Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘santidad’

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 62-

UN DIOS, UNA FE-parte 2-

 

NO SE NOS PRESENTAN TRES DIOSES EN LA SAGRADA ESCRITURA, SINO UN DIOS REVELADO EN TRES PERSONAS: EL DIOS PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO.  ESTA REVELACIÓN DE LA UNIDAD DE DIOS HACE POSIBLE CONTEMPLAR EL PLAN DE DIOS, PORQUE:

“DIOS HABIENDO HABLADO MUCHAS VECES…..A LOS PADRES POR LOS PROFETAS, EN ESTOS POSTREROS DÍAS NOS HA HABLADO POR EL HIJO, A QUIEN CONSTITUYO HEREDERO DE TODO….”  (HEB.1:1, 2)

El Islam, por medio del Corán, dice que Jesús era un profeta, fue fortalecido por el Espíritu Santo, que era un mensajero de Alá, y que<Alá se llevó a Jesús al cielo consigo>  (El Corán, Sura V, 106;  Sura IV, 93 (157);  Sura III, 69, 84;  Sura IV, 93 (158).), pero, niega que Jesús fuera el Hijo de Dios. 

Si el Corán tiene la verdad al considerar la vida y las palabras de Jesús, el Islam tiene que tener en cuenta la oposición total de Dios a la mentira y el engaño. Si Jesús no era lo que EL decía ser, Alá estaba fomentando el engaño, al proporcionar a Jesús el Espíritu Santo y tomar a Jesús consigo.

O bien Jesús era un falsificador o era todo lo que El pretendía ser ”UNO CON EL PADRE”. Y con el Padre (o Alá) es donde Jesús está ahora.  El  creer que Alá es un Dios no limita la aceptación de Jesús como uno con Dios.  Repetidas veces el Corán usa el plural para Dios en instrucción y guía, como  “nosotros” significando la unidad de Dios en personalidades  y principios. (Sura VII, 82, 83)

Cuando los fariseos vieron que Jesús echaba un espíritu maligno le acusaron de hacerlo por Beelze bub, el príncipe de los demonios.

“SABIENDO JESÚS LOS PENSAMIENTOS DE ELLOS, LES DIJO: TODO REINO DIVIDIDO CONTRA SI MISMO, ES ASOLADO, Y TODA CIUDAD O CASA DIVIDIDA CONTRA SI MISMA, NO PERMANECERA Y SI SATANAS, ECHA FUERA A SATANAS, ESTA DIVIDIDO CONTRA SI MISMO; ¿COMO, PUES, PERMANECERA SU REINO? 

PERO SI YO POR ELESPÍRITU DE DIOS, ECHO FUERA LOS DEMONIOS, CIERTAMENTE  HA LLEGADO A VOSOTROS EL REINO DE DIOS.”(Mateo 12:25, 26, 28)

La unidad, según esta doctrina, es sostenida sólo por la separación del pecado y la unión  con Dios.  La unidad, un principio de lo absoluto o perfecto, es la expresión del carácter de Dios, SANTO.  No puede en manera alguna concebirse la posibilidad de unión o conjunción entre los opuestos primarios, el  bien y el mal.

LA SANTIDAD NO ES OTRA COSA QUE LA PLENITUD DE DIOS: ES LA ENTREGA TOTAL DEL CORAZÓN Y LA VIDA PARA QUE SEAN REVESTIDOS POR LOS PRINCIPIOS DEL CIELO. LA SANTIDAD ES EL FUNDAMENTO DEL TRONO DE DIOS; EL PECADO ES LO OPUESTO A LA SANTIDAD.

“LA SANTIDAD ES CONCORDAR CON DIOS.  DEBIDO AL PECADO, LA IMAGEN DE DIOS EN EL HOMBRE FUE DEFORMADA; ES LA OBRA DEL EVANGELIO LA QUE RESTAURA LO QUE SE HABÍA PERDIDO; Y NOSOTROS HEMOS DE COOPERAR CON EL AGENTE DIVINO EN ESTA OBRA.  (E. White  “Testimonios” vol.5)

Continúa en parte 63

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 65-

LOS ÁNGELES EN EL BAUTISMO DE CRISTO Y DURANTE SU EXPERIENCIA EN EL DESIERTO-parte 2-

EL BAUTISMO DE CRISTO-parte 2-

La mirada del Salvador parece penetrar el cielo mientras vuelca los anhelos de su alma en oración.  Bien sabe El como el pecado endureció los corazones de los hombres, y cuán difícil les será discernir su misión y aceptar el don de la salvación.  Intercede ante el Padre a fin de obtener poder para vencer su incredulidad, para romper las ligaduras con que Satanás los encadenó, y para vencer en su favor al destructor.  Pide el testimonio de que Dios acepta la humanidad en la persona de su Hijo. 

Nunca antes habían escuchado los ángeles semejante oración. Ellos anhelaban llevar a su amado Comandante un mensaje de seguridad y consuelo.  Pero el Padre mismo contestará la petición de su Hijo.  Salen directamente del trono los rayos de su gloria. Los cielos se abren, y sobre la cabeza del Salvador desciende una forma de paloma de la luz más pura, emblema adecuado del Manso y Humilde. De los cielos abiertos, se oyó una voz que decía: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:17).   (DTG-86)

El Señor había prometido dar a Juan una señal para que pudiese saber quién era el Mesías. Ahora, al salir Jesús del agua, la señal prometida fue dada; vio los cielos abiertos, y al Espíritu de Dios, como una paloma sobrevolando sobre Cristo. Entonces, una voz del cielo dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”.

En ocasión del bautismo del Salvador, Satanás se hallaba entre los testigos. Vio la gloria del Padre que descansaba sobre su Hijo.  Oyó la voz de Jehová atestiguar la divinidad de Jesús. Desde el pecado de Adán, la especie humana había estado privada de la comunión directa con Dios, el trato entre el cielo y la tierra se había realizado por medio de Cristo; pero ahora que Jesús había venido “en semejanza de carne de pecado” (Romanos 8:3), el Padre mismo habló. 

Antes se había comunicado con la humanidad por medio de Cristo; ahora se comunicaba con la humanidad de Cristo. Satanás había esperado que el aborrecimiento que Dios siente  hacia el mal produjera una eterna separación entre el cielo y la tierra. Pero ahora era evidente que la relación entre Dios y el hombre había sido restaurada. (DTG 90-91)

Satanás podía discernir detrás de la humanidad de Cristo, la gloria y la pureza de Aquel con quien había estado asociado en las cortes celestiales. La escena de lo que el mismo había sido: un querubín cubridor lleno de belleza y santidad, paso delante de él.  (Bible Echo and Signs of the Times)

LA TRIPLE TENTACION DE CRISTO EN EL DESIERTO

Satanás había declarado a sus ángeles asociados que vencería a Cristo en el aspecto del apetito. Esperaba vencerlo en su estado de debilidad (ST)

Satanás vio que debía vencer o ser vencido.  Los resultados del conflicto significaban demasiado para ser confiados a sus ángeles confederados.  Debía dirigir personalmente la guerra. (DTG-91)

Mientras estuvo en el desierto, Cristo ayunaba, pero no sentía hambre…Dedicaba su tiempo a la oración ferviente, y estaba en plena comunión con Dios; era como si estuviese en la presencia del Padre.

ÁNGELES DEL CIELO PRESENCIARON LAS TENTACIONES DE CRISTO

Continúa en parte 66

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 16-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

LA VERDADERA NORMA DE SANTIDAD-imperdible-

SOLO DOS CLASES: OBEDIENTES Y DESOBEDIENTES

Hay sólo dos clases de personas sobre la tierra: los obedientes hijos de Dios y los desobedientes.  En una ocasión Cristo presentó ante sus oyentes la obra del juicio de esta manera “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con El, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de El todas las naciones: y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.  Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda”.

“Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.  Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí”.

“Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de éstos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”  (Mateo: 25:31-40).

Así Cristo identifica a su interés con el de la humanidad sufriente.  Considera cada atención prodigada a sus criaturas, como realizada personalmente en su favor.  Los que pretenden poseer la moderna santificación se adelantarían jactanciosamente, diciendo:Señor, Señor, ¿no nos conoces?  No profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”

Las personas aquí descriptas, que formulan estas pretensiosas reclamaciones, aparentemente entrelazando a Jesús en todas sus acciones, representan de manera adecuada a los que alegan poseer la moderna santificación pero están en guerra con la Ley de Dios.  Cristo los llama hacedores de iniquidad porque son engañadores, que tienen el manto de la santidad para ocultar la deformidad de sus caracteres, la perversión interior de sus corazones impuros.

Satanás ha descendido en estos días finales para obrar con todo engaño de impiedad en los que perecen.  Su majestad satánica realiza milagros a la vista de falsos profetas, a la vista de los hombres, pretendiendo ser verdaderamente Cristo mismo. Satanás dota con su poder a los que le ayudan en sus engaños; por consiguiente, los que aseveran tener el gran poder de Dios sólo pueden ser discernidos por el gran detector:

“LA LEY DE JEHOVÁ”.  El Señor nos advierte que si les fuera posible engañarían a los mismos escogidos.  El ropaje de oveja parece tan real, tan genuino, que el lobo puede distinguirse únicamente cuando acudimos a la gran norma moral de Dios y allí descubrimos que son transgresores de la LEY DE JEHOVÁ.

(Elena White)

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 14-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

LA VERDADERA NORMA DE SANTIDAD

¿Están los profesos seguidores de Cristo satisfaciendo las condiciones en relación con las cuales la bendición es pronunciada? ¿Se están separando del mundo en espíritu y en práctica? ¡Cuán difícil es salir y apartarse de hábitos y costumbres mundanales! Más pongamos mucho cuidado para que Satanás no nos seduzca y engañe por medio de falsas representaciones. Aquí están en juego intereses eternos. Las demandas de Dios deberían ocupar el primer lugar; sus requerimientos deberían recibir nuestra principal atención.

Cada descendiente del Adán caído debe, mediante la gracia transformadora de Cristo, llegar a ser obediente a todos los requerimientos de Dios. Muchos cierran sus ojos a las más claras enseñanzas de su Palabra porque la cruz se interpone directamente en el camino.  Si la levantan, van a parecer peculiares ante los ojos del mundo; y vacilan, preguntan y buscan algún pretexto por el cual puedan evitar la cruz.  Satanás esta siempre listo, y presenta razones plausibles por las cuales no sería lo mejor obedecer la Palabra de Dios exactamente como reza.  Las almas son fatalmente engañadas.

UN ENGAÑO EXITOSO -parte 1-

Uno de los engaños más exitosos de Satanás es inducir a los hombres a pretender que están santificados, mientras viven en desobediencia a los Mandamientos de Dios. (Éxodo 20:3-17). Los tales son descriptos por Jesús como los que dirán “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”

Aunque los que pretenden están santificados tienen mucho que decir acerca de ser salvados por la sangre de Jesús, su santificación no es por medio de la verdad tal como es en Jesús.  Mientras proclaman creer en El, y aparentemente realizan obras maravillosas en su nombre, ignoran la Ley de su Padre y sirven como agentes del gran adversario de las almas para llevar a cabo la tarea que éste comenzó en el Edén: la de presentar excusas aceptables para NO obedecer a Dios sin reserva.  Su obra de inducir a los hombres a deshonrar a Dios pasando por alto su Ley, un día será expuesta delante de ellos con sus verdaderos resultados.

Los requisitos para la vida eterna están presentados tan claramente en la Palabra de Dios que nadie necesita errar, a menos que escojan el error en vez de la verdad porque sus almas no santificadas aman las tinieblas más que la luz.

El intérprete de la Ley que fue a Cristo con la pregunta: “Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?”, pensó atraparlo, pero Jesús devolvió la carga al doctor de la Ley. “Qué está escrito en la Ley?  ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo”. Entonces Cristo dijo “Bien has respondido; haz ésto y vivirás” (Luc.10:25-28).   

Estas palabras convienen a todos los casos individuales.  ¿Estamos dispuestos a cumplir con los requisitos?  ¿Obedeceremos a Dios y guardaremos sus Mandamientos? ¿Seremos hacedores de la Palabra y no meramente oidores? La Ley de Dios es inmutable o inalterable como su carácter.  Cualquier cosa que los hombres puedan decir o hacer para invalidarla, no modifica sus requerimientos ni los exonera de su obligación de obedecer. (Elena White)    

 Continúa en parte 15

Read Full Post »

 

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 47-

FRUCTIFEROS EN  EL ESPÍRITU

FE

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.  (Hebreos 11:1)

 

Ir a Cristo debe ser un ejercicio de la fe. Si lo incorporamos a los quehaceres diarios, tendremos paz, gozo y por experiencia, conoceremos el significado de sus palabras:

“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado lo mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor” (Juan 15:10) 

Nuestra fe debe aferrarse a la promesas para que podamos permanecer en el amor de Jesús. Cristo dijo:

“Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido” (Juan 15:11)

La fe obra por amor y purifica al creyente.  Mediante la fe el Espíritu Santo tiene acceso al corazón y desarrolla la santidad interior.  A menos que esté en comunión con Dios mediante el Espíritu, el hombre no puede llegar a ser un agente que haga las obras de Cristo.  Seremos preparados para el cielo únicamente mediante la transformación del carácter. Si deseamos tener acceso al Padre, debemos exhibir las credenciales de la justicia de Cristo.

Participaremos de la naturaleza divina cuando huyamos de la corrupción que hay en el mundo por causa de la concupiscencia.  Diariamente necesitamos ser transformados por el Espíritu Santo, cuya misión es elevar el gusto, santificar el corazón y ennoblecer el ser entero para que podamos representar la incomparable hermosura de Jesús.

Debemos mirar a Cristo y por la contemplación seremos transformados.  Tenemos que ir al El como una fuente abierta e inagotable de la que podemos beber una y otra vez, y de la cual disfrutaremos siempre del fresco suministro.  Necesitamos responder a la atracción de su amor para poder alimentarnos del Pan de vida que descendió del cielo, y beber del Agua de la vida que mana del trono de Dios. 

Si deseamos que la fe nos una a su solio, mantengámonos mirando hacia arriba.  Si miramos hacia abajo, quedaremos atados a la tierra.  No examine su fe como si fuera una flor para saber si tiene raíces.  La fe crece imperceptiblemente.

 

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 20-

EL ESPIRITU NOS HACE HIJOS DE DIOS

 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” (Rom.8:14)

 

Cristo ocupó su lugar entre los hombres como oráculo de Dios. Habló como quien tiene autoridad, dirigiéndose a la gente con expresiones vigorosas, y exigiendo fe implícita y obediencia. Como pueblo, hemos fundamentado nuestra fe sobre principios establecidos en la Biblia. También empeñamos mente y corazón para obedecer la Palabra de vida, y para seguir un “Así dice el Señor”.

Toda nuestra esperanza presente y futura depende de nuestro parentesco con Cristo y con Dios. Pablo se expresa con vigor para confirmar nuestra fe al respecto. A quienes son guiados por el Espíritu de Dios en cuyos corazones habita la gracia de Cristo, el apóstol les dice:

 

“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos, herederos de Dios y coherederos, si es que padecemos juntamente con El, para que juntamente con El seamos glorificados” (Rom.8:16,17). “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Rom.8:15).

Somos llamados por Cristo para salir del mundo con el propósito de ser diferentes. Fuimos convocados para practicar la santidad, teniendo nuestro corazón continuamente cerca de Dios y al Espíritu Santo permaneciendo en nosotros. Todo verdadero creyente manifestará con sus hechos que la gracia del amor de Cristo está en su corazón. Donde una vez hubo manifestaciones de la naturaleza carnal, ahora se verán los atributos divinos.

Sus hijos deben llegar a ser obreros de la justicia y buscar al Señor en forma continua para que le agrade hacer su voluntad. Esto los hará completos en Cristo. Con sus vidas manifestarán a los ángeles, a los hombres y a los mundos no caídos que han sido conformados a la voluntad de Dios y que son leales adherentes de los principios de su reino.

Habitando el Espiritu Santo por la fe en sus corazones, entraran en relacion con Cristo. Con sus vidas manifestaran a los angeles, a los hombres y a los mundos no caidos que han sido conformados a la voluntad de Dios y que son leales adherentes de los principios de su reino. Habitando el Espíritu Santo por la fe en sus corazones, entrarán en relación con Cristo y los unos con los otros. Asi se producirán en ellos los preciosos frutos de la santidad.

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 8-  

ACEITE EN SUS VASIJAS

 “Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas” (Mateo 25:3, 4).

Muchos aceptan rápidamente la verdad, pero, al no ser asimilada, sus efectos son neutralizados. Se parecen a las vírgenes necias que quedaron sin la provisión de aceite para sus lámparas. El aceite es símbolo del Espíritu Santo, que llega hasta el corazón gracias a la fe en Cristo.

Quienes escudriñan las Escrituras con diligencia y mucha oración, y confían en Dios con una fe firme y obedecen sus mandamientos, están representados por las vírgenes sabias. Las enseñanzas de la Palabra de Dios no son si o no; sino SI y Amén.

Las exigencias del Evangelio están más allá del alcance humano.  El apóstol dice:

“Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo  en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de  El”  (Colos. 3:17). “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Cor. 10:31). 

Es imposible que experimentemos la piedad práctica si dejamos fuera de las cortes del corazón las grandes verdades de la Biblia.  La religión de las Escrituras debe entretejerse tanto con los asuntos que el creyente considera triviales como  con los que le parece que son muy importantes.  Debe dotarlo de los motivos poderosos y grandes principios que orientan el carácter y el curso de acción del cristiano.

El aceite, tan necesario para los que están representados por las vírgenes necias, no es algo que debe ser dejado de lado.  El creyente debe traerlo al santuario de su ser para que lo limpie, lo refine y lo santifique. No es teoría lo que se necesita; son las sagradas enseñanzas de la Biblia, las que no constituyen doctrinas inciertas y sin sentido sino  verdades vitales que comprometen intereses eternos centrados en Jesús. En El reside todo el sistema de verdades divinas.  La salvación del creyente, mediante la fe en Cristo, es el pilar fundamental de la verdad.

Los que ejercitan fe en Jesús lo manifestarán mediante la santidad de su carácter y la obediencia a la Ley de Dios. Saben que la verdad que está en Cristo pone al cielo y la eternidad a su alcance.  Entiendan también que el carácter cristiano debe imitar al de Jesús.  En consecuencia, estará lleno de gracia y de verdad.  A ellos les es impartido el aceite de la gracia que alimenta la luz que nunca se apaga. El Espíritu Santo, en el corazón del creyente lo hace completo en Cristo.

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 12-

UN PODER MISTERIOSO QUE CONVENCE

COMO VENIR A DIOS ARREPENTIDO -parte 6

Muchos aceptan una religión intelectual, una forma de santidad, sin que el corazón esté limpio. Sea nuestra oración: “¡Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mi!” (Salmo 51:10).  Seamos leales con nuestra propia alma. Seamos tan diligentes, tan persistentes, como lo seríamos si nuestra vida mortal estuviera en peligro.  Este es un asunto que debe arreglarse entre Dios y nuestra alma; arreglarse para la eternidad.  Una esperanza supuesta y nada más, llegará a ser nuestra ruina.

Estudiemos la Palabra de Dios con oración. Esa Palabra nos presenta, en la Ley de Dios y en la vida de Cristo, los grandes principios de “la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Heb.12:14). Convence de pecado; revela plenamente el camino de la salvación. Prestémosle atención como a la voz de Dios que nos habla.

Cuando veamos la enormidad del pecado, cuando nos veamos como somos en realidad, no nos entreguemos a la desesperación. Pues a los pecadores es a quienes Cristo vino a salvar. El está solicitando por su tierno amor los corazones de sus hijos errados.  Ningún padre según la carne podría ser tan paciente con las faltas y yerros de sus hijos, como lo es Dios con aquellos a quienes trata de salvar. Nadie podría argüir más tiernamente con el pecador.  Jamás labios humanos han dirigido invitaciones más tiernas que El al extraviado.  Todas sus promesas, sus amonestaciones, no son sino la expresión de su indecible amor.

Cuando Satanás viene a decirte que eres un gran pecador, mira a tu Redentor y habla de sus méritos.  Lo que te ayudará será el mirar su luz.  Reconoce tu pecado, pero di al enemigo que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores “(1Tim.1:15), y que puedes ser salvo por su incomparable amor. Los méritos de su sacrificio son suficientes para presentarlos al Padre en nuestro favor.  Aquéllos a quienes ha perdonado más, lo amarán más, y estarán más cerca de su trono alabándolo por su grande amor e infinito sacrificio.  Cuanto más plenamente comprendemos el amor de Dios, más nos percatamos de la pecaminosidad del pecado.  Cuando vemos cuán larga es la cadena que se nos ha arrojado para rescatarnos, cuando entendemos algo del sacrificio infinito que Cristo ha hecho en nuestro favor, el corazón se derrite de ternura y contrición.  (Elena White)

  • “Pero anhelaban una mejor, ésto
  • es, celestial; por lo cuál Dios no se
  • avergüenza de llamarse Dios de ellos;
  • porque les ha preparado una ciudad.”  (Heb.11:16)
  • “Bienaventurados los que guardan
  • sus mandamientos, para tener
  • derecho al árbol de la vida, y para
  • entrar por la puertas de la ciudad”.  (Apoc.22:14)
  • “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que
  • os falta conforme a sus riquezas en
  • gloria en Cristo Jesús”.  (Filip.4:19)
  • Reconócelo en todos tus
  • caminos, y El enderezará  tus veredas”.  (Prov.3:6)

 

Read Full Post »

LA CREACION-cuarta parte-

LA BASE DE LA VERDADERA ESTIMACION PROPIA. El relato de la creación declara que fuimos hechos a la imagen de Dios. La comprensión de este hecho provee un verdadero concepto de cuanto vale un individuo. No deja lugar para sentimientos de inferioridad. De hecho, se nos ha reservado un lugar único en la creación, con el privilegio especial de mantener comunicación constante con el Creador, y la oportunidad de llegar a ser cada vez más parecidos a El.

LA BASE DEL VERDADERO COMPAÑERISMO. La dignidad creadora de  Dios establece su paternidad (Mal.2:10) y revela la hermandad de todos los seres humanos. El es nuestro Padre; nosotros somos sus hijos. No importa el sexo, la raza, la educación o la posición, todos han sido creados a imagen de Dios.

MAYORDOMIA PERSONAL. Por cuanto Dios nos creó, somos su propiedad. Este hecho implica que tenemos  la sagrada responsabilidad de ser fieles mayordomos de nuestras facultades físicas, mentales, y espirituales. Actuar independientemente del Creador constituye la máxima expresión de ingratitud.

RESPONSABILIDAD POR EL AMBIENTE.Adán y Eva debían cultivar la tierra y señorear sobre toda la creación animal (Gen. 1:28). Esto indica que tenemos la responsabilidad divinamente asignada, de preservar la calidad de nuestro ambiente.

LA DIGNIDAD DEL TRABAJO MANUAL. El Creador dio instrucciones a Adán para quelabrara” y “guardase” el huerto del Edén (Gen. 2:15). El hecho de que Dios mismo le asignara a la humanidad esta ocupación útil  en un mundo perfecto, revela la dignidad del trabajo manual.

EL VALOR DEL UNIVERSO FÍSICO. Después de cada paso de la creación, Dios declaró que lo que había hecho era bueno” (Gen.1: 10, 12, 17, 21, 25), y cuando terminó su obra creadora, afirmó que el conjuntoera bueno en gran manera” (Gen.1:31).

EL REMEDIO PARA EL PESIMISMO, LA SOLEDAD Y FALTA DE SIGNIFICADO. El relato de la creación revela que, en vez de llegar a la existencia por evolución ciega, TODO FUE CREADO con un propósito. La raza humana fue destinada a gozar de una relación eterna con el Creador. Si comprendiéramos  que fuimos creados con una razón específica, la vida se convierte en algo lleno de riqueza y significado, y se desvanece el doloroso vacío y descontento que tantos expresan, lo cuál es reemplazado por el amor de Dios.

LA SANTIDAD DEL AMOR DE DIOS. La Ley de Dios existía antes de la caída. Los seres humanos estaban sujetos a ella. Servía para protegerlos contra la autodestrucción, para revelarles los límites de la libertad (Gen.2:17), y para salvaguardar la felicidad y la paz de los súbditos del reino de Dios (Gen.3:22-24).

EL CARACTER SAGRADO DE LA VIDA. El Creador de la vida continúa tomando parte activa en la formación de la vida humana, haciendo de este modo que la vida sea sagrada. David alaba a Dios por haberse involucrado en su nacimiento: “Tu formaste mis entrañas; tu me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras…..No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en  lo oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas” (Sal.139: 13-16). En Isaías, el Señor se identifica como el “que te formó desde el vientre” (Isa. 44:24). Por cuanto la vida es un don de Dios, debemos respetarla; de hecho, tenemos el deber moral de preservarla.

      

 

 

 

 

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: