Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘4.08-DIOS EL HIJO -octava parte-’ Category

DOCTRINA DE DIOS

Las Sagradas Escrituras, que abarcan el Antiguo y el Nuevo Testamento, constituyen  la Palabra de Dios escrita, transmitida por inspiracion divina mediante santos hombres de Dios que hablaron y escribieron siendo impulsados por el Espiritu Santo. 

Por medio de esta Palabra, Dios ha comunicado a los seres humanos el conocimiento necesario para alcanzar la salvacion.  Las Sagradas Escrituras son la infalible  revelacion de la voluntad divina. Son la norma del caracter, el criterio para evaluar la experiencia, la revelacion autorizada de las doctrinas, y un registro fidedigno de los actos de Dios realizados en el curso de la historia.

Read Full Post »

DIOS EL HIJO -octava parte

 

LA UNIÓN DE LAS DOS NATURALEZAS: La persona de Jesucristo tiene dos naturalezas: divina y humana. ES EL DIOS-HOMBRE. Pero notemos que al realizarse la encarnación, fue el eterno Hijo de Dios el que tomó sobre sí la naturaleza humana y no el hombre Jesús, que adquirió la divinidad. El movimiento es desde Dios hacia el hombre, no del hombre hacia Dios.

En Cristo se unen dos naturalezas. Pablo describió la persona de Jesucristo como el Hijo de Dios (naturaleza divina) que nació de una mujer (naturaleza humana Gal.4:4). De este modo, Jesús, SIENDO EN FORMA DE DIOS,  NO ESTIMÓ EL SER IGUAL A DIOS COMO COSA A QUE AFERRARSE” (naturaleza divina), “SINO QUE SE DESPOJO A SI MISMO, TOMANDO FORMA DE SIERVO, HECHO SEMEJANTE A LOS HOMBRES” (naturaleza humana; Fil.2:6,7). La naturaleza doble de Cristo no está compuesta de una influencia o poder divino abstracto conectado con su humanidad. Y AQUEL VERBO –DIJO JUAN- FUE HECHO CARNE, Y HABITO ENTRE NOSOTROS Y VIMOS SU GLORIA, GLORIA COMO DEL UNIGÉNITO DEL PADRE), LLENO DE GRACIA Y DE VERDAD” (JUAN 1:14). Pablo escribe QUE DIOS ENVIÓ “A SU HIJO EN SEMEJANZA DE CARNE DE PECADO” (ROM.8:3); “DIOS MANIFESTADO EN CARNE” (1 TIM.3:16; 1 JUAN 4:2). CUANDO CRISTO ENTRO EN EL  MUNDO, SE LE PREPARO UN “CUERPO” (HEB.10:5). CUANDO CRISTO TOMO SOBRE SI LA HUMANIDAD, SU DIVINIDAD FUE REVESTIDA DE HUMANIDAD. CRISTO NO SE DESPOJO DE SU NATURALEZA INHERENTE PARA TOMAR OTRA NATURALEZA, SINO QUE TOMO LA HUMANIDAD SOBRE SI MISMO. DE ESE MODO, LA DIVINIDAD Y LA HUMANIDAD SE COMBINARON. Pablo declara:EN EL HABITA  CORPORALMENTE TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD” (COL.2:9). EN  LA CRUCIFICCION, FUE SU NATURALEZA HUMANA LA QUE MURIÓ, Y NO SU DIVINIDAD, PUES HABRÍA SIDO IMPOSIBLE QUE ESO SUCEDIERA.

LA COMPRENSIÓN DE LA MANERA EN QUE LAS DOS NATURALEZAS DE CRISTO SE RELACIONAN ENTRE SI, PROVEE UNA COMPRENSIÓN VITAL DE LA MISIÓN DE CRISTO, ASI COMO DE NUESTRA MISMA SALVACIÓN.

PARA RECONCILIAR CON DIOS A LA HUMANIDAD. ÚNICAMENTE UN SALVADOR DIVINO-HUMANO PODÍA TRAER SALVACIÓN. EN LA ENCARNACIÓN, CRISTO SE REVISTIÓ DE HUMANIDAD CON EL FIN DE IMPARTIR SU NATURALEZA DIVINA A LOS CREYENTES. GRACIAS A LOS MÉRITOS DE LA SANGRE DEL DIOS-HOMBRE, LOS CREYENTES PUEDEN COMPARTIR LA NATURALEZA DIVINA (2 PED.1:4). LA NATURALEZA DIVINO-HUMANA COMBINADA HACE QUE EL SACRIFICIO EXPIATORIO DE CRISTO SEA EFECTIVO. LA VIDA DE UN SER HUMANO SIN PECADO, O AÚN LA DE UN ÁNGEL, NO PODÍA EXPIAR LOS PECADOS DE LA RAZA HUMANA. ÚNICAMENTE EL CREADOR DIVINO-HUMANO PODÍA RESCATAR A LA HUMANIDAD.

PARA VELAR LA DIVINIDAD CON LA HUMANIDAD. CRISTO VELÓ SU DIVINIDAD CON EL ROPAJE DE LA HUMANIDAD, DEJANDO DE LADO SU GLORIA Y MAJESTAD CELESTIAL, CON EL FIN DE QUE LOS PECADORES PUDIESEN EXISTIR EN SU PRESENCIA SIN SER DESTRUIDOS. SI BIEN AÚN ERA DIOS, NO APARECIÓ COMO DIOS (FIL.2:6-8).

PARA VIVIR VICTORIOSAMENTE: LA HUMANIDAD DE CRISTO NUNCA PODRÍA HABER RESISTIDO POR SÍ SOLA LOS PODEROSOS ENGAÑOS DE SATANÁS. LOGRÓ VENCER EL PECADO DEBIDO A QUE EN “EL HABITABA “CORPORALMENTE TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD” (COL. 2:9). POR HABER CONFIADO COMPLETAMENTE EN SU PADRE.  NOSOTROS TAMBIÉN PODEMOS SER “LLENOS DE TODA PLENITUD DE DIOS” (EFE. 3:19). LA CLAVE DE ESTA EXPERIENCIA ES LA FE EN LA PRECIOSAS Y GRANDÍSIMAS PROMESAS”, POR MEDIO DE LAS CUALES PODEMOS LLEGAR A SER “PARTICIPANTES DE LA  NATURALEZA DIVINA, HABIENDO HUIDO DE LA CORRUPCIÓN QUE  HAY EN EL MUNDO A CAUSA DE LA CONCUPISCENCIA” (2 PED.1:3,4). CRISTO NOS HACE UN PROMESA DE VICTORIA:AL QUE VENCIERE LE DARE QUE SE SIENTE CONMIGO EN MI TRONO, ASI COMO YO HE VENCIDO, Y ME HE SENTADO CON MI PADRE EN SU TRONO” (APOC.3:21).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: