Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘felicidad’

 

AMPARO Y FORTALEZA –parte 35-

EL SECRETO DE LA FELICIDAD Y LA VICTORIA-parte 4-

FE Y ACEPTACION –parte 2-

Hay dos errores contra los cuales los hijos de Dios deben guardarse en forma especial.  El primero es el de fijarnos en nuestras propias obras, confiando en algo que podamos hacer para ponernos en armonía con Dios.  Todo lo que el hombre puede hacer sin Cristo está contaminado de egoísmo y pecado. Sólo la gracia de Cristo, por medio de la fe, puede hacernos santos.

El error opuesto y no menos peligroso consiste en sostener que la fe en Cristo exime a los hombres de guardar la Ley de Dios, y que en vista de que sólo por la fe llegamos a ser participantes de la gracia de Cristo, nuestras obras no tienen nada que ver con nuestra redención. (Leer Santiago 2:14-26)

La obediencia es fruto de la fe. La justicia que se define por la norma de la santa Ley de Dios, está expresada en los DIEZ MANDAMIENTOS  (Éxodo 20:3-17). La así llamada fe en Cristo que, según se piensa exime a los hombres de la obligación de obedecer a Dios, no es fe, sino presunción. 

La condición para alcanzar la vida eterna es ahora exactamente la misma de siempre, tal cual era en el paraíso antes de la caída de nuestros primeros padres: la perfecta obediencia a la Ley de Dios, la perfecta justicia. Si la vida eterna se concediera con alguna condición inferior a ésta, peligraría la felicidad de todo el universo.  Se le abriría la puerta al pecado con toda su secuela de dolor y miseria para siempre.

Cristo cambia el corazón. El habita en nosotros por la fe.  Debemos mantener esta comunión con Cristo por la fe y la sumisión continua de nuestra voluntad a El.  Mientras lo hagamos, El obrará en nosotros para que querramos y hagamos conforme a su voluntad.

Cuanto más cerca estemos de Jesús, más imperfectos nos reconoceremos, porque veremos tanto más claramente nuestros defectos a la luz del contraste de su perfecta naturaleza.  Esta es una señal cierta de que los engaños de Satanás han perdido su poder, y de que el Espíritu de Dios nos está despertando. No puede existir amor profundo hacia el Señor Jesús en el corazón que no comprende su propia perversidad. 

El alma transformada por la gracia de Cristo admirará su divino carácter.  Una percepción de nuestra pecaminosidad nos impulsa hacia Aquel que puede perdonarnos, y cuando, comprendiendo nuestro desamparo, nos esforcemos por seguir a Cristo, El se nos revelará con poder.  Cuanto más nos impulse hacia El y hacia la Palabra de Dios, tanto más elevada visión tendremos del carácter de nuestro Redentor y con tanta mayor plenitud reflejaremos su imagen.

¿COMO PERMANECER CON CRISTO?-parte 1-

ENTREGA DIARIA: Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de ésto tu primer trabajo.  Sea tu oración “Tómame ¡oh Señor! como enteramente tuyo.  Pongo todos mis planes a tus pies. Úsame hoy en tu servicio.  Mora conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti”. Este es un asunto diario. Somete todos tus planes a El, para ponerlos en práctica o abandonarlos, según te lo indica la providencia.  Podrás así poner cada día tu vida en las manos de Dios, y ella será cada vez más semejante a la de Cristo.

La vida en Cristo es una vida de reposo.  Tal vez no haya éxtasis de los sentimientos, pero debe haber una confianza continua y apacible.  Cuando pensamos mucho en nosotros mismos, no alejamos de Cristo, la fuente de la fortaleza y la vida. Por ésto Satanás se esfuerza constantemente por mantener la atención apartada del Salvador, a fin de impedir la unión y comunión del alma con Cristo.

Son muchas las maneras en que Dios procura dársenos a conocer y ponernos en comunión con El.  No se derraman lágrimas sin que El lo note.  No hay sonrisa que para El pase inadvertida.  Si creyéramos implícitamente ésto, desecharíamos toda ansiedad indebida.  Nuestras vidas no estarían tan llenas de desengaños como ahora; porque cada cosa, grande o pequeña, se dejaría en manos de Dios.

ESTUDIO DE LA PALABRA

Continúa en parte 5

 

 

 

Read Full Post »

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 21-

UNA FAMILIA FELIZ-parte 1-

Un área frecuentemente no considerada en la sociedad moderna es la importancia de una unidad familiar sana.  “En el hogar deben convivir la alegría, la cortesía y el amor; y donde residen estas virtudes habrá felicidad y paz. Podrán sobrevenir dificultades, pero éstas constituyen la suerte que le toca a toda la humanidad.  Resplandezcan la paciencia, la gratitud y el amor en el corazón, por nublado que esté el día.  En tales hogares moran los ángeles de Dios”

El hogar debe ser para los niños el sitio más agradable del mundo, y la presencia de la madre en él debe ser su mayor atractivo.  Los niños son por naturaleza sensibles y amantes.  Es fácil contentarlos o hacerlos infelices.  Por medio de suave disciplina, palabras y actos cariñosos las madres pueden conquistar el corazón de sus hijos.

Por la mañana, antes de irse a sus quehaceres cotidianos, reúna el padre a sus hijos en torno suyo y, postrados ante Dios, encomiéndelos al cuidado del Padre Celestial.  Cuando hayan pasado los afanes del día, vuélvase a reunir la familia en oración de acción de gracias para reconocer el cuidado divino del cual fueron objeto durante el día.

Padres y madres por muy urgentes que sean sus ocupaciones no dejen nunca de reunir a su familia en torno a Dios. Pidan el amparo de los santos ángeles para vuestra casa.  Recuerden que vuestros amados están expuestos a tentaciones.  La senda de los jóvenes y viejos está sembrada de molestias cotidianas.  Quienes quieran llevar una vida de paciencia, amor y gozo han de orar.  Sólo con la ayuda constante de Dios podemos vencernos a nosotros mismos.

Cada uno de los esposos procure la felicidad de su cónyuge, sin descuidar jamás las leyes de cortesía y bondad que alegran e iluminan la vida.  Debe haber completa confianza entre los esposos.  Ambos deben hacer frente a sus responsabilidades.  Juntos deben trabajar por el mayor bien de sus hijos.  Jamás deben en presencia de estos, criticar el uno los planes del otro ni poner en tela de juicio el criterio del otro.  Procure cuidadosamente la esposa no dificultarle al marido la obra que hace por sus hijos. 

Tanto los hijos como los padres tienen importantes deberes que cumplir en el hogar.  Se les ha de enseñar que también forman parte de la sociedad del hogar.  Se les da de comer, se les viste, se les ama y se les cuida; y ellos a su vez deben corresponder a todos estos favores compartiendo las responsabilidades domésticas y proporcionando toda la felicidad posible a su familia.

La madre debe cultivar el genio alegre, contento y feliz.  Todo esfuerzo hecho en este sentido será recompensado con creces en el bienestar físico y el carácter moral de sus hijos.

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 111-

 

 

LA FELICIDAD. Salud, vida y felicidad son el resultado de la obediencia. Dios mantendrá en buenas condiciones el organismo humano y restaurará las facultades morales, mentales y físicas. parte 4-

LA DIVERSION EXCITA, PERO LUEGO DEPRIME: Los que siguen el camino de la sabiduría y la santidad no tendrán que deplorar horas malgastadas, ni se verán atormentados con sentimientos sombríos, como a algunos les ocurre, a menos que se entreguen a diversiones vanas e inútiles.

PROCUREMOS LA SALUD Y UNA LARGA VIDA: El valor, la esperanza, la fe, la simpatía y el amor fomentan la salud y alargan la vida.  Un espíritu satisfecho y alegre es como salud para el cuerpo y fuerza para el alma. Una persona cuyo espíritu sereno está satisfecho en Dios, se encuentra en el sendero de la salud.

El corazón alegre es una buena medicina” (Prov.17:22)

RESULTADOS DE LA OBEDIENCIA A LAS LEYES FISICAS: Salud, vida y felicidad son el resultado de la obediencia a las leyes físicas que gobiernan nuestro cuerpo.  Si nuestra voluntad y nuestro proceder están de acuerdo con la voluntad y el proceder de Dios, si hacemos lo que agrada a nuestro Creador.

El mantendrá en buenas condiciones el organismo humano y restaurará las facultades morales, mentales y físicas a fin de poder obrar mediante nosotros para su gloria. Su poder restaurador constantemente se manifiesta en nuestro cuerpo. Si cooperamos con El en esa obra, los resultados seguros son salud y felicidad, paz y utilidad.

EN PROCURA DE NUESTROS DERECHOS: Aquéllos a quienes amamos pueden hablar y obrar con descuido y herirnos profundamente.  Tal puede no haber sido su intención, pero Satanás magnifica sus palabras y actos ante la mente y así arroja un dardo para atravesarnos.  Nos erguimos para resistir a la persona que pensamos nos hirió, y al hacerlo estimulamos las tentaciones de Satanás. 

En vez de pedir a Dios fuerza para resistir a Satanás, permitimos que nuestra felicidad quede empañada tratando de defender lo que llamamos “nuestros derechos”.  Así concedemos una doble ventaja a Satanás. Obramos de acuerdo a nuestro sentimientos agraviados, y Satanás nos emplea como agentes suyos para herir y angustiar a aquéllos que no se proponían perjudicarnos.

DIOS ELIMINA LOS OBSTACULOS QUE SE OPONEN A LA FELICIDAD: Dios procura nuestra verdadera felicidad.  Si hay alguna cosa que se interpone en el camino hacia ésta, Dios quiere que sea quitada.  El frustrará nuestros propósitos y chasqueará nuestras expectativas, y a través del chasco y de las dificultades, hará que nos conozcamos tal como somos.

El pecado es la causa de todos nuestros males.  Si queremos tener verdadera paz y felicidad debemos suprimir el pecado. (Elena White)

Continúa en parte 112

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 9-

 

LAS INFLUENCIAS ESPIRITUALES Y LA MENTE. La verdadera religión ennoblece la mente, refina el gusto, santifica el juicio, y hace de su poseedor un participante de la pureza y la santidad del cielo. Acerca a los ángeles… –parte2-

ES EL ESTUDIADO PROPOSITO DE SATANÁS EMPLEAR PODERES PARA FINES EGOISTAS: Satanás tiende redes y trampas, como las trampas del cazador, todas preparadas para atrapar las almas. En su estudiado propósito que los hombres utilicen las facultades que Dios les ha dado para fines egoístas antes que emplearlas para glorificar a Dios. 

Dios quiere que los hombres se ocupen en una obra que les proporcionará paz y gozo y le producirá un provecho eterno.  Pero Satanás desea que concentremos nuestros esfuerzos en aquéllo que no aprovecha nada, en las cosas que perecen con el uso.

CADA UNO DEBE ELEGIR UNO DE LOS DOS ESTANDARTES: Este es el gran dilema. Aquí están los dos grandes poderes que se enfrentan, el Príncipe de Dios, Jesucristo y el príncipe de las tinieblas, Satanás. 

AQUÍ LLEGA EL CONFLICTO DIRECTO.  Hay dos clases en el mundo, y cada ser humano se alistará bajo uno de los dos estandartes, la bandera del príncipe de las tinieblas o la de Jesucristo.

EL PECADO AFECTA AL SER ENTERO: El pecado afecta al ser entero; también lo hace la gracia.  Es el corazón descarriado el que ha arrastrado las facultades del alma.  Todo aquél que quiera aprender la ciencia de la salvación debe ser estudiante sumiso en la escuela de Cristo, para que el templo del alma pueda ser el lugar de la morada del Altísimo. 

LA OBRA DE SATANÁS ES DE DESANIMAR, LA DE CRISTO, INSPIRAR ESPERANZA: La obra de Satanás consiste en desanimar el alma. La obra de Cristo consiste en inspirar al corazón con fe y esperanza. Satanás procura destruir nuestra confianza.  El nos dice que nuestras esperanzas están edificadas sobre falsas premisas, más bien que sobre la palabra inmutable de Aquél que no puede mentir. 

Para cada clase de tentación hay un remedio.  No somos abandonados a nosotros mismos para pelear la batalla contra el yo, y contra la naturaleza pecaminosa, mediante nuestra propia fuerza finita.  JESÚS ES UN PODEROSO AYUDADOR, UN SOSTÉN QUE NUNCA FALLA…Nadie necesita fracasar o desanimarse, cuando se ha hecho una provisión tan amplia para nosotros.

QUE HACE LA RELIGIÓN:   LA VERDADERA RELIGIÓN ENNOBLECE LA MENTE, REFINA EL GUSTO, SANTIFICA EL JUICIO, Y HACE DE SU POSEEDOR UN PARTICIPANTE DE LA PUREZA Y LA SANTIDAD DEL CIELO.

ACERCA A LOS ÁNGELES Y NOS SEPARA MAS Y MAS DEL ESPÍRITU Y LA INFLUENCIA DEL MUNDO.  SE INTEGRA A TODOS LOS ACTOS Y RELACIONES DE LA VIDA Y NOS DA EL ESPÍRITU DE…DOMINIO PROPIO”, Y EL RESULTADO ES LA FELICIDAD Y LA PAZ.

Aumenta las facultades intelectuales, mejora maravillosamente la salud física, permite que la mente llegue a estar bien fundada y ponga la  voluntad del lado del Señor.

HACER LO RECTO ES LA MEJOR MEDICINA: La conciencia de hacer el bien es la mejor medicina para los cuerpos y las mentes enfermos.  La bendición especial de Dios que descansa sobre quien la recibe es la salud y la fortaleza. El que tiene una mente tranquila y satisfecha en Dios está en el camino de la salud. 

Tener la conciencia de que el ojo del Señor está sobre nosotros y su oído abierto a oír nuestras oraciones es realmente una satisfacción.  Saber que tenemos un amigo que  nunca falla, en quien podemos confiar todos los secretos del alma es una felicidad que las palabras no pueden expresar (Elena White)

Read Full Post »

 

LA FUENTE DE CURACION-parte 52-

El HOGAR-parte 7-

RESPONSABILIDAD DEL PADRE

El esposo y padre es cabeza de la familia.  Es justo que la esposa busque en él amor, simpatía y ayuda para la educación de los hijos, pues son de él tanto como de ella, y él tiene tanto interés como ella en el bienestar de ellos.  Los hijos buscan sostén y dirección en el padre, quien necesita tener un concepto correcto de la vida y de las influencias y compañías que han de rodear a su familia.  Ante todo, debería ser dirigido por el amor y temor de Dios y por las enseñanzas de la Palabra divina, para poder encaminar los pasos de sus hijos por la buena senda.

El padre es el legislador de su familia.  Dios  le dijo a Abrahán, que debía hacer de la ley de Dios la regla de su hogar. “YO LO HE CONOCIDO, SE QUE MANDARA A SUS HIJOS Y A SU CASA” (Gen.18:19)  En la casa del patriarca no habría descuido culpable en cuanto a reprimir el mal.  Dios ha dado reglas.  No se debe permitir que los niños se aparten de la senda segura trazada en la Palabra de Dios, para ir por los caminos peligrosos que existen por doquiera.  Hay que refrenar sus malos deseos y reprimir sus malas inclinaciones bondadosamente, pero con firmeza, perseverancia y oración.

El padre debe hacer que rijan en su familia las virtudes más austeras: la energía, la integridad, la honradez, la paciencia, la diligencia y el sentido práctico.  Y lo que exija de sus hijos debe practicarlo él mismo, dando ejemplo de dichas virtudes con su comportamiento.

Los padres no deben desalentar a sus hijos, combinando el cariño con la autoridad, la bondad y la simpatía con la firme represión. Dedíquenles tiempo, intimen con ellos, asóciense con ellos en sus trabajos y juegos, y ganarán su confianza.  Cultiven la amistad.  De ese modo ejercerán sobre ellos una poderosa influencia para el bien.

El padre debe hacer cuanto está de su parte por la felicidad del hogar. Cualesquiera que sean los cuidados o perplejidades que le ocasionen  sus negocios, no deben permitir que arrojen sombra sobre su familia; deben volver a casa siempre con la sonrisa y buenas palabras.

Por la mañana, antes de irse a su trabajo, reúna el padre a sus hijos en torno suyo, y postrados ante Dios, encomiéndelos al cuidado del Padre celestial.  Cuando hayan pasado los afanes del día, vuélvase a reunir la familia en oración de acción de gracias, Para reconocer el cuidado divino del cuál fue objeto durante el día.

Padres y madres. Por muy urgentes que sean sus ocupaciones, no dejen nunca de reunir a su familia en torno a Dios.  Pidan el amparo de los santos ángeles para vuestra casa.  La senda de los jóvenes y viejos está sembrada de molestias cotidianas.  Quienes quieren llevar una vida de paciencia, amor y gozo, han de orar.

Cada uno de los esposos, procure la felicidad de su cónyuge.  Debe haber completa confianza entre los esposos.  Ambos deben hacer frente a sus responsabilidades.  Juntos deben trabajar por el mayor bien de sus hijos.  Jamás deben en presencia de éstos, criticar el uno los planes del otro ni poner en tela de juicio el criterio del otro.  Padres, demuestren a sus hijos que los aman y que quieren hacer cuanto puedan para asegurar su felicidad.

Gobiernen a sus hijos con ternura y compasión, teniendo siempre presente que “SUS ÁNGELES EN LOS CIELOS VEN SIEMPRE LA FAZ DE MI PADRE QUE ESTA EN LOS CIELOS”  (Mat.18:10)  Si quieren que los ángeles desempeñen a favor de sus hijos el ministerio que Dios les ha encomendado, cooperad con ellos haciendo vuestra parte.

Criados bajo la prudente y amante dirección de un hogar verdadero, los hijos no abrigaran deseos de ir a buscar en otra parte placer y compañía.  El mal no tendrá atractivo para ellos.  El espíritu prevaleciente en el hogar amoldará su carácter; contraerán hábitos y adoptarán principios que serán para ellos amparo seguro contra la tentación cuando  tengan que alejarse del hogar y ocupar su puesto en el mundo.  Tanto los hijos como los padres tienen importantes deberes que cumplir en el hogar.  Se les ha de enseñar a los primeros que también forman parte de la sociedad del hogar.  Se les da de comer, se les viste, se les ama y se les cuida; y ellos a su vez deben corresponder a todos estos favores compartiendo las responsabilidades domésticas y proporcionando toda la felicidad posible a su familia.

Los niños se sienten a veces tentados a irritarse bajo la restricción; pero en la vida adulta bendecirán a sus  padres por el solícito cuidado y la estricta vigilancia con que los guardaron y guiaron en sus años de inexperiencia.

EN EL HOGAR  DEBEN  CONVIVIR LA ALEGRÍA, LA CORTESÍA Y EL AMOR; Y DONDE  RESIDEN ESTAS VIRTUDES HABRÁ FELICIDAD Y PAZ

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: