Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘pecados’

HISTORIA Y PROFECIA MUNDIAL-parte 11-

EL TIEMPO DEL JUICIO- parte 3-

¿Qué podemos hacer para estar en armonía con Dios? Necesitamos confianza, el perdón del cielo, paz y amor en nuestros corazones. Dinero, entendimiento y sabiduría no son capaces de comprar estas cosas. Sin embargo, Dios lo ofrece como un regalo gratuito de gracia “SIN DINERO Y SIN PRECIO” (Isaías 55:1). Son nuestros, si extendemos la mano y los tomamos.

El Señor dice así: “SI VUESTROS PECADOS FUEREN COMO LA GRANA, COMO LA NIEVE SERÁN EMBLANQUECIDOS.” (Isaías 1:18). “OS DARÉ CORAZON NUEVO, Y PONDRE ESPÍRITU NUEVO DENTRO DE VOSOTROS” (Ezeq.36:26). Hemos reconocido nuestros pecados, y estamos decididos a comenzar una nueva vida con Dios. Por esta razón debemos venir a El y pedirle que erradique nuestros pecados y nos de un corazón nuevo.

“SI CONFESAMOS NUESTROS PECADOS, EL ES FIEL Y JUSTO PARA PERDONAR NUESTROS PECADOS, Y LIMPIARNOS DE TODA MALDAD”. “EL QUE ENCUBRE SUS PECADOS NO PROSPERARA; MAS EL QUE LOS CONFIESA Y SE APARTA ALCANZARA MISERICORDIA”. (1ª. Juan1:9; Prov. 28:13). Podemos estar seguros de que lo hará, porque El lo prometió. Esta es la enseñanza que Cristo dio cuando estaba en el mundo, que el regalo prometido por Dios nos pertenece, a partir que lo aceptamos por fe. No podemos expiar nuestros pecados pasados, no podemos cambiar nuestro corazón, y no podemos ganar la salvación por nuestros propios esfuerzos (Jeremías 13:23; Efesios 2:8).

Pero Dios prometió que EL lo hará mediante Cristo. Debemos creer esta promesa. Tenemos que reconocer nuestros pecados, someternos a Dios, y servirle. En cuanto lo hagamos, EL cumplirá su promesa hacia nosotros. Jesús será tu abogado e intercederá por ti “Y SI ALGUNO HUBIERE PECADO, ABOGADO TENEMOS PARA CON EL PADRE, A JESUCRISTO EL JUSTO. Y EL ES LA PROPICIACION POR NUESTROS PECADOS; Y NO SOLAMENTE POR LOS NUESTROS, SINO TAMBIÉN POR LOS DE TODO EL MUNDO”. (1ª. Juan 2:1-2)

EL ULTIMO MENSAJE DE GRACIA

El profeta Daniel vio que en aquel tiempo cuando el hombre tratara de unir las Naciones de Europa y el mundo, sería visitado cada vez más por catástrofes y guerras; una gran piedra chocará la imagen en los pies y la destruirá por completo. Esa piedra representa la 2ª. VENIDA DE CRISTO   (Dan.2:34-35, 44; Salmos 18:31).

CRISTO PRONTO VOLVERÁ SOBRE LAS NUBES DEL CIELO CON SUS ÁNGELES, VISIBLE PARA TODA LA HUMANIDAD (Apoc.1:7). CON EL PROPÓSITO DE PREPARAR A LA ESPECIE HUMANA PARA ESTE EVENTO Y AYUDARLA A ESTAR DE PIE DURANTE EL JUICIO, DIOS, EN SU GRAN AMOR, ADVIERTE A LA HUMANIDAD CON UN ULTIMO MENSAJE DE GRACIA QUE SE ENCUENTRA EN APOCALIPSIS 14: 6-12 que daremos a continuación:

 

 

Read Full Post »

Lo que la Biblia enseña acerca del perdón de los pecados-lección 8-

 

8-Lo que la Biblia enseña acerca del perdón de los pecados -8-

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

MINISTERIO DE CRISTO  EN EL SANTUARIO CELESTIAL–REFERENCIAS- Hay tres formas como puede cerrarse el tiempo de prueba para un individuo:…. ; las 7 últimas  plagas…. –doceava parte-

REFERENCIAS

Antiguos escritos judíos revelan que algunos rabinos también creían en un Santuario Celestial Real. El libro de Hebreos revela que en el cielo existe un Santuario Real: “La realidad del santuario celestial está subrayada aún más por el adjetivoverdadero” de Hebreos 8:2. Así como se describe a Dios comoverdadero” en Juan 17:3 y en forma consecuente por Pablo, como por ejemplo en 1 Tes.1:9.

Si Azazel representa a Satanás, ¿Cómo puede la Escritura (véase Lev.16:10) conectarlo con la expiación?  Así como el Sumo Sacerdote, después de haber limpiado el santuario, colocaba los pecados sobre Azazel, el cuál era cortado para siempre del pueblo de Dios, así también Cristo, después de haber purificado el Santuario Celestial, colocará los pecados de su pueblo que hayan sido confesados y perdonados, sobre Satanás, el cuál será eliminado para siempre del mundo de los salvados.  “Cuán apropiado es que el acto final del drama de la lucha de Dios con el pecado consista en la colocación sobre la cabeza de Satanás, de todo el pecado y culpabilidad que, habiendo surgido inicialmente de él, trajo tanta tragedia a las vidas de los que ahora están libertados de pecado por la sangre expiatoria de Cristo.  Así se cierra el ciclo, y el drama finaliza.  Únicamente cuando Satanás, el instigador de todo pecado, sea finalmente quitado, podrá verdaderamente decirse que el pecado ha sido eliminado para siempre del universo de Dios.   En este sentido, podemos comprender que el chivo emisario tiene una parte en la “expiación” (Lev.16:10).  Una vez que los justos hayan sido salvados, los malvados ‘cortados’, y Satanás quitado de la existencia, sólo entonces, el universo volverá a un estado de perfecta armonía, como lo estaba originalmente, antes que entrara el pecado”.

Así en el gran día de la expiación final y del juicio, los únicos casos que se consideran son los de quienes hayan profesado ser hijos de Dios.  El juicio de los impíos es obra distinta y se verificará en fecha posterior. Es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios: y si primero comienza con nosotros ¿qué será el fin de aquéllos que no obedecen al evangelio de Dios?  (1 Ped.4:17).

El fin del tiempo de prueba para la humanidad es el tiempo cuando ya no es posible el arrepentimiento. Hay tres formas como puede cerrarse el tiempo de prueba para un individuo: 

  • 1-A su muerte;
  • 2-Cuando ha cometido el pecado imperdonable (Mat.12:31, 32;  Luc.12:10); 
  • 3-Cuando el tiempo de prueba se cierre para todos, poco antes de la segunda venida de Cristo.  Mientras Cristo actué como Sumo Sacerdote y Mediador entre Dios y el hombre, estará disponible la misericordia, hasta que la obra sacerdotal de Cristo se haya terminado.  Pero las siete últimas plagas se derraman sin mezcla de misericordia (Apoc.14: 10;  15:1), por lo cuál el tiempo de su derramamiento es después que Cristo ha cesado sus ruegos y se ha terminado el tiempo de gracia”.

 

Read Full Post »

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 27-

EL MINISTERIO FINAL DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL-parte 5-

LAS ESCENAS FINALES DEL SERVICIO REAL

En el ritual simbólico el sumo sacerdote, hecha la propiciación por Israel, salía y bendecía a la congregación.  Así también Cristo, una vez terminada su obra de mediador aparecerá “sin pecado…para…salvación” (Hebreos 9:28), para bendecir con el don de la vida eterna a su pueblo que lo esperará. Así como al eliminar los pecados del santuario, el sacerdote los confesaba sobre la cabeza del macho cabrío emisario, así también Cristo pondrá todos estos pecados sobre Satanás, autor e instigador del pecado.  El macho cabrío emisario, que cargaba con los pecados de Israel, era enviado “a tierra inhabitada” (Lev. 16:22); así también Satanás, cargado con la responsabilidad de todos los pecados que ha hecho cometer al pueblo de Dios, será confinado durante mil años en la tierra entonces desolada y sin habitantes, y sufrirá finalmente el pleno castigo del pecado en el fuego que destruirá a todos los impíos. Así el gran plan de redención alcanzará su cumplimiento en la extirpación final del pecado y la liberación de todos los que estuvieron dispuestos a renunciar al mal.

JUZGADOS POR REGISTROS INFALIBLES-parte 1-

En el tiempo señalado para el juicio –al fin de los 2300 días, en 1844 según la profecía- empezó la obra de investigación y el acto de borrar los pecados.  Todos los que hayan profesado el nombre de Cristo deben pasar por ese riguroso examen. Tanto los vivos como los muertos deben ser juzgados “de acuerdo con las cosas escritas en los libros, según sus obras”.

Los pecados que no hayan inspirado arrepentimiento y que no hayan sido abandonados no serán perdonados ni borrados de los libros de memoria, sino que permanecerán como testimonio contra el pecador en el día de Dios.  Puede el pecador haber cometido sus malas acciones a la luz del día o en la oscuridad de la noche; son conocidas y manifiestas para Aquel a quien tenemos que dar cuenta.  Hubo siempre ángeles de Dios que fueron testigos de cada pecado, y lo registraron en los libros infalibles. El pecado puede ser ocultado, negado, encubierto para un padre, una madre, una esposa, o para los hijos y los amigos; nadie, fuera de los mismos culpables tendrá tal vez la más mínima sospecha del mal, no deja por eso de quedar al descubierto ante los seres celestiales.  La oscuridad de la noche más sombría, el misterio de todas las artes engañosas, no alcanzan a velar un solo pensamiento para el conocimiento del Eterno. Dios lleva un registro exacto de todo acto injusto e ilícito. No se deja engañar por una apariencia de piedad.  No se equivoca en su apreciación acerca del carácter.  Los hombres pueden ser engañados por los que tienen el corazón corrompido, pero Dios desenmascara todos los disfraces y lee la vida interior.

¡Qué pensamiento tan solemne! Cada día que transcurre lleva consigo  su caudal de apuntes para los libros del cielo.  Una palabra pronunciada, un acto cometido, no pueden ser retirados jamás.  Los ángeles tomaron nota tanto de lo bueno como de lo malo. El más poderoso conquistador de este mundo no puede revocar el registro de un solo día siquiera.  Nuestros actos, nuestras palabras, hasta nuestros más secretos motivos, todo tiene su peso en la decisión de nuestro destino para dicha o desdicha.  Podremos olvidarlos, pero no por eso dejarán de testificar en nuestro favor o en contra de nosotros.

-Continúa en parte 28-

 

Read Full Post »

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 26-

EL MINISTERIO FINAL DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL-parte 4-

LA ESCENA DEL JUICIO

Todo el más profundo interés manifestado entre los hombres por los fallos de los tribunales terrenales no representa sino débilmente el interés manifestado en los atrios celestiales cuando los nombres inscriptos en el libro de la vida desfilan ante el Juez de toda la tierra.  El divino Intercesor aboga a favor de todos los que han vencido por la fe en su sangre, para que se les perdonen sus transgresiones, a fin de que sean restablecidos en su morada edénica y coronados con El coherederos del “señorío primero” (Miquea 4:8). Con sus esfuerzos para engañar y tentar a nuestra raza, Satanás había pensado frustrar el plan que Dios tenía al crear al hombre, pero Cristo pide ahora que este plan sea llevado a cabo como si el hombre no hubiera caído jamás.  Pide para su pueblo no sólo el perdón y la justificación, plenos y completos, sino además participación en su gloria y en un asiento en su trono.

Mientras Jesús intercede por los súbditos de su gracia, Satanás los acusa ante Dios como transgresores.  El gran seductor procuró arrastrarlos al escepticismo, hacerles perder la confianza en Dios, separarse de su amor y transgredir su Ley.  Ahora él señala la historia de sus vidas, los defectos de carácter, la falta de semejanza a Cristo, lo que deshonró a su Redentor, todos los pecados que los indujo a cometer, y a causa de éstos los reclama como súbditos.

Jesús no disculpa sus pecados, pero muestra su arrepentimiento y su fe y, al reclamar el perdón para ellos, levanta sus manos heridas ante el Padre y los santos ángeles diciendo: Los conozco por sus nombres. Los he grabado en las palmas de mis manos. “Los sacrificios de Dios son el espíritu  quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios” (Sal.51:17). Y al acusador de su pueblo le dice: “Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén, te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?” (Zac.3:2).  Cristo revestirá a sus fieles con su propia justicia, para presentarlos a su Padre como “una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni otra cosa semejante” (Efe.5:27).  Sus nombres están inscriptos en el libro de la vida, y de estas personas escogidas está escrito: “Andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas” (Apoc.3:4).

Así  se cumplirá de un modo completo la promesa del nuevo pacto: “Perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado”. “En aquellos días y en aquel tiempo, dice Jehová, la maldad de Israel será buscada, y no aparecerá; y los pecados de Judá, y no se hallarán”. “En aquel día el renuevo de Jehová será para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel.  Y acontecerá que el que quedare en Sión, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que en Jerusalén estén registrados entre los vivientes” (Jeremías 31:34; 50:20;  Isaías 4:2, 3).

La obra del juicio investigador y el acto de borrar los pecados deben realizarse antes del segundo advenimiento del Señor.  En vista de que los muertos han de ser juzgados según las cosas escritas en los libros, es imposible que los pecados de los hombres sean borrados antes del fin del juicio en que sus vidas han de ser examinadas.  Pero el apóstol Pedro dice: terminantemente que los pecados de los creyentes serán borrados “para que vengan de la presencia del Señor, tiempos de refrigerio y él envíe a Jesucristo” (Hechos 3:19, 20).  Cuando el juicio investigador haya concluido, Cristo vendrá con su recompensa para dar a cada uno según hayan sido sus obras.

LAS ESCENAS FINALES DEL SERVICIO REAL

-Continúa en parte 27-

 

Read Full Post »

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 13-

EL SANTUARIO CELESTIAL EN MINIATURA-parte 11-

EL SERVICIO DEL SANTUARIO-parte 6-

SE LIMPIA EL REGISTRO DE LOS PECADOS

En el gran día del juicio final, los muertos han de ser juzgados “por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras” (Apoc.20:12).  Entonces, en virtud de la sangre expiatoria de Cristo, los pecados de todos los que se hayan arrepentido sinceramente serán borrados de los libros celestiales.  En esta forma el santuario será liberado, o limpiado, de los registros del pecado. En el símbolo, esta gran obra de expiación, o el acto  de borrar los pecados, estaba representada por los servicios del día de la expiación, o sea la purificación del santuario terrenal, que se realizaba en virtud de la sangre de la víctima y por la eliminación de los pecados que lo manchaban.

Así como en la expiación final los pecados de los arrepentidos serán eliminados de los registros celestiales, para no ser ya recordados, en el símbolo terrenal  eran enviados al desierto y separados para siempre de la congregación.

Puesto que Satanás es el originador del pecado, el instigador directo de todos los pecados que causaron la muerte del Hijo de Dios, la justicia exige que Satanás sufra el castigo final. La obra de Cristo a favor de la redención del hombre y la purificación del pecado del universo, será concluida quitando el pecado del santuario celestial y colocándolo sobre Satanás, quien sufrirá el castigo final. Así, en el servicio simbólico, el ciclo anual del ministerio se completaba con la purificación del santuario y la confesión  de los pecados sobre la cabeza del macho cabrío símbolo de Azazel.

De este modo, en el servicio del tabernáculo, y en el del templo que posteriormente ocupó su lugar, se enseñaban diariamente al pueblo las grandes verdades relativas a la muerte y al ministerio de Cristo, y una vez al año sus pensamientos eran llevados hacia los acontecimientos finales de la gran controversia entre Cristo y Satanás, y hacia la purificación final del universo, que lo limpiará del pecado de los pecadores  (Patriarcas y Profetas, págs.356-372).

PREGUNTAS PARA MEDITAR

1.       ¿Cuáles fueron los”primeros requisitos” para la preparación del santuario en el desierto?

2.       ¿Cuál fue la base del plan para la edificación del santuario? ¿Cómo se obtuvo?

3.       ¿Qué significado tenía la difusión de la fragancia del incienso en el santuario y sus alrededores?

4.       ¿Qué nombre se daba a la manifestación de la Presencia divina, y dónde se producía?

5.       El asiento de la ley y la misericordia estaban en el lugar santísimo. ¿Por qué?

6.       ¿Por qué el pectoral era la más sagrada de las vestiduras sacerdotales?

7.       ¿Qué tres cosas debía inspirar en los espectadores la indumentaria y la conducta de los sacerdotes

8.       ¿Por qué las instrucciones con respecto a cada parte del servicio del santuario eran tan explícitas?

9.       ¿Qué doble significado tenía el requerimiento de que el animal para el sacrificio fuera “sin defecto”?

10.   La ofrenda de incienso y sangre era simultánea. ¿Por qué debía ser así?

11.   ¿En qué dos formas se transfería el pecado del penitente al santuario?

12.   ¿Cuándo y cómo se limpiaba el santuario del pecado del pueblo?

13.   ¿Qué objetos vio Juan cuando se le mostró en visión el primero y el segundo compartimiento del santuario celestial? ¿Cuál es la gloria y la grandeza del templo celestial?

14.   ¿Cuáles eran los servicios diarios y anuales del santuario y como se conectaban entre sí? Aplíquelos al ministerio de Cristo como nuestro Sumo Sacerdote, y a la limpieza del santuario celestial del registro de pecados.

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 45-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

ACEPTADOS EN CRISTO

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Juan 3:16)

Este mensaje es para el mundo, pues “todo aquel” significa que cualquiera y todos los que cumplan con la condición pueden compartir la bendición.  Todos los que contemplen a Jesús, creyendo en El como su Salvador personal, no se perderán, más tendrán vida eterna. Se ha hecho completa provisión para que nosotros podamos tener el galardón eterno.

Cristo es nuestro sacrificio, nuestro sustituto, nuestro garante, nuestro divino intercesor; El nos ha sido hecho justificación, santificación y redención.

Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios” (Heb.9:24)

La intercesión de Cristo en nuestro favor consiste en presentar sus méritos divinos en ofrenda de sí mismo al Padre como nuestro sustituto y garante; porque El ascendió al cielo para hacer expiación por nuestras transgresiones. 

“..Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos con el Padre, a Jesucristo el justo. Y El es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo” (1 Juan 2: 1,2). “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados” (1 Juan 4:10) “..Puede también salvar perpetuamente a los que por El se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Heb.7:25).

Por esto pasajes resulta evidente que no es la voluntad de Dios que seamos cavilosos y torturemos nuestra alma con el temor de que Dios no nos aceptará porque somos pecadores e indignos. 

“Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros” (Sant.4:8)

Presenta tu caso delante de El, invocando los méritos de la sangre derramada por ti en la cruz del Calvario. Jesús vino al mundo para salvar pecadores.

“..La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7). “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (vers.9). 

No hay en mi mérito o bondad por la cual pueda reclamar la salvación, pero presento delante de Dios la sangre totalmente expiatoria del inmaculado Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.  Este es mi único ruego.  El nombre de Jesús me da acceso al Padre.  Su oído, su corazón, están abiertos a mi súplica más débil, y El suple mis necesidades más profundas.  (Elena White)

 

 

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 11-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

CRISTO, NUESTRA JUSTICIA

“Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Dios requiere que confesemos nuestros pecados y humillemos nuestro corazón ante El. Pero al mismo tiempo debiéramos tenerle confianza como a un Padre tierno que no abandonará a los que ponen su confianza en El.  Muchos de nosotros caminamos por vista y no por fe. 

Creemos en las cosas que se ven, pero no apreciamos las preciosas promesas que nos dan en la Palabra de Dios.  Sin embargo, no podemos deshonrar a Dios más decididamente que mostrando que desconfiamos de lo que El dice, y poniendo en duda si el Señor nos habla de verdad o nos está engañando.

Dios no nos abandona por causa de nuestros pecados. Quizás hayamos cometido errores y contristado a su Espíritu, pero cuando nos arrepentimos y acudimos a El con corazón contrito, no nos desdeña. Hay estorbos que deben ser removidos.  Se han fomentado sentimientos equivocados y ha habido orgullo, suficiencia propia, impaciencia y murmuraciones. 

Todo ésto nos separa de Dios.  Deben confesarse los pecados; debe haber una obra más profunda de la gracia en el corazón.  Los que se sienten débiles y desanimados deben llegar a ser hombres fuertes en Dios y deben hacer una noble obra para el Maestro. Pero deben proceder con altura; no deben ser influidos por motivos egoístas.

LOS MERITOS DE CRISTO SON NUESTRA UNICA ESPERANZA

Debemos aprender en la escuela de Cristo.  Sólo su justicia puede darnos derecho a una de las bendiciones del pacto de la gracia.  Durante mucho tiempo hemos deseado y procurado obtener esas bendiciones, pero no la hemos recibido porque hemos fomentado la idea de que podríamos hacer algo para hacernos dignos de ellas. No debemos pensar que nos salvan nuestra propia gracia y nuestros méritos.  La gracia de Cristo es nuestra única esperanza de salvación. 

El Señor promete mediante su profeta: “Deje el impío su camino, y el  hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá  de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”  (Isaías 55:7). Debemos creer en la promesa en sí, y no aceptar un sentimiento como si fuera fe.  Cuando confiemos plenamente en Dios, cuando descansemos sobre los méritos de Jesús como en un Salvador que perdona los pecados, recibiremos toda la ayuda que podamos desear.

Miramos a nuestro yo como si tuviéramos poder para salvarnos a nosotros mismos, pero Jesús murió por nosotros porque somos impotentes para hacer eso.  En El están nuestra esperanza, nuestra justificación, nuestra justicia.  No debemos desalentarnos y temer que no tenemos Salvador, o que El no tiene pensamientos de misericordia hacia nosotros. 

En este mismo momento está realizando su obra en nuestro favor, invitándonos a acudir a El, en nuestra impotencia y ser salvados.  Lo deshonramos con nuestra incredulidad.  Es asombroso como tratamos a nuestro mejor Amigo, cuán poca confianza depositamos en Aquel que puede salvarnos hasta lo sumo y que nos ha dado toda evidencia de su gran amor.

¿Esperamos que nuestros méritos nos recomienden para recibir el favor de Dios, pensando que debemos ser liberados del pecado antes de que confiemos en su poder de salvar? Si ésta es la lucha que se efectúa en nuestra mente, no obtendremos fortaleza y al final nos desanimaremos.  (Elena White)

Read Full Post »

FE Y OBRAS –parte 2-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

IDEAS CONFUSAS ACERCA DE LA SALVACIÓN

¿Es posible que no entendamos que lo más costoso en el mundo es el pecado? Su costo es la pureza de conciencia,  que se pierda el favor de Dios y que el alma se separe de El, y finalmente la pérdida del cielo.  El pecado de ofender al Santo Espíritu de Dios y de caminar en oposición a El ha costado a demasiados la pérdida de su alma.

¿Quién puede medir las responsabilidades de la influencia de cada agente humano a quien nuestro Redentor ha comprado mediante el sacrificio de su propia vida? ¡Qué escena se presentará cuando el juicio comience y los libros sean abiertos para testificar acerca de la salvación o la perdición de cada alma! Se requerirá la infalible decisión de Uno que ha vivido en humanidad, para hacer la adjudicación final de las recompensas de los justos leales y el castigo de los desobedientes, los desleales e inicuos. 

Al Hijo de Dios se le confía la definitiva calificación de la conducta y la responsabilidad de cada individuo.  Para los que han sido participes de los pecados de otros hombres y han actuado contra la decisión de Dios, ha de ser una escena de la más terrible solemnidad.

Muchos abrigan ideas falsas sobre la justificación por la fe. Satanás trabaja de una manera especial para confundir las mentes en este punto. Muchos no llegan a la fe por causa de ideas mezcladas y confusas acerca de la salvación, porque los ministros han trabajado de una manera errónea para alcanzar los corazones.

SOLAMENTE POR FE

Muchos no entienden el plan de salvación ni que es la verdadera conversión; en realidad necesitan experimentar la conversión. Precisamos ser iluminados en este punto. Todos los que son bautizados han de dar evidencia de que se han convertido.  No hay un punto que precisa ser considerado con más fervor, repetido con más frecuencia o establecido con más firmeza en la mente de todos, que la imposibilidad de que el hombre caído haga mérito alguno por sus propias obras, por buenas que sean. 

La salvación es solamente por fe en Cristo Jesús. “Deben nacer de nuevo, o nunca entrarán en el reino de los cielos”. Por consiguiente todos los que tienen una correcta comprensión de este tema deberían abandonar su espíritu de controversia y buscar al Señor con todo su corazón.  Entonces hallarán a Cristo y podrán dar un carácter distintivo a su experiencia religiosa.

Sea hecho claro y manifiesto que no es posible mediante mérito personal realizar cosa alguna a favor de nuestra posición delante de Dios o de la dádiva de Dios por nosotros. Si la fe y las obras pudieran comprar el don de la salvación, entonces el Creador estaría obligado ante cada persona.  En este punto la falsedad tiene una oportunidad de ser aceptada como verdad.  Si algún hombre puede merecer la salvación por algo que pueda hacer, entonces está en la misma posición del católico que cumple penitencia por sus pecados. 

La salvación, en tal caso, es en cierto modo una obligación, que puede ganarse como un sueldo.  Si el hombre no puede, por ninguna de sus buenas obras, merecer la salvación, entonces ésta debe ser enteramente por gracia, recibida por el hombre como pecador porque acepta y cree en Jesús.  Es un don absolutamente gratuito.  La justificación por la fe está más allá de controversias. Y toda esta controversia termina tan pronto como se establece el punto de que los méritos de las buenas obras del hombre caído nunca pueden procurar la vida eterna. (Elena White)

Read Full Post »

 

HECHOS ASOMBROSOS-parte 23-

RESPUESTAS A OTRAS PREGUNTAS

  • 1. ¿COMO PUEDE LA MUERTE DE UN SOLO HOMBRE PAGAR LA PENALIDAD POR LOS PECADOS DE TODO EL GENERO HUMANO?

Respuesta: Romanos 3:23 dice: “Todos han pecado”.  Y debido a que “la paga del pecado es muerte”   (Romanos 6:23), y puesto que “todos han pecado”, por lo tanto, se requiere “algo especial” por cada uno.  Únicamente Aquél cuya vida es igual a la de todos los hombres podía morir por los pecados del género humano. 

DEBIDO A QUE JESÚS FUE EL CREADOR Y EL AUTOR DE TODA VIDA, LA VIDA QUE EL PUSO FUE EQUIVALENTE A TODAS LAS VIDAS QUE EL HABÍA HECHO. (LEER JUAN 1:1-14).  La expiación no sólo debía ser hecha por alguien cuya vida representara a todos los otros seres creados, sino que Aquél que murió la muerte expiatoria tendría que tener la capacidad de levantarse de los muertos.  ¿Por qué? A fin de administrar los beneficios de la expiación a todos los que los pidieran con fe.  “Por lo cuál puede también salvar perpetuamente a los que por El se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”  (Hebreos 7:25).

  • 2. SI ACEPTO A CRISTO Y SU PERDON, Y VUELVO A CAER, ¿ME PERDONARA EL DE NUEVO?

Respuesta: Podemos confiar en que Dios nos perdonará de nuevo, si sentimos aflicción por nuestros pecados y lo confesamos. Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  (1Juan 1:9).

  • 3.  ¿COMO PUEDO ACERCARME A DIOS EN MI CONDICIÓN PECAMINOSA?  ¿NO SERIA MEJOR QUE UN SACERDOTE O MINISTRO ORARA POR MI?

Respuesta: Puesto que Jesús vivió “en la carne” y “fue tentado en todo según nuestra semejanza”  (Heb.4:15), tenemos un Dios que puede entendernos y que quiere ser misericordioso con nosotros.  Hebreos 4:16 nos dice que podemos acercarnos “confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia”.  Podemos llegar a Dios directamente por medio de Cristo, sin ningún intermediario.

PORQUE HAY UN SOLO DIOS, Y “UN SOLO MEDIADOR” ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES, JESUCRISTO HOMBRE, EL CUAL SE DIO A SI MISMO EN RESCATE POR TODOS, DE LO CUAL SE  DIO TESTIMONIO A SU DEBIDO TIEMPO” (1Timoteo 2:5,6)

  • 4. ¿HAY ALGO QUE YO PUEDA HACER PAR AYUDAR A DIOS A SALVARME?

Respuesta: ¡NO!  La salvación se logra totalmente por gracia; es el don (el regalo) de Dios” (Vea Rom.4:4,5; Efe.2:8-10).  Es verdad que a medida que Dios nos da gracia por la fe, El también nos da el deseo y la fuerza para obedecerlo.  Esto resulta en el cumplimiento de sus leyes.  De manera que aún esa obediencia es un don de Dios.  La obediencia-el servicio y la lealtad por amor- es la verdadera característica de que somos discípulos, y es un fruto natural de la fe en Cristo. ¡ ES UN DON!

  • 5. SI DIOS PERDONA MIS PECADOS Y ME RESTAURA A SU FAMILIA, ¿ELIMINA ESTO TODO FUTURO CASTIGO POR MIS PECADOS, O TODAVÍA SE NECESITA QUE YO HAGA ALGUNA CLASE DE PENITENCIA?

Respuesta: Las Escrituras dicen: Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús” (Rom.8:1). Cristo pagó la penalidad completa por nuestras transgresiones y aquéllos que lo aceptan por la fe no necesitan hacer ninguna obra de penitencia para ser limpiados, sino que son consideradoslavados en la sangre del Cordero.”  Isaías 43:25 contiene una hermosa promesa de perdón:

“YO, YO SOY EL QUE BORRO TUS REBELIONES POR AMOR DE MI MISMO, Y NO ME ACORDARE DE TUS PECADOS”.  Miqueas 7:18 muestra la hermosa actitud de Dios el Redentor hacia su pueblo: “¿QUE DIOS COMO TU, QUE PERDONA LA MALDAD, Y OLVIDA EL PECADO DEL REMANENTE DE SU HEREDAD? NO RETUVO PARA SIEMPRE SU ENOJO, PORQUE SE DELEITA EN MISERICORDIA.  EL VOLVERÁ A TENER MISERICORDIA DE NOSOTROS; SEPULTARA NUESTRAS INIQUIDADES, Y ECHARA EN LO PROFUNDO DEL MAR TODOS NUESTROS PECADOS”.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: