Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mandamientos’

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 55-

PANORAMA DEL PLAN DE DIOS PARA LA UNIDAD-parte 2-

 

EL PLAN  (4)

El plan de Dios demuestra de modo único su carácter de amor.  El plan de Dios requiere tiempo para que toda la creación vea los resultados de la rebelión, y para que todos vean el carácter de Dios en acción, en contraste con la mezcolanza del bien y mal.

El Hijo de Dios había de venir como Redentor  -para tomar el lugar de Adán como representante de la raza humana y llevar el castigo de la desobediencia.

Tenía que vindicar la ley del amor, el carácter de Dios por medio de su vida y muerte.

Esto restauraría,  a aquellos que se arrepintieran,  a la imagen de Dios por medio de su vida y muerte.

Este plan fue anunciado a Adán y Eva en Génesis 3:15.

EN LA PLENITUD DE LOS TIEMPOS   (5)

Dios se hizo carne.  Una unión de la divinidad y la humanidad.

Jesús guardó los mandamientos de su Padre.

Reveló su espíritu  de amor, vida y verdad.

Llevó la separación de la presencia del Padre por amor a nosotros.

Se hizo pecado por nosotros.

Llevó el castigo y la muerte que nos correspondían, con lo que armonizó o restauró la comunión entre los pecadores y Dios.

El universo contempla con asombro la extensión del amor de Dios al hombre y los resultados del pecado y la rebelión.

Desde Abel, el primer hombre que fue muerto, hasta el presente, se ha revelado el odio, el egoísmo y el pecado de modo mundial.

Por tanto, la vida eterna y la restauración del poder divino están aseguradas por medio de la victoriosa vida, muerte y resurrección de Jesús. 

AHORA EL MINISTRA A FAVOR DEL HOMBRE EN SU SANTUARIO CELESTIAL.

EL CAMINO DE LA VIDA Y EL DE LA VERDAD  (6)

Ha sido establecido ahora un camino para la salvación de la humanidad, la restauración a la unidad y exterminación de la rebelión y sus consecuencias.

EL PECADO DE ADÁN PRODUJO:

Juicio sobre toda la humanidad.     Separación y muerte.     Todos destinados a la muerte eterna.

CRISTO TOMO EL LUGAR DE ADÁN Y POR CRISTO SOMOS:

Justificados por medio de la expiación. Perdonados.

Cristo da poder para la victoria y pone al creyente aparte por el amor y la obediencia, para que tenga restauración de Vida.  La vida eterna es provista por medio de la FE.

De nuevo puede la humanidad participar en la naturaleza divina.

La promesa de la resurrección a todos los creyentes en Cristo para vida eterna.

AMOR UNIVERSAL, VIDA, VERDAD Y PAZ RESTAURADAS-ETERNIDAD  (7)

Satán presenta con celo ante la humanidad una unidad falsificada: armonía por medio de la fusión del bien y del mal.

A todos aquellos,  los que escojan el plan de restauración de la unidad en Cristo, El regresará para llevarlos a su reino.  Esto será pronto una realidad.  Los rebeldes y sus seguidores y los resultados de la rebelión serán destruidos.

Este es el “acto especial”, de Dios, para restaurar la unidad universal.

Entonces el mundo será recreado para los redimidos que ahora participarán en la unidad de su reino.  Todo el universo dará gloria y alabanza a Dios, por su ley de amor y la manifestación de su carácter expresado por medio del plan de la salvación y la restauración de todas las cosas.

No habrá ninguna rebelión más.  El universo ha observado los resultados de la rebelión.

El amor y adoración a Dios será ferviente.  Su amor y su salvación serán la ciencia y cántico de todos, por toda la eternidad.

LA UNIDAD SERÁ  RESTAURADA ENTRE DIOS (PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO) Y TODA LA CREACIÓN.

Read Full Post »

Lo que la Biblia enseña acerca de la Santa Ley de Dios-lección 10-

 

10-Lo que la Biblia enseña acerca de la Ley de Dios-10-

Read Full Post »

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 21-

ÉXITO

En la casa del justo hay gran provisión; Pero turbación en las ganancias del impío.  (Proverbios 15:6)

Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.  (Proverbios 22:4)

Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres. (Deuteronomio 30:9)

Entonces dará el Señor lluvia a tu sementera, cuando siembres la tierra, y dará pan del fruto de la tierra, y será abundante y pingüe; tus ganados en aquel tiempo serán apacentados en espaciosas dehesas.  (Isaías 30:23)

Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.  Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.  Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas.  (Deuteronomio 28:11-13)

Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, ésto es don de Dios.  (Eclesiastés 5:19)

Y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.  (Eclesiastés 3:13)

Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz.  (Job 22:28)

Las riquezas y la honra están conmigo; Riquezas duraderas, y justicia. Mejor es mi fruto que el oro, y que el oro refinado; Y mi rédito mejor que la plata escogida.  (Proverbios 8:18, 19)

Bienes y riquezas hay en su casa, Y su justicia permanece para siempre.  (Salmo 112:3)

Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás.  (Deuteronomio 11:15)

Tendrás más oro que tierra, Y como piedras de arroyos oro de Ofir; El Todopoderoso será tu defensa, Y tendrás plata en abundancia.  (Job 22:24, 25)

Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás y te irá bien.  (Salmo 128:2)

Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas.  No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos.  No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos.  (Isaías 65:21-23)

Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.  (Salmo 1:3)

Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.  Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.  Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.  Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.  (Deuteronomio 28:2-6)

 

Read Full Post »

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 25-

EL MINISTERIO FINAL DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL-parte 3-

LA LEY DE DIOS ES LA NORMA

La Ley de Dios es la regla por la cual los caracteres y las vidas de los hombres serán probados en el juicio. Salomón dice: “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque ésto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio” (Ecles.12:13, 14). El apóstol Santiago amonesta a sus hermanos diciéndoles: “Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad” (Santiago 2:12).

Los que en el juicio “serán tenidos por dignos”, tendrán parte en la resurrección de los justos. Jesús dijo: “Los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos…son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección” (Lucas 20:35, 36).  Y además declara que  “los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida” (Juan 5:29). Los justos  ya muertos serán resucitados sólo después del juicio en el cual habrán sido juzgados dignos de la resurrección de vida. No estarán, pues presentes en persona ante el tribunal cuando sus registros sean examinados y sus causas falladas.

JESÚS EL ABOGADO

Jesús aparecerá como el abogado de ellos, para interceder en su favor ante Dios.  “Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1). “Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora delante de Dios por nosotros”. “Por lo cual también puede salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Heb.9:24; 7:25).

A medida que los libros de registro se van abriendo en el juicio, las vidas de todos los que hayan creído en Jesús pasan ante Dios para ser examinados por El.  Empezando con los primeros que vivieron en la tierra, nuestro Abogado presenta los casos de cada generación sucesiva, y termina con los vivos.  Cada nombre es mencionado, cada caso cuidadosamente investigado.  Habrá nombres que serán aceptados, y otros rechazados. 

En caso de que alguien tenga en los libros de memoria pecados de los que no se haya arrepentido y que no hayan sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida, y la mención de sus buenas obras será borrada de los registros de Dios.  El Señor declaró a Moisés: “Al que haya pecado contra mí, a éste raeré yo de mi libro” (Éxodo 32:33).  Y el profeta Ezequiel dice: “Si el justo se apartare de su justicia y cometiere maldad…ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta” (Eze.18:24).

A todos los que se hayan arrepentido verdaderamente de su pecado, y que hayan aceptado con fe la sangre de Cristo como su sacrificio expiatorio, se les ha inscrito el perdón frente a sus nombres en los libros del cielo.  Como llegaron a ser participes de la justicia de Cristo y su carácter está en armonía con la Ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán juzgados dignos de la vida eterna. 

El Señor declara por medio del profeta Isaías: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados” (Isaías 43:25). Jesús dijo: “El que venciere será así vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles” “A cualquiera, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Apoc.3:5;  Mateo 10:32).

LA ESCENA DEL JUICIO

-Continúa en parte 26-

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 38-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

 COMO APROPIARSE DE LA JUSTICIA DE CRISTO

 LA DEBILIDAD ESPIRITUAL ES INEXCUSABLE

Los que creen plenamente en la justicia de Cristo, y lo contemplan con una fe viva, conocen al Espíritu de Cristo y son conocidos por Cristo.  La fe sencilla capacita al creyente a considerarse verdaderamente muerto al pecado, pero vivo para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. Por gracia somos salvos por medio de nuestra fe; y ésto no de nosotros, pues es don de Dios. 

Si tratáramos de exponer estas preciosas promesas a los sabios según el mundo, ellos no harían sino ridiculizarnos, porque “el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y nos las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente” (1Cor.2:14).

Cuando Jesús estaba por ascender al cielo, dijo a sus discípulos: “Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre; el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros” (Juan 14:16,17).

Dijo además: “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado de mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él” (vers.21).

Hay muchos que encuentran satisfacción en identificarse con falsas doctrinas, para que no haya perturbación o diferencia entre ellos y el mundo; pero los hijos de Dios deben dar testimonio de la verdad, no sólo por medio de la voz, sino mediante el espíritu y el carácter.  Nuestro Salvador declara que el mundo no puede recibir el espíritu de verdad. 

Ellos no pueden discernir la verdad, porque no disciernen a Cristo, el Autor de la verdad.  Discípulos tibios, profesos insensibles, que no están imbuidos  del Espíritu de Cristo, no son capaces de discernir la preciosidad de su justicia, sino que procuran establecer su propia justicia.

El mundo busca las cosas del mundo: negocios, honor mundanal, ostentación, gratificación egoísta.  Cristo trata de romper este hechizo que mantiene a los hombres alejados de El. Trata de llamar  la atención de los hombres al mundo venidero, que Satanás se las ha ingeniado para eclipsar con su propia sombra. 

Cristo pone el mundo eterno al alcance de la vista de los hombres, presenta sus atractivos delante de ellos, les dice que ha de preparar mansiones para ellos, y que vendrá otra vez y los tomará a sí mismo. Es el propósito de Satanás llenar de tal manera la mente con amor desordenado por las cosas sensuales que el amor de Dios y el anhelo del cielo sean expulsados del corazón.  (Elena White)

 

 

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS –parte 1-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

Dijo el apóstol Pablo: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?… Y ésto érais algunos; más ya habéis sido lavados, ya  habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” (1 Cor.6:9-11). 

La ausencia de devoción, piedad y santificación del hombre externo viene por la negación de Cristo Jesús nuestra justicia.  El amor de Dios necesita ser constantemente cultivado…

Mientras una clase pervierte la doctrina de la justificación por la fe y deja de cumplir con las condiciones formuladas en la Palabra de Dios. –“Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15) “- igualmente cometen un error semejante  los que pretenden creer y obedecer los mandamientos de Dios pero se colocan en oposición a los preciosos rayos de luz que se reflejan de la cruz del Calvario.  La primera clase no ve las cosas maravillosas que tiene la Ley de Dios para todos los que son hacedores de su Palabra.  Los otros cavilan sobre trivialidades y descuidan las cuestiones de más peso –la misericordia y el amor de Dios.

Muchos han perdido demasiado por no haber abierto los ojos de su entendimiento para discernir las cosas asombrosas de la Ley de Dios.  No se ha levantado delante de la gente la justicia de Cristo y el pleno significado de su gran plan de redención. Si aceptamos a Cristo como Redentor, debemos aceptarlo como Soberano. No podemos tener la seguridad y perfecta confianza en Cristo como nuestro Salvador hasta que lo reconozcamos como nuestro Rey y seamos obedientes a sus mandamientos. 

Así demostramos nuestra lealtad a Dios. Entonces nuestra fe sonará genuina, porque es una fe que obra. Obra por amor.  Digamos en nuestro corazón “Señor, creo que tu moriste para redimir mi alma.  Si tu le has dado tal valor al alma como para ofrecer tu vida por la mia, yo voy a responder. Entrego mi vida y todas sus posibilidades, con toda mi debilidad, a tu cuidado”.

La voluntad debe ser puesta en completa armonía con la voluntad de Dios. Cuando se ha hecho ésto, ningún rayo de luz que brille en el corazón y en la mente será resistido.  El alma no será obstruida con prejuicios que lleven a llamar tinieblas  a la luz, y luz a las tinieblas. La luz del cielo es bien recibida, como una luz que llena todos los recintos del alma. Esto es entonar melodías a Dios.

FE E INCREDULIDAD

Alleguémonos a Dios y Dios se allegará a nosotros. Esto significa estar mucho con el Señor en oración.  Cuando los que se han ejercitado a sí mismos en el escepticismo y han acariciado la incredulidad, tejiendo dudas en su experiencia, son convencidos por el Espíritu de Dios, comprenden que es su deber personal confesar su incredulidad. 

Abren sus corazones para aceptar la luz que se les ha enviado y cruzan por fe la línea que separa al pecado de la rectitud y la duda de la fe. Se consagran sin reservas a Dios, para seguir la luz de Él en lugar de las chispas de su propia llama.  Al mantener su consagración, percibirán mayor luz y la luz aumentará más y más en brillo hasta que el día sea perfecto.

La incredulidad que se acaricia en el alma tiene un poder hechizante. Las semillas de duda que han estado sembrando producirán su fruto, pero deben continuar desenterrando toda raíz de incredulidad. Cuando estas plantas venenosas son arrancadas, dejan de crecer por falta de alimento en palabra y acción.  El alma necesita que las preciosas plantas de la fe y el amor sean plantadas en el terreno del corazón y se entronicen allí.   (Elena White).

Read Full Post »

 

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 47-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

FE

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.  (Hebreos 11:1)

 

Ir a Cristo debe ser un ejercicio de la fe. Si lo incorporamos a los quehaceres diarios, tendremos paz, gozo y por experiencia, conoceremos el significado de sus palabras:

“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado lo mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor” (Juan 15:10) 

Nuestra fe debe aferrarse a la promesas para que podamos permanecer en el amor de Jesús. Cristo dijo:

“Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido” (Juan 15:11)

La fe obra por amor y purifica al creyente.  Mediante la fe el Espíritu Santo tiene acceso al corazón y desarrolla la santidad interior.  A menos que esté en comunión con Dios mediante el Espíritu, el hombre no puede llegar a ser un agente que haga las obras de Cristo.  Seremos preparados para el cielo únicamente mediante la transformación del carácter. Si deseamos tener acceso al Padre, debemos exhibir las credenciales de la justicia de Cristo.

Participaremos de la naturaleza divina cuando huyamos de la corrupción que hay en el mundo por causa de la concupiscencia.  Diariamente necesitamos ser transformados por el Espíritu Santo, cuya misión es elevar el gusto, santificar el corazón y ennoblecer el ser entero para que podamos representar la incomparable hermosura de Jesús.

Debemos mirar a Cristo y por la contemplación seremos transformados.  Tenemos que ir al El como una fuente abierta e inagotable de la que podemos beber una y otra vez, y de la cual disfrutaremos siempre del fresco suministro.  Necesitamos responder a la atracción de su amor para poder alimentarnos del Pan de vida que descendió del cielo, y beber del Agua de la vida que mana del trono de Dios. 

Si deseamos que la fe nos una a su solio, mantengámonos mirando hacia arriba.  Si miramos hacia abajo, quedaremos atados a la tierra.  No examine su fe como si fuera una flor para saber si tiene raíces.  La fe crece imperceptiblemente.

 

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

UNA LEY DE PRINCIPIOS.  Los Diez Mandamientos constituyen un sumario de todos los principios correctos. Se aplican a la totalidad de la humanidad  de todas las épocas. “Temed a Dios, y guarda sus mandamientos; porque ésto es el todo del hombre” (Ecles.12:13).

El Decálogo consiste en dos partes, indicadas por las dos tablas de piedra sobre las cuales Dios lo escribió (Deut.4:13).  Los primeros cuatro mandamientos definen nuestro deber para con nuestro Creador y Redentor, y los últimos seis regulan los deberes para nuestros semejantes.  De esta división se derivan dos grandes principios fundamentales del amor, sobre los cuales se funda el reino de Dios: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y  con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo” (Luc.10:27; compárese con Deut. 6:4, 6;  Lev.19:18).

UNA LEY ÚNICA. Los Diez Mandamientos poseen la distinción especial de ser las únicas palabras que Dios habló en forma audible ante una nación entera (Deut.5:22). No deseando confiar esta ley a las mentes olvidadizas de los seres humanos, Dios procedió a grabar los mandamientos con su dedo en dos tablas de piedra que debían ser preservadas dentro del arca del tabernáculo (Exo.31:18;  Deut.10:2).

Con el fin de ayudar a Israel  en la aplicación de los mandamientos, Dios les dió leyes adicionales que detallaban su relación con El y con sus semejantes. Algunas de estas leyes adicionales enfocaban los asuntos civiles de Israel (leyes civiles); otras regulaban las ceremonias de los servicios del santuario (leyes ceremoniales).

Dios comunicó  al pueblo estas leyes adicionales valiéndose de un intermediario, Moisés, quién las escribió en el libro de la ley”, y las colocó al lado del arca del pacto de Jehová “(Deut.31: 25, 26), NO dentro del arca, como había hecho con la revelación suprema de Dios, el DECÁLOGO. Estas leyes adicionales se conocían comoel libro de la ley de Moisés” o “la ley de Moisés”.

LA LEY DE DIOS ES UNA INSPIRACIÓN PARA EL ALMAHe amado tus mandamientos más que el oro, y más que oro muy puro”. Aunque “aflicción y angustia se han apoderado de mí –afirma David-tus mandamientos fueron mi delicia” (Sal.119:97,  127,  143). Para los que aman a Diossus mandamientos no son gravosos” (1Juan 5:3).  Son los transgresores los que consideran que la ley es un yugo intolerable, por cuánto los designios de las mentes pecaminosas “no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden” (Rom.8:7).

La obediencia a la ley como regla de nuestra vida, es vital para nuestra salvación.  Jesús dijo:Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos” (Mat.19:17).  Esta obediencia es posible únicamente por el poder que provee el Espíritu Santo al morar en nuestro interior.

Sin los Diez Mandamientos, los seres humanos no pueden ver con claridad la santidad de Dios, su propia culpabilidad, ni su necesidad de arrepentirse.

“LA LEY DE JEHOVÁ ES PERFECTA, QUE CONVIERTE EL ALMA” (Sal.19:7).

    

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA

LA REFORMA SE ESTANCA

La reforma de la iglesia cristiana no debía haber terminado en el siglo dieciséis. Los reformadores habían logrado grandes avances, pero no habían vuelto a descubrir toda la luz que se había perdido durante la apostasía. Habían sacado a la cristiandad de las profundas tinieblas, pero todavía permanecían en sombras. Mientras por una parte, lograron quebrantar la mano de hierro de la iglesia medieval, darle la Biblia al mundo y restaurar el Evangelio básico, no descubrieron otras verdades importantes. El bautismo por inmersión, la inmortalidad como un don concedido por Cristo en la resurrección  de los justos, el séptimo día como día de reposo bíblico, y otras verdades, todavía se hallaban ocultas en las sombras.

La época posterior a la Reforma fue de gran actividad teológica, pero en ella se logró muy poco progreso espiritual. Nunca hubo una época en la cuál los seres humanos estuviesen tan ocupados en descubrir los errores unos de otros, o en la cuál se llamasen unos a otros usando términos de oprobio.  De este modo las buenas nuevas se convirtieron en una guerra de palabras. La espiritualidad se extinguió, la teología triunfo, pero el amor fue apagado.

EL REMANENTE

Cuando terminaron los 1260 años de opresión en 1798, el dragón no había logrado la eliminación completa del pueblo fiel de Dios. Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (Apoc.12:17).

 ¿QUÉ ES EL REMANENTE?  La Biblia describe al remanente como un pequeño grupo del pueblo de Dios, que a través de calamidades,  guerras y apostasía, permanecen leales a Dios.  Dios comisionó al remanente para que declarase su gloria y guiara a su pueblo esparcido por todo el mundo a susanto monte de Jerusalén”. El “monte de Sion” (Isa. 37:31, 32,  66:20; compárese con Apoc.14:1). “Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va” (Apoc.14:4).

LAS CARACTERÍSTICAS DEL REMANENTE. ES DIFÍCIL EQUIVOCARSE CON RESPECTO AL REMANENTE QUE EXISTA EN EL TIEMPO DEL FIN. APARECEN DESPUÉS DE LOS 1260 AÑOS DE PERSECUCIÓN,GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS Y TIENEN EL TESTIMONIO DE JESUCRISTO” (APOC.12:17).  TIENEN LA RESPONSABILIDAD DE PROCLAMAR, JUSTO ANTES DE LA VENIDA DE CRISTO, LA ÚLTIMA AMONESTACIÓN QUE DIOS ENVÍA AL MUNDO, ES DECIR, LOS MENSAJES DE LOS TRES ÁNGELES DE APOCALIPSIS 14 (APOC.14: 6-12).

ESTOS MENSAJES CONTIENEN EN SI MISMOS UNA DESCRIPCIÓN DEL REMANENTE. SON”LOS QUE GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS Y LA FE DE JESUS.” (Apoc.14:12).  Consideremos cada una de estas características

  • 1-LA FE DE JESÚS. El pueblo remanente de Dios se caracteriza por una fe similar a la que poseía Jesús.  Reflejan la misma confianza inquebrantable que tenía el Salvador en Dios y la autoridad de la Escritura.  Creen que Jesucristo es el Mesías de la profecía, el Hijo de Dios, que vino como el Salvador del mundo. Su fe abarca todas las verdades de la Biblia, la que Cristo creyó y enseñó.

Continúa en octava parte

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: