Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘gozo’

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA TIERRA NUEVA-PORQUE ALLÍ DIOS MISMO MORARÁ CON SU PUEBLO-CONCEPTO-

EN LA TIERRA NUEVA, DONDE MORARÁN LOS JUSTOS, DIOS PROPORCIONARÁ UN HOGAR ETERNO PARA LOS REDIMIDOS Y UN AMBIENTE PERFECTO PARA LA VIDA, EL AMOR Y EL GOZO SIN FIN, Y PARA APRENDER JUNTO A SU PRESENCIA. PORQUE ALLÍ DIOS MISMO MORARÁ CON SU PUEBLO, Y EL SUFRIMIENTO Y LA MUERTE TERMINARÁN PARA SIEMPRE. 

EL GRAN CONFLICTO HABRÁ TERMINADO Y EL PECADO NO EXISTIRÁ MÁS.  TODAS LAS COSAS, ANIMADAS E INANIMADAS, DECLARARÁN QUE DIOS ES AMOR, Y EL REINARÁ PARA SIEMPRE JAMÁS. AMÉN.

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 53-

LA RECOMPENSA DEL SERVICIO-parte 4-

RECOMPENSA FUTURA -parte 1-

VIDA ETERNA- Por medio de esfuerzos fervientes y cuidadosos para ayudar donde la ayuda es necesaria, el verdadero cristiano muestra su amor por Dios y sus semejantes. Puede perder su vida en el servicio; pero la volverá a hallar cuando Cristo venga a buscar sus joyas.

Si el registro muestra que ésta ha sido su vida, que sus caracteres han puesto en evidencia ternura, abnegación y benevolencia, ellos recibirán la bendita seguridad y bendición de Cristo; Bien Hecho” “Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. (Testimonies)

La iglesia es ahora militante. Actualmente nos confronta un mundo en las tinieblas, entregado casi todo entero a la idolatría. Pero día viene en que la batalla habrá concluido, y en que la victoria habrá sido ganada. La voluntad de Dios ha de ser hecha en la tierra, como en el cielo. Las naciones de los salvados no conocerán más ley que la del cielo. Todos constituirán una familia dichosa, unida, vestida con las prendas de alabanza y de acción de gracias, con el vestido de la justicia de Cristo. Toda naturaleza, en su incomparable belleza, ofrecerá a Dios tributo de alabanza y de adoración. El mundo quedada bañado en luz celestial. Los años transcurrirán en medio de la alegría. Y por encima de todo, los hijos de Dios clamarán de gozo, mientras que Dios y Cristo declararán unidos que ya no habrá más pecado, ya no habrá más muerte. (El Ministerio de Curación)

GOZO- Es la recompensa de los que trabajan para Cristo entrar en su gozo. Ese gozo, al cual Cristo mismo aguarda con anhelante deseo, se presenta en su pedido al Padre: Aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, ellos estén también conmigo” (Testimonies).

En nuestra vida terrenal, aunque restringida por el pecado, el mayor gozo y la más elevada educación se encuentran en el servicio. Y en el estado futuro, libre de las limitaciones de la humanidad pecaminosa, hallaremos nuestro mayor gozo y nuestra más elevada educación en el servicio: testificando y al testificar conociendo nuevamente “la riqueza de la gloria de este misterio”, “el cual es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”. (La Educación)

Comparten los sufrimientos de Cristo y compartirán también la gloria que será revelada. Estuvieron unidos con El en su obra, apuraron con El la copa del dolor, y participan también de su regocijo. (El Discurso Maestro de Jesucristo)

FRUTOS DE LA SIEMBRA DE LA SEMILLA-parte 1- Todo impulso del Espíritu Santo que induce a los hombres a la bondad y a Dios, es registrado en los libros del cielo, y en el día de Dios a cada uno que se haya entregado a sí mismo como instrumento para la obra del Espíritu Santo le será permitido contemplar lo que su vida ha producido.

Cuando los redimidos se hallen en presencia de Dios, responderán a sus nombres almas preciosas llevadas allí por los esfuerzos pacientes y fieles hechos en su favor, por las súplicas y la ferviente persuasión de buscar su refugio en el Fuerte. De este modo los que en este mundo han sido colaboradores con Dios recibirán su recompensa. (Testimonies)

-Continúa en parte 54-

 

 

 

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 78-

LOS ÁNGELES DESDE LA RESURRECCIÓN HASTA LA ASCENCION DE CRISTO-parte 3-

CRISTO ASCIENDE A SU PADRE

“Id –dijeron los ángeles a las mujeres-, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo” (Mar.16:7).  Estos ángeles habían estado con Cristo como ángeles custodios durante su vida en la tierra.  Habían presenciado su juicio y crucifixión. Habían oído las palabras que él dirigiera a sus discípulos. (DTG-735)

Prestamente, las mujeres se apartaron del sepulcro y “con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos” (Mateo 28:8)

María no había oído las buenas noticias.  Ella fue a Pedro y a Juan con el triste mensaje: “Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto” (Juan 20:2) Los discípulos se apresuraron a ir a la tumba, y la encontraron como había dicho María.  Vieron los lienzos y el sudario, pero no hallaron a su Señor.

María había seguido a Juan y a Pedro a la tumba; cuando volvieron a Jerusalén, ella quedó. Mientras miraba al interior de la tumba vacía, el pesar llenaba su corazón. 

Mirando hacia adentro, “vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesus había sido puesto… Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?” A través de sus lágrimas, María vio la forma de un hombre, y pensando que fuese el hortelano dijo: “Señor, si tú  lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré”.

Pero ahora, con su propia voz familiar, “Jesús le dijo: ¡María!” Entonces supo que no era un extraño el que se dirigía a ella, y volviéndose, vio delante de si  al Cristo vivo. En su gozo, se olvidó que había sido crucificado, dijo: “¡Raboni!” Pero Cristo alzó la mano diciendo: “No me toques, porque aún no he subido a mi Padre”. (Juan 20:11-17)

Jesús se negó a recibir el homenaje de los suyos hasta tener la seguridad de que su sacrificio era aceptado por el Padre.  Ascendió a los atrios  celestiales, y de Dios mismo oyó la seguridad de que su expiación por los pecados de los hombres había sido amplia, de que por su sangre todos podían obtener vida eterna.

Después que hubo ascendido al Padre, Jesús apareció a las otras mujeres diciendo: “¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.  Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán” (Mateo 28:9-10) (DTG-733-736)

Hubo otras apariciones después de la resurrección.

ÁNGELES EN LA ASCENSION DE CRISTO-parte 1-

Había llegado el tiempo en que Cristo había de ascender al trono de su Padre. Como lugar de ascensión, Jesús eligió el sitio con tanta frecuencia santificado por su presencia, el monte de los Olivos.

Ahora, con los once discípulos, Jesús se dirigió a la montaña.  Mientras pasaban por la puerta de Jerusalén, muchos ojos se fijaron, admirados en este pequeño grupo conducido por Uno que unas semanas antes había sido condenado y crucificado.

Al llegar al monte de los Olivos, Jesús condujo al grupo a través de la cumbre, hasta llegar cerca de Betania. Allí se detuvo y los discípulos le rodearon. Con las manos extendidas para bendecirlos, como si quisiera asegurarles su cuidado protector, ascendió lentamente de entre ellos, atraído  hacia el cielo por un poder más fuerte que cualquier atracción terrenal, Y mientras el subía, los discípulos, llenos de reverente asombro, miraban  para alcanzar la última vislumbre de su Salvador que ascendía. (DTG-769-771)

Continúa en parte 79

 

Read Full Post »

FRUTOS  DEL ESPÍRITU

GOZO

“Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; contaré todas tus maravillas.  Me alegraré y me regocijaré en ti. Cantaré a tu nombre, oh Altísimo” Salmos 9:1, 2.

Nosotros debemos tener más fe.  Creamos en la salvación.  Vayamos a Dios y rindámonos a El con fe, y El nos dará un carácter como el de Cristo. Esto debemos repetirlo a todos una y otra vez.  Al estar unidos a Cristo, podemos darlo a conocer al mundo.  Entonces cesarán todas nuestras vacilaciones y obras hechas por casualidad.

Honramos a Dios mostrando una fe firme y una recta confianza.  Recordemos que el Señor no es glorificado por la exteriorización de un espíritu displicente e infeliz.  Si Dios cuida de las flores y le da perfume y hermosura, ¿cuánto más nos dará la fragancia de un carácter alegre? ¿Será que no quiere o no puede restaurar en nosotros la imagen divina? Tengamos fe en El.  Ahora mismo pongámonos en una situación en la que podamos recibir el Espíritu que El nos ofrece.  De este modo podremos dar a conocer al mundo lo que hace la verdadera religión a favor del hombre y la mujer.  El gozo de la salvación llenará los corazones, y la paz y la confianza nos hará decir: “Yo sé que mi Redentor vive” (Job 19:25).

El Señor ha manifestado con claridad en su Palabra que su pueblo es gente gozosa.  La verdadera fe levanta las manos y las pone sobre Uno que está detrás de las promesas: “Y se multiplicará la paz de tus hijos” (Isa.54:13).  “He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río” (Isa. 66:12). “He aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo” (Isa.65:18). En Dios podemos alegrarnos “con gozo inefable y glorioso” (1 Ped.1:8). “Benditas serán en El todas las naciones.  Lo llamarán bienaventurado” (Sal.72:17).  Esforcémonos para educar a los creyentes a regocijarnos en el Señor. El gozo espiritual es resultado de una fe activa.  El pueblo de Dios ha de estar lleno de fe y del Espíritu Santo.  Entonces podrá ser glorificado en ellos.   (Bible Training School)

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 45-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

BENIGNIDAD

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. (Gálatas 5:22, 23)

 

Si Cristo habita en nosotros, debemos ser cristianos tanto el hogar cuanto fuera de él. El que dice ser cristiano expresará palabras bondadosas a sus parientes y a otros con los que también se relaciona. Será bondadoso, cortés, amable y compasivo, y deseará educarse a fin de poder habitar con la familia celestial.  Si es miembro de la realeza, procurará representar bien al reino en todo lugar.  Hablará a los niños con amabilidad, ya que ellos también son herederos de Dios y miembros de las cortes celestiales. 

Entre los hijos del reino no hay lugar para las asperezas, porque “el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22, 23). En la iglesia se manifestará el espíritu que se cultiva en el hogar.

Debemos educar el carácter para practicar la piedad, la docilidad, la ternura, la compasión y el espíritu perdonador. El abandonar la vanidad, la conversación insensata y las burlas, no nos hará fríos, antipáticos y antisociales.  Debemos mantenernos hablando acerca de la luz, y de Cristo, el Sol de Justicia, hasta que en nosotros se produzca el cambio de gloria en gloria, de un carácter a otro mejor, y de una fortaleza a otra mayor, para reflejar más y más  la preciosa imagen de Jesús. 

El cristiano no debe tener un corazón petrificado, que impida la aproximación de sus semejantes.  Si tenemos un carácter hermoseado por las gracias celestiales, Jesús podrá reflejarse en el comportamiento. La presencia de Dios debe permanecer en nosotros para que podamos llevar la luz a cualquier lugar adonde vayamos.  Entonces los que entren en contacto con nosotros sabrán que la atmósfera del cielo nos rodea. (Review and Herald)

 

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 25-

EL SECRETO DEL CRECIMIENTO

COMO BUSCAR LA VIDA MAS PROFUNDA DE UNA CONTINUA PERMANENCIA EN EL-parte 2-

Muchos tienen la idea de que deben hacer alguna parte de la obra solos. Ya han confiado en Cristo para el perdón de sus pecados, pero ahora procuran vivir rectamente por sus propios esfuerzos.  Más tales esfuerzos se desvanecerán. Jesús dice: “Porque separados de mi nada podéis hacer”. Nuestro crecimiento en la gracia, nuestro gozo, nuestra utilidad, todo depende de nuestra unión con Cristo, solamente estando en comunión con El diariamente, a cada hora permaneciendo en El, es como hemos de crecer en la gracia. El no solamente el autor sino también el consumador de nuestra fe.  Cristo es el principio, el fin, la totalidad. Estará con nosotros no solamente al principio y al fin de nuestra carrera, sino en cada paso del camino. David dice: “A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque estando en El a mi diestra, no resbalaré.” (Salmo 16:8)

Por la fe llegamos a ser de Cristo, y por la fe tenemos que crecer en El dando y tomando a la vez.  Tenemos que darle todo: el corazón, la voluntad, la vida, darnos para El para obedecer todos sus requerimientos; y debemos tomar todo: a Cristo, la plenitud de toda bendición, para que habite en nuestro corazón y para que sea nuestra fuerza, nuestra justicia, nuestra eterna ayuda a fin de que nos de poder para obedecerle.

Consagrémonos a Dios todas las mañanas; hagamos de ésto nuestro primer trabajo. Este es un asunto diario. Sometamos nuestros planes a El. Sea puesta así nuestra vida en las manos de Dios y será cada vez más semejante a la de Cristo. La vida en Cristo es una vida de reposo.  Puede no haber éxtasis de la sensibilidad, pero debe haber una confianza continua y apacible.  Nuestra esperanza no está en nosotros, está en Cristo.

Nuestra debilidad está unida a su fuerza, nuestra ignorancia a su sabiduría, nuestra fragilidad a su eterno poder. Pensemos en su amor, en su belleza y en la perfección de su carácter. Amándole, imitándole, dependiendo enteramente de El, es como seremos transformados a su semejanza.

Jesús dice: “Permaneced en mí”  Estas palabras dan idea de descanso, estabilidad, confianza.  También nos invita:¡Venid a mí…y os daré descanso!” (Mateo 11:28). “Confiad calladamente en Jehová, y espérale con paciencia.”  “en quietud y confianza será vuestra fortaleza”  (Sal.37:7; Isa.30:15). Este descanso no se funda en la inactividad; porque en la invitación del Salvador la promesa de descanso está unida con el llamamiento al trabajo: “Tomad mi yugo sobre vosotros, y …hallareis descanso.” (Mateo 11:29)  El corazón que más plenamente descansa en Cristo es el más ardiente y activo en el trabajo para El.

Cuando el hombre dedica muchos pensamientos a sí mismo, se aleja de Cristo: manantial de fortaleza y vida. Por esto Satanás se esfuerza constantemente por mantener la atención apartada del Salvador e impedir así la unión y comunión del alma con Cristo. Los placeres del mundo, los cuidados de la vida y sus perplejidades y tristezas, las faltas de otros o nuestras propias faltas e imperfecciones hacia alguna de estas cosas, o hacia todas ellas, procura desviar la mente.  No seamos engañados por sus maquinaciones. A muchos que son realmente concienzudos y que desean vivir para Dios los hace también detenerse a menudo en sus faltas y debilidades, y separarlos así de Cristo, espera obtener la victoria.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 83-

 

EL TEMOR. Si vamos a Dios,y con humilde y confiada fe le presentamos nuestras necesidades, a Aquél cuyo conocimiento es infinito, EL hará resplandecer la luz en nuestro corazón.-parte1-

MILLONES SUJETOS AL TEMOR: Millones de seres humanos están sujetos a falsas religiones, en la esclavitud del miedo, trabajando duramente, despojados de esperanza, gozo o aspiración, y dominados tan sólo por un sombrío temor de lo futuro.  Solamente el Evangelio de la gracia de Dios puede elevar el alma.

AL DESCONFIAR DE DIOS, ENFRENTAN MIL TEMORES: Muchos desconfían de Dios y tienen mil temores con respecto al futuro.  Tal como los hijos de Israel, tenían un corazón malo e incrédulo. El Señor le proporcionó a esa gente muchas cosas de acuerdo con sus necesidades, pero ellos se crearon problemas para el futuro. 

Se quejaron, y murmuraron durante sus viajes que Moisés los había llevado hasta allí para matarlos de hambre a ellos y a sus hijos.  Las necesidades imaginarias le cerraron los ojos y los corazones para que no vieran la bondad y las misericordias de Dios en sus peregrinaciones, y no le agradecieron toda su generosidad. 

Así también el desconfiado pueblo de Dios de esta época de incredulidad y degeneración.  Temen pasar necesidades ellos mismos, o que sus hijos lleguen a ser necesitados o que sus nietos padezcan miseria.  No se atreven a confiar en Dios. 

No tiene una fe genuina en quien les ha confiado las bendiciones y las bondades de la vida, y que les ha dado talentos a fin de que los usen para su gloria en el avance de su causa.

SATANÁS TRATA DE GOBERNAR POR MEDIO DEL TEMOR: Dios no violenta nunca la conciencia; pero Satanás recurre constantemente a la violencia para dominar a quienes no puede seducir de otro modo. Por medio del temor o de la fuerza procura regir la conciencia y hacerse tributar homenaje.  Para conseguir ésto, obra por medio de las autoridades religiosas y civiles y las inducen a que impongan leyes humanas contrarias a la ley de Dios.

LOS TEMORES FORTALECEN CUANDO SE LOS CONSULTA: Si consultamos nuestras dudas y temores, o procuramos desentrañar cada cosa que no veamos claramente, antes de tener fe, solamente se acrecentarán y profundizarán las perplejidades.  Pero si vamos a Dios sintiéndonos desamparados y necesitados, como realmente somos, y con humilde y confiada fe le presentamos nuestras necesidades a Aquél cuyo conocimiento es infinito, a quien nada se le oculta y quien gobierna todas las cosas por su voluntad y su palabra,

El puede y quiere atender nuestro clamor, y hará resplandecer la luz en nuestro corazón. Por medio de la oración sincera nos ponemos en comunicación con la mente del Infinito.  Quizá no tengamos en el momento ninguna prueba notable de que el rostro de nuestro Redentor se inclina hacia nosotros con compasión y amor; sin embargo es así.  Podemos no sentir su toque manifiesto, más pone su mano sobre nosotros con amor y compasiva ternura.

CAUSA DE LA EMFERMEDAD DEL CUERPO Y LA MENTE: Lo que comunica a casi todos enfermedades del cuerpo y de la mente, son los sentimientos de descontento y los anhelos insatisfechos.  No tienen a Dios, que es para el alma un ancla segura y firme.  Todos los que poseen esta esperanza se purifican como El es puro. 

Los tales estarán libre de inquietudes y descontento; no estarán buscando males continuamente ni acongojándose por dificultades prestadas.  Pero vemos a muchos sufrir dificultades de antemano; la ansiedad está estampada en todas sus facciones; no parecen hallar consuelo, sino que de continuo esperan algún mal terrible.

EL TEMOR NO ALIVIA EL ALMA: Debemos tener en cuenta una clara comprensión del Evangelio.  La vida religiosa no es sobria ni triste, sino llena de paz y gozo, y rodeada de una dignidad como la de Cristo y de una santa solemnidad. 

Nuestro Salvador no nos estimula a que abriguemos dudas, temores y presentimientos perturbadores; estos sentimientos no proporcionan alivio al alma, y por lo tanto deberían ser rechazados.  

(Elena White)

Continúa en parte 84

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: