Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘alma’

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 34-

LA FE ES UN ESCUDO PARA TODA ALMA

“Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” (Efesios 6:16).

La fe significa confiar en Dios, creer que nos ama y sabe mejor que es lo que nos conviene. Por eso nos induce a escoger su camino en lugar del nuestro. En vez de nuestra pecaminosidad, sus justicia. Nuestra vida, nosotros mismos, ya somos suyos; la fe reconoce su derecho de propiedad, y acepta su bendición. La verdad, la justicia y la pureza han sido señaladas como los secretos del éxito en la vida. Es la fe la que nos pone en posesión de estos principios.

Todo buen impulso o aspiración es un don de Dios; la fe recibe de Dios la única vida que puede producir desarrollo y eficiencia verdaderos.

Se debería explicar claramente cómo se puede ejercer la fe. Toda promesa de Dios tiene ciertas condiciones. Si estamos dispuestos a hacer su voluntad, toda su fuerza nos pertenece. Cualquier don que nos prometa se encuentra en la promesa misma. “…La semilla es la palabra de Dios” (Lucas 8:11). Tan ciertamente como se encuentra la semilla del roble en la bellota, se encuentra el don de Dios en su promesa. Si recibimos la promesa, recibimos el don.

La fe que nos capacita para recibir los dones de Dios es en sí misma un don del cual se imparte una porción a cada ser humano. Aumenta a medida que se la usa para asimilar la Palabra de Dios. A fin de fortalecer la fe debemos ponerla a menudo en contacto con la Palabra.

Al estudiar la Biblia, el estudiante debería ser inducido a ver el poder de la Palabra de Dios. En ocasión de la creación, “Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió” (Salmo 33:9).

Considerada en su aspecto humano, la vida es para todos un sendero desconocido. Es un camino por el cual, en lo que a nuestras más íntimas experiencias se refiere, andamos solos. Ningún otro ser humano pude penetrar plenamente en nuestra vida íntima. Al emprender el niño ese viaje en el cual tarde o temprano deberá escoger su curso y decidir las consecuencias de la vida para la eternidad, ¡cuán ferviente debería ser el esfuerzo hecho para dirigir su fe al Guía y Ayudador infalible!

Como escudo contra la tentación e inspiración para ser puros y sinceros, ninguna influencia puede igualar a la de la sensación de la presencia de Dios.”…todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta” ”…todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos . “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio…” (Hebreos 4:13; Habacuc 1:13). Este pensamiento fue el escudo de José en medio de la corrupción de Egipto. Su respuesta a los atractivos de la tentación fue firme:

“¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?” (Génesis 39:9).

La fe, si se cultiva, será un escudo para toda alma. (La Educación)

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 34-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

OBEDIENCIA Y SANTIFICACIÓN

“Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” (Efe.5:2).

En toda la plenitud de su divinidad, en toda la gloria de su inmaculada humanidad, Cristo se dio a sí mismo por nosotros como un sacrificio completo y gratuito, y todo el que acude a El debería aceptarlo como si fuera el único por quien el precio ha sido pagado.  Así como en Adán todos mueren, en Cristo todos serán vivificados; porque los obedientes resucitarán para inmortalidad, y los transgresores resucitarán para sufrir la muerte, la penalidad de la Ley que han quebrantado.

La obediencia a la Ley de Dios es santificación.  Hay muchos que tienen ideas erróneas respecto a esta obra en el alma, pero Jesús oró que sus discípulos fueran  santificados por medio de la verdad:

“Santifícalos en tu verdad, tu palabra es verdad” (Juan 17:17). 

La Santificación no es una obra instantánea sino progresiva, así como la obediencia es continua.  En tanto Satanás nos apremie con sus tentaciones, tendremos que librar una y otra vez la batalla por el dominio propio; pero mediante la obediencia, la verdad santificará el alma.  Los que son leales a la verdad han de superar por medio de los méritos de Cristo, toda debilidad de carácter que los ha llevado a ser modelados por cada una de las diversas circunstancias de la vida.

EL ENGAÑO Y LA TRAMPA DE SATANÁS

Muchos han tomado la posición de que no pueden pecar porque están santificados, pero esta es una trampa engañosa del maligno.  Hay un constante peligro de caer en pecado, porque Cristo nos ha amonestado a velar y orar para que no caigamos en tentación. Si somos conscientes de la debilidad del yo, no nos confiaremos en nosotros mismo ni seremos indiferentes al  peligro, sino que sentiremos la necesidad de acudir a la Fuente de nuestra fortaleza: Jesús, nuestra justicia. 

Hemos de allegarnos con arrepentimiento y contrición, con una desesperada sensación de nuestra propia debilidad finita, y aprender que debemos acudir diariamente a los méritos de la sangre de Cristo, a fin de que lleguemos a ser vasos apropiados para el uso del Maestro.

Mientras así dependemos de Dios no seremos hallados en guerra contra la verdad, sino que siempre estaremos habilitados para ponernos de parte de la justicia.  Debemos aferrarnos a la enseñanza de la Biblia y no seguir las costumbres y tradiciones del mundo, los dichos de los hombres.

Cuando surgen errores y son enseñados como verdad bíblica, los que están conectados con Cristo no confiarán en lo que dice el ministro, sino que  escudriñarán cada día las Escrituras para ver si estas cosas son así.  Al descubrir cuál es la palabra del Señor, se pondrán de parte de la verdad.  Oirán la voz del verdadero Pastor, que dice “Este es el camino, andad en él”. De esa manera serán instruidos para hacer de la Biblia su consejero, y no oirán ni seguirán la voz de un extraño.

 

 

Read Full Post »

 

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 25-

EL ESPIRITU PUEDE SER AGRAVIADO

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”. (Efes.4:30)

Es un asunto serio contristar al Espíritu Santo.  Se entristece cuando el agente humano actúa en forma independiente, y cuando rehúsa entrar en el servicio del Señor porque considera que la cruz es muy pesada, o el renunciamiento demasiado grande.  El Espíritu busca habitar en cada creyente, y si es bienvenido como huésped de honor, los que lo reciben llegarán a ser perfectos en Cristo.  La buena obra comenzada será concluida, y los pensamientos santos, los sentimientos celestiales y las acciones semejantes a las de Cristo ocuparán el lugar de los pensamientos impuros, los sentimientos perversos y los actos de rebeldía.

El Espíritu Santo es el maestro divino. Si deseamos aprender sus lecciones, llegaremos a ser sabios en la salvación. Sin embargo, necesitamos guardar bien nuestros corazones, puesto que con frecuencia olvidamos las instrucciones divinas que nos instan a no proceder de acuerdo con las inclinaciones naturales de una mente no consagrada.  Cada uno necesita pelear su propia batalla contra el egoísmo. Prestemos atención a las enseñanzas del Espíritu Santo.  Si las escuchamos, las repetiremos una y otra vez hasta que las impresiones se graben en forma indeleble, como si hubieran sido esculpidas en la roca.

Siendo que Dios nos compró, reclama un trono en cada corazón. Mente y cuerpo tienen que estar subordinados a El. Los hábitos naturales y apetitos, deben quedar subyugados por los deseos más elevados del ser.  Sin embargo, no podemos depender de nosotros mismos para realizar esta obra.  Es imposible estar seguros si pretendemos ser nuestros propios guías.  El Espíritu Santo debe renovarnos y santificarnos. En el servicio de Dios no puede haber obras a medias.  Los que profesan servirle y son indulgentes con sus impulsos naturales, van a descarriar a otros creyentes. 

Cristo dijo:”Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente” (Mat.22:37). “Haz ésto y vivirás” (Luc.10:28)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 163-

 

 

NECESIDADES EMOCIONALES. Tenemos que poner nuestras mentes en armonía con su mente.  Su verdad nos santificará en cuerpo, alma y espíritu, y recibiremos poder para elevarnos por encima de la tentación. –parte 4-

LA LEY DE DIOS PERMITE QUE HAYA CONFIANZA Y COOPERACION: Por todo lo que hace posible la confianza y la cooperación, el mundo es deudor a la Ley de Dios, según la da su Palabra, y según se puede encontrar aún, en rasgos a menudo oscuros y casi borrados, en el corazón de los hombres.

ÉXITO VERSUS DINERO: Cuando nos pongamos en la debida relación con Dios, tendremos el éxito dondequiera que vayamos; y si lo que deseamos es tener una vida de éxito y no dinero, Dios nos la dará porque El sabe todo lo relacionado con nuestra abnegación. 

Conoce cada sacrificio que hemos realizado.  Podemos pensar que nuestra abnegación carece de importancia, que deberíamos recibir más consideración, pero es importante delante del Señor. Cuando las personas comienzan a buscar salarios cada vez más elevados, en su experiencia ocurre algo que los coloca en terreno desventajoso. 

Pero cuando aceptan un sueldo que pone de manifiesto su abnegación, el Señor ve su renunciamiento personal y les proporciona éxito y victoria. El Señor que ve en secreto recompensará públicamente cada sacrificio que sus hijos leales hayan estado dispuestos a realizar.

LA SEGURIDAD NO DEPENDE DE LAS RIQUEZAS: Muchos creen que encontraran seguridad en las riquezas terrenales. Pero Cristo trata de eliminar del ojo de ellos la mota que oscurece su visión para capacitarlos de modo que puedan ver el más excelente y eterno peso de gloria. 

Están confundiendo fantasmas con la realidad, y han perdido de vista las glorias del mundo eterno.  Cristo los invita a proyectar su mirada más allá del presente para añadir eternidad a su visión.

LA CONFIANZA EN DIOS DA VERDADERA SEGURIDAD: Dios desea que escojamos lo celestial en vez de lo terrenal.  Nos presenta las posibilidades de una inversión celestial. Declara:

“Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que oro de Ofir al hombre” (Isaías 13:12)

Cuando hayan sido arrasadas las riquezas que la polilla devora y el orín corrompe, los seguidores de Cristo podrán regocijarse en su tesoro celestial, las riquezas imperecederas.

INFLUENCIA SANTIFICADORA DE LA VERDAD: La única seguridad para toda alma consiste en pensar con rectitud.  Debemos emplear todos los medios que Dios ha puesto a nuestro alcance para el gobierno y cultivo de nuestros pensamientos. 

Tenemos que poner nuestras mentes en armonía con su mente.  Su verdad nos santificará en cuerpo, alma y espíritu, y recibiremos poder para elevarnos por encima de la tentación.  Las palabras que pronunciemos entonces serán sabias.

CUANDO SE APLICA LA VERDAD MEJORA LA SALUD: Cuando los hombres que se han complacido en hábitos incorrectos y prácticas pecaminosas se rinden al poder de la verdad divina, la aplicación de esa verdad al corazón revitaliza las facultades morales que parecían estar paralizadas. 

El receptor llega a tener una comprensión más fuerte y más clara que antes de que su alma se asegurase a la Roca eterna.  Aún su salud física mejora al darse cuenta de que está seguro en Cristo.  La bendición de Dios, que descansa sobre el receptor, es de por sí salud y fuerza.

FORTALEZA PARA EL DÍA: Los ángeles, que harán de nosotros lo que no podemos hacer por nosotros mismos, esperan nuestra cooperación. Esperan que respondamos a la atracción de Cristo.  Acerquémonos a Dios y uno al otro. 

Mediante nuestros deseos, nuestras oraciones silenciosas, nuestra resistencia a los instrumentos satánicos, ponemos nuestra voluntad de parte de la de Dios. Mientras tengamos el deseo de resistir al diablo, y oremos sinceramente diciendo: “Líbrame de la tentación”, tendremos fortaleza para el día.

La obra de los ángeles consiste en acercarse a los probados, tentados y sufrientes. Trabajan mucho tiempo e incansablemente para salvar a las almas por las cuales Cristo murió.

Elena White

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 156-

 

LOS PENSAMIENTOS Y SU INFLUENCIA. Aquéllos que consagran alma, cuerpo y espíritu a Dios, purificando sus pensamientos por la obediencia a la Ley divina, recibirán continuamente una nueva dotación de poder físico y mental. -parte 5-

EL PELIGRO DE PENSAR EN LAS COSAS TERRENALES: Si nuestros pensamientos, planes y propósitos están dirigidos hacia la acumulación de las cosas terrenales, nuestra ansiedad, nuestro estudio y nuestros intereses se concentrarán en el mundo. 

Las atracciones celestiales perderán su belleza.  Nuestro  corazón está con nuestro tesoro. Careceremos de tiempo para dedicarnos al estudio de las Escrituras y a la oración que nos ayudará a escapar de las trampas de Satanás.

CAMBIEMOS NUESTRA MANERA DE PENSAR: Cuando se ha permitido que la mente piense por mucho tiempo solamente en cosas terrenales, es difícil cambiar los hábitos de pensar. Lo que el ojo ve y el oído oye demasiado a menudo, atrae la atención y absorbe el interés. 

Pero si entráramos en la ciudad de Dios y contempláramos a Jesús en su gloria, nos acostumbraríamos a verlo aquí con el ojo de la fe.  Las palabras y el carácter de Cristo serían a menudo el objeto de nuestra conversación, y cada día se dedicaría un poco de tiempo para meditar con oración en estos sagrados temas.

UN NIVEL MAS ELEVADO DE PENSAMIENTO: El hombre se reveló contra Dios y desde entonces ha tratado de lograr que su plan tenga éxito de hacer las cosas a su manera, en su afán de conseguir la felicidad.  Pero cada vez que ha tratado de llenar su mente con algo que no sea Dios, ha fracasado.

Debe haber definidamente un nivel más elevado de pensamientos, una clase más alta de estudios, cosas más sublimes que buscar que lo que ha habido en lo pasado.  Los desórdenes y las imperfecciones de las palabras y los caracteres humanos pueden restaurarse sólo por medio de Jesucristo. 

Por lo tanto, El debería ser el objeto de la contemplación, el tema de conversación. Debe haber definidamente un nivel más elevado de pensamiento y acción para que comprendamos el gran plan de redención.

UNA LEY QUE RIGE PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS: Es una ley de la naturaleza que nuestros pensamientos y sentimientos resultan alentados y fortalecidos al darles expresión.  Aunque las palabras expresan los pensamientos, éstos a su vez siguen a las palabras.

HACIA LA PERFECCIÓN DEL CARÁCTER: Una vida cristiana se revelará mediante pensamientos cristianos, palabras cristianas y comportamiento cristiano.  En Cristo hay una divina integridad de carácter.

UNA NUEVA DOTACION DE PODER: Aquéllos que consagran alma, cuerpo y espíritu a Dios, purificando sus pensamientos por la obediencia a la Ley divina, recibirán continuamente una nueva dotación de poder físico y mental. 

El corazón suspirará por Dios, y elevará fervientes súplicas a lo alto por una clara percepción para discernir la misión y la obra del Espíritu Santo.  No nos toca a nosotros usar el Espíritu sino al Espíritu usarnos a nosotros, amoldando y formando cada facultad.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 154-

 

LOS PENSAMIENTOS Y SU INFLUENCIA. Dios ha puesto a nuestro alcance los medios para el gobierno de los pensamientos y su cultivo. Su verdad nos santificará en cuerpo, alma y espíritu. –parte 3-

PERTURBADOS POR MALOS PENSAMIENTOS: Hay muchos que están realmente perturbados porque pensamientos subalternos y degradantes invaden sus mentes y no los pueden ahuyentar con facilidad.  Satanás ha enviado a sus malos ángeles para que nos rodeen, y aunque no pueden leer los pensamientos de los hombres, observan muy de cerca sus palabras y actos.

Satanás aprovecha las debilidades y los defectos de carácter que se manifiesten de esa manera, y proyecta sus tentaciones hacia el lugar de menor capacidad de resistencia.  Hace sugerencias malignas e inspira los pensamientos, consciente de que, de esa manera, puede lograr que el alma caiga en condenación y esclavitud. 

A los que son egoístas, avaros, orgullosos, criticones, o dados a la maledicencia, a todos los que albergan errores y defectos de carácter, Satanás les presenta la complacencia del yo y conduce el alma a la senda que la Biblia condena, pero que él consigue que parezca atrayente.

Para toda clase de tentaciones hay un remedio.  No se nos deja solos en la lucha contra el yo y nuestra naturaleza pecaminosa para que lo hagamos basándonos en nuestra fuerza finita.  Jesús es un poderoso auxilio, un apoyo que nunca falla.  Hay que ponerle freno a la mente y no permitirle que divague.  Deberíamos adiestrarla para que se concentre en las Escrituras y en temas nobles y elevados. 

Habría que aprender de memoria algunas porciones de la Biblia, incluso capítulos enteros, para repetirlos cuando Satanás trata de conducir la mente para que piense en cosas terrenales y sensuales, la forma más eficaz del resistirlo es decir “Escrito está”.

LA UNICA SEGURIDAD CONSISTE EN PENSAR CORRECTAMENTE: Necesitamos la constante conciencia del poder ennoblecedor de los pensamientos puros y de la influencia dañina de los malos pensamientos.  Concentremos nuestros pensamientos en cosas santas.  Que sean puros y verdaderos, porque la única seguridad de toda alma consiste en pensar correctamente. 

Tenemos que usar todos los medios que Dios ha puesto a nuestro alcance para el gobierno de los pensamientos y su cultivo.  Tenemos que poner nuestras mentes en armonía con la suya.  Su verdad nos santificará en cuerpo, alma y espíritu.

NO PENSEMOS EN COSAS FRIVOLAS: Deberíamos esforzarnos por tener nuestra mente en condiciones de recibir las impresiones del Espíritu Santo.  Pero aquellos que permiten que sus pensamientos se espacien constantemente en cosas frívolas, no pueden recibir mayor luz. Debiera atesorarse en la mente el alimento que la capacitara a crecer espiritualmente, a fin de prepararnos de esta manera para el cielo.

SE HA HECHO PROVISIÓN PARA ELEVAR LOS PENSAMIENTOS: Dios ha hecho amplia provisión para que nuestros pensamientos puedan llegar a ser puros, elevados, refinados y ennoblecidos.  No solo ha prometido purificarnos de toda injusticia, sino que ha hecho real provisión para suplirnos de la gracia con el fin de elevar nuestros pensamientos hacia El y capacitarnos para apreciar su santidad. 

Debemos comprender que pertenecemos a Cristo y que debemos manifestar su carácter ante el mundo. Preparados por la gracia celestial, llegamos a estar revestidos de la justicia de Cristo con el manto nupcial, y estamos listos para participar de la cena de bodas. 

Llegamos a unirnos con Cristo, a participar de la naturaleza divina, purificados, refinados, elevados y reconocidos como hijos de Dios; herederos del Señor y coherederos de Jesucristo. 

Elena White

Continúa en parte 155

 

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 35-

 

DEPENDENCIA E INDEPENDENCIA

DEPENDENCIA DE DIOS, NO DE LOS HOMBRES. Dios desea asociar lo humano con lo divino. Cuando las mentes se desvían de Dios, el tentador puede someterlas a su gobierno, y dominar la humanidad.

  • A. DEPENDENCIA DE DIOS, NO DE LOS HOMBRES

LA DEPENDENCIA DE DIOS ES ABSOLUTA: Dios quiere que toda alma por la cual murió llegue a ser una parte de la vid, y reciba su alimento de ella. Dependemos de Dios en todo, y eso debiera mantenernos muy humildes; y debido a que dependemos tanto de El, debiéramos aumentar nuestro conocimiento de Dios. 

Dios quiere que alejemos de nosotros toda especie de egoísmo y vayamos a El no como dueños de nosotros mismos, sino como la posesión adquirida del Señor.

DEPENDAMOS DE DIOS, NO DE LOS HOMBRES: Dios quiere poner a los hombres en relación directa consigo mismo.  En todo su trato con los seres humanos reconoce el principio de la responsabilidad personal. 

Procura fomentar el sentimiento de dependencia personal, y hacer sentir la necesidad de la dirección personal.  Desea asociar lo humano con lo divino, para que los hombres se transformen en la imagen divina. 

Satanás procura frustrar este propósito, y se esfuerza en alentar a los hombres a depender de los hombres.  Cuando las mentes se desvían de Dios, el tentador puede someterlas a su gobierno, y dominar la humanidad.

Dependamos plenamente de Dios. Clamemos a Dios con sinceridad. Pongamos todo nuestro ser en las manos del Señor, alma, cuerpo y espíritu. Entonces veremos claramente las cosas celestiales.

TOMEMOS A DIOS COMO NUESTRO CONSEJERO: En lugar de llevar nuestras perplejidades a otra persona, llevémoslas  al Señor en oración. No pongamos a nadie donde debiera estar Dios. El ministro de Cristo es como otros hombres. 

Es cierto, el lleva responsabilidades más sagradas que un hombre corriente, pero NO es infalible. Esta rodeado de debilidades, y necesita gracia e iluminación divinas. Hay algunos que ignoran el camino de la vida y la salvación, y ellos encontrarán que algún ministro piadoso les enseñará que deben hacer para ser salvos.

Los que saben como orar, que saben qué son las invitaciones de Evangelio de Cristo, que conocen la inmutabilidad de sus promesas, deshonran a Dios cuando ponen su carga sobre los hombres finitos. Siempre es correcto deliberar juntos.

Es correcto conversar juntos, también es correcto  aclarar  ante los hermanos y el ministro las dificultades que se presentan. 

PERO NO DESHONREN A DIOS POR DEPENDER DEL HOMBRE POR SABIDURÍA. BUSQUEN A DIOS PARA TENER LA SABIDURÍA QUE VIENE DE ARRIBA. Pidamos que oren con nosotros, y el Señor cumplirá su palabra:

DONDE ESTÁN DOS O TRES CONGREGADOS EN MI NOMBRE, ALLÍ ESTOY YO EN MEDIO DE ELLOS” (Mateo 18:20)

(Elena White)

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS-parte79-

  • 4. Entonces ¿Por qué la Biblia dice que los impíos serán destruidos con un fuego que nunca se apagará?

Respuesta: El fuego que nunca se apagará es el fuego que no puede apagarse, pero que desaparece cuando todo ha sido reducido a cenizas.  Jeremías 17:27 dice que Jerusalén sería destruida con un fuego que no se apagará, y en 2 Crónicas 36:19-21 la Biblia dice que el fuego convirtió la ciudad en cenizaspara que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías y  la dejó arruinada.  Sabemos que ese fuego se apagó porque Jerusalén no está aún ardiendo hoy.

  • 5.  Mateo 25:41 habla de “fuego eterno” para los malos. ¿Se apagará este fuego?

Respuesta: SI, de acuerdo con la Biblia se apagará.  Debemos permitir que la Biblia se explique a sí misma.  Sodoma y Gomorra fueron destruidas confuego eterno” (Judas 1:7), y ese fuego las convirtió en cenizas como amonestación, comoejemplo a los que habían de vivir impíamente” (2Ped.2:6). El fuego se apagó después de consumir todo.  Asimismo el fuego eterno se apagará después de convertir a los malos en cenizas (Malq.4:3).  Estas ciudades no siguen ardiendo hoy.  Los efectos del fuego son eternos, pero no el acto de quemar en sí mismo.

  • 6. En Mateo 25:46, la Biblia dice que los impíos recibirán “un castigo eterno ¿Qué explicación tiene ésto?

Respuesta: El castigo es eterno en sus efectos. El castigo de los malos es la muerte, y esta muerte es eterna.

  • 7. Mateo 10:28 dice “No temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar ¿Qué explica este versículo?

Respuesta: La palabra “alma” tiene tres significados en la Biblia”

  • 1. Un ser viviente (Gen.2:7);
  • 2. La mente (Salmo 139:14); y
  • 3. La vida misma (1 Samuel 18:1).  En este caso el alma significa la vida, y se refiere a la vida eterna que Dios garantiza a todos los que alcanzan su reino.  Nadie puede quitarla. La última parte de Mateo 10:28 dice que tanto el alma como el cuerpo serán  destruidos en el infierno.

 

 

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS-parte72-

RESPUESTAS A OTRAS PREGUNTAS

  • 6. Mateo 10:28 dice: “No temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar”. ¿No prueba ésto que el alma no muere?

Respuesta: No. Por el contrario. La última parte del mismo versículo prueba que las almas no son inmortales. Dice: “Temed más bien a aquél que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”. La palabra “alma” aquí significa vida y se refiere a la vida eterna, la cuál es un don (Rom.6:23).  Este don será dado a los justos en el día final (Juan 6:54). Nadie puede quitarles la vida eterna que Dios les otorga (Véase Lucas 12:4-5).

  • 7. ¿No dice 1 Pedro 4:6 que el Evangelio fue predicado a los muertos?

Respuesta: NO. Dice que el Evangelio “fue” predicado a los muertos.  Están muertos ahora, pero el Evangelio les “fue” predicado a ellos mientras todavía vivían.

  • 8. ¿Cómo es eso de que las almas que clamaban (bajo el altar) en Apoc.6:9-10? ¿No muestra ésto que las almas no mueren?

Respuesta: NO. Este clamor de las almas era figurado como lo fue el clamor de la sangre de Abel (Génesis 4:10). La palabra “alma” aquí significa gente, personas (seres vivos) que habían sido muertos por su fe. Por cierto que nadie cree que las almas que mueren yacen literalmente debajo del altar, ni nadie cree que los justos ruegan a Dios que castigue a sus enemigos. Más bien, los justos piden misericordia para sus enemigos como lo hizo Cristo sobre la cruz (Lucas 23:34).

  • 9. ¿No dice la Biblia que Cristo fue y predicó a las almas perdidas entre su crucifixión y su resurrección?

Respuesta: NO. El pasaje bíblico en cuestión es 1 Pedro 3:18-20. La predicación fue hecha por el Espíritu” (vers.18). La predicación fue hecha en los días de Noé, y a personas que entonces estaban vivas (vers.19-20). Los”espíritus encarcelados” son personas cuyas vidas se hallan en la cárcel de Satanás. (Véase Salmo 142:7; Isaías 42:6-7; Isaías 61:1; Lucas 4:18).

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS-parte71-

RESPUESTAS A OTRAS PREGUNTAS

  • 1. ¿No fue al paraíso el ladrón crucificado con Cristo el mismo día en que murió?

Respuesta: NO. De hecho, el domingo de mañana Cristo le dijo a María:”Aún no he subido a mi Padre” (Juan 20:17). Esto demuestra que Cristo no fue al cielo en ocasión de su muerte.  Las palabras originales griegas del pasaje dicen textualmente, Y dijo a el Jesús: De cierto te digo a ti hoy conmigo estarás en el paraíso” (Lucas 23:43).  Siendo que en el texto original no había puntuación, éste admite, además de la traducción que aparece en nuestras Biblias comunes, esta otra: “De cierto te digo hoy: Conmigo estarás en el paraíso”. Esta versión está en perfecto acuerdo con la declaración de Cristo de que el domingo no había subido a su Padre todavía. El reino de Cristo será establecido en su Segunda Venida (Mateo 25:31), y todos los justos de todos los tiempos entrarán en él entonces (1Tes.4:15-17) y no en ocasión de la muerte.

  • 2. ¿No habla la Biblia acerca del alma “inmortal”?

Respuesta: NO. Ni siquiera se menciona semejante cosa en la Biblia.  La palabra “inmortal” se encuentra una sola vez en la Biblia, y ocurre en referencia a Dios (1Tim.1:17).

  • 3. En ocasión de la muerte el cuerpo vuelve al polvo, y el espíritu (o aliento) vuelve a Dios… ¿Pero a dónde va el alma?

Respuesta: No va a ninguna parte.  Sencillamente deja de existir.  Dos cosas necesitan combinarse para hacer un alma: el cuerpo y el aliento.  Cuando el aliento (espíritu) se va, el alma deja de existir porque es una combinación de dos cosas.  Cuando usted apaga la luz, ¿a donde va la luz? No va a ninguna parte.  Sencillamente deja de existir.  Dos cosas deben combinarse para hacer la luz: el bulbo o foco y la electricidad.  Sin esa combinación la luz es imposible. Eso es lo que ocurre con el alma.  A menos que se combinen o reúnan el cuerpo y el aliento, no puede haber alma.  Alma es sinónimo de persona viva.  No existe tal cosa como alma sin cuerpo.

  • 4. ¿Alguna vez la palabra “alma” significa otra cosa que “ser vivo”?

Respuesta: SI. También puede significar 1) la vida misma. 2) el intelecto o la mente.  No importa que cosa signifique,  el alma continúa siendo la combinación de dos cosas, cuerpo y aliento, y deja de existir en ocasión de la muerte.

  • 5. ¿Qué explicación tiene Juan 11:26? “Todo aquél que vive y cree en mí, no morirá eternamente”

Respuesta: Esto se refiere no a la primera muerte por la cuál pasan todos los hombres (Hebreos 9:27) sino a la segunda muerte que morirán los impíos y de la cuál no habrá resurrección (Apoc.2:11; 21:8).

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: