Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fuerza de voluntad’

BUENA SALUD-conocimientos que le otorgarán una herramienta práctica y positiva para el resto de su vida-parte 17-

COMA Y ADELGACE

EL PROBLEMA BASICO DEL SOBREPESO

Si usted piensa que la causa básica de su gordura es algún problema psicológico, como podría ser el comer en exceso a modo de compensación por frustraciones o como una forma de hostilidad reprimida, usted sólo tiene razón en parte.

En un libro escrito por el Dr. F.J.Bruno, titulado “Decida adelgazar” el autor recalca la importancia de la fuerza del hábito en mantener la obesidad y asegura que la causa básica del sobrepeso es simplemente el comer excesivamente.

Aún en aquellos raros casos donde el problema reside en las “glándulas” o el metabolismo, el tratamiento de la obesidad sigue siendo, básicamente, comer menos.

Generalmente las glándulas que funcionan en forma indebida cuando una persona engorda, son las glándulas salivares.  Y si alguien hereda algo que contribuya a su obesidad es probablemente la forma de comer, además de una cantidad de recetas sobrecargadas  de calorías.

El Dr. Bruno mira con recelo a las píldoras para adelgazar, a las dietas de adelgazamiento rápido, al ayuno total y al concepto de que “las calorías no tienen importancia”.

El sostiene que los resultados de tales tratamientos rara vez son permanentes.  Su método de dirigir el proceso de adelgazamiento es tal vez el más difícil de todos porque implica usar la fuerza de voluntad.

Nos dice que el hombre es más que un simple animal y que por consiguiente puede pensar inteligentemente y decidir el control de sus instintos a fin de cultivar hábitos saludables. Si usted desarrolla esta clase de actitud mental, usted podrá realmente dirigir su adelgazamiento.

Desconfíe de cualquiera que prometa demasiado. “Coma todo lo que quiera y adelgace”, dicen muchos libros que por eso se venden a millares.  Pero tales dietas son generalmente un fracaso y pueden ser peligrosas para la salud.

Han surgido una cantidad de dietas que prometen adelgazamiento solamente con suprimir los hidratos de carbono, sin preocuparse por las calorías, y permitiendo comer tanto como se quiera carnes y grasas.

Los especialistas en nutrición no aceptan esta teoría a la que consideran simplemente como un paraíso de fantasía, especial para los gordos, donde éstos podrían adelgazar comiendo todo lo que quisieran de cualquier cosa con tal que no contenga carbohidratos.

Experimentos realizados en Suecia demuestran que las personas que siguen un régimen con exceso de proteínas y escasos carbohidratos tienen menos resistencia física.

Pero lo más importante de todo al emprender un régimen para bajar de peso, es seguir una dieta equilibrada que nos permita vivir normalmente y que podamos continuar por toda la vida.

PELIGROS DEL AZUCAR

Continúa en parte 18

Read Full Post »

AMPARO Y FORTALEZA –parte 37-

EL SECRETO DE LA FELICIDAD Y LA VICTORIA-parte 6-

TESTIMONIO: Cuando atesoramos el amor de Cristo en el corazón, así como una dulce fragancia, no puede ocultarse. El amor al Señor Jesús se manifestara por el deseo de trabajar como El trabajo, para beneficiar y elevar a la humanidad.  Nos inspirara amor, ternura y simpatía a todas las criaturas que gozan del cuidado de nuestro Padre celestial.

Tan pronto como uno acude a Cristo nace en el corazón un vivo deseo de hacer saber a otros cuan precioso amigo encontramos en el Señor Jesús. Y el esfuerzo por hacer bien a otros se tomara en bendiciones para nosotros mismos. Los que así participan en trabajos de amor son los que más se acercan a su Creador.  La fuerza se desarrolla con el ejercicio. 

Con espíritu de amor, podemos ejecutar los deberes más humildes de la vida “como para el Señor” (Colosenses 3:23).  Si tenemos amor de Dios en el corazón se manifestara en nuestra vida. No debemos esperar mejores oportunidades o capacidades extraordinarias para empezar a trabajar por Dios. Los más humildes y pobres de los discípulos de Jesús pueden ser una bendición para otros.

El gran corazón del Amor infinito es atraído hacia el pecador con ilimitada compasión. En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:7).

Así es, solo cree que  Dios es tu ayudador.  EL anhela restaurar su imagen moral en ti.  A medida que te acerques al Señor con confesión y arrepentimiento, El se acercara a ti con su misericordia y perdón. ¡Alabado sea Dios por tan grande amor!

JESÚS –EL GRAN MEDICO DIVINO- ¡PRONTO REGRESA A BUSCAR A SUS HIJOS!-parte 1-

La Santa Biblia nos dice que la senda de los justos, las profecías y la sabiduría son como la luz de la aurora que van en aumento hasta que el día es perfecto.

Cuanto nos ama nuestro Creador Divino al habernos hechos seres con libre albedrio, con la posibilidad de tomar decisiones (buenas o malas) a través de nuestra fuerza de voluntad asentada en el lóbulo frontal de nuestro cerebro.  Dios nos educa para que podamos elegir todo lo saludable, aquello que nos bendiga para vivir mas y mejor sobre esta tierra, así como en la vida futura y celestial.

Nuestro Creador nos ha dejado leyes naturales para que, al obedecerlas, podamos gozar de mayor salud física, mental y espiritual así como de plena felicidad, su plan de restauración es maravilloso, pero es condicional a que lo aceptemos en forma personal, EL desea prepararnos para la vida eterna desde ahora.  Dios, hablando mediante su siervo Moisés en Éxodo 15:26  nos dice:

  • “Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios,
  • E hicieres lo recto delante de Sus ojos, y dieres oído a Sus mandamientos (Éxodo 20:3-17)
  • Y guardares todos Sus Estatutos, (como son los principios de salud)
  • Ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque Yo Soy Jehová tu Sanador”.

Continúa en parte 7

 

 

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 192-

 

IMAGINACION Y ENFERMEDAD. La inactividad de cualquiera de los órganos del cuerpo produce una atrofia de los músculos, disminuye la fortaleza y contribuye para que la sangre fluya lentamente por los vasos sanguíneos.

LA IMAGINACION PUEDE PRODUCIR ENFERMEDADES GRAVES: Hay que controlar la mente, porque ejerce una poderosa influencia sobre la salud.  La imaginación a menudo se desvía, y cuando se le da libertad, produce en sus victimas enfermedades graves. 

Muchos mueren de enfermedades que son mayormente imaginarias.  Miles que están enfermos, podrían estar bien y vivir si quisieran, pero su imaginación se lo impide. Temen que empeorarán si trabajan o hacen ejercicio, cuando ese es exactamente el cambio que necesitan hacer para mejorar. 

Sin eso nunca mejorarán.  Deberían ejercer fuerza de voluntad, elevarse por encima de sus dolores y su debilidad, dedicarse a una actividad útil, y olvidarse de sus espaldas, costados, pulmones y cabezas doloridos. 

Si no ejercitan todo el cuerpo, o una parte de él, caerán en una condición peor.  La inactividad de cualquiera de los órganos del cuerpo produce una atrofia de los músculos, disminuye la fortaleza y contribuye para que la sangre fluya lentamente por los vasos sanguíneos.

LA IMAGINACION PUEDE CONTROLAR ALGUNA PARTES DEL CUERPO: La falta de acción armoniosa en el organismo humano produce enfermedad.  La imaginación puede controlar para su mal algunas partes del cuerpo.  Cada parte del organismo debe trabajar armoniosamente.

COMO VENCER UNA IMAGINACION ENFERMIZA: La cura que se necesita es una mente buena y santificada, un aumento de la fe y el servicio activo a favor de Cristo.  También se necesita ejercitar los músculos en trabajo práctico al aire libre.  El ejercicio físico será la mayor bendición. 

REQUIERE LA AYUDA DE LA VOLUNTAD: La ociosidad es un gran mal.  Los hombres, mujeres y jóvenes, al pensar en ellos mismos, creen que están peor de lo que realmente están. Arrullan sus malestares, piensan en ellos y hablan acerca de ellos, hasta que les parece que su utilidad ha terminado. 

Su imaginación está enferma. Si hubieran resistido la tendencia a ceder a la enfermedad y a dejarse vencer por ella; si hubieran requerido la ayuda de la fuerza de voluntad, podrían haber vivido para bendecir al mundo con su influencia.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 133-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. La fortaleza del carácter depende de dos cosas: de la fuerza de voluntad y de la capacidad del dominio propio. Muchos confunden fortaleza de carácter con una pasión fuerte e incontrolada.  -parte 3-

DOS ELEMENTOS DEL CARÁCTER: La fortaleza del carácter depende de dos cosas: de la fuerza de voluntad y de la capacidad del dominio propio. Muchos jóvenes confunden fortaleza de carácter con una pasión fuerte e incontrolada, pero la verdad es que el que se deja dominar por sus pasiones es débil. 

La verdadera grandeza y nobleza del hombre se mide por el poder de los sentimientos que subyuga, y no por el poder de los que lo dominan. El hombre fuerte es el que, aunque sensible al mal trato, domina sus pasiones y perdona a sus enemigos.  Los tales son verdaderos héroes.

VOLUNTAD UNIDA AL PODER DIVINO: Todos pueden llegar a ser hombres de responsabilidad e influencia si, mediante la fuerza de voluntad unida al poder divino, se entregan fervientemente a la obra.  Ejerciten las facultades mentales, y en ningún caso descuiden las físicas. No permitan que la desidia intelectual les cierre la senda de un conocimiento mayor. 

Aprendan a reflexionar y a estudiar, para que sus mentes puedan expandirse, fortalecerse y desarrollarse. Nunca piensen que han aprendido lo suficiente y que pueden disminuir sus esfuerzos.  La mente cultivada es la medida del hombre.  Su educación debería continuar durante toda su vida; cada día debería estar aprendiendo y dándole un uso práctico al conocimiento adquirido.

EL CORRECTO EJERCICIO DE LA VOLUNTAD RESISTE LA ENFERMEDAD: Muchos que son aparentemente débiles y que siempre están quejándose, no están tan mal como se imaginan. Algunos de ellos tienen una fuerte voluntad que si se la ejerciera en la correcta dirección, sería un medio poderoso para controlar la imaginación y así resistir la enfermedad.  Pero con demasiada frecuencia se ejerce la voluntad en la dirección equivocada, y ésta rehúsa tenazmente someterse a la razón.

LA VOLUNTAD EN EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD: El poder de la voluntad no se aprecia debidamente. Mantengamos despierta la voluntad y encaminémosla  con acierto, y comunicará energía a todo el ser y constituirá un auxilio admirable para la conservación de la salud.  La voluntad es también poderosa en el tratamiento de las enfermedades. 

Ejercitando la fuerza de voluntad para ponerse en armonía con las leyes de la vida, los pacientes pueden cooperar en gran manera con los esfuerzos del médico para su restablecimiento.  Son miles los que pueden recuperar la salud si quieren.  El Señor no desea que estén enfermos, sino sanos y felices; y ellos mismos deberían decidirse a estar bien. 

Muchas veces los enfermizos pueden resistir la enfermedad, negándose sencillamente a rendirse al dolor y a permanecer inactivos.  Sobrepónganse a sus dolencias y emprendan alguna ocupación provechosa adecuada a su fuerza. Mediante esta ocupación  y el libre uso de aire y sol, muchos enfermos podrían recuperar salud y fuerza.

SE PROMETE MEJOR SALUD: Los malos hábitos y las malas costumbres están produciendo entre los hombres toda clase de enfermedades. Logremos que el entendimiento se convenza, por medio de la educación, de la pecaminosidad de abusar y degradar las facultades que Dios nos ha dado. 

Que la mente adquiera inteligencia y la voluntad sea puesta del lado del Señor, y entonces la salud física mejorará  maravillosamente.

Pero ésto nunca puede lograrse sólo sobre la base de la fuerza humana.  Junto a los esfuerzos fervientes realizados por la gracia de Cristo para renunciar a las malas costumbres y asociaciones, y para ser temperantes en todas las cosas, debe existir además la profunda convicción de que tenemos que procurar de Dios, por medio del sacrificio expiatorio de Cristo, el arrepentimiento y el perdón de los pecados pasados.

Estas cosas deben manifestarse en la experiencia diaria; debe haber una estricta vigilancia y un incansable intento de que Cristo ponga todo pensamiento en cautividad. Su poder renovador debe manifestarse en el alma de modo que, como seres responsables, presentemos nuestros cuerpos a Dios como un sacrificio vivo, santo y agradable a El, que es nuestro culto racional. (Elena White)

Continúa en parte 134

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: