Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-SALUD PARA LAS NACIONES-Esperanza a un Mundo Sufriente y en Crisis.’ Category

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 9-

EL FIN SE ACERCA-parte 3-

RELIGIOSO: Algunas de las más impresionantes señales de nuestro tiempo se encuentran en el ámbito de la religión.  Hay un resurgimiento de la vitalidad en los sistemas no cristianos.  El islámico está avanzando más rápido que el cristianismo en muchas partes de África y muestra una vida renovada en el Medio Oriente.  El budismo no sólo se sostiene en la India sino que envía misioneros a los países cristianos. El paganismo aprieta su control sobre los que han oído, pero que han rechazado el llamado de Cristo. Más significativo aún es el movimiento hacia la unidad de la iglesia.  Los cuerpos protestantes que han mantenido cuidadosamente tradiciones separadas están hundiendo las diferencias en la creencia de que la unidad les traerá mayor fuerza.

A su vez, ésto solidifica al protestantismo que está considerando ansiosamente una reunión con Roma, con perspectivas inquietantes de éxito en los términos de Roma???  La interpretación de Apocalipsis 13 ha salido del ámbito de la piadosa especulación y se refiere a los acontecimientos actuales. El drama profético descrito en ese capítulo se está delineando ante nuestros propios ojos.

LA MAS INQUIETANTE SEÑAL DE TODAS: Pero la señal más inquietante de todas puede hallarse más cerca de su casa que de Roma.  Vivimos en la historia de la época de Laodicea, y a menos que conscientemente nos esforcemos por superar sus características, nosotros participaremos de sus debilidades.  Y ¿quién  de nosotros puede reclamar una inmunidad total de los juicios contenidos en las siguientes palabras?

“El pueblo de Dios que profesa creer la verdad presente no se encuentra en una actitud de espera y vigilancia. Los hijos de Dios están incrementando sus riquezas, y están depositando sus tesoros en la tierra.  Se están volviendo ricos en las cosas mundanas, pero no ricos para con Dios. No creen que el tiempo sea corto; no creen que el fin de todas las cosas esté cerca, que Cristo está a las puertas… Están añadiendo una casa a la otra, y un terreno al otro; son ciudadanos de este mundo.”   (Testimonios para la Iglesia-tomo 2, pág. 178)

¿Quién de nosotros se atreve a negar la veracidad de este cuadro? Si no fuera así, la iglesia habría logrado mucho más de lo que ha hecho. Afortunadamente, Aquel que revela la pobreza espiritual de sus hijos, también proporciona los medios para hacerlos ricos espiritualmente. El nos ha revelado nuestra verdadera condición porque El puede despertarnos de nuestro sentido de necesidad e impulsarnos a buscar y aceptar las soluciones que El ha preparado para nuestro uso.  Podemos comprar de El el oro, el vestido, el colirio, y así estar sin vergüenza para encontrarnos con El que está a la puerta y llama.

Cada desarrollo cumplido debe ser un incentivo adicional para prepararnos para el encuentro con nuestro Dios.  La urgencia de nuestro tiempo exige que nos preparemos hoy como si el Salvador viniese mañana.

“Ya nos queda poco tiempo para prepararnos para la eternidad.  Que el Señor abra los ojos cerrados de su pueblo y avive los sentidos adormecidos, para que puedan darse cuenta que el Evangelio es poder para Dios para la salvación a todo aquel que cree. Que todos comprendan la importancia de representar a Dios de una manera tan pura y tan justa que el mundo pueda contemplarlo en su hermosura” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 14).

Amigos, el fin está cerca y pronto estará sobre nosotros. “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados” (1 Juan 2:28).

 

 

Read Full Post »

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 8- 

EL FIN SE ACERCA-parte 2-

POLITICA: Desde que los hombres primeramente se constituyeron en naciones siempre ha habido guerras y rumores de guerras, pero nunca las guerras han sido en una escala gigantesca como las que están amenazando en la actualidad. Una chispa en un oscuro rincón del mundo está propensa a poner a todo el mundo en fuego.  Nunca antes la población de nuestro planeta ha sido tan claramente dividida en dos campos, cada uno de los cuales está dispuesto a aniquilar al otro en una guerra termonuclear.

Ante tal perspectiva, las “guerras y rumores de guerras” parece un eufemismo.  La profecía de que “se levantará nación contra nación, y reino contra reino” (Mateo 24:7), adquiere un aspecto universal: ninguna región del mundo está exenta en realidad, “no hay lugar donde esconderse”.

Y el punto espiritual del sombrío panorama es el siguiente: La historia humana está llegando a su fin; y sólo la venida del reino de Cristo puede rescatar al hombre de la difícil situación en la que ha caído.

SOCIAL: El registro de la esclavitud del hombre en el pecado es casi tan largo como el de su existencia, pero podríamos dudar razonablemente de que las prácticas pecaminosas nunca han sido tan ampliamente toleradas y promovidas tan activamente como lo son hoy.  Una realización aún más triste es que los pecados sociales son más descarados y desenfrenados en las llamadas naciones cristianas que en las que etiquetamos paganas o ateas.

El alcoholismo, la inmoralidad sexual, la falta de honradez, los crímenes violentos, la falta de respeto a los padres, y el desprecio  de la autoridad legítima son cánceres virulentos que corroen el corazón de la sociedad “cristina” y que están provocando su muerte espiritual. Aún las pequeñas voces de protesta se ahogan por los truenos del deseo personal y los intereses creados, hasta que se ve como si los defensores de la moral están luchando una batalla perdida.

Ningún estudiante de la Segunda Venida puede dejar de señalar el paralelismo entre estas condiciones y la propia representación de la sociedad de Cristo justo antes de su regreso. “Porque como en los días antes  del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:38, 39).

Aún más claro es el análisis penetrante de Pablo sobre el carácter de aquellos que viven en los “tiempos de peligro moral” de los “últimos días”. Su lista dada en 2 Timoteo 3:1-5, cubre la mayor parte de los pecados comunes de nuestra década y hace que su lectura sea desalentadora, aunque instructiva.

También debes saber ésto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.  Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (2 Timoteo 3:1-5).

RELIGIOSO:

-Continúa en parte 3-

Read Full Post »

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 7

EL FIN SE ACERCA-parte 1-

¿Cuáles son nuestros fundamentos para la esperanza de que la historia pronto tomará este giro dramático? ¿Qué evidencia poseemos de que esta expectativa cristiana es algo más que una ilusión? ¿Qué prueba podemos presentar a los que buscan sinceramente conocer la verdad de un asunto tan vital? Dos preguntas similares formuladas por sus discípulos, a las que nuestro Señor dio una respuesta detallada, y luego agrego: “…cuando veáis todas estas cosas, conoced que [Su Venida y el fin] está cerca, a las puertas” (Mateo 24:33).

¿A que “cosas” se refería el Salvador? La mayoría de nosotros sabemos bien la respuesta. Podemos hablar de “guerras y rumores de guerras”, de la “gran tribulación”, “del oscurecimiento del sol, de que la luna no dará su resplandor, de las estrellas que caen del cielo”, de la “angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas” (Mateo 24: 6, 21, 29; Lucas 21:25).

Sabemos que “estas cosas” se han cumplido, y que el regreso de Jesús debe estar ahora cerca, “a las puertas”. Con el ojo de la fe, con la ayuda del conocimiento seguro de las Escrituras, podemos ver al Señor de la historia de pie en la puerta de la historia, en espera de que se abra y se le admita una vez más en asociación física personal con sus seguidores humanos.

LA EVIDENCIA DE HOY EN DÍA: Pero nuestra esperanza no se basa sólo en el cumplimiento de las señales que ya han pasado.  El presente está derramando evidencia de que el fin está cerca.  No pasa un día sin que den una noticia que no se ajuste a la previsión divina acerca de los últimos días. Por poco menos de un siglo, nuestra iglesia ha estado proclamando que tales condiciones se desarrollarían.

En la fuerza de la palabra profética hemos advertido al mundo de la forma inquietante de los próximos eventos, pero ahora estamos de pie otra vez en la exactitud de nuestro propio mensaje.  Dondequiera miramos, observamos el cumplimiento de un cuadro previamente conocido sólo en bosquejo, y la revelación más completa rara vez agradable a nuestras mentes terrenales.  Una cosa es ver el problema desde una cómoda distancia en el espacio y el tiempo, y otra cosa muy distinta es encontrarlo sentado en la propia puerta, superando su camino en todos los rincones de una existencia cómoda hasta ahora.

De hecho, la confirmación de lo que la iglesia ha estado predicando a veces es tan generosa que la Iglesia misma se sorprende y entristece.  Piense de nuevo a través del año  pasado y revise las noticias en todo el mundo que pueden ser bastante relacionadas con las previsiones bíblicas referentes a los últimos días.

FISICA: La naturaleza ha hablado con una voz terrible que ha solemnizado nuestro pensamiento y nos ha recordado que en el medio de la vida nos estamos acercando rápidamente al final. Las inundaciones y las hambrunas, los tsunamis y los terremotos, las epidemias y sequías, los desastres por tierra, mar y aire, antes de que la mente se recupere de un golpe se tambalea bajo el otro.  Casi espontáneamente, las palabras del Maestro suenan en el oído del creyente: “…y habrá pestes, y hambres, y terremotos…” “…a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra, porque las potencias de los cielos serán conmovidas” (Mateo 24:7; Lucas 21: 25, 26).

POLITICA:

-Continúa en parte 2-

 

Read Full Post »

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 6-

EL DESCANSO DIVINO-parte 2-

UN DÍA DE GOZO, PAZ Y VERDADERO DESCANSO

Grandes bendiciones están incluidas en la observancia del Sábado, y Dios quiere que el Sábado sea para nosotros un día de gozo. Hubo gozo en la institución del Sábado.  Dios vio con satisfacción la obra de sus manos.  Todas las cosas que había hecho declaró ser “muy buenas” Génesis 1:31. El cielo y la tierra se llenaron de regocijo. “Cuando alaban todas las estrellas del alba.  Y se regocijaban todos los hijos de Dios?” (Job 38:7). Aunque el pecado llegó a este mundo para estropear su obra perfecta, Dios todavía nos da el Sábado como testigo que Uno, Omnipotente, Infinito en bondad y misericordia, creó todas las cosas. Nuestro Padre Celestial desea preservar el conocimiento de El por medio de la observancia del Sábado.  Desea que el Sábado dirija nuestras mentes a El como el verdadero y viviente Dios, y que por medio de su conocimiento tengamos vida y paz.

Dios bendijo y santificó el séptimo día porque descansó de toda su maravillosa obra de creación.  El día de reposo, Sábado, fue hecho para toda la humanidad, y Dios quiere que cese su labor durante ese día, así como El mismo descansó después de su obra de creación de seis días.

Al principio del cuarto mandamiento Dios dijo: “Acuérdate” El reclama un día que ha separado y Santificado. Se lo da al hombre como un día en que puede descansar del trabajo y dedicarse por entero al culto, a la contemplación de la naturaleza y a mejorar su condición espiritual.

La institución del Sábado y de la familia fueron dadas por Dios en el Edén. Como el Sábado es un recordativo de su poder creador, es el día sobre todos los otros en que deberíamos familiarizarnos con Dios a través de sus obras. Feliz la familia que puede dirigirse al lugar de culto el Sábado como Jesús y sus discípulos –a través de campos, por las orillas de un lago o por los huertos. Bienaventurado el padre o la madre que puede enseñar a sus hijos la palabra de Dios con ilustraciones de las páginas abiertas del libro de la naturaleza; que pueden reunirse bajo los verdes árboles, al aire libre, puro y fresco para estudiar la santa Palabra de Dios y cantar alabanzas al Padre celestial.

Por medio de esas asociaciones los padres pueden unir sus hijos a su corazón, y por consiguiente a Dios con lazos que no pueden romperse.

El Sábado es la señal distintiva entre Dios y su pueblo (Ezequiel 20:12 y 20). El Sábado nos invita a encontrar paz interna en Aquel que dijo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados que yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

Estimado lector, si aún no ha probado por usted mismo la bendición del reposo del Sábado, le animamos, de todo corazón, que lo haga, descubrirá cuanta paz trae al alma seguir los caminos del Señor.

¡DIOS LE BENDIGA!

Read Full Post »

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 5-

EL DESCANSO DIVINO-parte 1-

“FUERON, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo, y lo santificó. Y bendijo Dios el día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”. (Génesis 2:1-3)

Dios previó la necesidad de proveer un día de descanso para la humanidad y escogió el séptimo día de la semana, el Sábado.  Ese día es tan importante para El que lo incluyó como parte de los Diez Mandamientos.  El cuarto mandamiento dice:

“Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.  Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó”. (Éxodo 20: 8-11)

Al recordar el Sábado, entramos en una comunión especial de reposo con Aquel que nos otorgó la vida. Al guardarlo, reconocemos que El es el dador de la vida y el verdadero Legislador.  El mandamiento del Sábado yace en el mismo corazón de la Ley más sublime de todas –Los Diez Mandamientos. Estos mandamientos son una expresión del carácter inmaculado de Dios.  Al guardarlos, por la gracia de Dios, progresivamente llegamos a ser más semejantes a nuestro hacedor en pensamientos y sentimientos.

Tan importante es esta obra para el desarrollo del carácter, que Dios apartó el séptimo día Sábado, como un día especial de santificación para El. La Biblia dice: …En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico”. (Éxodo 31:13)

Cuando Dios santificó el Sábado (ver Génesis 2:1-3), lo estableció como señal de su poder para santificarnos (apartarnos para El). Dios estableció el Sábado como recordativo de su poder creador y es también una señal que nos alienta, porque de la misma manera, por medio de ese mismo poder puede crearnos. De todos los días de la semana, es el séptimo día, Sábado, el que nos recuerda que podemos ser investidos por el Espíritu Santo para vivir una vida nueva.  Dios promete santificar a todos los que escogen honrarlo guardando su santo Sábado.

Entonces ¿cómo podemos santificar el Sábado? En primer lugar, aceptando al Señor del Sábado (Jesús) como nuestro Salvador personal (Marcos 2:27-28). Luego dejando de lado nuestras ocupaciones comunes de cada día, utilizaremos las horas sagradas del Sábado para estrechar nuestra comunión con nuestro Creador.

“Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en el Señor; y yo te hare subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado”. (Isaías 58:13, 14)

El Sábado es la oportunidad perfecta para vencer el egoísmo al no buscar nuestra delicia propia, sino el cumplir la voluntad de quien nos hizo y nos redimió.  Es un día de especial consagración a Dios que debiera incluir hechos bondadosos, servicio desinteresado en bien de nuestro prójimo y compañerismo con el pueblo de Dios. Jesús nos ha dado un maravilloso ejemplo de cómo guardar el Sábado participando en cultos de adoración y alabanza y sanando toda clase de enfermedades del pueblo que venía a El.

UN DÍA DE GOZO, PAZ Y VERDADERO DESCANSO

-Continúa en parte 2-

 

 

Read Full Post »

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 4- 

EL GRAN PLAN DE DIOS PARA LA SALUD-parte 2-

EL PLAN DE SATANÁS PARA DESTRUIR LA RAZA HUMANA-parte 2-

“Los nervios del cerebro que relacionan todo el organismo entre sí son el único medio por el cual el cielo puede comunicarse con el hombre, y afectan su vida más intima. Cualquier cosa que perturbe la circulación de las corrientes eléctricas del sistema nervioso, disminuye la fuerza de las potencias vitales, y como resultado se atenúa la sensibilidad de la mente.”  (Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 254)

“Satanás se halla constantemente alerta para colocar por completo bajo su dominio a la raza humana. La forma más poderosa en que él hace presa del hombre es el apetito que trata de estimular de toda manera posible.” (Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 177)

Su tentación más efectiva de hoy. “Mediante el apetito, Satanás dominó la mente y el ser. Miles que podrían haber vivido, han bajado prematuramente a la tumba, como desechos físicos, mentales y morales.  Tenían buenas facultades, pero lo sacrificaron todo a la complacencia del apetito que los llevó a aflojar las riendas, quedando a merced de la concupiscencia…la enfermedad y la muerte.” (Testimonios, tomo 3, págs. 561, 562)

SOCORRO OPORTUNO: NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Nosotros, como Jesús y a través de su poder, también podemos vencer. “Nuestra única esperanza de recuperar el Edén es por medio de un firme dominio propio. Si el apetito pervertido tenía un poder tan grande sobre la humanidad que, al fin de quebrantar su dominio, el divino Hijo de Dios hubo de soportar un ayuno de casi seis semanas a favor de hombre, ¡qué obra está delante del cristiano! Sin embargo, por grande que sea la lucha, éste puede vencer.

Con la ayuda del poder divino que soportó las más fieras tentaciones que Satanás puedo inventar, él también puede ser completamente victorioso en su guerra contra el mal, y finalmente podrá llevar la corona de victoria en el reino de Dios.” (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, pág. 198)

Pidamos el poder de Cristo. “Cristo tiene la facultad del Padre para dar su gracia y fuerza divinas al hombre haciendo que él pueda vencer en su nombre.  No hay sino pocos profesos seguidores de Cristo que eligen alistarse con El en la obra de resistir las tentaciones de Satanás como El resistió y venció…Todos están personalmente expuestos a las tentaciones que Cristo venció, pero se ha hecho provisión de fuerza para ellos en el todopoderoso nombre del gran Vencedor. Y todos deben vencer individualmente por sí mismos.” (Señales de los Tiempos)

¿Qué haremos? “¿No nos acercaremos al Señor, para que nos salve de toda intemperancia en el comer y beber, de toda pasión profana y concupiscente, de toda perversidad? ¿No nos humillaremos delante de Dios y desecharemos todo lo que corrompe la carne y el espíritu, para que en su temor podamos perfeccionar la santidad de carácter?” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 198)

“TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE” (Filipenses 4:13). Jesús es nuestra única seguridad ante los ataques del enemigo de nuestra salud, felicidad y salvación eterna y su nombre y honor están en juego ante todo el universo, nuestro querido Salvador jamás ha perdido una sola batalla, por lo tanto, ánimo y ADELANTE en JESÚS, el autor y consumador de nuestra fe. (Hebreos 12:1 y 2)

 

 

Read Full Post »

SALUD PARA LAS NACIONES-parte 3-

EL GRAN PLAN DE DIOS PARA LA SALUD-parte 1-

La perfección original del hombre. “El hombre fue el acto culminante de la creación de Dios, hecho a la imagen de Dios, con el propósito de ser una copia fiel de Dios.” (Revista Heraldo)

“Adán era un ser noble dotado de una mente poderosa, de una voluntad de armonía con la voluntad de Dios, y de afectos que se centraban en el cielo.  Su cuerpo no había recibido la herencia de ninguna enfermedad, y su alma llevaba el sello de la Divinidad.” (El Instructor para los Jóvenes)

“Estaba delante de Dios en la fortaleza de la perfecta virilidad.  Todos los órganos y facultades de su ser estaban desarrollados por igual, y equilibrados en forma armoniosa.” (Redención y La Tentación de Cristo, pág. 30)

La promesa de Dios de conservar nuestra salud. “El Creador del hombre ha dispuesto la maquinaria viviente de nuestro cuerpo.  Toda función ha sido hecha maravillosa y sabiamente. Y Dios se ha comprometido a conservar esta maquinaria humana marchando en forma saludable, si el agente humano quiere obedecer las leyes de Dios y cooperar con El.” (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, pág. 17)

La responsabilidad hacia las leyes de la naturaleza. “Para que haya salud se necesita crecimiento, y el crecimiento exige que se preste cuidadosa atención a las leyes de la naturaleza, para que los órganos del cuerpo puedan conservarse en buen estado, sin estorbos en su acción.” (Manuscrito 47, 1896)

EL PLAN DE SATANÁS PARA DESTRUIR LA RAZA HUMANA-parte 1-

El Comienzo de la intemperancia. “Satanás reunió a los ángeles caídos para planear alguna manera de hacer el mayor daño posible a la familia humana.  Se hizo una propuesta tras otra hasta que finalmente Satanás mismo ideó un plan.  Tomaría el fruto de la vid, como también el trigo y otras cosas dadas por Dios como alimento, y las convertiría en venenos que arruinaran las facultades físicas, mentales y morales del hombre y subyugaran de tal forma los sentidos que Satanás lograse el dominio completo.  Bajo la influencia del licor los hombres serían llevados a cometer crímenes de toda clase.  El mundo se corrompería mediante el apetito pervertido.  Haciendo que los hombres tomaran alcohol, Satanás los degradaría cada vez más. Satanás ha tenido éxito en apartar al mundo de Dios.  Ha convertido en una maldición mortal las bendiciones inherentes al amor y la misericordia de Dios.  Ha llenado a los hombres con el ansia del alcohol, licor y tabaco.  Este apetito, que no tiene fundamento alguno en la naturaleza, ha destruido a millones.” (Revista Heraldo)

El secreto de la estrategia enemiga. “La intemperancia de cualquier clase entorpece los órganos sensoriales, y debilita de tal forma el poder cerebral, que las cosas eternas no son apreciadas, sino colocadas en el mismo nivel que las cosas comunes. Las facultades superiores de la mente, destinadas a propósitos elevados, son puestas en la esclavitud de las pasiones más bajas. Si nuestros hábitos físicos no son correctos, nuestras facultades mentales y morales no pueden ser fuertes, porque hay una estrecha relación entre lo físico y lo moral.” (Testimonios para la Iglesia, tomo 3, págs. 50 y 51)

-Continúa en parte 2-

Read Full Post »

Older Posts »