dios en el alma.  En el principio, Dios creo al hombre a su propia semejanza.  Le dotó de cualidades nobles. Su mente era equilibrada, y todas las facultades de su ser eran armoniosas. Pero la caída y sus resultados pervirtieron estos dones.

El pecado echó a perder y casi hizo desaparecer la imagen de Dios en el hombre.  Restaurar ésta fue el objetivo con que se concibió el plan de la salvación y se le concedió un tiempo de gracia al hombre.  Hacerle volver a la perfección original en la que fue creado, es el objetivo de la vida, el objetivo que en que estriba todo lo demás. 

Es la obra de los padres, en la educación de los jóvenes, cooperar con el propósito divino; y al hacerlo son coadjutores….de Dios” (1 Cor.3:9).

DESARROLLAR TODAS LAS CAPACIDADES: Todas las distintas capacidades que el hombre posee   –de la mente, del alma y del cuerpo- le fueron dadas por Dios para que las dedique a alcanzar el más alto grado de excelencia posible.  Pero esta cultura no puede ser egoísta ni exclusiva; porque el carácter de Dios, cuya semejanza hemos de recibir, es benevolencia y amor.

Toda facultad y todo atributo con que el Creador nos haya dotado deben emplearse para su gloria y para el ennoblecimiento de nuestros semejantes. Y en este empleo se halla la ocupación más pura, más noble y más feliz.

LA VERDADERA EDUCACIÓN ES ABARCANTE: La verdadera educación significa más que seguir cierto curso de estudios.  Es amplia.  Incluye el desarrollo armonioso de todas las facultades físicas y mentales.  Enseña a amar y temer a Dios, y es una preparación para el fiel cumplimiento de los deberes de la vida.

EL DESARROLLO SIMETRICO DE LOS VALORES: Y todos los que quieran ser obreros juntamente con Dios, deben esforzarse por alcanzar la perfección de cada órgano del cuerpo y cada cualidad de la mente.

La verdadera educación es la preparación de las facultades físicas, mentales y morales para la ejecución de todo deber; es el adiestramiento del cuerpo, la mente y el alma para el servicio divino.  Esta es la educación que perdurará en la vida eterna.

TODAS LAS FACULTADES HAN DE ALCANZAR SU MAXIMO POTENCIAL: Debería enseñarse a los jóvenes la importancia de cultivar las facultades físicas, mentales y morales para que puedan alcanzar no sólo los más elevados logros en las ciencias, sino que, por medio del conocimiento de Dios, puedan ser educados para glorificarlo; que puedan desarrollar caracteres simétricos, y así estar preparados para ser útiles en este mundo y obtener la idoneidad moral para la vida inmortal.

LOS JOVENES HAN DE SER PENSADORES: Cada ser humano, creado a la imagen de Dios, está dotado de una facultad semejante a la del Creador; la individualidad, la facultad de pensar y hacer. Los hombres  en quienes se desarrolla esta facultad son los que llevan responsabilidades, los que dirigen empresas, los que influyen sobre el carácter. 

La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores de otros hombres.  En vez de restringir su estudio a lo que los hombres han dicho o escrito, los estudiantes deben ser dirigidos a las fuentes de la verdad, a los vastos campos abiertos a la investigación de la naturaleza y en la revelación. 

Contemplen las grandes realidades del deber y del destino, y la mente se expandirá y robustecerá.  En vez de jóvenes educados, pero débiles, serán hombres fuertes para pensar y obrar, hombres que sean amos y no esclavos de las circunstancias, hombres que posean amplitud de mente, claridad de pensamiento y valor para defender sus convicciones. (Elena White)

Continúa en parte 64

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: