Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Exodo 20:3-17’

LA VERDADERA PUERTA DE LA MISERICORDIA ESTA EN EL CIELO

He puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” (Apoc. 3:8).

“Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo” (Apoc. 11:19).

“Luego se me mostró…. que los mandamientos de Dios (Exodo 20:3-17) habían de resplandecer en toda su importancia y cuando el pueblo de Dios había de ser probado acerca de la verdad del sábado era cuando se abriese la puerta en el lugar santísimo del santuario celestial…Esta puerta no se abrió hasta que hubo terminado la mediación de Jesús en el lugar santo del santuario en 1844” (Primeros Escritos  -pág.42-).

“Pero si bien era cierto que se había cerrado la puerta de esperanza y de gracia por la cual los hombres habían encontrado durante mil ochocientos años acceso a Dios, otra puerta se les abría, y el perdón de los pecados era ofrecido a los hombres por la intercesión de Cristo en el lugar santísimo.

Una parte de su obra había terminado tan sólo para dar lugar a otra.  Había aún una “puerta abierta” para entrar en el santuario celestial donde Cristo oficiaba a favor del pecador” (El Conflicto de los Siglos).

“Cada vez que seamos tentados, tenemos esta puerta abierta para contemplar.  Ningún poder puede ocultar de nosotros la luz de la gloria que brilla procedente de los umbrales del cielo a lo largo de toda la escalera que debemos subir, pues el Señor nos ha dado fortaleza en su fortaleza, valor en su valor, luz en su luz.

Cuando los poderes de las tinieblas sean vencidos, cuando la luz de la gloria de Dios inunde el mundo, veremos y entenderemos más claramente de lo que lo hacemos hoy. Si sólo comprendiéramos que la gloria de Dios nos rodea, que el cielo está más cerca de la tierra de lo que suponemos, tendríamos un cielo en nuestros hogares mientras nos preparamos para el cielo de lo alto” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 972).

El Heraldo del Evangelio Eterno

Read Full Post »

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 24-

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 2-

 

  • ¿DE QUE NECESITAMOS SER SALVADOS?

 Necesitamos ser salvados del pecado

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3: 23)

En pocas palabras, no vivimos según lo que es correcto.  Un padre bajo estrés puede castigar y herir emocionalmente a su hijo; un conductor puede airarse contra otro conductor y causar un accidente.

Un comerciante puede “olvidar” ciertos impuestos; un estudiante resentido puede murmurar palabras ofensivas a su rival, etc.  Esa es la condición humana. ¿Cómo define la Biblia el pecado?

“Toda injusticia es pecado” (1 Juan 5:17)

Necesitamos ser salvados de toda clase de malos hábitos: mentira, abuso, soberbia, codicia, ira, amargura y envidia, para mencionar sólo unos pocos.

“Todo aquel que comete pecado infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley” (1 Juan 3:4)

Necesitamos ser salvados del pecado; de quebrantar los Mandamientos de Dios. (Exodo 20:3-17)

 Necesitamos ser salvados de una relación rota con Dios

“Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios y vuestros pecados han hecho ocultar su rostro de vosotros” (Isaías 59:2)

El pecado no perdonado corta nuestra relación con Dios.  Cristo vino para restaurar la confianza en Dios que Satanás había socavado.

Necesitamos ser salvados de la muerte eterna: la paga del pecado

“Como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5:12)

Necesitamos ser salvados de una vida de pecado, infeliz, vacía

El pecado es un callejón sin salida.

Necesitamos ser salvados de un mundo pecador

Tenemos que ser rescatados de un mundo lleno de pecado y de sus consecuencias: miseria, angustia, soledad, guerra, enfermedad, odio y muerte.

  • ¿QUIEN PUEDE SALVARNOS?

Solamente Jesús puede salvarnos

Continúa en parte 25

 

Read Full Post »

EL GRAN YO SOY- MENSAJES DE DIOS-”SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD.TU PALABRA ES VERDAD”-JUAN 17:17-parte 29-

LLAMADO A LOS JÓVENES-Eclesiastés 12:1-7; 13; 14

Eclesiastés 12:1-7

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

antes que se oscurezca el sol, y la luz, y la luna y las estrellas, y vuelvan las nubes tras la lluvia;

cuando temblarán las guardas de la casa, y se encorvarán los hombres fuertes, y cesarán las muelas porque han disminuido, y se oscurecerán los que miran por las ventanas;

y las puertas de afuera se cerrarán, por lo bajo del ruido de la muela; cuando se levantará a la voz del ave, y todas las hijas del canto serán abatidas;

cuando también temerán de lo que es alto, y habrá terrores en el camino; y florecerá el almendro, y la langosta será una carga, y se perderá el apetito; porque el hombre va a su morada eterna, y los endechadores andarán alrededor por las calles;

antes que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo;

y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

Eclesiastés 12: 13; 14

El fin de todo el discurso oído es éste: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque ésto es el todo del hombre.

Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.

 

 

Read Full Post »

Lo que la Biblia enseña acerca de la Santa Ley de Dios-lección 10-

 

10-Lo que la Biblia enseña acerca de la Ley de Dios-10-

Read Full Post »

 

AMPARO Y FORTALEZA –parte 35-

EL SECRETO DE LA FELICIDAD Y LA VICTORIA-parte 4-

FE Y ACEPTACION –parte 2-

Hay dos errores contra los cuales los hijos de Dios deben guardarse en forma especial.  El primero es el de fijarnos en nuestras propias obras, confiando en algo que podamos hacer para ponernos en armonía con Dios.  Todo lo que el hombre puede hacer sin Cristo está contaminado de egoísmo y pecado. Sólo la gracia de Cristo, por medio de la fe, puede hacernos santos.

El error opuesto y no menos peligroso consiste en sostener que la fe en Cristo exime a los hombres de guardar la Ley de Dios, y que en vista de que sólo por la fe llegamos a ser participantes de la gracia de Cristo, nuestras obras no tienen nada que ver con nuestra redención. (Leer Santiago 2:14-26)

La obediencia es fruto de la fe. La justicia que se define por la norma de la santa Ley de Dios, está expresada en los DIEZ MANDAMIENTOS  (Éxodo 20:3-17). La así llamada fe en Cristo que, según se piensa exime a los hombres de la obligación de obedecer a Dios, no es fe, sino presunción. 

La condición para alcanzar la vida eterna es ahora exactamente la misma de siempre, tal cual era en el paraíso antes de la caída de nuestros primeros padres: la perfecta obediencia a la Ley de Dios, la perfecta justicia. Si la vida eterna se concediera con alguna condición inferior a ésta, peligraría la felicidad de todo el universo.  Se le abriría la puerta al pecado con toda su secuela de dolor y miseria para siempre.

Cristo cambia el corazón. El habita en nosotros por la fe.  Debemos mantener esta comunión con Cristo por la fe y la sumisión continua de nuestra voluntad a El.  Mientras lo hagamos, El obrará en nosotros para que querramos y hagamos conforme a su voluntad.

Cuanto más cerca estemos de Jesús, más imperfectos nos reconoceremos, porque veremos tanto más claramente nuestros defectos a la luz del contraste de su perfecta naturaleza.  Esta es una señal cierta de que los engaños de Satanás han perdido su poder, y de que el Espíritu de Dios nos está despertando. No puede existir amor profundo hacia el Señor Jesús en el corazón que no comprende su propia perversidad. 

El alma transformada por la gracia de Cristo admirará su divino carácter.  Una percepción de nuestra pecaminosidad nos impulsa hacia Aquel que puede perdonarnos, y cuando, comprendiendo nuestro desamparo, nos esforcemos por seguir a Cristo, El se nos revelará con poder.  Cuanto más nos impulse hacia El y hacia la Palabra de Dios, tanto más elevada visión tendremos del carácter de nuestro Redentor y con tanta mayor plenitud reflejaremos su imagen.

¿COMO PERMANECER CON CRISTO?-parte 1-

ENTREGA DIARIA: Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de ésto tu primer trabajo.  Sea tu oración “Tómame ¡oh Señor! como enteramente tuyo.  Pongo todos mis planes a tus pies. Úsame hoy en tu servicio.  Mora conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti”. Este es un asunto diario. Somete todos tus planes a El, para ponerlos en práctica o abandonarlos, según te lo indica la providencia.  Podrás así poner cada día tu vida en las manos de Dios, y ella será cada vez más semejante a la de Cristo.

La vida en Cristo es una vida de reposo.  Tal vez no haya éxtasis de los sentimientos, pero debe haber una confianza continua y apacible.  Cuando pensamos mucho en nosotros mismos, no alejamos de Cristo, la fuente de la fortaleza y la vida. Por ésto Satanás se esfuerza constantemente por mantener la atención apartada del Salvador, a fin de impedir la unión y comunión del alma con Cristo.

Son muchas las maneras en que Dios procura dársenos a conocer y ponernos en comunión con El.  No se derraman lágrimas sin que El lo note.  No hay sonrisa que para El pase inadvertida.  Si creyéramos implícitamente ésto, desecharíamos toda ansiedad indebida.  Nuestras vidas no estarían tan llenas de desengaños como ahora; porque cada cosa, grande o pequeña, se dejaría en manos de Dios.

ESTUDIO DE LA PALABRA

Continúa en parte 5

 

 

 

Read Full Post »

AMPARO Y FORTALEZA –parte 22-

“LAS SEÑALES DE LOS TIEMPOS” –parte 3-

¿SON LAS SEÑALES DE LOS ULTIMOS TIEMPOS CORRECTAS?-parte 3-

MIEDO AL FUTURO

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas” (Lucas 21:25, 26).

En adición a los desastres naturales y humanos que serán evidentes en los últimos días, el miedo al futuro es una gran señal de que hemos llegado al fin. Hoy, cuando examinamos el mundo vemos que cada guerra, cada conflicto, cada acto de terror, cada hambruna, cada pestilencia, cada terremoto, tornado, inundación, y el fuego, traen pánico y terror a los corazones de multitudes.  Esta es la imagen profética exacta descrita en la inspiración. Si nos fijamos en el mundo y lo comparamos con la narración profética, aquí es donde nos encontramos hoy.

Los corazones de los hombres y las mujeres están literalmente aterrorizados con la condición incierta de este mundo.  Con la crisis económica, los problemas con el medio ambiente, y la agitación social, nunca antes ha habido tantas razones para temer. Nuestros antepasados sabían sobre el miedo, pero el miedo nunca se ha apoderado de los corazones de los hombres como lo hace hoy, en nuestro tiempo. 

Nunca tantas personas han sentido la sensación de desconexión con sus líderes políticos.  Parece que estamos en un camino cuyo fin sólo es el dolor, la tristeza y la desesperación.  Muchas personas sienten que están siendo empujados a un precipicio sin solución a la vista.

LA PROCLAMACION MUNDIAL DE APOCALIPSIS 14

Esto nos recuerda la gran señal del fin y ésta tiene que ver con el pueblo de Dios.  Jesús dijo:

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14).

A lo largo de la historia, el pueblo fiel de Dios ha tratado de cumplir estas palabras. Nuestros pioneros adventistas creían que esta señal del fin era un cumplimiento de los mensajes de los tres ángeles así que abrazaron con entusiasmo esta obra y la hicieron su misión especial para el mundo.  Y Dios bendijo sus esfuerzos con mucho éxito.  Pero algo diferente y muy maravilloso está sucediendo. 

Con la tecnología moderna y los medios de comunicación modernos, ahora podemos llegar a decenas de miles e incluso millones con el mensaje de la prueba final de Apocalipsis 14.  Todo ésto es parte de la providencia de Dios.  Está claro que El ha puesto su mano para terminar la obra y acortarla en  justicia y rapidez.

Por otra parte, es un milagro que en este mismo momento, Dios tiene un remanente fiel en toda nación, tribu, lengua y pueblo que están “guardando los Mandamientos de Dios [Éxodo 20:3-17] y la fe de Jesús” (Apocalipsis 14:12). Y mientras los corazones del mundo están decayendo de miedo, el pueblo de Dios tiene amor, gozo y paz en su corazón. 

“Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido” (Juan 15:11). Ha llegado el momento, como nunca antes en nuestra historia, de proclamar por todo el mundo nuestro mensaje especial del día de reposo, la marca de la bestia, el mensaje de la hora del juicio, y todos los otros aspectos de la ADVERTENCIA FINAL. (www.Ministerio del Evangelio Eterno.org)

(Leer La Ultima Gran Advertencia—Apocalipsis-Seminario de Revelaciones y otros relacionados a este tema en este blog-se sorprenderá)

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER- Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo- La Venida del Espíritu-parte 49-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

TEMPERANCIA

“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”. (1 Corintios 10:31)

 

Dios exige que todos los hombres presenten en sacrificio sus cuerpos impuros, enfermos y debilitados por los hábitos.  Espera un sacrificio vivo. Dios dice que el cuerpo es el templo del Espíritu Santo, la habitación de su Espíritu y, por lo tanto, requiere que todos los que llevan su imagen cuiden sus cuerpos para su servicio y para su gloria. 

“No sois vuestros, -escribió inspirado el apóstol-, habéis sido comprados por precio” (1 Corintios 6:20)

A fin de lograrlo, a la virtud agregue conocimiento, y al conocimiento temperancia, y a la temperancia paciencia.

Es un deber saber cómo preservar el cuerpo en las mejores condiciones de salud; y es sagrada la responsabilidad de vivir en armonía con la luz que tan generosamente nos ha sido concedida.  Si cerramos los ojos a esa iluminación por temor a ver los errores que no estamos dispuestos a abandonar, nuestros pecados aumentarán en lugar de disminuir.  Si alguno se aleja de la luz, otro seguirá su ejemplo.

Violar las leyes de la salud es tan pecaminoso como quebrantar uno de los 10 mandamientos (Éxodo 20:3-17). Por lo tanto, cualquier transgresión de uno de los diez, igualmente será una violación de toda la ley de Dios.  No podemos amar al Señor con todo nuestro corazón, mente, espíritu y fuerzas, en tanto amemos nuestros apetitos y gustos mucho más que al Señor. 

Mientras El exige toda nuestra fuerza y toda nuestra mente, como resultado de malos hábitos algunos diariamente debilitan su fortaleza para glorificar a Dios, y sin embargo profesan ser seguidores de Cristo que están preparándose para recibir  el toque final de la inmortalidad. Examinemos cuidadosamente nuestro corazón para ver si estamos tratando de imitar al Modelo infalible, y todo nos saldrá bien.  En todo glorifiquemos su nombre. Despojémonos de todo egoísmo y del amor propio.

 

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 24-

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA –parte14-

OBEDIENCIA POR LA FE

COMO DIOS NOS CAPACITA PARA OBEDECERLO

1.   DIOS TIENE UN GOBIERNO

Salmo 103:19: “Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos”.

2.   NO PUEDE HABER UN GOBIERNO SIN UNA LEY

Romanos  7:12:   “…La ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno”.

Romanos  7:14:   “Porque sabemos que la ley es espiritual; más yo soy carnal, vendido al pecado”.

Proverbios 28:9: “El que aparta su oído para no oír la ley. Su oración también es abominable”.

3.   LA LEY DE DIOS FUE PARA LOS HOMBRES EN LOS TIEMPOS BIBLICOS

Romanos 3:31: “¿Luego por la fe invalidamos la ley? ¡En ninguna manera, sino que confirmamos la ley!”.

Santiago 2:10-12: “Porque cualquiera que guardare toda le ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque El que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora Bien si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley. Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad”.

4.   LA LEY DE DIOS ES PARA EL REMANENTE DE LOS ULTIMOS DÍAS

Apocalipsis 12:17: “Entonces el dragón se lleno de ira contra la mujer, (iglesia) y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”.

Apocalipsis 14:12: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”.

5.   HAY UNA REBELION GENERAL EN CONTRA DE LA LEY DE DIOS

Romanos 8:7: “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”.

Salmo 119:126: “Tiempo es de actuar, Oh Jehová, porque han invalidado tu ley”.

6.   HAY PROMESAS PARA LOS OBEDIENTES

Salmo 119:165: “Mucha paz tienen los que aman tu ley. Y no hay para ellos tropiezo”.

Isaías 48:18: “¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un rio, y tu justicia como las ondas del mar”.

7.   LAS LEYES CEREMONIALES FUERON ABOLIDAS EN LA CRUZ

Colosenses 2:14: “Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”.

Colosenses 2:17: “Todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”. 

Continúa parte 15

 

 

    

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 22-

COMO LOGRAR UNA MAGNIFICA RENOVACION

COMO PERMANECER CERCA DE EL Y SOSTENER UNA VIDA VICTORIOSA EN CRISTO-parte 3-

En vez de que la fe exima al hombre de la obediencia, es la fe, y sólo ella, la que lo hace participante de la gracia de Cristo y lo capacita para obedecerlo.

No ganamos la salvación con nuestra obediencia; porque la salvación es el don gratuito de Dios, que se recibe por la fe. Pero la obediencia es el fruto de la fe. “Sabéis que El fue manifestado para quitar los pecados, y en El no hay pecado. Todo aquél que mora en El no peca; todo aquél que peca no le ha visto, ni le ha conocido.” (Juan 3:5,6). He aquí la verdadera prueba. Si moramos en Cristo, si el amor de Dios mora en nosotros, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, nuestras acciones, tienen que estar en armonía con la voluntad de Dios como se expresa en los preceptos de su Santa Ley. “¡Hijitos míos, no dejéis que nadie os engañe! el que obra justicia es justo, así como El es justo” (Juan 3:7).  Sabemos lo que es la justicia por el modelo de la Santa Ley de Dios, como se expresa en los Diez Mandamientos dados en el Sinaí. (Exodo 20:3-17)

Esa así llamada fe en Cristo, que según se declara exime a los hombres de la obligación de la obediencia a Dios, no es fe sino presunción. “Por gracia sois salvos, por medio de la fe”. Más “la fe, si no tuviere obras, es muerta” (Efes.2:8; Sant.2:7).  Jesús dijo de sí mismo antes de venir al mundo: “Me complazco en hacer tu voluntad, oh Dios mío, y tu ley está en medio de mi corazón.” (Sal.40:8).  Y cuando estaba por ascender a los cielos, dijo otra vez: Yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.” (Juan 15:10).  La Escritura dice: “Y en ésto sabemos que le conocemos a El, a saber, si guardamos sus mandamientos…El que dice que mora en El debe también el mismo andar así como El anduvo.” (Juan 2:3-6).

La condición para alcanzar la vida eterna es ahora exactamente la misma de siempre, tal cual era en el paraíso antes de la caída de nuestros primeros padres: la perfecta obediencia a la Ley de Dios, la perfecta justicia.  Si la vida eterna se concediera con alguna condición inferior a ésta, peligraría la felicidad de todo el universo.  Se le abriría la puerta al pecado con todo su sequito de dolor y miseria para siempre.

Era posible para Adán, antes de la caída, conservar un carácter justo por la obediencia a la ley de Dios. Más no lo hizo, y por causa de su caída tenemos una naturaleza pecaminosa y no podemos hacernos justos a nosotros mismos.  Puesto que somos pecadores y malos, no podemos obedecer perfectamente una ley santa.  No tenemos por nosotros mismos justicia con que cumplir lo que la ley de Dios demanda.  Más Cristo nos ha preparado una vía de escape.  Vivió sobre la tierra en medio de pruebas y tentaciones tales como las que nosotros tenemos que arrostrar.  Sin embargo, su vida fue impecable.  Murió por nosotros y ahora ofrece quitarnos nuestros pecados y vestirnos de su justicia.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 224-

PRINCIPIOS TERAPEUTICOS Y SU APLICACIÓN-parte 1-

 

EN ARMONÍA CON LA CIENCIA- La ciencia y la Palabra escrita concuerdan, y cada una derrama luz sobre la otra.  Juntas nos conducen a Dios… -parte 1-

INFORMACIÓN, PODER, BONDAD Y CARÁCTER: La verdadera educación no desconoce el valor del conocimiento científico o literario, pero considera que el poder es superior a la información, la bondad al poder y el carácter al conocimiento intelectual. 

El mundo no necesita tanto hombres de gran intelecto como de carácter noble. Necesita hombres cuya capacidad sea dirigida por principios firmes.

DIOS ES EL AUTOR DE LA CIENCIA: Dios es el autor de la ciencia.  La investigación científica abre ante la mente vastos campos de pensamiento e información, capacitándonos para ver a Dios en sus obras creadas.

La ignorancia puede intentar apoyar el escepticismo apelando a la ciencia; pero en vez de sostenerlo, la verdadera ciencia revela con nuevas evidencias la sabiduría y el poder de Dios.

Debidamente entendida, la ciencia y la Palabra escrita concuerdan, y cada una derrama luz sobre la otra.  Juntas nos conducen a Dios enseñándonos algo de las leyes sabias y benéficas por medio de las cuales El obra.

RELIGIÓN Y CIENCIA: El conocimiento verdadero es divino, Satanás insinuó en las mentes de nuestros primeros padres el deseo de un conocimiento especulativo. 

Por eso les dijo que ellos mejorarían en mucho su condición si seguían el curso contrario a la santa voluntad de Dios, porque Dios no los conduciría a  la mayor altura intelectual. Sin embargo, no era el propósito de Dios que ellos obtuvieran un conocimiento basado en la desobediencia.

Este era un vasto campo al cuál Satanás estaba tratando de conducir a Adán y Eva; y es el mismo campo que el abre, con sus tentaciones, ante el mundo de hoy.

La gran razón por la cual tan pocos de entre los grandes hombres del mundo y los que tienen una educación superior obedecen los Mandamientos de Dios, es porque han separado la educación  (ciencia) de la religión, pensando que cada una se desarrolla en un área diferente.

Dios ha presentado un campo demasiado amplio para perfeccionar el conocimiento de la ciencia y la religión.  Este conocimiento debía ser obtenido bajo la supervisión divina; dependía de la inmutable ley de Jehová, y el resultado habría sido la perfecta felicidad.

LA CIENCIA Y EL PODER: Un conocimiento de la verdadera ciencia es poder; y es propósito de Dios que se lo enseñe como preparación para la obra que ha de preceder a las escenas finales de la historia de esta tierra.

ARMONÍA ENTRE CIENCIA Y RELIGIÓN: El verdadero conocimiento proviene de conocer al Salvador. La educación adquirida sin la religión de la Biblia carece de su verdadero resplandor y de su gloria.

De esta manera se presentarán los propósitos y objetivos más nobles para la vida, obteniendo un correcto conocimiento del deber del hombre y de los intereses eternos. El gran objetivo es proporcionar opiniones correctas, al demostrar la armonía que existe entre la ciencia y la religión de la Biblia.

ES NECESARIO CONOCER LA CIENCIA Y RECIBIR UNA BUENA EDUCACIÓN: Los jóvenes que deseen entrar en el campo de la predicación, primero deben recibir un adecuado grado de preparación mental y adiestramiento adecuado para su vocación.

Los que no están educados, preparados ni refinados, no están listos para entrar en un campo donde las poderosas influencias del talento y la educación combaten las verdades de la Palabra de Dios. 

Ni tampoco pueden hacer frente con éxito a las extrañas formas de error que combinan religión y filosofía, cuya refutación requiere un conocimiento de la verdad tanto científica como bíblica. 

Elena White

Continúa en parte 225

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: