Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘paz’

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 51-

MISTERIOS SUPREMOS REVELADOS-parte 2-

 

El misterio o secreto no es otra cosa que un despliegue de la variedad de ideas referentes a la fusión o amalgama, pretendiendo que proporciona a los que lo practican, todas las funciones de la Divinidad: inmortalidad, armonía, paz, autocontrol, sanidad, poder, penetración y conocimiento supremo.

Satán utiliza toda avenida posible y adapta constantemente su estrategia para conseguir su objetivo DE CAMBIAR LA LEY DE DIOS O REBELARSE CONTRA ELLA.

El mal, disfrazado con frecuencia de virtud, se nos pinta en la Biblia como revestido de:

“PURPURA Y ESCARLATA, ADORNADO DE ORO Y PIEDRAS PRECIOSAS Y PERLAS, CON UNA COPA DE ORO EN LA MANO; PERO ES UNA RAMERA, CABALGANDO EN UNA BESTIA, LLENA DE NOMBRES DE BLASFEMIA, LA COPA LLENA DE ABOMINACIONES E INMUNDICIAS DE SU FORNICACIÓN, LLAMADA MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERA Y ABOMINACIONES DE LA TIERRA”.(APOC.17:1-5) 

Todos estos términos son equivalentes a una mezcla y uniones fraudulentas y en consecuencia desenmascaradas por la revelación de Dios como FALSOS.

El poder engañoso de Satán ha dado lugar a multiplicidad de errores que oscurecen la verdad.  El error no puede permanecer por sí solo, y se habría extinguido, si no se agarrase, como un parásito, al árbol de la verdad. El árbol de la verdad lleva su propio espíritu auténtico, mostrando su verdadero origen y naturaleza. El parásito del error lleva también su propio fruto, muy diferente del de la planta de origen divino.

La Mitología quisiera que  consideráramos que Satán en un personaje grotesco, con pezuñas y cuernos.  La Biblia nos lo presenta disimulado como un engañador:”el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz”. (2 Cor.11:14)  Es un hecho casi desconocido, aunque no menos peligroso, que el mal raramente aparece por lo que realmente es. Agazapándose detrás de la verdad o escudándose en la misma, consigue aceptación.

El mal no es como algunos dicen una simple ilusión.  Más bien lo que ocurre es que el mal crea una ilusión opuesta a la verdad, y con todo dice ser la verdad.

“¡AY DE LOS QUE AL MAL LLAMAN BIEN, Y AL BIEN MAL; QUE HACEN DE LA LUZ TINIEBLAS, Y DE LA TINIEBLAS LUZ; QUE PONEN LO AMARGO POR DULCE, Y LO DULCE POR AMARGO!”  (Isaías 5:20)

¿Cuál es el misterio de la PIEDAD?  Si Dios es vida, amor y verdad, sin esconder nada de lo que mantienen estos eternos principios, debe afectar a una actividad de Dios, única notable, explicable, pero insondable en lo que se refiere al modo como trata la rebelión.

“DÁNDONOS A CONOCER EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD SEGÚN SU BENEPLÁCITO, EL CUAL SE HABÍA PROPUESTO EN SI MISMO, CON MIRAS A RESTAURAR TODAS LAS COSAS EN CRISTO, EN CUMPLIMIENTO DE LOS TIEMPOS, TANTO LAS QUE ESTÁN EN LOS CIELOS, COMO LAS QUE ESTÁN EN LA TIERRA” (EFESIOS 1:9,10)

Continúa en parte 52

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 37-

PALABRA DE DIOS-parte 2-

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.  (Romanos 10:17)

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación. (1 Pedro 2:2)

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar  vuestras almas.  Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.  Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.  Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.  (Santiago 1: 21-25)

Por tanto, pondréis éstas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. (Deuteronomio 11:18)

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.  (Josué 1:8)

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.  (1 Pedro 1:23)

Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.  (Hechos 20:32)

PAZ

…Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová; y lo sanaré.  (Isaías 57:19)

Y la paz de Dios gobierne vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.  (Colosenses 3:15)

Escucharé lo que hablará Jehová Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos…  (Salmo 85:8)

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.   (Filipenses 4:7)

Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre.  (Isaías 32:17)

…Tu fe te ha salvado, ve en paz.  (Lucas 7:50)

Considera al íntegro, y mira al justo; Porque hay un final dichoso para el hombre de paz.  (Salmo 37:37)

Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera.  El Señor sea con todos vosotros.  (2 Tesalonicenses 3:16)

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.  (Juan 14:27)

 

Read Full Post »

FRUTOS  DEL ESPÍRITU

PAZ

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. (Filipenses 4: 6, 7)

El Redentor del mundo decidió ofrecerles a sus atribulados discípulos el más poderoso de los consuelos.  De una extensa gama de posibilidades, escogió el tema del Espíritu Santo para que inspirará y vivificará sus corazones.  Sin embargo, aunque Cristo hizo mucho para darlo a conocer, ¡cuán poco habita en medio de las iglesias!  Aunque la divina influencia es esencial para la obra del perfeccionamiento del carácter cristiano, muchas veces son ignorados el nombre y la presencia del Espíritu Santo.

Algunos no están en paz. No tienen descanso, Están en un estado de irritación permanente, permiten que los dominen los impulsos y las pasiones.  Nada saben acerca de experimentar la paz y el descanso en Cristo. Al no tener ancla, son como un barco azotado y arrastrado por el viento.  En cambio, los que permiten que el Espíritu Santo gobierne sus mentes, proceden con mansedumbre y humildad. Por obrar en cooperación con Cristo serán guardados en completa paz.  Los que no se dejan guiar por el Espíritu Santo son como las agitadas aguas del océano.

El Señor nos ha dado la debida orientación para que podamos conocer su voluntad.  Los que tienen su mente centrada en el yo, son autosuficientes.  Piensan que no necesitan estudiar la Biblia, y se sienten muy perturbados cuando otros no tienen sus mismas ideas equivocadas e idéntica visión distorsionada.  En cambio, los que son guiados por el Espíritu Santo afirman el ancla detrás del velo, donde Jesús entró por nosotros. Investigan en las Escrituras con toda seriedad, y buscan la luz y el conocimiento que puedan guiarlos en medio de las perplejidades y peligros que encuentran a cada paso.  Al contrario, los que son impacientes se quejan y murmuran, leen la Biblia sólo con el propósito de vindicar su propio curso de acción, mientras ignoran y pervierten el consejo de Dios.  El que tiene paz es porque puso su voluntad del lado de Dios y quiere seguir la divina orientación.  (Signs of the Times)

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 45-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

BENIGNIDAD

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. (Gálatas 5:22, 23)

 

Si Cristo habita en nosotros, debemos ser cristianos tanto el hogar cuanto fuera de él. El que dice ser cristiano expresará palabras bondadosas a sus parientes y a otros con los que también se relaciona. Será bondadoso, cortés, amable y compasivo, y deseará educarse a fin de poder habitar con la familia celestial.  Si es miembro de la realeza, procurará representar bien al reino en todo lugar.  Hablará a los niños con amabilidad, ya que ellos también son herederos de Dios y miembros de las cortes celestiales. 

Entre los hijos del reino no hay lugar para las asperezas, porque “el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22, 23). En la iglesia se manifestará el espíritu que se cultiva en el hogar.

Debemos educar el carácter para practicar la piedad, la docilidad, la ternura, la compasión y el espíritu perdonador. El abandonar la vanidad, la conversación insensata y las burlas, no nos hará fríos, antipáticos y antisociales.  Debemos mantenernos hablando acerca de la luz, y de Cristo, el Sol de Justicia, hasta que en nosotros se produzca el cambio de gloria en gloria, de un carácter a otro mejor, y de una fortaleza a otra mayor, para reflejar más y más  la preciosa imagen de Jesús. 

El cristiano no debe tener un corazón petrificado, que impida la aproximación de sus semejantes.  Si tenemos un carácter hermoseado por las gracias celestiales, Jesús podrá reflejarse en el comportamiento. La presencia de Dios debe permanecer en nosotros para que podamos llevar la luz a cualquier lugar adonde vayamos.  Entonces los que entren en contacto con nosotros sabrán que la atmósfera del cielo nos rodea. (Review and Herald)

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 43

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

PAZ

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. (Filipenses 4: 6, 7)

 

El Redentor del mundo decidió ofrecerles a sus atribulados discípulos el más poderoso de los consuelos.  De una extensa gama de posibilidades, escogió el tema del Espíritu Santo para que inspirara y vivificara sus corazones.  Sin embargo, aunque Cristo hizo mucho para darlo a conocer, ¡cuán poco habita en medio de las iglesias!  Aunque la divina influencia es esencial para la obra del perfeccionamiento del carácter cristiano, muchas veces son ignorados el nombre y la presencia del Espíritu Santo.

Algunos no están en paz. No tienen descanso, Están en un estado de irritación permanente, permiten que los dominen los impulsos y las pasiones.  Nada saben acerca de experimentar la paz y el descanso en Cristo. Al no tener ancla, son como un barco azotado y arrastrado por el viento.  En cambio, los que permiten que el Espíritu Santo gobierne sus mentes, proceden con mansedumbre y humildad. Por obrar en cooperación con Cristo serán guardados en completa paz.  Los que no se dejan guiar por el Espíritu Santo son como las agitadas aguas del océano.

El Señor nos ha dado la debida orientación para que podamos conocer su voluntad.  Los que tienen su mente centrada en el yo, son autosuficientes.  Piensan que no necesitan estudiar la Biblia, y se sienten muy perturbados cuando otros no tienen sus mismas ideas equivocadas e idéntica visión distorsionada.  En cambio, los que son guiados por el Espíritu Santo afirman el ancla detrás del velo, donde Jesús entró por nosotros. Investigan en las Escrituras con toda seriedad, y buscan la luz y el conocimiento que puedan guiarlos en medio de las perplejidades y peligros que encuentran a cada paso. 

Al contrario, los que son impacientes se quejan y murmuran, leen la Biblia sólo con el propósito de vindicar su propio curso de acción, mientras ignoran y pervierten el consejo de Dios.  El que tiene paz es porque puso su voluntad del lado de Dios y quiere seguir la divina orientación.  (Signs of the Times)

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 35-

PARTICIPANTES DE LA NATURALEZA DIVINA

“Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia” (2 Pedro 1:4)

 

Un cristiano fuerte es quien tiene a Cristo formado dentro, la esperanza de gloria.  Ama la verdad, la pureza y la santidad.  Gracias a su amor a la Palabra de Dios, su vitalidad espiritual lo lleva a buscar la comunión con los que viven en armonía con ella, a fin de poder captar cada rayo de luz que Dios comunica para revelar a Jesús, con el propósito de hacerlo más precioso para el creyente. 

El que tiene una fe sólida halla que Cristo es la vida del alma, y que para él es como una fuente que brota para vida eterna.  Así, con placer, somete todo poder personal a la obediencia de Dios.  El Espíritu, con su influencia vivificante, guardará a ese creyente en el amor de Dios.

A los cristianos se les escribe: “Gracia y paz os sean multiplicadas en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús.  Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de Aquél que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 

Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.  Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 1:2-11).  -Review and Herald-

Read Full Post »

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 21-

UNA FAMILIA FELIZ-parte 1-

Un área frecuentemente no considerada en la sociedad moderna es la importancia de una unidad familiar sana.  “En el hogar deben convivir la alegría, la cortesía y el amor; y donde residen estas virtudes habrá felicidad y paz. Podrán sobrevenir dificultades, pero éstas constituyen la suerte que le toca a toda la humanidad.  Resplandezcan la paciencia, la gratitud y el amor en el corazón, por nublado que esté el día.  En tales hogares moran los ángeles de Dios”

El hogar debe ser para los niños el sitio más agradable del mundo, y la presencia de la madre en él debe ser su mayor atractivo.  Los niños son por naturaleza sensibles y amantes.  Es fácil contentarlos o hacerlos infelices.  Por medio de suave disciplina, palabras y actos cariñosos las madres pueden conquistar el corazón de sus hijos.

Por la mañana, antes de irse a sus quehaceres cotidianos, reúna el padre a sus hijos en torno suyo y, postrados ante Dios, encomiéndelos al cuidado del Padre Celestial.  Cuando hayan pasado los afanes del día, vuélvase a reunir la familia en oración de acción de gracias para reconocer el cuidado divino del cual fueron objeto durante el día.

Padres y madres por muy urgentes que sean sus ocupaciones no dejen nunca de reunir a su familia en torno a Dios. Pidan el amparo de los santos ángeles para vuestra casa.  Recuerden que vuestros amados están expuestos a tentaciones.  La senda de los jóvenes y viejos está sembrada de molestias cotidianas.  Quienes quieran llevar una vida de paciencia, amor y gozo han de orar.  Sólo con la ayuda constante de Dios podemos vencernos a nosotros mismos.

Cada uno de los esposos procure la felicidad de su cónyuge, sin descuidar jamás las leyes de cortesía y bondad que alegran e iluminan la vida.  Debe haber completa confianza entre los esposos.  Ambos deben hacer frente a sus responsabilidades.  Juntos deben trabajar por el mayor bien de sus hijos.  Jamás deben en presencia de estos, criticar el uno los planes del otro ni poner en tela de juicio el criterio del otro.  Procure cuidadosamente la esposa no dificultarle al marido la obra que hace por sus hijos. 

Tanto los hijos como los padres tienen importantes deberes que cumplir en el hogar.  Se les ha de enseñar que también forman parte de la sociedad del hogar.  Se les da de comer, se les viste, se les ama y se les cuida; y ellos a su vez deben corresponder a todos estos favores compartiendo las responsabilidades domésticas y proporcionando toda la felicidad posible a su familia.

La madre debe cultivar el genio alegre, contento y feliz.  Todo esfuerzo hecho en este sentido será recompensado con creces en el bienestar físico y el carácter moral de sus hijos.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »