Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘5.03-DIOS EL ESPIRITU SANTO–tercera parte-’ Category

DOCTRINA DE DIOS

Las Sagradas Escrituras, que abarcan el Antiguo y el Nuevo Testamento, constituyen  la Palabra de Dios escrita, transmitida por inspiracion divina mediante santos hombres de Dios que hablaron y escribieron siendo impulsados por el Espiritu Santo. 

Por medio de esta Palabra, Dios ha comunicado a los seres humanos el conocimiento necesario para alcanzar la salvacion.  Las Sagradas Escrituras son la infalible  revelacion de la voluntad divina. Son la norma del caracter, el criterio para evaluar la experiencia, la revelacion autorizada de las doctrinas, y un registro fidedigno de los actos de Dios realizados en el curso de la historia.

Read Full Post »

DIOS EL ESPIRITU SANTO–tercera parte-

LA MISION DEL ESPIRITU SANTO: La noche antes de la muerte de Cristo, las palabras que pronunció acerca de su inminente partida turbaron en gran manera a los discípulos. Inmediatamente les aseguró que recibirían el Espíritu Santo como su representante personal. No serian dejados huérfanos (Juan 14:18).

EL ORIGEN DE LA MISIÓN. El Nuevo Testamento revela al Espíritu Santo comoEl Espíritu de su Hijo” (Gal.4:6), “El Espíritu de Dios” (Rom.8:9), “El Espíritu de Cristo” (Rom.8:9; 1Ped. 1:11), y “Espíritu de Jesucristo” (Fil.1:19). Cuando Cristo reveló el origen de la misión del Espíritu Santo a un mundo perdido, mencionó dos  fuentes. Primero, se refirió al Padre: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador” (Juan 14:16). En segundo lugar, Cristo se refirió a sí mismo:Si no me fuere, el Consolador no vendría a  vosotros; más si me fuere, os lo enviaré” (Juan16:7). De este modo, el Espíritu Santo procede tanto del Padre como del Hijo.

SU MISIÓN EN EL MUNDO:Nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo” (1 Cor.12:3). Su misión consiste en convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:8). En primer lugar, el Espíritu Santo nos lleva a una profunda convicción de pecado, especialmente el pecado de no aceptar a Cristo (Juan 16:9).  Segundo, urge a todos a que acepten la justicia de Cristo. Tercero, nos amonesta acerca del juicio, una poderosa herramienta, útil para despertar las mentes oscurecidas por el pecado a la necesidad de arrepentirse y convertirse. Una vez que nos hemos arrepentido, podemos nacer de nuevo por medio del bautismo del agua y del Espíritu Santo (Juan 3:5). Entonces nuestra vida se renueva, por cuanto hemos llegado a ser morada del Espíritu de Cristo.

SU MISIÓN A FAVOR DE LOS CREYENTES: La mayoría de los textos relativos al Espíritu Santo se refieren a su relación con el pueblo de Dios. Su influencia santificadora lleva a la obediencia (1 Ped.1:2), pero nadie continua experimentando su presencia sin cumplir ciertas condiciones. Pedro dijo que Dios ha concedido el Espíritu a los que obedecen continuamente (Hech.5:32). De ese modo, se amonesta a los creyentes a no resistir, entristecer y apagar el Espíritu (Hech.7:51; Efe. 4:30; 1 Tes.5:19).

 AYUDA A LOS CREYENTES: Al presentar el Espíritu Santo, Cristo lo llamó otro Consolador [Parakletos]” (Juan 14:16). Esta palabra griega ha sido traducida de diversas formas, por  ejemplo:Ayudador”, “Consolador”, “Consejero”, y también puede significar “Intercesor”, “Mediador”, o “Abogado”. Aparte del Espíritu Santo, el único Parakletos que menciona la Escritura es Cristo mismo. El es nuestro Abogado o Intercesor ante el Padre. Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1).

Como Intercesor, Mediador y Ayudador, Cristo nos presenta ante Dios y revela a Dios ante nosotros. En forma similar el Espíritu nos guía a Cristo y manifiesta la gracia de Cristo ante nosotros. Esto explica por que se llama al EspírituEspíritu de Gracia” (Heb.10:29).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: