Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘paciencia’

 

EL GRAN YO SOY- MENSAJES DE DIOS-”SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD.TU PALABRA ES VERDAD”-JUAN 17:17-parte 38-

ESPERANZA Y ASPIRACIONES-Salmos 9:18; 16:8, 9; 33:18; Jeremías 17:7; Romanos 5:2-5; 15:4, 13-

Salmo 9:18

Porque no para siempre será olvidado el menesteroso. Ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente.

Salmo 16:8, 9

A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; Mi carne también reposará confiadamente.

Salmo 33:18

He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia.

Jeremías 17:7

Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

Romanos 5:2-5

Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Y no sólo ésto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Romanos 15:4, 13

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

 

Read Full Post »

FRUTOS DEL ESPÍRITU

PACIENCIA

“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos, amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia”. (Colosenses 3:12)

El Capitán de nuestra salvación no reclamó para sí ninguna posición honrosa.  En cambio, tomó la forma de siervo para que la humanidad pudiera relacionarse con la divinidad. El hombre debe representar a Cristo. Para ello, necesita ser paciente con sus congéneres, perdonador y lleno de amor semejante al de Cristo.  El que está verdaderamente convertido manifestará respeto por sus hermanos y estará dispuesto a proceder como el Señor lo ordenó. Jesús dijo: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros.  En ésto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:34, 35).  El creyente en quien abunda el amor de Dios manifestará tal expresión de ese amor que será comprendido por el mundo.

No todo el que habla de Cristo es uno con El. Los que no tienen el Espíritu y la gracia de Jesús no son suyos, no importa lo que profesen. Por sus frutos los conoceréis.  Las prácticas y costumbres que siguen los dictados del mundo no promueven los principios de la Ley de Dios.  Y por no tener el aliento de su Espíritu, tampoco expresan su carácter. La semejanza a Cristo será revelada únicamente por los que se asemejan a la imagen divina.  Sólo los que son modelados mediante el Espíritu Santo, pueden llegar a ser hacedores de la Palabra.  Esto los pone en condiciones de dar a conocer la mente y la voluntad de Dios.

En el mundo existe una falsificación del cristianismo genuino.  El verdadero espíritu del hombre se da a conocer por el modo como este se relaciona con su prójimo.  Podemos preguntar: ¿Representa el carácter de Cristo en espíritu y en acción, o simplemente es una manifestación natural del carácter egoísta, propio de los que pertenecen al mundo? La simple profesión de fe no significa nada para Dios.  Antes que sea demasiado tarde para rectificar la conducta equivocada, que cada uno se pregunte: ¿Quién soy yo? Depende de nosotros mismos desarrollar el carácter que nos permita integrar la familia celestial, la realeza de Dios.  (Review and Herald)

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 44-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

PACIENCIA

“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos, amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia”. (Colosenses 3:12)

 

El Capitán de nuestra salvación no reclamó para sí ninguna posición honrosa.  En cambio, tomó la forma de siervo para que la humanidad pudiera relacionarse con la divinidad. El hombre debe representar a Cristo. Para ello, necesita ser paciente con sus congéneres, perdonador y lleno de amor semejante al de Cristo.  El que está verdaderamente convertido manifestará respeto por sus hermanos y estará dispuesto a proceder como el Señor lo ordenó. Jesús dijo:

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros.  En ésto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:34, 35). 

El creyente en quien abunda el amor de Dios manifestará tal expresión de ese amor que será comprendido por el mundo.

No todo el que habla de Cristo es uno con El. Los que no tienen el Espíritu y la gracia de Jesús no son suyos, no importa lo que profesen. Por sus frutos los conoceréis.  Las prácticas y costumbres que siguen los dictados del mundo no promueven los principios de la Ley de Dios.  Y por no tener el aliento de su Espíritu, tampoco expresan su carácter. La semejanza a Cristo será revelada únicamente por los que se asemejan a la imagen divina.  Sólo los que son modelados mediante el Espíritu Santo, pueden llegar a ser hacedores de la Palabra.  Esto los pone en condiciones de dar a conocer la mente y la voluntad de Dios.

En el mundo existe una falsificación del cristianismo genuino.  El verdadero espíritu del hombre se da a conocer por el modo como este se relaciona con su prójimo.  Podemos preguntar: ¿Representa el carácter de Cristo en espíritu y en acción, o simplemente es una manifestación natural del carácter egoísta, propio de los que pertenecen al mundo? La simple profesión de fe no significa nada para Dios.  Antes que sea demasiado tarde para rectificar la conducta equivocada, que cada uno se pregunte: ¿Quién soy yo? Depende de nosotros mismos desarrollar el carácter que nos permita integrar la familia celestial, la realeza de Dios.  (Review and Herald)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 168-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 5-

COMO TRATAR CON LAS EMOCIONES. Hay muchos que no han recibido la debida educación; sus caracteres son tortuosos, duros, retorcidos, y parecen sinuosos en todas formas.  Pero la gracia de Cristo puede transformarlos. parte 1-

NO PODEMOS ADIVINAR LOS MOTIVOS: Recordemos que no podemos leer los corazones. No podemos conocer los motivos que impulsan las acciones que nos parecen erróneas. Hay muchos que no han recibido la debida educación; sus caracteres son tortuosos, duros, retorcidos, y parecen sinuosos en todas formas. 

Pero la gracia de Cristo puede transformarlos.  Nunca los echemos a un lado, nunca los induzcamos al desánimo o a la desesperación diciéndoles que nos han chasqueado, y no los ayudaremos. 

Unas pocas palabras habladas apresuradamente bajo la provocación -precisamente que nosotros pensamos que se merecen- pueden cortar las cuerdas de la influencia que habría atado sus corazones al nuestro.

La vida consecuente, la paciente tolerancia, el espíritu sereno bajo la provocación, es siempre el argumento más concluyente y el más solemne llamamiento. 

Si hemos tenido oportunidades y ventajas que no les hayan tocado en suerte a los demás, consideremos este hecho y seamos siempre sabios, cuidadosos y amables.

La continuidad de la influencia cristiana es el secreto de su poder, y ésto depende de que seamos perseverantes en la manifestación del carácter de Cristo. Ayudemos a los que hayan errado. Mostrémosles como, cuando cometemos errores, la paciencia, la bondad y la disposición a ayudar nos dan valor y esperanza.

CONTENDEMOS CON UNA FUERZA QUE CAUTIVA CUERPO, MENTE Y ALMA: Se está apoderando del mundo un afán nunca visto.  En las diversiones, en la acumulación de dinero, en la lucha por el poder, hasta en la lucha por la existencia hay una fuerza terrible que embarga el cuerpo, la mente y el alma. 

En medio de esta precipitación enloquecedora, Dios habla.  Nos invita a apartarnos y tener comunión con El.

ESTAD QUIETOS Y CONOCED QUE YO SOY DIOS” (Sal.46:10)

CURACION DE LAS PERTURBACIONES ESPIRITUALES: Este mundo es un vasto lazareto, pero Cristo vino para sanar a los enfermos y proclamar liberación a los cautivos de Satanás.  El era en sí mismo la salud y la fuerza.  Impartía vida a los enfermos, a los afligidos, a los poseídos de los demonios. 

No rechazaba a ninguno que viniese para recibir su poder sanador. Sabía que aquellos que le pedían ayuda habían atraído la enfermedad sobre sí mismos; sin embargo no se negaba a sanarlos. 

Y cuando la virtud de Cristo penetraba en estas pobres almas, quedaban convencidas de pecado, y muchos eran sanados de su enfermedad espiritual tanto como de sus dolencias físicas.  El Evangelio posee todavía el mismo poder ¿Por qué no habríamos de presenciar HOY los mismos resultados?

LOS SERES HUMANOS SON LAS MANOS DE LOS ÁNGELES: Los agentes humanos son las manos de los seres celestiales, quienes emplean las manos humanas para el ministerio práctico. 

Los agentes humanos, como manos ayudadoras, deben contribuir a la sabiduría y la operatividad de los seres celestiales.  Al unirnos con estos poderes omnipotentes, recibimos el beneficio de su más elevada educación y experiencia. 

De este modo, al llegar a ser participantes de la naturaleza divina y eliminar el egoísmo de nuestras vidas, se nos conceden talentos especiales para que nos ayudemos mutuamente.  Esta es la modalidad divina para la administración del poder salvador. (Elena White)

Continúa en parte  169

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 62-

 

PRINCIPIOS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE. Se debe ejercitar diariamente una fe que obra por el amor y purifica el alma. Si Cristo, ha sido formado en el interior, entonces la verdad de Dios se revelará en el carácter. -parte 3-

SE DEBE SER COMO CRISTO AL TRATAR CON LAS MENTES: Se debe ejercitar diariamente una fe que obra por el amor y purifica el alma del educador. Si Cristo, la esperanza de gloria, ha sido formado en el interior, entonces la verdad de Dios actuará de tal manera en su temperamento natural que se revelará en un carácter cambiado, y la verdad de Dios no será cambiada en mentira.

De este modo mostrará que la autoridad de Dios sobre Ud. no es meramente nominal sino real y verdadera.

LA CENSURA CONTINUA CONFUNDE AL NIÑO: El cielo ve en el niño al hombre o a la mujer no desarrollado, con capacidades y facultades que, si son guiadas correctamente y desarrolladas con sabiduría celestial, llegarán a ser agentes humanos mediante los cuales las influencias divinas pueden cooperar para ser colaboradores de Dios. Las palabras ásperas y la censura continua confunden al niño pero nunca lo reforman. 

Contenga ese regaño; mantenga su propio espíritu bajo la disciplina de Jesucristo, entonces aprenderá  a tener compasión y simpatía con los que han sido puestos bajo su influencia.  No exhiba impaciencia o aspereza. Han de ser conducidos con paciencia, bondad y amor, subiendo escalón tras escalón en la obtención del conocimiento.

LA MENTE NECESITA ALIMENTO PURO: La mente, a semejanza del cuerpo, necesita alimento puro a fin de disfrutar de salud y fortaleza. Debemos dar a nuestros hijos algo para pensar que esté fuera de ellos y por encima de ellos. La mente que vive en una atmósfera pura y santa no llegará a ser trivial, frívola, vana y egoísta.  Vivimos en un tiempo cuando todo lo que es falso y superficial se exalta por encima de lo real, lo natural y lo duradero. 

La mente debe estar exenta de todo lo que la lleve en una dirección equivocada.  No debiera ser sobrecargada con relatos baladíes que no añaden fortaleza a las facultades mentales.  Los pensamientos serán del mismo carácter del alimento que se proporciona a la mente.  Ciertos libros siembran cizaña en las mentes y los corazones.

Sin embargo éste es el alimento que se le da al cerebro, mientras tienen poco conocimiento de  los temas relacionados con los intereses eternos, los cuales debieran de comprender.  El talento del tiempo es precioso, y Dios nos pedirá cuenta de él. Debemos dar alimento puro a la mente.

LOS ESTUDIANTES APRENDEN A OBEDECER A DIOS: Los estudiantes deben buscar con todo su corazón, con toda su mente y con todas sus fuerzas el conocer a Dios y el obedecerle sin reservas.  La ciencia de la salvación del alma humana es la primera lección de la vida. Ningún estudio literario o educación de los libros ha de ser supremo. 

PERO CONOCER A DIOS Y A JESUCRISTO, A QUIEN EL HA ENVIADO, ES VIDA ETERNA. Aprender es bueno.  La sabiduría de Salomón es deseable; pero la sabiduría de alguien que es mayor que Salomón es mucho más deseable y esencial.  Gracias a Cristo podemos alcanzar el extremo superior de la escalera de la ciencia; porque la palabra de la inspiración dice:

“Vosotros estáis completos en El”  (Colosenses 2:10)

NUESTRA PRIMERA PREOCUPACIÓN ES VER Y RECONOCER A DIOS, Y ENTONCES EL DIRIGIRÁ NUESTRO SENDERO

(Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 61-

 

PRINCIPIOS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE. La causa de Dios necesita maestros que tengan altas cualidades morales, y a los cuales se pueda confiar la educación de otros; hombres de fe sana, que tengan tacto y paciencia; que anden con Dios. -parte 2-

LA VERDADERA PIEDAD ELEVA Y REFINA: El pueblo de Dios en todas partes permite que sus mentes se eleven muy poco y tengan una visión muy estrecha.  Permiten que los planes de las agencias humanas los guíen y que un espíritu mundano los moldee, en vez de que lo hagan los planes de Cristo y el Espíritu de Cristo.  Hay que mirar por sobre lo terrenal a lo celestial. 

Los números no son evidencias de éxito; si lo fueran, Satanás podría pretenderlo.  Es el grado de poder moral que permea en cada uno de nosotros. Representar a Cristo por medio de virtudes como las de El debiera ser el gozo de todos, desde el mayor hasta el menor.  Aprendamos todos que la verdadera piedad y el amor manifestados en obediencia a Dios elevará y refinará.

ES NECESARIA LA ENTEREZA: La entereza es necesaria para obtener éxito en la edificación del carácter.  Debe haber un ferviente deseo de llevar a cabo los planes del Maestro. En esta obra debe ponerse al trabajo la decidida fuerza humana, en colaboración con el Obrero divino.  Debe realizarse un esfuerzo ferviente y perseverante por romper con las costumbres y las máximas y asociaciones de este mundo. 

El pensamiento profundo, el propósito ferviente, y la firme integridad son esenciales.  No debe haber ociosidad.  La vida es un depósito sagrado, y cada momento debiera ser aprovechado sabiamente.

LA CALIDAD DE LOS HOMBRES LLAMADOS A ENSEÑAR: La causa de Dios necesita maestros que tengan altas cualidades morales, y a los cuales se pueda confiar la educación de otros; hombres de fe sana, que tengan tacto y paciencia; que anden con Dios y se abstengan de la misma apariencia del mal; que estén íntimamente relacionados con Dios que puedan ser conductos de luz.

Que bueno sería que  hubiese jóvenes fuertes, arraigados y afirmados en la fe, que tuviesen comunión viva con Dios, ésto los prepararía para trabajar, para hacer frente a los errores que prevalecen en nuestros tiempos.  Y si fuesen fieles a Dios, estos jóvenes, podrían sembrar la semilla de la verdad en otras mentes.

LOS HÁBITOS CORRECTOS DEJAN IMPRESIONES EN EL CARÁCTER: La formación  de hábitos correctos ha de dejar su impresión en la mente y el carácter de los niños para que puedan ejercitarse en el buen camino. Significa mucho conducir a esos niños bajo la influencia directa del Espíritu de Dios, adiestrarlos y disciplinarlos en la amonestación del Señor. 

La formación de hábitos correctos, la manifestación de un espíritu correcto, requerirá de esfuerzos fervientes en el nombre y el poder de Jesús. El que instruye a los niños debe perseverar, y dar línea sobre línea, precepto sobre precepto, un poquito aquí y poco allá, con toda paciencia y longanimidad, simpatía y amor, uniendo a esos niños en su corazón por el amor de Cristo revelado en sí mismo.

LOS CARACTERES NO SE FORMAN EN UN MISMO MOLDE: Los caracteres no se forman en un mismo molde.  Los niños reciben como herencia todos los aspectos de carácter.  De este modo en sus rasgos de carácter se revelan los defectos y virtudes. Cada instructor debe tomar esto en consideración.  Las deformidades heredadas y cultivadas del carácter humano, así como también la belleza de carácter, tendrán que ser afrontadas, y el instructor necesitará cultivar mucha gracia para saber como tratar con lo que yerran, para su bien presente y eterno.

Si se abrigan el impulso, la impaciencia, el orgullo, el egoísmo y la estima propia, harán mucho mal que puede arrojar el alma al campo de batalla de Satanás sin la sabiduría para conducir su nave, pero además estará en peligro de ser arrojado al antojo de las tentaciones de Satanás hasta que naufrague. 

Cada instructor tiene sus propios rasgos de carácter peculiar que vigilar, no sea que Satanás lo use como su agente para destruir almas, mediante sus propios rasgos de carácter no consagrados. (Elena White)

Continúa en parte 62

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 5-

 

EL CRISTIANO Y LA PSICOLOGIA. Los padres son los que deciden si las mentes de sus hijos se han de llenar de pensamientos ennoblecedores, o de sentimientos viciosos. -parte 3-

LO BUENO EXCLUYE LO MALO: Los padres son lo que deciden si las mentes de sus hijos se han de llenar de pensamientos ennoblecedores, o de sentimientos viciosos. No pueden mantener sin ocupación sus mentes activas, ni ahuyentar el mal con el ceño. 

Únicamente inculcando los debidos principios pueden destruir los malos pensamientos. El enemigo sembrará cizaña en los corazones de los hijos a menos que los padres siembren en ellos las semillas de la verdad. 

Las instrucciones buenas y sanas son el único preventivo contra las compañías malas que corrompen los buenos modales. La verdad protegerá el alma de las tentaciones sin fin que habrá de arrostrar.

SOLO UN DÍA ES MÍO: Día por día todos somos probados, corregidos y educados para ser útiles en esta vida.  Pensad en ésto: sólo un día por vez.  Un día es mío. Haré en este día lo mejor que pueda.

Usaré mi talento del habla para ser una bendición para algún otro; un ayudador, un consolador, un ejemplo que el Señor apruebe.  Me ejercitaré en paciencia, bondad, clemencia. El Señor Jesús te ama y desea que crezcas, a la estatura de su carácter, en su amor y fortaleza.

COMO PUEDEN DESARROLLARSE MENTES BIEN EQUILIBRADAS: El trabajo es una bendición.  No es posible disfrutar de salud sin trabajo.  Hay que ejercitar todas las facultades para que puedan desarrollarse debidamente y para que tanto hombres como mujeres posean una mente bien equilibrada.

EL CONOCIMIENTO Y LA CIENCIA DEBEN SER VITALIZADOS POR EL ESPÍRITU SANTO: Los talentos de una persona prestan la máxima utilidad sólo cuando son puestos bajo el control completo del Espíritu de Dios.  Los preceptos y principios de la religión son los primeros pasos en la adquisición del conocimiento, y se ubican en los fundamentos mismos de la verdadera educación. 

El conocimiento y la ciencia deben ser vitalizados por el Espíritu de Dios a fin de servir a los propósitos más nobles.  Sólo el cristiano puede usar correctamente el conocimiento. La ciencia, para ser plenamente apreciada, debe ser considerada desde un punto de vista religioso. 

Entonces, todos adorarán al Dios de la ciencia.  El corazón que ha sido ennoblecido por la gracia de Dios puede comprender el verdadero valor de la educación.  Los atributos de Dios, tal como se observan en sus obras creadas, sólo pueden apreciarse cuando conocemos al Creador.

EL SER ENTERO DEBE ABRIRSE A LAS INFLUENCIAS SANADORAS DEL CIELO: Cristo es el manantial de la vida. Lo que muchos necesitan es un conocimiento más claro de El; necesitan que se les enseñe con paciencia y bondad, pero también con fervor, a abrir de par en par todo su ser a las influencias curativas del Cielo. 

Cuando el sol del amor de Dios ilumina los obscuros rincones del alma, el cansancio y el descontento pasan, y satisfacciones gratas vigorizan la mente, al par que dan salud y energía al cuerpo.

LAS GRACIAS NO SE DESARROLLAN EN UN MOMENTO: LAS PRECIOSAS GRACIAS DEL ESPÍRITU SANTO NO SE DESARROLLAN EN UN MOMENTO. EL VALOR,

LA MANSEDUMBRE, LA FE LA CONFIANZA INQUEBRANTABLE EN EL PODER DE DIOS PARA SALVAR, SE ADQUIEREN POR LA EXPERIENCIA DE AÑOS. 

LOS HIJOS DE DIOS HAN DE SELLAR SU DESTINO MEDIANTE UNA VIDA DE SANTO ESFUERZO Y DE FIRME ADHESION A LO JUSTO. (Elena White)

 

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS-parte 35-

  • 10. Dios describe lo que es el amor: esfuércense todos los días por lograr esa norma.

“El que tiene amor, tiene paciencia, es bondadoso y no envidioso; no es presumido ni orgulloso.  No es grosero ni egoísta; no se enoja ni es rencoroso.  No se alegra del pecado de otros, sino de la verdad.  Todo lo soporta con confianza, esperanza y paciencia”  (1Cor.13:4-7, versión Dios llega al hombre).

Nota: Vuelva a leer cuidadosamente este pasaje bíblico.  Es la descripción que Dios hace el verdadero amor. ¿Cómo se compara la calidad de su amor con esta norma? El amor no es un impulso sentimental sino un principio santo que abarca toda la vida. Su matrimonio no puede fracasar si predomina en él, el verdadero amor.  Sin él no podrá triunfar.

  • 11. Recuerden que la crítica y los rezongos destruyen el amor.

“Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas”  (Col.3:19). “Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda” (Prov.21:19). “Gotera contínua en tiempo de lluvia y la mujer rencillosa, son semejantes” (Prov.27:15). “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga (una tabla entera) que está en tu propio ojo?” (Mateo7:3).”El amor busca una forma de ser constructivo” (1 Cor.13:4-7) (edición inglesa de Phillips).

Nota: Dejen de criticar y de rezongar.  Dejen de encontrar faltas. No esperen perfección, o de otra manera resultará amargura.  Pasen por alto las faltas y busquen las cosas buenas.  No traten de reformar, controlar o forzar al cónyuge, pues destruirán su amor. Sólo lo bueno puede cambiar a la gente. 

Un sentido del humor, un corazón alegre, la bondad, la paciencia y el afecto eliminarán las dos terceras partes de los problemas de su matrimonio.  Trate de hacer a su cónyuge feliz en vez de querer hacerlo bueno.  El secreto de un matrimonio de éxito no radica en tener el cónyuge apropiado, sino en ser uno mismo el cónyuge apropiado.

  • 12. No se excedan en nada: sean temperantes.

Todo aquél que lucha (el atleta) de todo se abstiene (es temperante)” 1Cor.9:25) “El amor…no persigue ventajas egoístas” (1Cor.13:5, edic. inglesa).  “Si pues coméis, o bebéis, o hacéis otras cosas, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1Cor.10:31). “Golpéo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre (dominio propio)” (1Cor.9:27). “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma” (2Tes.3:10). “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla” (Heb.13:4).  “No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias: ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad” (Rom.6:12-13).

Nota: Los excesos pueden arruinar su matrimonio. El trabajo, el amor, el descanso, el ejercicio, el juego, los cultos, las comidas y las relaciones sexuales deben ser cuidadosamente equilibrados en su matrimonio, o de otra manera éste irá mal.  El exceso de trabajo y  la falta de sueño, así como la carencia del debido ejercicio y el debido alimento, hacen que la persona se vuelva criticona, intolerante y negativa.  El comer en exceso constantemente es un gran mal que fortalece la naturaleza animal y amortigua la conciencia. 

Los abusos sexuales destruyen el amor por las cosas santas y debilitan la vitalidad (1Cor.7:3-7).  Las relaciones sociales con los demás son esenciales. La verdadera felicidad no puede hallarse en el aislamiento.  Deben aprender a reír y disfrutar en forma sana de los momentos agradables.  El ser excesivamente serios es peligroso.  El hacer las cosas con exceso o carencia debilita la mente, el cuerpo y la conciencia, también la capacidad de amarse y respetarse mutuamente.  No permita que la intemperancia eche a perder su matrimonio.

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 20-

IMPORTANCIA DEL VERDADERO CONOCIMIENTO-parte 1-

Necesitamos comprender más claramente de lo que solemos las contingencias del gran conflicto en que estamos empeñados.  Necesitamos comprender más ampliamente el valor de las verdades de la Palabra de Dios, y el peligro de consentir que el gran engañador aparte de ella nuestra mente.

El valor infinito del sacrificio requerido para nuestra redención pone de manifiesto que el pecado es un tremendo mal, que ha descompuesto todo el organismo humano, pervertido la mente y corrompido la imaginación. El pecado ha degradado las facultades del alma.  Las tentaciones del exterior hallan eco en el corazón, y los pies se dirigen imperceptiblemente hacia el mal.

Así como el sacrificio en beneficio nuestro fue completo, también debe ser completa nuestra restauración de la corrupción del pecado.  La Ley de Dios no disculpará ningún acto de perversidad; ninguna injusticia escapará de su condenación.  El sistema moral del Evangelio no reconoce otro ideal que el de la perfección del carácter divino.  La vida de Cristo fue el perfecto cumplimiento de todo precepto de la Ley. 

El dijo:   “HE GUARDADO LOS MANDAMIENTOS DE MI PADRE”  Su vida es para nosotros un ejemplo de obediencia y servicio.  Sólo Dios puede renovar el corazón.  “PORQUE DIOS ES EL QUE EN VOSOTROS OBRA ASÍ EL QUERER COMO EL HACER, POR SU BUENA VOLUNTAD”.   Pero nosotros tenemos que ocuparnos en nuestra salvación.   (Juan 15:10;  Filipenses 2:13,12)

LA OBRA QUE REQUIERE NUESTRO PENSAMIENTO

Los agravios no pueden repararse, ni tampoco pueden realizarse reformas en la conducta mediante unos cuantos esfuerzos débiles e intermitentes.  La formación del carácter es tarea, no de un día ni de un año, sino de toda la vida.  La batalla para vencerse a sí mismo, para lograr la santidad y el cielo, es una lucha de toda la vida.  Sin continuo esfuerzo y constante actividad, no puede haber adelanto, ni puede obtenerse la victoria.

La prueba evidente de la caída del hombre de un estado superior es el hecho de que tanto cuesta volver a él.  El camino de regreso se puede recorrer sólo mediante rudo batallar. En un momento de descuido podemos ponernos bajo el poder del mal; pero se necesita más de un momento para  alcanzar una vida más santa.  Bien puede formarse el propósito y empezar a realizarlo; pero su cumplimiento cabal requiere trabajo, tiempo, perseverancia, paciencia y sacrificio.

La vida del apóstol Pablo fue un constante conflicto consigo mismo,  dijo: “CADA DÍA MUERO” (1ª. Cor.15:31).  Su voluntad y deseos estaban en conflicto diario con su deber y con la voluntad de Dios.  En vez de seguir su inclinación, hizo la voluntad de Dios, por mucho que tuviera que crucificar su naturaleza.

Al terminar su vida de conflicto, al mirar hacia atrás y ver los combates y triunfos de ella, pudo decir: “HE PELEADO LA BUENA BATALLA, HE ACABADO LA CARRERA, HE GUARDADO LA FE.  POR LO DEMAS, ME ESTA GUARDADA LA CORONA DE JUSTICIA, LA CUAL ME DARA EL SEÑOR, JUEZ JUSTO, EN  AQUEL DÍA”.  (2ª. Tim. 4:7,8)

La vida cristiana es una batalla y una marcha.  En esta guerra no hay descanso; el esfuerzo ha de ser continuo y perseverante.  Sólo mediante esfuerzo incansable podemos asegurarnos la victoria contra las tentaciones  de Satanás.  Debemos procurar la integridad cristiana con energía irresistible, y conservarla con propósito firme y resuelto.

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 5-

DESARROLLO Y SERVICIO

La vida cristiana es más de lo que  a muchos  se  le representa.  No consiste toda ella en dulzura, paciencia, mansedumbre y benevolencia.  Estas virtudes son esenciales; pero también se necesita valor, fuerza, energía y perseverancia.  La senda que Cristo señala es estrecha y requiere abnegación. Para internarse en ella e ir al encuentro de dificultades y desalientos, se requieren valientes y no seres débiles.

LA FUERZA DEL CARÁCTER

Se necesitan hombres y mujeres  firmes que no esperen a que el camino se les allane y quede despejado de todo obstáculo, hombres y mujeres que inspiren nuevo celo a los débiles esfuerzos de los desalentados, hombres y mujeres cuyos corazones irradien el calor del amor cristiano, y cuyas manos tengan fuerza para hacer la obra del Maestro.

Dios desea que aprovechemos toda oportunidad de prepararnos para su obra. Espera que dediquemos todas nuestras energías a realizar dicha obra, y que mantengamos nuestros corazones susceptibles a su carácter tan sagrado y a sus temibles responsabilidades.

Nadie debe consentir en ser mera máquina, accionada por la inteligencia de otro hombre.  Dios nos ha dado capacidad para pensar y obrar, y actuando con cuidado, buscando en Dios nuestra sabiduría, llegaremos a estar en condición en llevar nuestras cargas.

El mismo espíritu y los mismos principios en que uno se inspira en el trabajo diario compenetrarán toda la vida.  Se necesitan hombres y mujeres de energía, integridad y diligencia; que estén dispuestos a hacer cuanto deba hacerse.

Cristo no prestó un servicio limitado.  No midió su obra por horas.  Dedicó su tiempo, su corazón, su alma y su fuerza a trabajar en beneficio de la humanidad.  Paso días de rudo trabajo y noches enteras pidiendo a Dios,  gracia y fuerza para realizar una obra mayor. Con clamores y lágrimas rogó al Cielo que fortaleciese su naturaleza humana para hacer frente al astuto adversario en todas sus obras de decepción, y que le sostuviese para el cumplimiento de su misión de enaltecer a la humanidad.  A sus obreros les dice:

“EJEMPLO OS HE DADO, PARA QUE COMO YO OS HE HECHO, VOSOTROS TAMBIÉN HAGAIS”.  (Juan 13:15)

SINCERIDAD DE PROPOSITO

Todo aquél que acepte a Cristo como su Salvador personal anhelará tener el privilegio de servir a Dios.  Al considerar lo que el Cielo ha hecho por él, su corazón se sentirá conmovido de amor y agradecimiento.  Ansiará manifestar su gratitud dedicando sus capacidades al servicio de Dios.

Anhelará demostrar su amor por Cristo y por los demás.  El verdadero obrero de Dios trabajará lo mejor que pueda, porque así podrá glorificar a su Maestro.  Obrará bien para satisfacer las exigencias de Dios.  Se esforzará para perfeccionar sus facultades. Todo hijo de Dios estará dispuesto a negarse a sí mismo y sacrificarse por la causa del Redentor.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: