Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tiempo’

HISTORIA Y PROFECIA MUNDIAL-parte 9-

EL TIEMPO DEL JUICIO- parte 1-

“PERO SE SENTARA EL JUEZ” (Dan.7:26). Daniel escribió: “ESTUVE MIRANDO HASTA QUE FUERON PUESTOS TRONOS, Y SE SENTÓ UN ANCIANO DE DÍAS…….MILLARES LE SERVIAN, Y MILLONES DE MILLONES ASISTIAN DELANTE DE EL; EL JUEZ SE SENTÓ, Y LOS LIBROS FUERON ABIERTOS” (Dan.7:9,10). De este modo, mediante una visión, le fue presentado al profeta el grandioso y solemne día, en el cuál los caracteres y las vidas de cada individuo deben ser analizados ante el Juez de todo el mundo.

Dice que, “LOS LIBROS FUERON ABIERTOS”. Juan explica además: “Y OTRO LIBRO FUE ABIERTO, EL CUAL ES EL LIBRO DE LA VIDA; Y FUERON JUZGADOS LOS MUERTOS POR LAS COSAS QUE ESTABAN ESCRITAS EN LOS LIBROS, SEGÚN SUS OBRAS”. (Apoc.20:12). Los libros de las memorias en el cielo, en los cuales se encuentran registrados los nombres (Lucas 10:20) y los hechos (Mateo 12:36-37) de los hombres, determinaran la decisión del Juez. Todos los propósitos secretos y motivos aparecen en el registro infalible; porque Dios traerá a la luz las cosas ocultas de las tinieblas, y “MANIFESTARA LAS INTENCIONES DE LOS CORAZONES” (1ª. Cor.4:5).

Y El “TRAERA TODA OBRA A JUICIO, JUNTAMENTE CON TODA COSA ENCUBIERTA, SEA BUENA O SEA MALA”. (Ecles.112:14). A medida que los libros de las memorias son abiertos en el juicio, la vida de todos aquellos que creyeron en Jesús vienen a ser examinados por Dios. “PORQUE ES TIEMPO DE QUE EL JUICIO COMIENCE POR LA CASA DE DIOS; Y SI PRIMERO COMIENZA POR NOSOTROS, ¿CUAL SERÁ EL FIN DE AQUELLOS QUE NO OBEDECEN AL EVANGELIO DE DIOS? (1ª. Pedro 4:17). El juicio de los incrédulos es un acto especial y separado, que ocurre en un tiempo más tarde (Juan 5:22). Cristo comienza la investigación con aquellos que vivieron primero en la tierra. Entonces los casos de cada generación sucesiva vienen a ser examinados, y El concluye con el juicio de los vivos.

Cada nombre será mencionado, cada caso investigado detalladamente. Algunos nombres serán aceptados y otros rechazados. LA LEY DE DIOS ES LA NORMA POR LA CUAL LOS CARACTERES Y LA VIDA DE LOS HOMBRES SERÁN PROBADAS EN EL JUICIO. El apóstol Pablo declara: “TODOS LOS QUE BAJO LA LEY HAN PECADO, POR LA LEY SERÁN JUZGADOS” Y “LOS HACEDORES DE LA LEY SERÁN JUSTIFICADOS” (Rom.2:12-16).

Si alguno tuviera pecados permaneciendo sobre los libros de las memorias, de los cuales no se han arrepentido y por lo tanto no han sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida. El Señor declaró a Moisés: “AL QUE PECARE CONTRA MI, A ESTE RAERE YO DE MI LIBRO” (Exodo32:33). Todos aquellos que verdaderamente se han arrepentido de sus pecados (Prov. 28:13) y por la fe clamaron por la sangre de Cristo como su sacrificio expiatorio (Hechos 16:30-31) han recibido el perdón inscrito junto a sus nombres en los libros del cielo. Desde que llegaron a ser participantes de la justicia de Cristo (1ª. Juan 2:29) y sus caracteres han sido encontrados en armonía con la ley de Dios; sus pecados serán borrados y ellos mismos serán contados como dignos de la vida eterna.

 

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

 FORMAS DE RECONOCER QUE DIOS ES EL DUEÑO.   Se puede dividir la vida en cuatro aspectos básicos, cada uno de los cuáles constituye un don de Dios.  El Creador nos concedió un cuerpo, capacidades, tiempo y posesiones materiales.  Además, debemos cuidar del mundo que nos rodea, sobre el cuál se nos concedió el dominio.

MAYORDOMÍA DEL CUERPO.  Los hijos de Dios son mayordomos de sí mismos.  Hemos de amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con toda nuestra fuerza, y con toda nuestra mente (Luc.10:27). Los cristianos tienen el privilegio de desarrollar sus poderes físicos y mentales al máximo de su capacidad y oportunidades.  Al hacer esto, honran a Dios y se capacitan para ser de mayor bendición para con sus semejantes.

LA MAYORDOMÍA DE LAS CAPACIDADESCada persona posee aptitudes especiales. Unos pueden poseer talento musical; otros, para los oficios manuales, tales como la costura o la mecánica.  A algunos  les resulta más fácil hacer amigos y actuar en sociedad con otros, mientras que otras personas pueden mostrar una tendencia natural hacia actividades más independientes del grupo.

Cada talento puede ser usado para glorificar, ya sea al que lo posee o a su Dador original.  Debiéramos cultivar los dones que el Espíritu Santo le concede a cada uno de nosotros, con el fin de multiplicarlos (Mat.25). 

LA MAYORDOMÍA DEL TIEMPOComo fieles mayordomos, glorificamos a Dios al usar sabiamente nuestro tiempo. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís” (Col.3:23, 24).

La Biblia  nos amonesta a no portarnos como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos” (Efe. 5:15, 16). Como Jesús debemos ocuparnos en los negocios de nuestro Padre (Luc.2:49). Por cuanto el tiempo es el don de Dios, cada momento es precioso.

LA MAYORDOMÍA DE LAS POSESIONES MATERIALESDios les concedió a nuestros primeros padres la responsabilidad de sojuzgar la tierra, gobernar el reino animal, y cuidar del jardín del Edén (Gen.1:28;  2:15). Todo eso les pertenecía no sólo para que gozaran de ello, sino para que lo administraran.

Sobre ellos se colocó una sola restricción.  No debían comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. Este árbol proveía un recuerdo constante de que Dios era el dueño y la autoridad final sobre la tierra.  Al respetar esta restricción, la primera pareja demostraría su fe y lealtad a El.

Después de la caída, Dios ya no pudo seguir probando a la humanidad por medio del árbol del conocimiento.  Pero los seres humanos todavía necesitaban un recordativo constante de que Dios es la fuente de todo don bueno y perfecto (Sant.1:17) y que El es quien nos provee con el poder para obtener riquezas (Deut.8:18). Con el fin de recordarnos que El es la fuente de toda bendición, Dios instituyó un sistema de diezmos y ofrendas.  Este sistema provee los medios financieros que permite convertirse en colaboradores para la proclamación del Evangelio.  Dios ha ordenado que la tarea de compartir las buenas nuevas de salvación deben depender de los esfuerzos y ofrendas de su pueblo.El diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como el fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová” (Lev.27:30-32).

    

    

    

    

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 20-

IMPORTANCIA DEL VERDADERO CONOCIMIENTO-parte 1-

Necesitamos comprender más claramente de lo que solemos las contingencias del gran conflicto en que estamos empeñados.  Necesitamos comprender más ampliamente el valor de las verdades de la Palabra de Dios, y el peligro de consentir que el gran engañador aparte de ella nuestra mente.

El valor infinito del sacrificio requerido para nuestra redención pone de manifiesto que el pecado es un tremendo mal, que ha descompuesto todo el organismo humano, pervertido la mente y corrompido la imaginación. El pecado ha degradado las facultades del alma.  Las tentaciones del exterior hallan eco en el corazón, y los pies se dirigen imperceptiblemente hacia el mal.

Así como el sacrificio en beneficio nuestro fue completo, también debe ser completa nuestra restauración de la corrupción del pecado.  La Ley de Dios no disculpará ningún acto de perversidad; ninguna injusticia escapará de su condenación.  El sistema moral del Evangelio no reconoce otro ideal que el de la perfección del carácter divino.  La vida de Cristo fue el perfecto cumplimiento de todo precepto de la Ley. 

El dijo:   “HE GUARDADO LOS MANDAMIENTOS DE MI PADRE”  Su vida es para nosotros un ejemplo de obediencia y servicio.  Sólo Dios puede renovar el corazón.  “PORQUE DIOS ES EL QUE EN VOSOTROS OBRA ASÍ EL QUERER COMO EL HACER, POR SU BUENA VOLUNTAD”.   Pero nosotros tenemos que ocuparnos en nuestra salvación.   (Juan 15:10;  Filipenses 2:13,12)

LA OBRA QUE REQUIERE NUESTRO PENSAMIENTO

Los agravios no pueden repararse, ni tampoco pueden realizarse reformas en la conducta mediante unos cuantos esfuerzos débiles e intermitentes.  La formación del carácter es tarea, no de un día ni de un año, sino de toda la vida.  La batalla para vencerse a sí mismo, para lograr la santidad y el cielo, es una lucha de toda la vida.  Sin continuo esfuerzo y constante actividad, no puede haber adelanto, ni puede obtenerse la victoria.

La prueba evidente de la caída del hombre de un estado superior es el hecho de que tanto cuesta volver a él.  El camino de regreso se puede recorrer sólo mediante rudo batallar. En un momento de descuido podemos ponernos bajo el poder del mal; pero se necesita más de un momento para  alcanzar una vida más santa.  Bien puede formarse el propósito y empezar a realizarlo; pero su cumplimiento cabal requiere trabajo, tiempo, perseverancia, paciencia y sacrificio.

La vida del apóstol Pablo fue un constante conflicto consigo mismo,  dijo: “CADA DÍA MUERO” (1ª. Cor.15:31).  Su voluntad y deseos estaban en conflicto diario con su deber y con la voluntad de Dios.  En vez de seguir su inclinación, hizo la voluntad de Dios, por mucho que tuviera que crucificar su naturaleza.

Al terminar su vida de conflicto, al mirar hacia atrás y ver los combates y triunfos de ella, pudo decir: “HE PELEADO LA BUENA BATALLA, HE ACABADO LA CARRERA, HE GUARDADO LA FE.  POR LO DEMAS, ME ESTA GUARDADA LA CORONA DE JUSTICIA, LA CUAL ME DARA EL SEÑOR, JUEZ JUSTO, EN  AQUEL DÍA”.  (2ª. Tim. 4:7,8)

La vida cristiana es una batalla y una marcha.  En esta guerra no hay descanso; el esfuerzo ha de ser continuo y perseverante.  Sólo mediante esfuerzo incansable podemos asegurarnos la victoria contra las tentaciones  de Satanás.  Debemos procurar la integridad cristiana con energía irresistible, y conservarla con propósito firme y resuelto.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: