Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2010

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 91-

 

 

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. Abogar por la ciencia de la cura mental es abrir una puerta por la cual Satanás entrará para posesionarse de la mente y el corazón. –parte 4-

NO HAGAMOS DE LA CARNE NUESTRO BRAZO: Propendemos a buscar simpatía y aliento en nuestro prójimo, en vez de mirar a Jesús. En su misericordia y fidelidad, Dios permite muchas veces que aquellos en quienes ponemos nuestra confianza nos chasqueen, para que aprendamos cuán vano es confiar en el hombre y hacer de la carne nuestro brazo. Confiemos completa, humilde y abnegadamente en Dios.

SATANÁS CONTROLA LA MENTE DEL QUE CONTROLA LA DE OTROS: Abogar por la ciencia de la cura mental es abrir una puerta por la cual Satanás entrará para posesionarse de la mente y el corazón. Satanás controla tanto la mente que se somete para ser controlada por otra, como la mente que ejerce ese control. Quiera Dios ayudarnos a comprender la verdadera ciencia de la edificación en Cristo, nuestro Salvador y Redentor.

SATANÁS NO PUEDE DAÑAR LA MENTE DE QUIENES NO SE ENTREGAN A EL: Los intereses más vitales para nosotros, individualmente, están bajo nuestro propio cuidado. Nadie puede dañarlos sin nuestro consentimiento. Todas las legiones satánicas no pueden hacernos daño, a menos que abramos nuestra alma a las artes y dardos de Satanás.

Nunca sobrevendrá nuestra ruina a menos que nosotros consintamos. Si no hay contaminación de nuestra mente, toda la contaminación que nos rodea no puede mancharnos. Satanás no puede disponer de la mente o el intelecto, a menos que se lo entreguemos.

NO ES LA FE DE JESUS: La aceptación de la verdad de origen celestial pone la mente en sujeción a Cristo. Entonces la salud del alma, que proviene de recibir y seguir los principios puros, se revela en palabras y acciones de justicia. La fe que conduce a ésto no es la fe que cree en el control de una mente sobre otra, hasta el punto de que alguien haga la voluntad de otra persona.

Los miembros de iglesia de confían en esta ciencia pueden ser considerados sanos en la fe, pero esa fe no es la de Jesucristo. La fe de ellos es una fe en las obras que Satanás está haciendo. Está presentando gigantescos errores, y engaña a muchos mediante los milagros que hace.

El hará cada vez más esta obra. Una iglesia sana esta compuesta por miembros sanos, por hombres y mujeres que tienen una experiencia personal en la verdadera piedad. (Elena White)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 90-

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. Nuestra mente pertenece al Señor, y nuestros talentos también. Nadie tiene derecho de controlar la mente de otra persona, ni prescribirle cuál es su deber. –parte 3-

LA CONCIENCIA Y LA INDIVIDUALIDAD NO DEBEN SER MANIPULADAS: En asuntos de conciencia, el alma debe ser dejada libre. Ninguno debe dominar otra mente, juzgar por otro, o prescribirle su deber. Dios da a cada alma libertad para pensar y seguir sus propias convicciones.

“De manera que cada uno de nosotros dará a Dios razón de si” (Rom.14:12)

Ninguno tiene el derecho de fundir su propia individualidad en la de otro. En los asuntos donde hay principios en juego “cada uno esté asegurado en su ánimo” (Rom.14:5). En el reino de Cristo no hay opresión señoril ni imposición de costumbres.

Los ángeles del cielo no vienen a la tierra para mandar y exigir homenaje, sino como mensajeros de misericordia, para cooperar con los hombres en la elevación de la humanidad. Las mentes de los hombres no deben ser manipuladas ni enjaezadas, ni dirigidas por manos humanas.

LA INDIVIDUALIDAD DEBE SER EJERCIDA: Dios permite que cada persona ejercite su individualidad. Ninguna mente humana debe sumergirse en otra mente humana. Si nosotros imitáramos el ejemplo de cualquier hombre, estaríamos poniendo nuestra confianza en un ser humano imperfecto, que es incapaz de comunicar una jota o una tilde de perfección a otro ser humano.

UNIDAD SIN DESCONOCER LA IDENTIDAD: Debemos unirnos ahora. Pero recordemos que la unidad cristiana no significa que la identidad de una persona debe quedar ocultada en la de otra, ni que la mente de alguien debe controlar la de otro.

Dios no le ha dado a nadie el poder que algunos mediante palabras y actos, pretenden reclamar. El Señor quiere que cada hombre sea libre y siga las indicaciones de su palabra.

LA LEALTAD A DIOS ES CONTRAPOSICION CON LA LEALTAD A LOS HOMBRES: Pertenecemos a Dios en alma, cuerpo y espíritu. Nuestra mente pertenece al Señor, y nuestros talentos también. Nadie tiene derecho de controlar la mente de otra persona, ni prescribirle cuál es su deber. Hay ciertos derechos que le corresponden a todo individuo que sirve al Altísimo.

Dios nos ha dado libertad de pensar, y es nuestra oportunidad seguir nuestras impresiones acerca del deber. Somos sólo seres humanos, y un ser humano no tiene jurisdicción sobre la conciencia de otro. Cada uno de nosotros tiene una individualidad y una identidad que no pueden ser sometidas a la de ningún otro ser humano. Como individuos somos obra de Dios.

LOS MINISTROS DEBEN CONDUCIR A SUS FELIGRESES A DIOS: Solo Dios debe ser el guía de la conciencia del hombre. La verdad ha de ser predicada doquiera se abra una puerta de oportunidad. Hay que explicar la Palabra de Dios a los que no conocen la verdad. Esta es la obra de los ministros de Dios. No deben enseñar a los hombres a que los miren a ellos, ni tratar de controlar las conciencias de los demás

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos” (Sant.1:5-8).

(Elena White)

Continúa en parte 91

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 89-

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. No debería permitírsele a nadie que controlara la mente de otra persona. La cura mental es uno de los más grandes engaños que puede practicarse con alguien.-parte 2–       

LA MENTE QUE SE SOMETE A OTRA QUEDARA DAÑADA PARA SIEMPRE: No debería permitírsele a nadie que controlara la mente de otra persona, con la idea de que eso le proporcionará un gran beneficio. La cura mental es uno de los más grandes engaños que puede practicarse con alguien. Se puede sentir un alivio temporal, pero la mente de la persona dominada nunca más será tan fuerte ni tan digna de confianza.

Podemos ser tan débiles como la mujer que tocó el borde del manto de Jesús; pero si aprovechamos la oportunidad que Dios nos ha dado de acudir a El con fe, responderá tan rápidamente como lo hizo cuando se produjo ese toque de fe. No es la voluntad de Dios que un ser humano someta su mente a la de otro. Cristo resucitado, que está sentado ahora en el trono a la diestra del Padre, es el poderoso sanador.

Miren a El para recibir poder curativo. Solo por medio de El pueden los pecadores acudir a Dios así como están. Jamás podrán lograrlo por medio de la mente de otro hombre. El ser humano jamás debe interponerse entre los agentes celestiales y los que sufren.

MIREMOS A DIOS, NO A LOS HOMBRES: Podemos ocuparnos en algo mejor que en dominar la humanidad por la humanidad. El que creó la mente del hombre sabe lo que esta mente necesita. Dios es el único que puede sanar. Aquéllos cuyas mentes y cuerpos están enfermos han de ver en Cristo al restaurador.

Porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Juan 14:19)

Esta es la vida que debemos ofrecer a los enfermos, diciéndoles que si creen en Cristo como el restaurador, si cooperan con El, obedeciendo las leyes de la salud y procurando perfeccionar la santidad en el temor de El, les impartirá su vida. Al presentarles así a Cristo, les comunicamos un poder, una fuerza valiosa procedente de lo alto. Esta es la verdadera ciencia de curar el cuerpo y el alma.

FUERZA Y DETERMINACION EN CONTRAPOSICION CON UNA MENTE DOMINADA: La disciplina de un ser humano que ha llegado a la edad del desarrollo de la inteligencia debería ser distinta de la que se aplica para domar a un animal. A éste solo se le enseña sumisión a su amo.

Para él, el amo es mente, criterio y voluntad. Este método, empleado a veces en la educación de los niños, hace de ellos solo autómatas. La mente, la voluntad y la conciencia están bajo el dominio de otro.

No es el propósito de Dios que se sojuzgue así ninguna mente. Los que debilitan o destruyen la individualidad de otras personas, emprenden una tarea que sólo puede dar malos resultados. Mientras están sujetos a la autoridad, los niños pueden parecer soldados bien disciplinados. Pero cuando cesa ese dominio exterior, se descubre que el carácter carece de fuerza y firmeza.

No habiendo aprendido jamás a gobernarse, el joven no reconoce otra sujeción fuera de la impuesta por sus padres. Desaparecida ésta, no sabe como usar su libertad, y a menudo se entrega a excesos que dan como resultado la ruina. (Elena White)

Continúa en parte 90

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 88-

 

 

CONTROL DE UNA MENTE SOBRE OTRA. Dios desea asociar lo humano con lo divino. La exaltación de la naturaleza como un dios, la desenfrenada licencia de la voluntad humana, son instrumentos de Satanás. –parte 1-

INSTRUMENTOS QUE CAUTIVAN LA MENTE: Para cautivar la mente, se introducirán formas de corrupción similares a las que existieron entre los antediluvianos. La exaltación de la naturaleza como un dios, la desenfrenada licencia de la voluntad humana, los consejos de los impíos, son instrumentos de Satanás para alcanzar estos fines. Se valdrá del poder de una mente sobre otra para ejecutar sus planes. 

Lo más triste de todo es que, colocados bajo esa influencia engañosa, los hombres tendrán una apariencia de piedad sin estar en verdadera comunión con Dios.  Como Adán y Eva que comieron del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, muchos se alimentan hoy de los frutos del error.

UNA CIENCIA PELIGROSA: Es una ciencia peligrosa cuando una persona puede poner su mente bajo el control de otra. Esta ciencia es diabólica.

LA INFLUENCIA MENTAL EN EL TRATAMIENTO DE LOS ENFERMOS:   En el tratamiento de los enfermos no debe pasarse por alto el efecto de la influencia ejercida por la mente.  Aprovechada debidamente, esta influencia resulta ser uno de los agentes más eficaces para combatir la enfermedad.  Sin embargo, se afirma que hay una forma de curación mental que es de las más eficaces para el mal.

Por medio de esta supuesta ciencia, se sujeta una mente a la influencia directiva de otra, de tal manera que la individualidad de la más débil queda sometida a la más fuerte.  Sostiénese que cuando una persona pone en acción la voluntad de otra, el curso de los pensamientos puede modificarse, y pueden transmitirse impulsos saludables que capacitan a los pacientes para resistir y vencer la enfermedad.

Este método de curación ha sido empleado por personas que desconocían su verdadera naturaleza y tendencia, y que lo creían útil para el enfermo.  Pero esta ciencia espuria está fundada en principios falsos.  Es ajena a la naturaleza y al espíritu de Cristo.  No conduce hacia Aquél que es vida y salvación.  Quien atrae las mentes hacia si mismo las induce a separarse de la verdadera Fuente de su fuerza. 

No es propósito de Dios que ser humano alguno someta su mente y su voluntad al gobierno de otro para llegar a ser individualidad en la de otro.  Nadie debe sumergir su individualidad en la de otro. Nadie debe considerar a ser humano alguno como fuente de curación.  Solo debe depender de Dios.  En su dignidad varonil, concedida por Dios debe dejarse dirigir por Dios mismo y no por entidad humana alguna.

Dios quiere poner a los hombres en relación directa consigo mismo. En su trato con los seres humanos reconoce el principio de la responsabilidad personal.  Procura fomentar en ellos el sentimiento de dependencia personal y hacerle sentir la necesidad de su dirección. 

Desea asociar lo humano con lo divino, para que los hombres se transformen a la imagen divina.  Satanás procura frustrar este propósito, y se esfuerza en alentar a los hombres a depender de otros hombres.  Cuando las mentes se desvían de Dios, el tentador puede someterlas a su gobierno y dominar a la humanidad. (Elena White )

Continúa en parte 89

 

 

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 86-

 

EXPERIENCIA PERSONAL DE LA AUTORA.

Cuando nos encontramos profundamente ensombrecidos es porque Satanás se ha interpuesto entre nosotros y los brillantes rayos del Sol de Justicia. En los momentos de tribulación este resplandor se eclipsa y no entendemos porque nos da la impresión de que la seguridad desaparece.  Se nos induce a mirar al yo, y eso nos impide recibir el consuelo que hay en la cruz -no en su sombra- para nosotros. 

Nos quejamos del camino, y apartamos nuestra mano de la de Cristo. Pero a veces el favor de Dios irrumpe repentinamente en el alma, y las sombras se disipan.  Vivamos a la luz de la cruz del Calvario.  No moremos más en las sombras, quejándonos de nuestros dolores, porque eso sólo aumenta nuestra tribulación.

No olvidemos nunca, que Cristo está con nosotros tanto cuando caminamos confiadamente como cuando estamos en la cima de la montaña.

 “Sé a quien he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” “A quien amáis sin haberlo visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas (2 Tim.1:12; 1 Ped.1: 8,9).

Debo confiar en El, no importa cuantos cambios se produzcan en mi atmósfera emocional.  Debo manifestar las alabanzas del que me llamó “de las tinieblas a su luz admirable” (1 Ped.2:9).  Mi corazón debe permanecer firme en Cristo, mi Salvador, para contemplar su amor y su bondad llena de gracia. 

No debo confiar en El solamente de vez en cuando, sino siempre, para que pueda manifestar los resultados de morar en Aquél que me adquirió con su preciosa sangre.  Debo aprender a creer en sus promesas y a aceptarlas como la segura palabra de Dios para tener una fe estable.

Muchos que aman a Dios y tratan de honrarlo temen no tener derecho a reclamar sus ricas promesas. Se refieren a sus penosas luchas y a la oscuridad que se extiende sobre su senda, y al hacerlo pierden de vista la luz del amor que Jesucristo derramó sobre ellos. 

Pierden de vista la gran redención que fue adquirida para ellos a un costo infinito.  Muchos están de pie allá lejos, como si tuvieran miedo de tocar aunque sea el borde de la túnica de Cristo, pero su invitación llena de gracia se les extiende incluso a ellos, y El sigue rogando:

 “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.  Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:28-30)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 85-

 

EL TEMOR. Presentemos a Dios nuestras necesidades, gozos, tristezas, cuidados y temores.  No podemos agobiarlo ni cansarlo…Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas…-parte 3-

LOS TRATOS DE DIOS SON CLAROS: Pero al mismo tiempo no quiere que nos engañemos.  El nos dice:No temas; no hay peligro en tu camino”. El sabe que hay pruebas y peligros y nos lo ha manifestado abiertamente.  El no ofrece quitar a su pueblo de en medio de este mundo de pecado y maldad, sino que le presenta un refugio que nunca falla.  Su oración por los discípulos fue:

“No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal”. “En el mundo –dice- tendréis tribulación; pero tened buen ánimo; yo he vencido al mundo” (Juan 17:15; 16:33).

APARTEMOS LA VISTA DEL YO: Apartemos  nuestra vista de nosotros mismos y miremos a Jesús. Nosotros podemos reconocer que somos pecadores, y al mismo tiempo es nuestro privilegio reconocer a Cristo como nuestro Salvador.  No vino a llamar justos sino a pecadores al arrepentimiento.  Satanás le presentará a la mente humana dificultades y sugerencias para debilitar la fe y destruir el valor. 

Tiene muchísimas tentaciones que pueden acudir en tropel a la mente, una detrás de otra; pero si nosotros estudiamos detenidamente nuestras emociones y damos lugar a nuestros sentimientos, estaremos atendiendo al mal huésped de la duda, y al hacerlo nos enredaremos en perplejidades y desesperación. ¿Qué hay que hacer frente a estas terribles sugerencias? 

Expulsémoslas de nuestra mente mediante la contemplación de las incomparables profundidades del amor del Salvador.  No exaltemos nuestros sentimientos, no discutamos con ellos, no los adoremos, ya sean buenos o malos, tristes o animadores.

VENZAMOS EL TEMOR MEDIANTE LA CONFIANZA EN CRISTO: Jesús nos invita a acudir a El, y entonces levantará la carga de nuestros cansados hombros y pondrá sobre nosotros su yugo, que es fácil, y su carga, que es liviana. La senda por la cual nos sugiere caminar nunca nos habría costado un sufrimiento si siempre hubiéramos andado por ella. Cuando nos apartamos de la senda del deber, nos volvemos difíciles y agresivos. 

Los sacrificios que debemos hacer al seguir a Cristo son sólo otros tantos pasos para regresar a la senda de la luz, la paz y la felicidad.  Las dudas y los temores provienen del hecho de admitirlos; mientras más los admitimos, más difíciles de vencer se volverán. Hay seguridad en rechazar todo sostén terrenal y tomar la mano del que levantó y salvó al discípulo que se hundía en el tormentoso mar.

CRISTO, EL PORTADOR DE CARGAS: Presentemos a Dios nuestras necesidades, gozos, tristezas, cuidados y temores.  No podemos agobiarlo ni cansarlo…Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas y aún por nuestra presentación de ellas.  Ninguna cosa es demasiado grande que El no pueda soportarla; El sostiene los mundos y gobierna todos los asuntos del universo. 

Ninguna cosa que de alguna manera afecte nuestra paz es tan pequeña que El no la note.  No hay en nuestra experiencia ningún pasaje tan oscuro que El no pueda leer, ni perplejidad tan grande que El no pueda desenredar.

Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo puede alegrar, ninguna oración sincera escapará de los labios, sin que el Padre Celestial esté al tanto de ello, sin que tome en ello un interés inmediato…

Las relaciones entre Dios y cada alma son tan claras y plenas como si no hubiese otra alma sobre la tierra a quien brindar su cuidado, otra alma por la cual hubiera dado a su Hijo amado.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 84-

 

EL TEMOR. Que hacer cuando tenemos miedo. Solamente la sensación de la presencia de Dios puede desvanecer el temor.-parte 2-

“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende” (Salmo 34:7)

LA FE AUMENTA EN EL CONFLICTO CON LA DUDA Y EL TEMOR: El Señor con frecuencia nos pone en situaciones difíciles para estimularnos a hacer un esfuerzo mayor.  En su providencia a veces ocurren dificultades especiales para probar nuestra paciencia y nuestra fe. 

Dios nos da lecciones de confianza.  Nos enseña donde buscar ayuda y fortaleza en momentos de necesidad.  De ese modo obtenemos un conocimiento práctico de su voluntad divina, que tanto necesitamos en la experiencia de nuestra vida.  La fe aumenta en poder en el conflicto ferviente con la duda y el temor.

EL TEMOR REVELA INCREDULIDAD: Así como Jesús reposaba por la fe en el cuidado del Padre, así también hemos de confiar nosotros en el cuidado de nuestro Salvador. Si los discípulos hubiesen confiado en El, habrían sido guardados en paz.  Su temor en el tiempo de peligro reveló su incredulidad.  En sus esfuerzos por salvarse a sí mismos, se olvidaron de Jesús; y únicamente cuando desesperando de lo que podían hacer, se volvieron a El, pudo ayudarles.

Cuán a menudo experimentamos nosotros lo que experimentaron los discípulos.  Confiamos en nuestras propias fuerza hasta que perdemos nuestra esperanza y estamos a punto de perecer.  Entonces nos acordamos de Jesús, y si clamamos a El para que nos salve, no clamaremos en vano.  Aunque El con tristeza reprende nuestra incredulidad y confianza propia, nunca deja de darnos la ayuda que necesitamos. 

En la tierra o en el mar, si tenemos al Salvador en nuestro corazón, no necesitamos temer.  La fe viva en el Redentor serenará el mar de la vida, y de la manera que El reconoce como la mejor nos librará del peligro.

EL TEMOR CONTRISTA AL ESPÍRITU SANTO: La fe acepta lo que Dios dice al pie de la letra, sin pedir comprender el significado de los incidentes penosos que ocurran.  Pero son muchos los que tienen poca fe.  Siempre están temiendo y cargándose de dificultades.  Cada día están rodeados por las pruebas del amor de Dios, cada día gozan de los beneficios de su providencia; pero pasan por alto estas bendiciones.

Todo el cielo está interesado en nuestro bienestar, y nuestro temor y murmuraciones agravian al Espíritu Santo.  Debemos confiar en las promesas de Dios. Cuando aprendamos a hacer ésto, sabremos que nuestras oraciones reciben contestación.  Dios obrará por nosotros

“mucho más abundantemente de lo que pedimos”, “conforme a las riquezas de su gloria”, y “por la operación de la potencia de su fortaleza”

QUE HACER CUANDO TENEMOS MIEDO: Solamente la sensación de la presencia de Dios puede desvanecer el temor que, para el niño tímido, haría de la vida una carga.  “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende” (Salmo 34:7). Lea la maravillosa historia de Eliseo cuando estaba en la ciudad de la montaña y había entre él y el ejército de enemigos armados un círculo poderoso de ángeles celestiales.

Lea como se le apareció el ángel de Dios a Pedro cuando estaba en la prisión, condenado a muerte; como lo liberó, pasando por entre los guardianes armados y las macizas puertas de hierro con sus cerrojos y barrotes. Lea acerca de Pablo cuando estaba en el mar, prisionero, y se dirigió a los soldados y marineros, abatidos, y hambrientos y le dijo estas palabras de valor y esperanza:

Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida…Porque esta noche ha estado conmigo el ángel de Dios de quien soy a quien sirvo diciendo”……. (Hechos 27:22-24)

(Elena White)

Continúa en parte 85

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 83-

 

EL TEMOR. Si vamos a Dios,y con humilde y confiada fe le presentamos nuestras necesidades, a Aquél cuyo conocimiento es infinito, EL hará resplandecer la luz en nuestro corazón.-parte1-

MILLONES SUJETOS AL TEMOR: Millones de seres humanos están sujetos a falsas religiones, en la esclavitud del miedo, trabajando duramente, despojados de esperanza, gozo o aspiración, y dominados tan sólo por un sombrío temor de lo futuro.  Solamente el Evangelio de la gracia de Dios puede elevar el alma.

AL DESCONFIAR DE DIOS, ENFRENTAN MIL TEMORES: Muchos desconfían de Dios y tienen mil temores con respecto al futuro.  Tal como los hijos de Israel, tenían un corazón malo e incrédulo. El Señor le proporcionó a esa gente muchas cosas de acuerdo con sus necesidades, pero ellos se crearon problemas para el futuro. 

Se quejaron, y murmuraron durante sus viajes que Moisés los había llevado hasta allí para matarlos de hambre a ellos y a sus hijos.  Las necesidades imaginarias le cerraron los ojos y los corazones para que no vieran la bondad y las misericordias de Dios en sus peregrinaciones, y no le agradecieron toda su generosidad. 

Así también el desconfiado pueblo de Dios de esta época de incredulidad y degeneración.  Temen pasar necesidades ellos mismos, o que sus hijos lleguen a ser necesitados o que sus nietos padezcan miseria.  No se atreven a confiar en Dios. 

No tiene una fe genuina en quien les ha confiado las bendiciones y las bondades de la vida, y que les ha dado talentos a fin de que los usen para su gloria en el avance de su causa.

SATANÁS TRATA DE GOBERNAR POR MEDIO DEL TEMOR: Dios no violenta nunca la conciencia; pero Satanás recurre constantemente a la violencia para dominar a quienes no puede seducir de otro modo. Por medio del temor o de la fuerza procura regir la conciencia y hacerse tributar homenaje.  Para conseguir ésto, obra por medio de las autoridades religiosas y civiles y las inducen a que impongan leyes humanas contrarias a la ley de Dios.

LOS TEMORES FORTALECEN CUANDO SE LOS CONSULTA: Si consultamos nuestras dudas y temores, o procuramos desentrañar cada cosa que no veamos claramente, antes de tener fe, solamente se acrecentarán y profundizarán las perplejidades.  Pero si vamos a Dios sintiéndonos desamparados y necesitados, como realmente somos, y con humilde y confiada fe le presentamos nuestras necesidades a Aquél cuyo conocimiento es infinito, a quien nada se le oculta y quien gobierna todas las cosas por su voluntad y su palabra,

El puede y quiere atender nuestro clamor, y hará resplandecer la luz en nuestro corazón. Por medio de la oración sincera nos ponemos en comunicación con la mente del Infinito.  Quizá no tengamos en el momento ninguna prueba notable de que el rostro de nuestro Redentor se inclina hacia nosotros con compasión y amor; sin embargo es así.  Podemos no sentir su toque manifiesto, más pone su mano sobre nosotros con amor y compasiva ternura.

CAUSA DE LA EMFERMEDAD DEL CUERPO Y LA MENTE: Lo que comunica a casi todos enfermedades del cuerpo y de la mente, son los sentimientos de descontento y los anhelos insatisfechos.  No tienen a Dios, que es para el alma un ancla segura y firme.  Todos los que poseen esta esperanza se purifican como El es puro. 

Los tales estarán libre de inquietudes y descontento; no estarán buscando males continuamente ni acongojándose por dificultades prestadas.  Pero vemos a muchos sufrir dificultades de antemano; la ansiedad está estampada en todas sus facciones; no parecen hallar consuelo, sino que de continuo esperan algún mal terrible.

EL TEMOR NO ALIVIA EL ALMA: Debemos tener en cuenta una clara comprensión del Evangelio.  La vida religiosa no es sobria ni triste, sino llena de paz y gozo, y rodeada de una dignidad como la de Cristo y de una santa solemnidad. 

Nuestro Salvador no nos estimula a que abriguemos dudas, temores y presentimientos perturbadores; estos sentimientos no proporcionan alivio al alma, y por lo tanto deberían ser rechazados.  

(Elena White)

Continúa en parte 84

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 82-

 

EL RECHAZO – …Pero Dios estará cerca de Ud. y le será más querido que cualquiera de sus parientes terrenales.  Será su amigo y NUNCA lo abandonará. Su amistad será una dulce paz para Ud., y lo ayudará a soportar con fortaleza sus dificultades -parte 2-

CONSUELO PARA ALGUIEN QUE FUE RECHAZADO: ¡Oh, éste es un mundo frío y egoísta! Sus parientes, que deberían haberlo amado y cultivado su amistad, se han cerrado, y en  su egoísmo no han manifestado ningún interés especial en Ud.  Pero Dios estará cerca de Ud. y le será más querido que cualquiera de sus parientes terrenales.  Será su amigo y NUNCA lo abandonará.

Su amistad será una dulce paz para Ud., y lo ayudará a soportar con fortaleza sus dificultades.  Acepte que Dios sea su padre, y nunca necesitará un amigo.  Estará expuesto a las pruebas; pero sea perseverante y trate de honrar su profesión de fe.  Necesitará gracia para permanecer firme, pero el piadoso ojo de Dios lo ayudará. 

Cuídese de la irritabilidad, del mal humor y no se atormente.  La paciencia es una virtud que necesita cultivar.  Sea un cristiano consecuente.  Tenga amor y pureza y una humilde sencillez, y permita que estas cosas se entretejan en su vida.

NUNCA SE SIENTA SOLO: NUNCA estará solo, nunca necesitará sentir que está solo, si hace de Jesús su compañero y su amigo eterno.

LA INDIFERENCIA DESTRUYE EL ALMA: No sólo por la resistencia sino también por la negligencia, es destruida el alma.

TENGAMOS PACIENCIA UNOS CON OTROS: Debemos soportarnos unos a otros disimulando nuestros errores.  Tengamos compasión por quienes la necesitan. No todos pueden soportar la más rígida disciplina.  No todos pueden ser sometidos a las ideas que los demás tienen acerca del deber.  Hay que dar lugar a las diferencias de temperamento y mentalidad. 

Es ya tiempo de que todos actuemos, y no nos detengamos a medir la parte de equivocación que hay en los demás, sino a escudriñar nuestro propio corazón, confesar nuestros propios errores. Que cada uno trabaje para guardar su propia alma, y para tener una disposición feliz, alegre y tolerante en la casa, y todo saldrá bien.

NO TODOS PIENSAN LO MISMO:   Se necesita servir con todo el corazón al tratar con las mentes.  Recordémoslo. A menudo nos sentimos tentados a criticar a un hombre que ocupa una elevada posición de responsabilidad, porque no hace las cosas como nosotros creemos que debería hacerlas.

Pero el que tiene tantas responsabilidades no necesita la crítica de sus colaboradores; necesita recibir ánimo de ellos, necesita su tolerancia, su paciencia y sus oraciones.  Necesita la presencia de Cristo en su vida; porque no siempre dispone de hombres sabios y sin prejuicios para que lo aconsejen.

EL SEÑOR ESTA DE PARTE DE SUS MENSAJEROS: El Señor quisiera que toda inteligencia humana que esté a su servicio se abstenga de acusaciones y de injurias.  Dejen en manos de Dios la tarea de condenar y juzgar. Cristo nos invita:

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados; y yo os haré descansar.  Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:28,29)  

Todos los que acepten esta invitación se pondrán en el yugo juntamente con Cristo.  Debemos manifestar en todo momento y lugar la mansedumbre y la humildad de Jesús. Entonces el Señor se pondrá de parte de sus mensajeros y hará de ellos sus voceros, y quien sea vocero de Dios nunca pondrá en labios de los seres humanos    palabras que la Majestad de cielo no quiso pronunciar cuando contendía con el diablo. 

(Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 81-

 

EL RECHAZO- (tema motivador)- Algunos magnifican muchísimo las aparentes dificultades, y entonces comienzan a tenerse lástima y a dar lugar al desaliento. El éxito o el fracaso en esta vida dependen mucho de la manera como se disciplinan los pensamientos.-parte1-

MAGNIFICACION DE LAS DIFICULTADES APARENTES: Algunos magnifican muchísimo las aparentes dificultades, y entonces comienzan a tenerse lástima y a dar lugar al desaliento. Los tales necesitan que se produzca en ellos un cambio total.  Necesitan disciplinarse, hacer un esfuerzo y vencer todo sentimiento pueril.  Deberían decidirse a no malgastar la vida en nimiedades…

Todos deberían tener un propósito, un objetivo en la vida.  Deberían ceñir los lomos de la mente y adiestrar los pensamientos para que se concentraran en el punto, como la brújula al polo.  La mente debería transcurrir por los canales adecuados, de acuerdo con los planes bien delineados.  Entonces cada paso sería hacia adelante…El éxito o el fracaso en esta vida dependen mucho de la manera como se disciplinan los pensamientos.

NO HAY RAZÓN PARA DESESPERAR: Nadie tiene por que entregarse al desaliento ni a la desesperación. Puede Satanás presentarse, insinuando despiadadamente “Tu caso es desesperado.  No tienes redención”. Hay sin embargo esperanza en Cristo para todos. 

Dios no nos exige que venzamos con nuestras propias fuerzas.  Nos invita a que nos pongamos muy junto a El.  Cualesquiera sean las dificultades que nos abrumen y que opriman alma y cuerpo, Dios aguarda para libertarnos.

CUIDADO CON TENERSE LASTIMA: Necesitamos desconfiar de la compasión propia. Jamás permitamos sentir que no se nos aprecia debidamente ni se tienen en cuenta nuestros esfuerzos, o que nuestro trabajo es demasiado difícil.

Toda murmuración sea acallada por el recuerdo de lo que Cristo sufrió por nosotros.  Recibimos mejor trato que el que recibió nuestro Señor.  La autoconmiseración  deteriora los caracteres de los que albergan esos sentimientos, y ejerce una influencia que malogra la felicidad de los demás.

CAPACIDAD PARA SOPORTAR LA INDIFERENCIA: El alma que ama a Dios se eleva por encima de la neblina de la duda; obtiene un conocimiento experimental brillante, amplio, profundo y viviente, y se vuelve humilde y semejante a Cristo en Dios. Podrá sufrir la prueba de la indiferencia, los ultrajes y el desprecio, porque su Salvador sufrió todo eso.

No llegará a estar malhumorado o desanimado cuando lo opriman las dificultades, porque Jesús no fracasó ni llegó a desanimarse.  Cada verdadero cristiano será fuerte no con la fortaleza ni los méritos de sus buenas obras, sino en la justicia de Cristo que le es imputada por medio de la fe.  Es algo grande ser humilde y manso de corazón, ser puro e incontaminado como lo fue el Príncipe del cielo cuando anduvo entre los hombres.

NO NOS PREOCUPEMOS POR LA INDIFERENCIA DE LOS DEMÁS: Es el amor a nosotros mismos lo que destruye nuestra paz.  Mientras viva el yo, estaremos siempre dispuestos a protegerlo contra los insultos y la mortificación; pero cuando hayamos muerto al yo y nuestra vida esté escondida con Cristo en Dios, no tomaremos a pecho los desdenes y desaires.  Seremos sordos, a los vituperios y ciegos al escarnio y ultraje.

EL DESALIENTO ES UN FRUTO DEL EXCESO DE TIEMPO LIBRE: El desaliento es con frecuencia el resultado del exceso de tiempo libre.  Las manos y la mente deberían estar ocupadas en actividades útiles, que contribuyan a aliviar la carga de los demás; quienes se dedique a esto se beneficiarán también a sí mismos. 

La ociosidad da tiempo para espaciarse en dolores imaginarios, y con frecuencia los que no enfrentan verdaderas dificultades las piden prestadas a cuenta del futuro. (Elena White)

Continúa en parte 82 

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: