Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Jehova’

LOS DOS PACTOS-parte 2-

“Y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho” (Exodo 24:3).

¿Qué hizo Moisés para evitar malos entendidos?

“Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová…y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo” (vers4, 7).

¿Qué prometió una vez más hacer el pueblo?

“El cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho y obedeceremos (vers.7).

¿Cómo fue entonces este pacto confirmado y dedicado?

“Y envió jóvenes de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y becerros como sacrificios de paz a Jehová.  Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en tazones, y esparció la otra de la sangre  sobre el altar. Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo:

Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos.  Entonces Moisés tomo la sangre y roció sobre el pueblo, y dijo: He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas” (vers.5-8).

¿Cómo describe San Pablo esta ratificación del pacto?

“Porque habiendo anunciado Moisés todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, tomó la sangre de los becerros y de los machos cabríos, con agua, lana escarlata e hisopo, y roció el mismo libro y también a todo el pueblo, diciendo: Esta es la sangre del pacto que Dios os ha mandado” (Hebreos 9:19, 20).

NOTA: Tenemos aquí el relato de cómo fue hecho el primer pacto, o pacto antiguo. Dios prometió hacer de Israel su pueblo peculiar, a condición que ellos guardaran sus mandamientos. Y ellos prometieron otra vez obedecer.  El convenio fue entonces ratificado o sellado con sangre.

Antes que transcurrieran cuarenta días desde que se hizo este pacto, mientras Moisés se demoraba en el monte, ¿Qué dijo Israel a Aarón?

“Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido” (Exodo 32:1)

Cuando Moisés descendió del Sinaí, ¿qué vio?

“Vio el becerro y las danzas, ardió  la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte” (vers.19).

NOTA: Aquí se revela el gran objeto y secreto del pacto antiguo. El pueblo no comprendía la debilidad y pecaminosidad de sus propios corazones, o su necesidad de la gracia y la ayuda divinas para guardar la Ley; y así, en su ignorancia, se comprometieron rápidamente a obedecer.  Pero casi inmediatamente comenzaron a practicar la idolatría, y a quebrantar así la Ley de Dios, o las condiciones establecidas como su parte del pacto.  Las condiciones en sí mismas eran buenas; pero por sus propios medios el pueblo era incapaz de cumplirlas.  Este pacto, como la Ley misma en la cual se basaba, tenía por objeto asegurarles las provisiones del pacto nuevo, o eterno, de la gracia y guiarlos a Cristo.  Sólo en Cristo hay remisión de pecados y poder para guardar del pecado a los hombres.

EL NUEVO PACTO

Continúa en parte 3

Read Full Post »

LOS DOS PACTOS-parte 1-

LA CABAL comprensión de los pactos expuestos en este  capítulo arroja un brillante caudal de luz sobre la naturaleza y función de los DIEZ MANDAMIENTOS en la vida del creyente, y en sus responsabilidades frente a la Ley Moral y a Dios.

 Ilumina y enaltece también la sabiduría y el amor de Dios puestos de manifiesto en el plan de la salvación.

¿Qué dos pactos se ponen en contraste con la Biblia?

“Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo [o antiguo, Levítico 26:45] al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer” (Hebreos 8:13).

¿Con qué otros términos se designan estos pactos?

“Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo” (vers.7).

EL PACTO ANTIGUO O PRIMERO

¿Cuándo se hizo el pacto antiguo?

“No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos no permanecieron en mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor” (vers. 9. Véase Exodo 19:3-8).

Cuando Dios estaba por proclamar su ley a Israel, ¿qué le dijo Dios a Moisés que les recordara?

“Anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí” (Exodo 19:3-4).

¿Qué propuesta les hizo Dios?

“Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos: porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa” (vers. 5, 6).

¿Cuál fue la respuesta del pueblo a esta propuesta?

”Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos” (vers. 8).

¿En que se basaba este convenio con Dios?

“Y el os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de piedra” (Deuteronomio 4:13).

NOTA: Ambos pactos, el antiguo y el nuevo, se basan en los DIEZ MANDAMIENTOS (Exodo 20:3-17). Al proponer un pacto con Israel, Dios dijo:

“Si diereis oído a mi voz y guardareis mi pacto” (Exodo 19:5 Véase Exodo 24:8). La obediencia de los DIEZ MANDAMIENTOS era la condición bajo la cual Dios hizo ciertas promesas al pueblo en el pacto antiguo.  La obediencia de los mismos diez preceptos es igualmente la base del nuevo pacto, porque el Señor declara:

“Este es el pacto que haré…después de aquellos días, dice el Señor; pondré mis leyes en la mente de ellos y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo” (Hebreos 8:10).

Así, “la ley es un párrafo en un pacto de gracia” (Stewart Robinson). Bajo el Evangelio se puede entrar en el nuevo pacto sólo cuando se conoce la Ley de Dios y, además se la obedece de corazón

Después que la Ley de Dios hubo sido promulgada en el Sinaí, ¿qué dijo de nuevo el pueblo?

LOS DOS PACTOS

Continúa en parte 2

Read Full Post »

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 19-

EL PENSAMIENTO YOGA SOBRE LA UNIDAD-parte 4-

 

¿Es la Meditación peligrosa?  El proceso de la meditación es vital para que el hombre consiga la unidad.  Pero, más bien que buscar la solución dentro, la mente debe ser llevada a la única fuente de toda vida, amor y verdad, porque el profeta Jeremías afirma:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas y perverso; ¿Quién podrá conocerlo? Yo JEHOVÁ, escudriño el corazón y pruebo los riñones, para dar a cada uno….según el fruto de sus obras.” (Jer.17:9-10)

<Es posible consideren la virtud mejor que el vicio, pero quitando a Dios de su posición de Soberanía, se hacen dependientes del poder humano…Engaño y vacuidad se halla en la mente de los pobres mortales. 

Creen que hay tal poder en ellos mismos porque pueden realizar grandes obras, pero  no se dan cuenta de la necesidad de un poder más alto.  Jesús no les ha enseñado esta filosofía.  Jesús no dirigió la mente de los mortales a sí mismos a un poder que ellos tienen disponibles.  Jesús dirigió siempre su mente a Dios, el Creador del universo, como la Fuente de su fuerza y su sabiduría.>

Escucha esta llamada:

“Proclamad y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio y lo tiene dicho desde entonces, sino YO JEHOVÁ? Y no hay más Dios que YO; un Dios Justo y Salvador; ningún otro hay fuera de mí.”  (Amén) (Isaías 45: 21,22) 

Esto quebranta los martillos, los tridentes, los rayos que hay entre los yogas sentados meditando.  Los suyos son pensamientos edificados sobre una premisa falsa.  Para alcanzar la unidad genuina, ¿no es hora ya de que levantemos los ojos al cielo?

Read Full Post »

EL GRAN YO SOY- MENSAJES DE DIOS-”SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD.TU PALABRA ES VERDAD”-JUAN 17:17-parte 23-

EL GOZO DEL PERDON-Salmo 32-

Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado.

Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.

Mientras callé, se envejecieron mis huesos. En mi gemir todo el día.

Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah

Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah

Por ésto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.

Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás. Selah

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.

No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento. Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti.

Muchos dolores habrá para el impío; Más al que espera en Jehová, le rodea misericordia.

Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.

 

Read Full Post »

EL GRAN YO SOY- MENSAJES DE DIOS-”SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD.TU PALABRA ES VERDAD”-JUAN 17:17-parte 19-

NUESTRO PROTECTOR-Salmo 91:1-16

El que habita al abrigo del Altísimo. Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador, De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá. Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.

No temerás el terror nocturno. Ni saeta que vuele de día.

Ni pestilencia que ande en oscuridad. Ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Más a ti no llegará.

Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación,

No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.

En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra.

Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.

Por cuanto en mí ha puesto su amor yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y lo glorificaré.

Lo saciaré de larga vida. Y le mostraré mi salvación.

 

Read Full Post »

EL GRAN YO SOY- MENSAJES DE DIOS-”SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD.TU PALABRA ES VERDAD”-JUAN 17:17-parte 16-

LOS REQUISITOS DE DIOS-MIQUEAS:6:6-8; 7:18-20; OSEAS 14:1, 2; 4-6

MIQUEAS 6:6-8

¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año?

¿Se agradará Jehová de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma?

Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y que pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.

MIQUEAS 7:18-20

¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.

Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

OSEAS 14:1, 2

Vuelve, oh Israel, a Jehová tú Dios; porque por tu pecado has caído.

Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios.

OSEAS 14: 4-6

Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.

Yo seré a Israel como roció; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano.

Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo y perfumará como el Líbano.

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 37-

PALABRA DE DIOS-parte 2-

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.  (Romanos 10:17)

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación. (1 Pedro 2:2)

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar  vuestras almas.  Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.  Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.  Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.  (Santiago 1: 21-25)

Por tanto, pondréis éstas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. (Deuteronomio 11:18)

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.  (Josué 1:8)

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.  (1 Pedro 1:23)

Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.  (Hechos 20:32)

PAZ

…Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová; y lo sanaré.  (Isaías 57:19)

Y la paz de Dios gobierne vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.  (Colosenses 3:15)

Escucharé lo que hablará Jehová Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos…  (Salmo 85:8)

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.   (Filipenses 4:7)

Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre.  (Isaías 32:17)

…Tu fe te ha salvado, ve en paz.  (Lucas 7:50)

Considera al íntegro, y mira al justo; Porque hay un final dichoso para el hombre de paz.  (Salmo 37:37)

Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera.  El Señor sea con todos vosotros.  (2 Tesalonicenses 3:16)

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.  (Juan 14:27)

 

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 21-

ÉXITO

En la casa del justo hay gran provisión; Pero turbación en las ganancias del impío.  (Proverbios 15:6)

Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.  (Proverbios 22:4)

Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres. (Deuteronomio 30:9)

Entonces dará el Señor lluvia a tu sementera, cuando siembres la tierra, y dará pan del fruto de la tierra, y será abundante y pingüe; tus ganados en aquel tiempo serán apacentados en espaciosas dehesas.  (Isaías 30:23)

Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.  Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.  Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas.  (Deuteronomio 28:11-13)

Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, ésto es don de Dios.  (Eclesiastés 5:19)

Y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.  (Eclesiastés 3:13)

Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz.  (Job 22:28)

Las riquezas y la honra están conmigo; Riquezas duraderas, y justicia. Mejor es mi fruto que el oro, y que el oro refinado; Y mi rédito mejor que la plata escogida.  (Proverbios 8:18, 19)

Bienes y riquezas hay en su casa, Y su justicia permanece para siempre.  (Salmo 112:3)

Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás.  (Deuteronomio 11:15)

Tendrás más oro que tierra, Y como piedras de arroyos oro de Ofir; El Todopoderoso será tu defensa, Y tendrás plata en abundancia.  (Job 22:24, 25)

Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás y te irá bien.  (Salmo 128:2)

Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas.  No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos.  No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos.  (Isaías 65:21-23)

Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.  (Salmo 1:3)

Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.  Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.  Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.  Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.  (Deuteronomio 28:2-6)

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 11-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

CRISTO, NUESTRA JUSTICIA

“Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Dios requiere que confesemos nuestros pecados y humillemos nuestro corazón ante El. Pero al mismo tiempo debiéramos tenerle confianza como a un Padre tierno que no abandonará a los que ponen su confianza en El.  Muchos de nosotros caminamos por vista y no por fe. 

Creemos en las cosas que se ven, pero no apreciamos las preciosas promesas que nos dan en la Palabra de Dios.  Sin embargo, no podemos deshonrar a Dios más decididamente que mostrando que desconfiamos de lo que El dice, y poniendo en duda si el Señor nos habla de verdad o nos está engañando.

Dios no nos abandona por causa de nuestros pecados. Quizás hayamos cometido errores y contristado a su Espíritu, pero cuando nos arrepentimos y acudimos a El con corazón contrito, no nos desdeña. Hay estorbos que deben ser removidos.  Se han fomentado sentimientos equivocados y ha habido orgullo, suficiencia propia, impaciencia y murmuraciones. 

Todo ésto nos separa de Dios.  Deben confesarse los pecados; debe haber una obra más profunda de la gracia en el corazón.  Los que se sienten débiles y desanimados deben llegar a ser hombres fuertes en Dios y deben hacer una noble obra para el Maestro. Pero deben proceder con altura; no deben ser influidos por motivos egoístas.

LOS MERITOS DE CRISTO SON NUESTRA UNICA ESPERANZA

Debemos aprender en la escuela de Cristo.  Sólo su justicia puede darnos derecho a una de las bendiciones del pacto de la gracia.  Durante mucho tiempo hemos deseado y procurado obtener esas bendiciones, pero no la hemos recibido porque hemos fomentado la idea de que podríamos hacer algo para hacernos dignos de ellas. No debemos pensar que nos salvan nuestra propia gracia y nuestros méritos.  La gracia de Cristo es nuestra única esperanza de salvación. 

El Señor promete mediante su profeta: “Deje el impío su camino, y el  hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá  de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”  (Isaías 55:7). Debemos creer en la promesa en sí, y no aceptar un sentimiento como si fuera fe.  Cuando confiemos plenamente en Dios, cuando descansemos sobre los méritos de Jesús como en un Salvador que perdona los pecados, recibiremos toda la ayuda que podamos desear.

Miramos a nuestro yo como si tuviéramos poder para salvarnos a nosotros mismos, pero Jesús murió por nosotros porque somos impotentes para hacer eso.  En El están nuestra esperanza, nuestra justificación, nuestra justicia.  No debemos desalentarnos y temer que no tenemos Salvador, o que El no tiene pensamientos de misericordia hacia nosotros. 

En este mismo momento está realizando su obra en nuestro favor, invitándonos a acudir a El, en nuestra impotencia y ser salvados.  Lo deshonramos con nuestra incredulidad.  Es asombroso como tratamos a nuestro mejor Amigo, cuán poca confianza depositamos en Aquel que puede salvarnos hasta lo sumo y que nos ha dado toda evidencia de su gran amor.

¿Esperamos que nuestros méritos nos recomienden para recibir el favor de Dios, pensando que debemos ser liberados del pecado antes de que confiemos en su poder de salvar? Si ésta es la lucha que se efectúa en nuestra mente, no obtendremos fortaleza y al final nos desanimaremos.  (Elena White)

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 42-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

GOZO

“Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; contaré todas tus maravillas.  Me alegraré y me regocijaré en ti. Cantaré a tu nombre, oh Altísimo” (Salmo 9:1, 2)

 

Nosotros debemos tener más fe.  Creamos en la salvación.  Vayamos a Dios y rindámonos a El con fe, y El nos dará un carácter como el de Cristo. Esto debemos repetirlo a todos una y otra vez.  Al estar unidos a Cristo, podemos darlo a conocer al mundo.  Entonces cesarán todas nuestras vacilaciones y obras hechas por casualidad.

Honramos a Dios mostrando una fe firme y una recta confianza.  Recordemos que el Señor no es glorificado por la exteriorización de un espíritu displicente e infeliz.  Si Dios cuida de las flores y le da perfume y hermosura, ¿cuánto más nos dará la fragancia de un carácter alegre? ¿Será que no quiere o no puede restaurar en nosotros la imagen divina? Tengamos fe en El. 

Ahora mismo pongámonos en una situación en la que podamos recibir el Espíritu que El nos ofrece.  De este modo podremos dar a conocer al mundo lo que hace la verdadera religión a favor del hombre y la mujer.  El gozo de la salvación llenará los corazones, y la paz y la confianza nos hará decir: “Yo sé que mi Redentor vive” (Job 19:25).

El Señor ha manifestado con claridad en su Palabra que su pueblo es gente gozosa.  La verdadera fe levanta las manos y las pone sobre Uno que está detrás de las promesas: “Y se multiplicará la paz de tus hijos” (Isa.54:13).  “He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río” (Isa. 66:12). “He aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo” (Isa.65:18).

En Dios podemos alegrarnos “con gozo inefable y glorioso” (1 Ped.1:8). “Benditas serán en El todas las naciones.  Lo llamarán bienaventurado” (Sal.72:17).  Esforcémonos para educar a los creyentes a regocijarnos en el Señor. El gozo espiritual es resultado de una fe activa.  El pueblo de Dios ha de estar lleno de fe y del Espíritu Santo.  Entonces podrá ser glorificado en ellos.   (Bible Training School)

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: