Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.35-Dios describe lo que es el amor: esfuércense todos los días por lograr esa norma.’ Category

HECHOS ASOMBROSOS-parte 35-

  • 10. Dios describe lo que es el amor: esfuércense todos los días por lograr esa norma.

“El que tiene amor, tiene paciencia, es bondadoso y no envidioso; no es presumido ni orgulloso.  No es grosero ni egoísta; no se enoja ni es rencoroso.  No se alegra del pecado de otros, sino de la verdad.  Todo lo soporta con confianza, esperanza y paciencia”  (1Cor.13:4-7, versión Dios llega al hombre).

Nota: Vuelva a leer cuidadosamente este pasaje bíblico.  Es la descripción que Dios hace el verdadero amor. ¿Cómo se compara la calidad de su amor con esta norma? El amor no es un impulso sentimental sino un principio santo que abarca toda la vida. Su matrimonio no puede fracasar si predomina en él, el verdadero amor.  Sin él no podrá triunfar.

  • 11. Recuerden que la crítica y los rezongos destruyen el amor.

“Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas”  (Col.3:19). “Mejor es morar en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda” (Prov.21:19). “Gotera contínua en tiempo de lluvia y la mujer rencillosa, son semejantes” (Prov.27:15). “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga (una tabla entera) que está en tu propio ojo?” (Mateo7:3).”El amor busca una forma de ser constructivo” (1 Cor.13:4-7) (edición inglesa de Phillips).

Nota: Dejen de criticar y de rezongar.  Dejen de encontrar faltas. No esperen perfección, o de otra manera resultará amargura.  Pasen por alto las faltas y busquen las cosas buenas.  No traten de reformar, controlar o forzar al cónyuge, pues destruirán su amor. Sólo lo bueno puede cambiar a la gente. 

Un sentido del humor, un corazón alegre, la bondad, la paciencia y el afecto eliminarán las dos terceras partes de los problemas de su matrimonio.  Trate de hacer a su cónyuge feliz en vez de querer hacerlo bueno.  El secreto de un matrimonio de éxito no radica en tener el cónyuge apropiado, sino en ser uno mismo el cónyuge apropiado.

  • 12. No se excedan en nada: sean temperantes.

Todo aquél que lucha (el atleta) de todo se abstiene (es temperante)” 1Cor.9:25) “El amor…no persigue ventajas egoístas” (1Cor.13:5, edic. inglesa).  “Si pues coméis, o bebéis, o hacéis otras cosas, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1Cor.10:31). “Golpéo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre (dominio propio)” (1Cor.9:27). “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma” (2Tes.3:10). “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla” (Heb.13:4).  “No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias: ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad” (Rom.6:12-13).

Nota: Los excesos pueden arruinar su matrimonio. El trabajo, el amor, el descanso, el ejercicio, el juego, los cultos, las comidas y las relaciones sexuales deben ser cuidadosamente equilibrados en su matrimonio, o de otra manera éste irá mal.  El exceso de trabajo y  la falta de sueño, así como la carencia del debido ejercicio y el debido alimento, hacen que la persona se vuelva criticona, intolerante y negativa.  El comer en exceso constantemente es un gran mal que fortalece la naturaleza animal y amortigua la conciencia. 

Los abusos sexuales destruyen el amor por las cosas santas y debilitan la vitalidad (1Cor.7:3-7).  Las relaciones sociales con los demás son esenciales. La verdadera felicidad no puede hallarse en el aislamiento.  Deben aprender a reír y disfrutar en forma sana de los momentos agradables.  El ser excesivamente serios es peligroso.  El hacer las cosas con exceso o carencia debilita la mente, el cuerpo y la conciencia, también la capacidad de amarse y respetarse mutuamente.  No permita que la intemperancia eche a perder su matrimonio.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: