Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Jesús’

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 27-

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 5-

 

 

PASO 2: RECIBA UNA NUEVA VIDA EN JESÚS

Tu parte para recibir una nueva vida en Jesús es creer que Jesús ya te ha salvado. Acepta el hecho de que El te ha perdonado y limpiado, y te ha dado una vida completamente nueva.

“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad (poder, autoridad, privilegio) de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12)

Usted, por ser hijo de Dios, tiene el “derecho” de recibir una vida nueva. Como dijimos antes, no la puede recibir por usted mismo; es un regalo de su Padre celestial. Esta promesa divina echa fuera de todas nuestras inseguridades y dudas.

¿Qué es lo que hace Dios para darnos una nueva vida?

“Jesús… le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3)

Jesús dice que el pecador arrepentido ha nacido a una vida nueva. Este cambio es un milagro exclusivo de Dios.  Su promesa es:

“Os daré un CORAZÓN NUEVO, y pondré ESPÍRITU NUEVO  dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne” (Ezequiel 36:26).

Jesús transforma nuestro corazón  -nuestros sentimientos y conducta- y vive “en” nosotros (Colosenses 1:27). Esta nueva vida no es meramente una idea hermosa y espiritual; es un hecho concreto y cierto.

El nuevo nacimiento es una resurrección de la muerte espiritual a una vida diametralmente distinta.

PASO 3: VIVA PARA JESUS CADA DÍA

La vida cristiana consiste en apartarnos del mal y unirnos a Jesús.  Crecemos en esta vida nueva fortaleciendo nuestra relación con El. Dios nos da cinco ayudas divinas para crecer en la fe:

ESTUDIO DE LA BIBLIA, ORACION, MEDITACION, COMPAÑÍA CON OTROS CRISTIANOS, Y COMPARTIENDO CON OTROS NUESTRA FE.

Vivir en Cristo no significa que nunca cometeremos errores, pero cuando tropecemos y caigamos, pediremos perdón y seguiremos adelante. 

Marchamos en dirección segura y sabemos que Cristo es una presencia viva en nuestros corazones.

  • EL GOZO DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Harold Hughes recibió muchos honores durante su brillante carrera en el Senado de los Estados Unidos, pero lo más significativo para él llegó poco después de su entrega a Cristo.

Mientras estudiaba su Biblia, una noche, sintió un toque en su codo.  Eran sus dos pequeñas hijas que estaban listas para irse a dormir. Las miró por un momento. Habían cambiado mucho y él no lo había notado debido a su devastadora batalla contra el alcohol.

Carol, la menor, dijo: “Papá, venimos a darte un beso de buenas noches”.  Los ojos del padre se nublaron. ¡Había pasado tanto tiempo desde la última vez que habían venido a recibir ese abrazo! ¡Papá estaba por fin de regreso en el hogar!

Jesús ofrece a cada uno una segunda oportunidad.  Toma los casos más desesperados y crea nuevas criaturas (Romanos 6:23).

El Salvador anhela que volvamos al hogar. ¿Ha aceptado usted su amorosa invitación? Recibir el perdón divino y la limpieza de nuestros pecados es tan sencillo y profundo como abrir sus brazos para el abrazo de un niño.

Si aún no ha confiado en Cristo como su Salvador personal, puede hacerlo ahora mismo con palabras como éstas:

“Padre, gracias por enviar a tu Hijo para morir por mí.  Jesús, perdona mis pecados; entra en vida y sálvame. Quiero que me des una segunda oportunidad. Deseo tener una relación diaria contigo. Gracias por este milagro dentro de mí. En el nombre de Jesús. Amén”

Este es un descubrimiento maravilloso: cuando nos allegamos a Jesús, El nos salva.

 

Read Full Post »

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 25- 

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 3-

 

  • ¿QUIEN PUEDE SALVARNOS?

Solamente Jesús puede salvarnos.

  • Jesús puede salvarnos del pecado.

“Y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21)

Un hindú le dijo a un cristiano: “En el hinduismo hay muchas cosas que no existen en el cristianismo, pero hay una sola cosa que no tiene el hinduismo: un Salvador”.

En efecto, el cristianismo es la única religión que ofrece un Salvador.

  • Jesús puede salvarnos de nuestra rota relación con Dios.

“Estabais sin Cristo…sin esperanza y sin Dios en el mundo.  Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hecho cercanos por la sangre de Cristo” (Efesios 2:12-13).

Jesús es el amigo perfecto.  EL saca a la luz lo mejor de nosotros. “Por la sangre de Cristo” nuestra vida pasada de pecado es perdonada, nos brinda su aceptación, su poder sobre el pecado y su vida perfecta.

Nuestro amor por El produce, a su vez, el deseo de vivir para agradarle.

  • Jesús puede salvarnos de la muerte eterna: la paga del pecado.

“La paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23)

Al quebrantar la Ley, estamos sentenciados a morir.  Jesús nos salva de la muerte eterna y nos da vida eterna.

“Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8)

Movido por su inefable amor “Cristo murió por nosotros”. Y siendo que Jesús murió por nosotros, Dios puede perdonar y aceptar a los pecadores.

  • Jesús puede salvarnos de una vida pecadora, infeliz vacía.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17)

Nosotros no podemos salvarnos del pecado o cambiar nuestra naturaleza (Romanos 7:18), así como el león no puede decidir ser un cordero.

El pecado es más fuerte que nuestra fuerza de voluntad; pero Cristo nos fortalece:

“con poder en el hombre interior por su Espíritu” (Efesios 3:16)

El obra para reemplazar muchos hábitos destructivos con sus cualidades saludables:

amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio” (Gálatas 5:22-23)

A EL le agrada encargarse de los casos más desesperados.

Harold Hughes había abandonado la esperanza de cambiar.  Muchas veces había intentado dejar el alcohol, pues sabía que su adicción había convertido su hogar en un infierno.

Desesperado, una fría mañana se acostó en su bañera y puso su revólver en su boca.  Antes de apretar el gatillo, decidió explicarle algunas cosas a Dios. Esa oración se transformó en una larga y sollozante petición de ayuda.

Y Dios contestó. Harold Hughes se consagró a Cristo y halló la fuerza espiritual para perseverar.  Abandonó el alcohol, se transformó en un amoroso y responsable padre y esposo y, más tarde, llegó a ser senador de los Estados Unidos.

  • Jesús puede salvarnos de un mundo pecador.

Las cuatro siguiente Guías de DESCUBRA  le darán una completa explicación sobre cómo nos rescatará.

  • SOMOS SALVOS SI DAMOS TRES SIMPLES PASOS

Continúa en parte 26

 

Read Full Post »

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 14-

UN PLAN PARA SU VIDA-parte 1-

4-un plan para su vida-

 

Después que un ministro predicó sobre el tema ”por qué creo en Jesús”, un joven lo visitó y le dijo: “Su sermón fue muy interesante, pero todo lo que dijo de Jesús lo sacó de su Biblia.  Dígame, si Cristo vivió sobre la tierra, ¿Por qué la historia no habla de él?

“Es una buena pregunta-respondió el predicador mientras  tomaba  unos libros de la biblioteca. Pero la historia si habla de Cristo”.

“Me gustaría leerlo personalmente”, contestó el joven.

“Muy bien-le respondió-, en la Carta 97 del Libro 10 de las Cartas de Plinio el joven, procónsul de Roma en Bitinia, una provincia romana de Asia Menor, Plinio le cuenta al emperador Trajano acerca de los sucesos de su provincia.

Aquí le pide consejo sobre cómo tratar a una nueva secta, los cristianos.  Le dice que crecen rápidamente y cantan himnos compuestos para su líder, Cristo. Plinio envió esta carta en el año 110 d.C.

Este documento ofrece una evidencia del hombre llamado Cristo y del esparcimiento de su fe desde los días de los apóstoles”

Sorprendido, el joven le pidió que le dijera más.  El ministro buscó en otro libro, y agregó: “Otro historiador contemporáneo de Plinio, fue Tácito. En sus Anales (libro 15, capitulo 44) habla de los cristianos, odiados y perseguidos por Nerón en el tiempo del incendio de Roma.

Tácito explica que el nombre “cristianos” deriva del nombre de Cristo, quien había sido muerto por Poncio Pilato, procurador de Judea, durante el reinado de Tiberio. 

Todos estos detalles de Tácito concuerdan con los nombres, sucesos y lugares que menciona la Biblia.

Pastor -dijo el joven-, ¡yo no sabía que estas cosas estaban en la historia secular! Después el ministro agregó: “Quiero que usted sepa que en el año 180d.C. Celso escribió un libro para atacar a los cristianos, indicando que en ese tiempo ya eran una fuerza reconocida.

Si aún lo duda –le dijo-, recuerde que las historia de los cuatro Evangelios son tan fidedignas como la de los libros seculares”

El joven se fue convencido de que Jesucristo era una figura real e histórica.

  • CRISTO HA EXISTIDO DESDE LA ETERNIDAD

Jesús no sólo fue un hombre bueno, sino también Dios.  ¿Qué reclamó Cristo para sí en cuanto a su divinidad?

“Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto…El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Juan 14:7-9)

Si usted desea saber las respuestas a las preguntas “Quién es Dios?, ¿Cómo es El?, mire a Jesús, quien declaró:

“Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:30)

Dios el Padre y Jesús el Hijo, existieron juntos desde la eternidad (Hebreos 1:8).  No hubo momento alguno en que Jesús no fuera uno con el Padre.  El Padre tiene el mismo amor y cuidado por cada persona que el que Cristo mostró cuando vivió en la tierra.

  • CRISTO, CORAZÓN DE LA HISTORIA Y DE LA PROFECÍA

Continúa en parte 15

 

Read Full Post »

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 19-

EL PENSAMIENTO YOGA SOBRE LA UNIDAD-parte 4-

 

¿Es la Meditación peligrosa?  El proceso de la meditación es vital para que el hombre consiga la unidad.  Pero, más bien que buscar la solución dentro, la mente debe ser llevada a la única fuente de toda vida, amor y verdad, porque el profeta Jeremías afirma:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas y perverso; ¿Quién podrá conocerlo? Yo JEHOVÁ, escudriño el corazón y pruebo los riñones, para dar a cada uno….según el fruto de sus obras.” (Jer.17:9-10)

<Es posible consideren la virtud mejor que el vicio, pero quitando a Dios de su posición de Soberanía, se hacen dependientes del poder humano…Engaño y vacuidad se halla en la mente de los pobres mortales. 

Creen que hay tal poder en ellos mismos porque pueden realizar grandes obras, pero  no se dan cuenta de la necesidad de un poder más alto.  Jesús no les ha enseñado esta filosofía.  Jesús no dirigió la mente de los mortales a sí mismos a un poder que ellos tienen disponibles.  Jesús dirigió siempre su mente a Dios, el Creador del universo, como la Fuente de su fuerza y su sabiduría.>

Escucha esta llamada:

“Proclamad y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio y lo tiene dicho desde entonces, sino YO JEHOVÁ? Y no hay más Dios que YO; un Dios Justo y Salvador; ningún otro hay fuera de mí.”  (Amén) (Isaías 45: 21,22) 

Esto quebranta los martillos, los tridentes, los rayos que hay entre los yogas sentados meditando.  Los suyos son pensamientos edificados sobre una premisa falsa.  Para alcanzar la unidad genuina, ¿no es hora ya de que levantemos los ojos al cielo?

Read Full Post »

 

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 4-

PODEMOS CREER EN DIOS –parte 4-

 

  • ¿QUE CLASE DE DIOS ES EL?

Es razonable pensar que un Dios personal quiera revelarse a sus criaturas como un padre desea que sus hijos lo conozcan. Y en la Biblia, Dios nos dice quién y cómo es.

¿Qué modelo usó Dios para crear al hombre y la mujer?

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. (Génesis 1:27)

Nosotros fuimos hechos a imagen de Dios. Por eso podemos tener una relación personal con El. Nuestra capacidad de pensar y sentir, de recordar y esperar, de reflexionar y analizar, todo proviene de El.

¿Cuál es el rasgo sobresaliente de la personalidad de Dios?

“Dios es amor”. (1 Juan 4:8)

Dios se relaciona con los seres humanos con su corazón de amor. Todo lo que El hace está motivado por su amor abnegado.

 

  • ¿DE QUE MODO JESUS REVELA COMO ES DIOS?

En su Palabra, Dios repetidamente se presenta como un padre.

“¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?”. (Malaquías 2:10)

Hoy muchos padres son realmente indeseables: negligentes, crueles, abusivos. Pero Dios no es así, El es un padre cariñoso y atento. Se parece a los padres a quienes les agrada jugar con sus hijos; a los que deleitan a sus niños contándoles maravillosas historias.

Nuestro Padre celestial anhela hacer algo más que revelarse en las Santas Escrituras. Por eso decidió entrar en nuestro mundo como una Persona real y específica. Bajó hasta nuestro nivel y llegó a ser como nosotros, para poder enseñarnos cómo vivir y ser felices.

“(Jesús) es la imagen del Dios invisible”. (Colosenses 1:15)

Dios descendió al mundo en la persona de Jesús. Al venir a este mundo, Jesús fue Dios hecho carne. Fue Dios visible, el pensamiento de Dios hecho audible. Jesús mismo dijo:

“El que me ha visto a mí, ha visto al Padre”. (Juan 14:9)

Si usted ha visto a Jesús, ha visto a Dios.

Cuando lea la historia de Jesús en los cuatro primeros libros del Nuevo Testamento – los cuatro Evangelios-, descubrirá un retrato fascinante de nuestro Padre Celestial. Pescadores rudos y autosuficientes dejaron sus redes y siguieron a Cristo, y los niños lo rodeaban para que los bendijera.

El podía consolar a los pecadores más atribulados y desenmascarar a los hipócritas. Sanaba con poder a los leprosos y ciegos. Jesús demostró en todos sus actos que “Dios es amor”. El satisfizo las necesidades humanas como nadie lo ha hecho ni lo hará.

La revelación gloriosa y final de Jesús sobre el carácter de Dios, fue en la cruz.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. (Juan 3:16)

Jesús murió no sólo para darnos una vida más feliz, sino para que tengamos vida eterna. Jesús es el Hijo unigénito” de Dios. El es el “único” en su clase, el único que es completamente Dios y completamente hombre.

Durante siglos, la humanidad anheló, esperó y soñó acerca de Dios. Veía las obras de sus manos en el cielo y las bellezas de la naturaleza. Pero Jesús rompió el silencio de siglos en la cruz, y de pronto la gente se encontró contemplando el rostro de Dios, viéndole como realmente es: Amor, Eterno e Inmortal Amor.

 

Read Full Post »

Lo que la Biblia enseña acerca de la salvación-lección 7-

 

7-Lo que la Biblia enseña acerca de la salvación-7-

Read Full Post »

 

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 29-

DIOS USA LA MULTIPLICACION AL CONCEDER DONES ESPIRITUALES

“Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús” (2 Pedro 1:2).

Si queremos desarrollar un carácter que Dios pueda aceptar, debemos formar hábitos correctos en nuestra vida religiosa. La oración diaria es algo esencial para el crecimiento en la gracia, aún para la vida espiritual misma, como lo es el alimento temporal para el bienestar físico. Debemos acostumbrarnos a elevar los pensamientos a menudo a Dios en oración. Si la mente vagabundea, debemos volverla de nuevo; por un esfuerzo perseverante, el hábito por fin se impone como algo fácil.

No podemos, por un solo momento, separarnos de Cristo con seguridad. Podemos tener su presencia para asistirnos en cada uno de nuestros pasos, pero únicamente al observar las condiciones que El mismo ha establecido.

La religión debe convertirse en la gran ocupación de la vida. Cualquier cosa debe ser considerada como subordinada. Todas nuestras facultades, nuestra alma, cuerpo y espíritu, deben empeñarse en la guerra cristiana. Debemos mirar a Cristo para obtener fortaleza y gracia, y ganaremos la victoria tan seguramente como lo hizo Jesús por nosotros.

Debemos acercarnos más a la cruz de Cristo. El arrepentimiento al pie de la cruz es la primera lección de paz que hemos de aprender. El amor de Jesús, ¿quién puede comprenderlo? Si queremos conocer el valor de un alma humana, debemos mirar con fe viva a la cruz, y así comenzar a estudiar cual será la ciencia y el canto de los redimidos por toda la eternidad. El valor de nuestro tiempo y nuestros talentos puede ser estimado únicamente por la grandeza del rescate pagado por nuestra redención.

La santificación es una obra progresiva. Los pasos sucesivos, según se los presenta en las palabras de Pedro, son los siguientes: “…poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo” (2 Pedro 1:5-8).

He aquí una conducta en virtud de la cual se nos asegura que nunca caeremos. Los que están así trabajando según el plan de la adición para obtener las gracias de Cristo, tienen la seguridad de que Dios obrará según el plan de la multiplicación al concederles los dones de su Espíritu. Por la gracia divina, todos los que quieren pueden ascender los brillantes escalones que unen la tierra con el cielo, y por fin con alegría y gozo perpetuo entrarán por las puertas de la ciudad de Dios. (La edificación del carácter)

 

Read Full Post »

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 11-

CRISTO NO HACE ACEPCION DE PERSONAS

“Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas”. (Hechos 10:34)

La religión de Cristo eleva al que la recibe a un nivel superior de pensamiento y acción, al mismo tiempo que presenta a toda la especie humana como igual objeto del amor de Dios, habiendo sido comprada por el sacrificio de su Hijo. A los pies de Jesús, los ricos y los pobres, los sabios y los ignorantes se encuentran, sin diferencia de casta o de preeminencia mundanal. Todas las distinciones terrenas son olvidadas cuando consideramos a Aquel que traspasaron nuestros pecados. La abnegación, la condescendencia, la compasión infinita de Aquel que está muy ensalzado en el cielo, avergüenzan el orgullo de los hombres, su estima propia y sus castas sociales. La religión pura y sin mácula manifiesta sus principios celestiales al unir a todos los que son santificados por la verdad. Todos se reúnen como almas compradas por sangre, igualmente dependientes de Aquel que las redimió para Dios.

El Señor ha prestado a los hombres talentos para que los aprovechen. Aquellos a quienes El confió dinero han de traer sus talentos de recursos al Maestro. Los hombres y mujeres influyentes han de emplear lo que Dios les dio. Aquellos a quienes dotó de sabiduría han de traer a la cruz de Cristo este don para ser usado para gloria suya.

Y los pobres tienen su talento, el que puede ser tal vez mayor que cualquier otro mencionado. Puede ser la sencillez de carácter, la humildad, la virtud probada, la confianza en Dios. Por medio de labor paciente, por medio de su completa dependencia de Dios, muestran a Jesús su Redentor a aquellos con quienes se asocian. Tienen un corazón lleno de simpatía para con los pobres, un hogar para los menesterosos y oprimidos, y su testimonio acerca de lo que Jesús es para ellos, es claro y decidido. Buscan gloria, honra e inmortalidad, y su recompensa será la vida eterna.

En la fraternidad humana, se requiere toda clase de talento para hacer un perfecto conjunto; y la iglesia de Cristo está compuesta de hombres y mujeres de diversos talentos, y de todas clases. Dios no quiso nunca que el orgullo de los hombres abrogase lo que su sabiduría había ordenado, a saber: la combinación de mentes de toda clase, de todos los diversos talentos para formar un conjunto completo. Nadie debe menoscabar ninguna parte de la gran obra de Dios, sean los agentes encumbrados o humildes. Todos tienen que hacer su parte en cuanto a difundir la luz en diferentes grados. Estamos todos entretejidos en la gran trama de la humildad, y no podemos retirar nuestras simpatías unos de otros, sin que haya pérdida. (Obreros evangélicos)

 

 

Read Full Post »

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 9-

CRISTO RECONOCIO LA DIGNIDAD DEL HOMBRE

Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación. (Efesios 2:13, 14)

Cristo no admitía distinción alguna de nacionalidad, jerarquía social, ni credo. Los escribas y fariseos deseaban hacer de los dones del Cielo un beneficio local y nacional, y excluir de Dios al resto de la familia humana. Pero Cristo vino para derribar toda valla divisoria. Vino para manifestar que su don de misericordia y amor es tan ilimitado como el aire, la luz o las lluvias que refrigeran la tierra.

La vida de Cristo fundó una religión sin castas; en la que judíos y gentiles, libres y esclavos, unidos por los lazos de la fraternidad, son iguales ante Dios. Nada hubo de artificios en sus procedimientos. Ninguna diferencia hacía entre vecinos y extraños, amigos y enemigos. Lo que conmovía el corazón de Jesús era el alma sedienta de agua de vida.

Nunca despreció a nadie por inútil, sino que procuraba aplicar a toda alma su remedio curativo. Cualquiera que fueran las personas con quienes se encontrase, siempre sabía darles alguna lección adecuada al tiempo y a las circunstancias. Cada descuido o insulto del hombre para con el hombre le hacía sentir tanto más la necesidad que la humanidad tenía de su simpatía divina y humana. Procuraba infundir esperanza en los más rudos y en los que menos prometían, presentándoles la seguridad de que podían llegar a ser sin tacha y sencillos, poseedores de un carácter que les diera a conocer como hijos de Dios.

Muchas veces se encontraba con los que habían caído bajo la influencia de Satanás y no tenían fuerza para desasirse de sus lazos. A cualquiera de ellos, desanimado, enfermo, tentado, caído, Jesús les dirigía palabras de la más tierna compasión, las palabras que necesitaba y que podía entender. A otros, que sostenían combate a brazo partido con el enemigo de las almas, los animaba a que perseveraran, asegurándoles que vencerían, pues los ángeles de Dios estaban de su parte y les darían la victoria.

A la mesa de los publicanos se sentaba como distinguido huésped, demostrando por su simpatía y la bondad de su trato social que reconocía la dignidad humana; y anhelaban hacerse dignos de su confianza los hombres en cuyos sedientos corazones caían sus palabras con poder bendito y vivificador. Despertábanse nuevos impulsos, y a estos parias de la sociedad se les abría la posibilidad de una vida nueva.

Aunque judío, Jesús trataba libremente con los samaritanos. Y al par que se ganaba sus corazones por su humana simpatía, su gracia divina les llevaba la salvación que los judíos rechazaban. (El Ministerio de Curación)

 

Read Full Post »

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 5-

TRANSFORMADOS A SU IMAGEN

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”. (2 Corintios 3:18)

JESÚS, en su humanidad glorificada, ascendió a los cielos para interceder por nosotros, almas abrumadas por el pecado.

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia para el oportuno socorro”. (Hebreos 4: 15, 16).

Continuamente deberíamos mirar a Jesús, el autor y consumador de la fe; pues contemplándolo seremos transformados a su imagen, nuestro carácter será hecho semejante al de El. Deberíamos regocijarnos de que todo el juicio ha sido dado al Hijo, porque en su humanidad ha conocido todas las dificultades que acechan a la humanidad.

Ser santificado es participar de la naturaleza divina, captando el espíritu y la mente de Cristo, aprendiendo siempre en la escuela de Cristo. “…nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria…como por el Espíritu del Señor”. Es imposible para cualquiera de nosotros producir este cambio por nosotros mismos.

Es el Espíritu Santo, el Consolador, que Jesús dijo que enviaría al mundo, quien cambia nuestro carácter a la semejanza de Cristo; y cuando ésto se ha realizado, reflejamos como en un espejo la gloria del Señor. Esto es, el carácter de quien mira así a Cristo es tan parecido al de El, que quien lo mira ve el carácter de Cristo como en un espejo. Aunque no lo notemos, cada día nuestros caminos y nuestra voluntad se transforman en los caminos y la voluntad de Cristo, en la hermosura de su carácter. Así crecemos en Cristo, e inconscientemente reflejamos su imagen.

Los profesos cristianos se mantienen demasiado cerca de los pantanos de esta tierra. Sus ojos sólo están adiestrados en las cosas comunes, y sus mentes se detienen sólo en las cosas que sus ojos ven. Su experiencia religiosa es a menudo superficial e insatisfactoria, y sus palabras son frívolas y sin valor. Ser cristiano es ser semejante a Cristo.

Enoc… estuvo siempre bajo la influencia de Jesús. Reflejaba a Cristo en carácter, exhibiendo las mismas cualidades de bondad, misericordia, tierna compasión, simpatía, paciencia, mansedumbre, humildad y amor. Su asociación con Cristo día tras día lo transformó en la imagen de Aquel con quien había estado tan íntimamente en contacto. (Review and Herald)

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: