Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘el dominio propio’

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 161-

NECESIDADES EMOCIONALES. Si queremos, podemos apartarnos de todo lo vulgar y degradante y elevarnos hasta un alto nivel, donde gozaremos del respeto de los hombres y del amor de Dios. -parte 2-

LA SEGURIDAD SE BASA EN EL PENSAMIENTO RECTO: Debemos sentir siempre el poder ennoblecedor de los pensamientos puros. La única seguridad para el alma consiste en pensar bien, pues acerca del hombre se nos dice:

“Cual es su pensamiento en su alma, tal es él” (Prov.23:7)

El poder del dominio propio se acrecienta con el ejercicio.  Lo que al principio parece difícil, se vuelve fácil con la práctica, hasta que los buenos pensamientos y acciones llegan a ser habituales.  Si queremos, podemos apartarnos de todo lo vulgar y degradante y elevarnos hasta un alto nivel, donde gozaremos del respeto de los hombres y del amor de Dios.

LA FALTA DE AFECTO PRODUCE DEPRAVACION: En las abominaciones de los cananeos, el Señor presentó a Israel los resultados que tiene la comunión con los espíritus malos; eran sin afectos naturales, idólatras, adúlteros, asesinos y abominables por todos sus pensamientos corrompidos y prácticas degradantes.

EL FRUTO DE LA MALICIA ES LA MUERTE: El espíritu de odio y de venganza tuvo su origen en Satanás, y lo llevó a dar muerte al Hijo de Dios.  Quienquiera que abrigue malicia u odio, abriga el mismo espíritu; y su fruto será la muerte. En el pensamiento vengativo yace latente la mala acción, así como la planta yace en la semilla.

Todo aquél que aborrece a su hermano es homicida: y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él” (1 Juan 3:15)

ALIVIO DE LA CULPA: El paralitico encontró en Cristo curación para su alma y su cuerpo.  Necesitaba la salud del alma antes de poder apreciar la salud del cuerpo.  Antes de poder sanar la enfermedad física, Cristo tenía que infundir alivio al espíritu y limpiar el alma de pecado. 

No hay que pasar por alto esta lección.  Actualmente miles que adolecen de enfermedades físicas desean, como el paralitico, oír el mensaje:

“Tus pecados te son perdonados”.

La carga del pecado, con su desasosiego y sus deseos nunca satisfechos, es la causa fundamental de sus enfermedades.  No podrán encontrar alivio mientras no acudan al Médico del alma.  La paz que El solo puede dar devolverá el vigor a la mente y la salud al cuerpo.

LA NECESIDAD DE AMISTAD: Muchos podrían estar libres de las influencias pecaminosas si estuvieran rodeados de buenas amistades y si se les dirigieran palabras bondadosas y amables.

ES NATURAL QUE BUSQUEMOS SOCIABILIDAD: Es natural buscar compañía. Y la intensidad de la amistad determinará la influencia que los amigos ejerzan unos sobre otros, para bien o para mal. Todos tendrán amistades, influirán en ellas y recibirán su influencia. 

Es misterioso el vínculo que une los corazones humanos de manera que los sentimientos, los gustos y los principios de dos personas quedan íntimamente fusionados. Uno recibe el espíritu del otro y copia sus modales y actos. Así como la cera conserva la figura del sello, la mente retiene la impresión producida por el trato y la asociación con otros.  La influencia puede ser inconsciente, más no por eso es menos poderosa.

EL HOMBRE FUE CREADO PARA LA SOCIABILIDAD: El Señor creo al hombre para la sociabilidad, y es su propósito que estemos imbuidos de la naturaleza bondadosa y amable de Cristo, y que por medio de la amistad nos unamos en íntima relación como hijos de Dios, a fin de hacer una obra para el tiempo y la eternidad.

EL ORGULLO DESTRUYE LA AMISTAD: Los enemigos de Cristo percibían la majestad, la pureza y la belleza de la verdad, Jesús con su influencia profunda y suave, echaba hondas raíces en muchas mentes, derribando la muralla de separación que había levantado el orgullo y exclusivismo de los fariseos, y temieron que, si se lo permitían, alejaría completamente de ellos al pueblo. 

Por eso lo seguían con resuelta hostilidad, al acecho de alguna ocasión, lo cual permitiría al Sanedrín obtener su condenación y su muerte. (Elena White)

Continúa en parte 162

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 151-

 

LOS HÁBITOS. Los pecados que nos asedian deben ser vencidos, y los malos sentimientos deben ser desarraigados, y un carácter santo y santas emociones deben ser engendrados en nosotros por el Espíritu de Dios.–parte3-

EL DESEO DE REFORMA PROCEDE DEL ANHELO DE HACER LO RECTO: Es verdad que algunas veces los hombres se avergüenzan de sus caminos pecaminosos y abandonan algunos de sus malos hábitos antes de darse cuenta de que son atraídos a Cristo.  Pero cuando hacen un esfuerzo por reformarse, nacido de un sincero deseo de hacer el bien, es el poder de Cristo el que los está atrayendo. 

Una influencia de la cual no se dan cuenta obra sobre el alma, la conciencia se vivifica y la vida externa se enmienda. Y a medida que Cristo los induce a mirar su cruz y contemplar a quien han traspasado sus pecados, el mandamiento es percibido por la conciencia.  Se les revela la maldad de su vida, el pecado profundamente arraigado en su alma. Comienzan a entender algo de la justicia de Cristo.

LOS MALOS HÁBITOS DEBEN SER VENCIDOS:

Al contemplar por medio de un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su imagen, de gloria en gloria, por su Espíritu”

Esperamos demasiado poco, y recibimos de acuerdo con nuestra fe.  No debemos aferrarnos a nuestros propios métodos, planes e ideas; debemos ser transformados por la renovación de nuestra mente, para que podamos comprobar:

cual es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Los pecados que nos asedian deben ser vencidos, y los malos sentimientos deben ser desarraigados, y un carácter santo y santas emociones deben ser engendrados en nosotros por el Espíritu de Dios. Cuando nos oponemos a los malos hábitos, estos ofrecen la más vigorosa resistencia; pero si la lucha prosigue con energía y perseverancia, es posible vencerlos.

LA GRACIA DE CRISTO QUEBRANTA LOS MALOS HÁBITOS: Los hombres necesitan aprender que no pueden poseer en su plenitud las bendiciones de la obediencia, sino cuando reciben la gracia de Cristo.  Esta es la que capacita al hombre para obedecer las leyes de Dios y para liberarse de la esclavitud de los malos hábitos.  Es el único poder que puede hacerlo firme en el buen camino y ayudarlo a permanecer en él.

Por medio del poder de Cristo, los hombres y las mujeres han quebrantado las cadenas de los hábitos pecaminosos.  Han renunciado al egoísmo.  El profano se transforma en reverente, el borracho en sobrio, el libertino en puro.  Las almas que reflejan la imagen de Satanás han llegado a transformarse a la imagen de Dios.

PENSAMIENTOS Y ACTOS CORRECTOS PUEDEN CONVERTIRSE EN HÁBITOS: La única seguridad para el alma consiste en pensar bien, pues acerca del hombre nos dice:

“Cual es su pensamiento en su alma, tal es él” (Prov.23:7)

El poder del dominio propio se acrecienta con el ejercicio.  Lo que al principio parece difícil, se vuelve fácil con la práctica, hasta que los buenos pensamientos y acciones llegan a ser habituales.  (Elena White)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 134-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. …Al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo. -parte 4-

LA VOLUNTAD DIVIDIDA ES UNA TRAMPA: Todos los jóvenes necesitan cultivar la decisión. La voluntad dividida es una trampa, y será la ruina de muchos.  Sean firmes; en caso contrario su carácter estará edificado sobre la arena.  Hay quienes tienen la desgracia de estar siempre en el lado equivocado, cuando el Señor querría que fueran fieles, capaces de discernir entre el bien y el mal.

LA CONVERSIÓN NO CREA NUEVAS FACULTADES: El Espíritu de Dios no crea nuevas facultades en el hombre convertido, sino que obra un cambio decidido en el empleo de aquellas facultades. 

Cuando se efectúa un cambio en la mente, en el corazón y en el alma, al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada, cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo.

SATANÁS CONTROLA LA VOLUNTAD QUE NO ESTA SOMETIDA AL DOMINIO DE DIOS: Cristo declaró:

“He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38)

Su voluntad se puso en ejercicio activo para salvar las almas de los hombres.  Su voluntad humana fue orientada por la divina.  Sus siervos de hoy harán bien en preguntarse: ¿Qué clase de voluntad estoy cultivando individualmente?  ¿Estoy complaciendo mis propios deseos y obstinación?

Si estamos haciendo ésto corremos un grave peligro, porque Satanás siempre gobernará nuestra voluntad que no está bajo el control del Espíritu de Dios.  Cuando coloquemos nuestra voluntad al unísono con la voluntad de Dios, se verá en nuestras vidas la santa obediencia manifestada en la vida de Cristo.

LOS NARCÓTICOS Y LA VOLUNTAD: Hay quienes están usando narcóticos, y gracias a esta transigencia están formando malos hábitos que ejercen un poder dominante sobre la voluntad, los pensamientos y todo el ser.

ENSÉÑESE EL PODER DE LA VOLUNTAD: También debería presentarse el poder de la voluntad y la importancia del dominio propio, tanto en la conservación de la salud como en su recuperación, como asimismo el efecto depresivo y hasta ruinoso de la ira, el descontento, el egoísmo o la impureza y, por otra parte, el maravilloso poder vivificador que se encuentra en la alegría, la abnegación y la gratitud.

EL ESPÍRITU SANTO NO TOMA EL LUGAR DE LA VOLUNTAD: No es el propósito del Espíritu de Dios hacer nuestra parte, ya sea en el querer como en el hacer.  Esta es obra del ser humano cuando coopera con los agentes divinos. 

Tan pronto como sometamos nuestra voluntad para que armonice con la de Dios, aparecerá la gracia de Cristo para cooperar con el hombre; pero no será un sustituto de nuestra actividad independiente, resultante de nuestra resolución y decidida acción. 

Por lo tanto, no es la abundancia de luz y de evidencia lo que convertirá el alma, sino la aceptación de la luz por parte del ser humano, que despierta las energías de la voluntad cuando comprende y reconoce que lo que sabe es justicia y verdad, y coopera con los ministerios celestiales señalados por Dios para la salvación del alma.

SEGURA SOLO CUANDO SE UNE CON LA DIVINA: La voluntad del hombre está segura únicamente cuando se une con la voluntad de Dios.

LA VOLUNTAD HUMANA DEBE AMALGAMARSE CON LA  DIVINA: En este conflicto de la justicia contra la injusticia, podemos tener éxito únicamente mediante la ayuda divina.  Nuestra voluntad finita debe someterse a la voluntad del Infinito; la voluntad humana debe unirse a la voluntad divina. 

Esto nos proporcionará la ayuda del Espíritu Santo, y cada conquista ayudará a recuperar la posesión adquirida por Dios y a restaurar su imagen en el alma. 

Elena White

Continúa en parte 135

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 133-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. La fortaleza del carácter depende de dos cosas: de la fuerza de voluntad y de la capacidad del dominio propio. Muchos confunden fortaleza de carácter con una pasión fuerte e incontrolada.  -parte 3-

DOS ELEMENTOS DEL CARÁCTER: La fortaleza del carácter depende de dos cosas: de la fuerza de voluntad y de la capacidad del dominio propio. Muchos jóvenes confunden fortaleza de carácter con una pasión fuerte e incontrolada, pero la verdad es que el que se deja dominar por sus pasiones es débil. 

La verdadera grandeza y nobleza del hombre se mide por el poder de los sentimientos que subyuga, y no por el poder de los que lo dominan. El hombre fuerte es el que, aunque sensible al mal trato, domina sus pasiones y perdona a sus enemigos.  Los tales son verdaderos héroes.

VOLUNTAD UNIDA AL PODER DIVINO: Todos pueden llegar a ser hombres de responsabilidad e influencia si, mediante la fuerza de voluntad unida al poder divino, se entregan fervientemente a la obra.  Ejerciten las facultades mentales, y en ningún caso descuiden las físicas. No permitan que la desidia intelectual les cierre la senda de un conocimiento mayor. 

Aprendan a reflexionar y a estudiar, para que sus mentes puedan expandirse, fortalecerse y desarrollarse. Nunca piensen que han aprendido lo suficiente y que pueden disminuir sus esfuerzos.  La mente cultivada es la medida del hombre.  Su educación debería continuar durante toda su vida; cada día debería estar aprendiendo y dándole un uso práctico al conocimiento adquirido.

EL CORRECTO EJERCICIO DE LA VOLUNTAD RESISTE LA ENFERMEDAD: Muchos que son aparentemente débiles y que siempre están quejándose, no están tan mal como se imaginan. Algunos de ellos tienen una fuerte voluntad que si se la ejerciera en la correcta dirección, sería un medio poderoso para controlar la imaginación y así resistir la enfermedad.  Pero con demasiada frecuencia se ejerce la voluntad en la dirección equivocada, y ésta rehúsa tenazmente someterse a la razón.

LA VOLUNTAD EN EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD: El poder de la voluntad no se aprecia debidamente. Mantengamos despierta la voluntad y encaminémosla  con acierto, y comunicará energía a todo el ser y constituirá un auxilio admirable para la conservación de la salud.  La voluntad es también poderosa en el tratamiento de las enfermedades. 

Ejercitando la fuerza de voluntad para ponerse en armonía con las leyes de la vida, los pacientes pueden cooperar en gran manera con los esfuerzos del médico para su restablecimiento.  Son miles los que pueden recuperar la salud si quieren.  El Señor no desea que estén enfermos, sino sanos y felices; y ellos mismos deberían decidirse a estar bien. 

Muchas veces los enfermizos pueden resistir la enfermedad, negándose sencillamente a rendirse al dolor y a permanecer inactivos.  Sobrepónganse a sus dolencias y emprendan alguna ocupación provechosa adecuada a su fuerza. Mediante esta ocupación  y el libre uso de aire y sol, muchos enfermos podrían recuperar salud y fuerza.

SE PROMETE MEJOR SALUD: Los malos hábitos y las malas costumbres están produciendo entre los hombres toda clase de enfermedades. Logremos que el entendimiento se convenza, por medio de la educación, de la pecaminosidad de abusar y degradar las facultades que Dios nos ha dado. 

Que la mente adquiera inteligencia y la voluntad sea puesta del lado del Señor, y entonces la salud física mejorará  maravillosamente.

Pero ésto nunca puede lograrse sólo sobre la base de la fuerza humana.  Junto a los esfuerzos fervientes realizados por la gracia de Cristo para renunciar a las malas costumbres y asociaciones, y para ser temperantes en todas las cosas, debe existir además la profunda convicción de que tenemos que procurar de Dios, por medio del sacrificio expiatorio de Cristo, el arrepentimiento y el perdón de los pecados pasados.

Estas cosas deben manifestarse en la experiencia diaria; debe haber una estricta vigilancia y un incansable intento de que Cristo ponga todo pensamiento en cautividad. Su poder renovador debe manifestarse en el alma de modo que, como seres responsables, presentemos nuestros cuerpos a Dios como un sacrificio vivo, santo y agradable a El, que es nuestro culto racional. (Elena White)

Continúa en parte 134

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 132-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. La educación de los niños, en el hogar y en la escuela, no debe ser adiestrada. Los niños tienen una voluntad inteligente, que debe ser dirigida para que controle todas sus facultades.  -parte 2-

LA TENTACION PRUEBA AL MAXIMO LA FUERZA DE VOLUNTAD: Es nuestro privilegio como hijos de Dios mantenernos firmes en la profesión de nuestra fe, sin ser conmovidos.  A veces el engañoso poder de la tentación parece exigir hasta el máximo nuestra fuerza de voluntad, y ejercer fe parece completamente contrario a todas evidencias del sentido o la emoción; pero nuestra voluntad debe mantenerse del lado de Dios. 

Debemos creer que en Jesucristo se encuentran la fuerza y la eficiencia duradera.  Hora a hora debemos mantener triunfante nuestra posición en Dios, poderosa en su fuerza.

EDUCACIÓN NO ADIESTRAMIENTO: La educación de los niños, en el hogar y en la escuela, no debe ser como el adiestramiento en los animales.  Los niños tienen una voluntad inteligente, que debe ser dirigida para que controle todas sus facultades.  Los animales necesitan ser adiestrados porque no tienen razón ni intelecto. 

Pero a la mente humana se le debe enseñar el dominio propio. Debe educársela para que rija al ser humano, mientras que los animales son controlados por un amo, y se les enseña a someterse a él. El amo es mente, juicio y voluntad para la bestia.

LA VOLUNTAD DEBE SER ORIENTADA, NO DESTRUIDA: Un niño puede ser educado de manera que no tenga voluntad propia, como el animal.  Aún su individualidad puede fundirse con la de aquél que dirige su adiestramiento; para todos los fines y propósitos, su voluntad está sometida a la voluntad del maestro.  Los niños así educados serán siempre deficientes en energía moral y responsabilidad individual.

No se les ha enseñado a obrar por la razón y los buenos principios; sus voluntades han sido controladas por otros y su mente no ha sido despertada para que se expanda y fortalezca por el ejercicio. Sus temperamentos peculiares y capacidades mentales no han sido dirigidos ni disciplinados para ejercer facultades más poderosas cuando lo necesiten. 

Los padres, deberían dar atención especial al cultivo de las facultades más débiles para que se cumplan todos los deberes, y se las desarrolle de un grado de fuerza a otro a fin de que la mente alcance las debidas proporciones.

ECONOMICE TODA LA FUERZA DE LA VOLUNTAD: El intento de quebrantar la voluntad contraría los principios de Cristo.  La voluntad del niño debe ser dirigida y guiada.  Salvemos toda la fuerza de la voluntad, porque el ser humano la necesita  toda; pero démosle la debida dirección.

Tratémosla sabia y tiernamente, como un tesoro sagrado. No la desmenucemos a golpes; sino amoldémosla sabiamente, por precepto y verdadero ejemplo, hasta que el niño llegue a los años cuando pueda llevar responsabilidad.

LOS MAESTROS NO DEBEN SER DICTADORES: Aquellos que son egoístas, irritables, imperiosos, groseros y ásperos, y que no tienen mucha consideración para con los sentimientos ajenos, nunca deberían ser maestros.  Tendrían una influencia desastrosa sobre sus alumnos, amoldándolos según su propio carácter y perpetuando así el mal. 

Las personas de este genio harán un esfuerzo para quebrantar la voluntad del niño, si se muestra ingobernable; pero Cristo no ha autorizado semejante manera de tratar a los que yerran.

Mediante la sabiduría celestial, la mansedumbre y humildad de corazón, se puede  ser capaz de dirigir la voluntad  y guiar a sus alumnos en el camino de la obediencia; pero nadie se imagine que con amenazas podrá ganar sus afectos. Tenemos que trabajar como Cristo. (Elena White)

Continúa en parte 133

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 124-

 

LA IRA. Los que por cualquier supuesta provocación se sienten libres para ceder a la ira,están abriendo el corazón a Satanás.La amargura debe ser desterrada del alma si queremos estar en armonía con el cielo.–parte 1-

LA IRA ABRE EL CORAZÓN A SATANÁS: Los que por cualquier supuesta provocación se sienten libres para ceder a la ira o al resentimiento, están abriendo el corazón a Satanás.  La amargura y animosidad deben ser desterradas del alma si queremos estar en armonía con el cielo.

SIERVOS DEL PECADO: “¿No sabéis que a quien os prestáis vosotros por siervos para obedecerle, sois siervos de aquél a quien obedecéis?” (Rom.6:16). Si cedemos a la ira, la concupiscencia, la codicia, el odio, el egoísmo, o algún otro pecado, nos hacemos siervos del pecado. 

“Ningún siervo puede servir a dos señores” (Luc.16:13)

Si servimos al pecado, no podemos servir a Cristo. El cristiano sentirá las incitaciones del pecado, porque la carne codicia contra el Espíritu; pero el espíritu batalla contra la carne manteniéndose en una lucha constante.  Aquí es donde se necesita la ayuda de Cristo.  La debilidad humana llega a unirse a la fortaleza divina, y la fe exclama:

Más a Dios gracias, que nos da la victoria por el Señor nuestro Jesucristo”  (1Cor.15:57)

IRA NACIDA DE LA SENSIBILIDAD MORAL: Es cierto que hay una indignación justificable, aún en los seguidores de Cristo.  Cuando vemos que Dios es deshonrado, cuando vemos al inocente oprimido, una justa indignación conmueve el alma.  Un enojo tal, nacido de una moral sensible, no es pecado.

LA IRA DE MOISÉS: El haber roto las tablas de piedra era sólo una representación del hecho de que Israel había quebrantado el pacto que tan recientemente había hecho con Dios. El texto bíblicoAiraos, pero no pequéis”, se refiere a la justa indignación contra el pecado, que surge del celo por la gloria de Dios, y no al enojo promovido por la ambición del amor propio herido.  Tal fue el enojo de Moisés.

LA SANTA IRA DE CRISTO: La indignación de Cristo iba dirigida contra la hipocresía, los groseros pecados por los cuales los hombres destruían su alma, engañaban a la gente y deshonraban a Dios.  En el raciocinio seductor de los sacerdotes y gobernantes, El discernió la obra de los agentes satánicos.  Aguda y escudriñadora había sido su denuncia del pecado; pero no habló palabras de represalia.

Sentía una santa ira contra el príncipe de las tinieblas; pero no manifestó irritación,  así también el cristiano que vive en armonía con Dios, y posee los suaves atributos del amor y la misericordia, sentirá una justa indignación contra el pecado; pero la pasión no lo incitará a vilipendiar a los que lo vilipendien.

Aún al hacer frente a aquéllos que movidos por un poder infernal, sostienen la mentira, conservará en Cristo la serenidad y el dominio propio.

HAY QUIENES ALIMENTAN LA IRA: Muchos miran las cosas desde un lado oscuro; magnifican supuestos agravios, alimentan su ira, y se llenan de sentimientos de venganza y odio, cuando en verdad no hay una causa real para esos sentimientos. Debemos resistir esos sentimientos y experimentaremos un gran cambio en nuestra relación con nuestros semejantes. (Elena White)

Continúa en parte 125

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 34-

RESPETO PROPIO. No renunciemos nunca a nuestro respeto propio mediante palabras apresuradas y no pensadas. Demos a nuestros hijos un ejemplo de  lo que deseamos que sean ellos.  -parte 2-

LOS HÁBITOS ERRONEOS DESTRUYEN EL RESPETO PROPIO: Por hábitos erróneos se pierde la facultad de valorarse, se pierde el dominio propio. No se puede razonar correctamente acerca de los asuntos que más íntimamente nos conciernen.  Es descuidado e irracional en la forma de tratar nuestra mente y cuerpo. 

No podemos obtener la felicidad; pues el descuido en el cultivo de los principios puros y sanos nos coloca bajo el dominio de los hábitos que destruyen nuestra paz. Al emplear mal las facultades físicas y mentales, el templo de nuestro cuerpo se halla en ruinas.

Pensamos en obtener un tesoro adquiriendo conocimiento y sabiduría terrenales, pero al dejar de lado La Biblia sacrificamos un tesoro que vale más que cualquier cosa.

LAS PALABRAS IMPACIENTES DAÑAN EL RESPETO PROPIO: Los que emplean un lenguaje tal experimentarán vergüenza, pérdida del respeto propio y de la confianza en sí mismos, y tendrán remordimiento y pena por haber perdido el dominio propio y hablado de ese modo. Sería mejor resistir toda provocación y soportar las cosas con mansedumbre y tolerancia cristianas.

LOS PADRES NUNCA HAN DE PERDER EL RESPETO PROPIO POR SUS PALABRAS DESCUIDADAS: No deberíamos tener palabras de enojo, dureza o mal genio.  La gracia de Cristo espera que la demandemos. Su Espíritu dominará nuestro corazón y conciencia.

No renunciemos nunca a nuestro respeto propio mediante palabras apresuradas y no pensadas. Demos a nuestros hijos un ejemplo de  lo que deseamos que sean ellos.  Haya paz, palabras amables y semblantes alegres.

CUIDADO CON LA COMPASION PROPIA: Necesitamos desconfiar de la compasión propia, Jamás debemos permitirnos sentir que no se nos aprecia debidamente ni se tienen en cuenta nuestros esfuerzos, o que nuestro trabajo es demasiado difícil.

Toda murmuración sea acallada por el recuerdo de lo que Cristo sufrió por nosotros.  Recibimos mejor trato que el que recibió nuestro Señor.

CRISTO RESTAURA EL RESPETO PROPIO: No debe ser difícil recordar que el Señor desea que nosotros depositemos nuestros problemas y perplejidades a sus pies, y que los dejemos allí.

“Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28)

CULTIVE EL RESPETO PROPIO: No es la voluntad de nuestro Padre Celestial que continuamente estemos bajo tribulación y tinieblas. Debiéramos cultivar el respeto propio, viviendo de tal modo que seamos aprobados por nuestra propia  conciencia, y delante de los hombres. 

TENEMOS EL PRIVILEGIO DE IR A JESUS Y SER LIMPIADOS. “AHORA, PUES, NINGUNA CONDENACIÓN HAY PARA LOS QUE ESTÁN EN CRISTO JESUS, LOS QUE NO ANDAN CONFORME A LA CARNE, SINO CONFORME AL ESPÍRITU” (Rom.8:1).

Mientras,  no debemos pensar en nosotros mismos más de lo debido, la Palabra de Dios no condena un debido respeto propio. Como hijos e hijas de Dios, debiéramos tener una consciente dignidad de carácter, en la cuál el orgullo y la importancia de sí mismos no tienen parte.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 13-

ENFERMEDADES QUE COMIENZAN EN LA MENTE. El cerebro es el órgano e instrumento de la mente, y controla todo el cuerpo. Y para que el cerebro esté sano, la sangre debe ser pura……parte1-

SE PIENSA MUY POCO EN LOS FACTORES CAUSALES: Poca, muy poca consideración se da a las causas que determinan la mortalidad, la enfermedad y la degeneración, que existen hoy en los países más civilizados y favorecidos.  La raza humana decae.

NUEVE DE CADA DIEZ ENFERMEDADES SE ORIGINAN EN LA MENTE: Por doquiera prevalece la enfermedad mental. Pude ser que alguna aguda dificultad en el hogar esté royendo el alma y debilitando las fuerzas vitales. 

A veces el remordimiento por el pecado mina la constitución y desequilibra la mente.  Hay también doctrinas erróneas, que  al presentar ideas exageradas y distorsionadas del carácter de Dios, han producido el mismo resultado en las mentes sensibles.

LA MENTE AFECTA AL CUERPO: La relación que existe entre la mente y el cuerpo es muy íntima.  Cuando uno está afectado, el otro simpatiza.  La condición de la mente afecta la salud del sistema físico.

Si la mente es libre y feliz, por una conciencia de bien hacer y un sentido de satisfacción en hacer felices a otros, crea una alegría que reaccionará sobre todo el sistema, produciendo una mejor circulación de la sangre y una tonificación de todo el cuerpo. 

La bendición de Dios es un poder sanador, y los que benefician a otros con generosidad sentirán esa maravillosa bendición tanto en el corazón como en la vida.

UN CEREBRO SANO Y BIEN ALIMENTADO: El cerebro es el órgano e instrumento de la mente, y controla todo el cuerpo.  Para que las otras partes del sistema estén sanas, el cerebro debe estar sano.  Y para que el cerebro esté sano, la sangre debe ser pura. 

Si por los hábitos correctos en el comer y el beber se mantiene pura la sangre, el cerebro estará adecuadamente alimentado.

LA ENERGIA ELECTRICA DEL CEREBRO VITALIZA EL SISTEMA: Se debería dar realce a la influencia que tiene la mente sobre el cuerpo y éste sobre aquélla.  La energía eléctrica del cerebro, aumenta por la actividad mental, vitaliza todo el organismo, y es de ayuda inapreciable para resistir la enfermedad.

También es importante el poder de la voluntad y el dominio propio, tanto en la conservación de la salud como en su recuperación, como asimismo el efecto depresivo y hasta ruinoso de la ira, el descontento, el egoísmo o la impureza y, por otra parte, el maravilloso poder vivificador que se encuentra en la alegría, la abnegación, y la gratitud. (Elena White)

Continúa en parte 14

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: