Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sacerdotes’

LOS DOS PACTOS-parte 1-

LA CABAL comprensión de los pactos expuestos en este  capítulo arroja un brillante caudal de luz sobre la naturaleza y función de los DIEZ MANDAMIENTOS en la vida del creyente, y en sus responsabilidades frente a la Ley Moral y a Dios.

 Ilumina y enaltece también la sabiduría y el amor de Dios puestos de manifiesto en el plan de la salvación.

¿Qué dos pactos se ponen en contraste con la Biblia?

“Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo [o antiguo, Levítico 26:45] al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer” (Hebreos 8:13).

¿Con qué otros términos se designan estos pactos?

“Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo” (vers.7).

EL PACTO ANTIGUO O PRIMERO

¿Cuándo se hizo el pacto antiguo?

“No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos no permanecieron en mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor” (vers. 9. Véase Exodo 19:3-8).

Cuando Dios estaba por proclamar su ley a Israel, ¿qué le dijo Dios a Moisés que les recordara?

“Anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí” (Exodo 19:3-4).

¿Qué propuesta les hizo Dios?

“Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos: porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa” (vers. 5, 6).

¿Cuál fue la respuesta del pueblo a esta propuesta?

”Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos” (vers. 8).

¿En que se basaba este convenio con Dios?

“Y el os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de piedra” (Deuteronomio 4:13).

NOTA: Ambos pactos, el antiguo y el nuevo, se basan en los DIEZ MANDAMIENTOS (Exodo 20:3-17). Al proponer un pacto con Israel, Dios dijo:

“Si diereis oído a mi voz y guardareis mi pacto” (Exodo 19:5 Véase Exodo 24:8). La obediencia de los DIEZ MANDAMIENTOS era la condición bajo la cual Dios hizo ciertas promesas al pueblo en el pacto antiguo.  La obediencia de los mismos diez preceptos es igualmente la base del nuevo pacto, porque el Señor declara:

“Este es el pacto que haré…después de aquellos días, dice el Señor; pondré mis leyes en la mente de ellos y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo” (Hebreos 8:10).

Así, “la ley es un párrafo en un pacto de gracia” (Stewart Robinson). Bajo el Evangelio se puede entrar en el nuevo pacto sólo cuando se conoce la Ley de Dios y, además se la obedece de corazón

Después que la Ley de Dios hubo sido promulgada en el Sinaí, ¿qué dijo de nuevo el pueblo?

LOS DOS PACTOS

Continúa en parte 2

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

MINISTERIO DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL. El Santuario Celestial es el Gran Centro de Control desde el cuál Cristo conduce…..-tercera parte-

MEDIACIÓN Y EXPIACIÓN. La aplicación de la sangre expiatoria durante el ministerio mediador del sacerdote era también considerada como una forma de expiación (Lev.4:35).  El término expiación implica una reconciliación entre dos individuos enemistados. Tal como la muerte expiatoria de Cristo reconcilió al mundo con Dios, así también su mediación o la aplicación de los méritos de su vida sin pecado y su muerte en reemplazo nuestro, hace que para el creyente la reconciliación con Dios llegue a ser una realidad personal.

NUESTRO SUMO SACERDOTE. El cuál se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos”, funciona en calidad de Ministro del Santuario, y de aquél verdadero tabernáculo que levantó el Señor y no el hombre” (Heb.8: 1,2). El Santuario Celestial es el gran centro de control desde el cuál Cristo conduce su ministerio sacerdotal a favor de nuestra salvación “Puede también salvar perpetuamente a los que por El se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Heb.7:25).

En el Santuario Terrenal, los sacerdotes llevaban a cabo dos ministerios distintos: el ministerio cotidiano en el Lugar Santo o primer apartamento, y un ministerio anual en el Lugar Santísimo o segundo apartamento.  Estos servicios ilustraban el Ministerio Sacerdotal de Cristo.

EL MINISTERIO EN EL LUGAR SANTO.  El ministerio sacerdotal que se realizaba en el Lugar Santo del santuario, era un ministerio de intercesión, perdón, reconciliación, y restauración.   Era un ministerio continuo que proveía constante acceso a Dios por medio del sacerdote. Cuando el pecador penitente venía al santuario con su sacrificio, colocaba sus manos sobre la cabeza del animal inocente y confesaba sus pecados.  Este acto transfería simbólicamente su pecado y su castigo a la víctima.  Como resultado, obtenía el perdón de los pecados, seguro de que Dios lo había aceptado.

El Ministerio Sacerdotal de Cristo provee para el perdón y la reconciliación entre el pecador y Dios (Heb.7:25). Por amor a Cristo, Dios perdona al pecador arrepentido, le imputa el carácter justo y la obediencia de su Hijo, perdona sus pecados, y registra su nombre en el libro de la vida como uno de sus hijos (Efe. 4:32;  1 Juan 1:9;  2Cor.5:21; Rom.3:24;  Luc.10:20) y si el creyente permanece en Cristo, nuestro Señor le imparte gracia espiritual por medio del Espíritu Santo, de modo que madura espiritualmente y desarrolla virtudes y gracias que reflejan el carácter divino (2 Ped.3:18;  Gal.5:22, 23).  El ministerio del Lugar Santo produce la justificación y la santificación del creyente.

 EL MINISTERIO EN EL LUGAR SANTÍSIMOLa segunda división del ministerio sacerdotal está centrada primordialmente en el santuario, y gira en torno a la purificación del santuario y del pueblo de Dios. Esta forma de ministerio, cuyo foco era el Lugar Santísimo del santuario, y que únicamente podía realizar el Sumo Sacerdote, se limitaba a un día al año religioso.

La purificación el santuario requería dos machos cabríos, uno para el Señor y el otro para Azazel. El sacerdote sacrificaba el macho cabrío del Señor, y hacía expiación, la sangre representaba la sangre de Cristo, llevándola al Lugar Santísimo.  Su acción simbolizaba el precio inmensurable que Cristo debió pagar por nuestros pecados.  Luego en representación de Cristo como mediador, el Sumo Sacerdote tomaba sobre sí mismo los pecados que habían  contaminado el santuario y los transfería al macho cabrío vivo, el de Azazel, que a continuación era alejado del campamento del pueblo de Dios.  De ese modo el santuario era purificado y preparado para la obra de  un año más de ministerio.  El macho cabrío del Señor simbolizaba a Cristo y el chivo emisario -Azazel- era un símbolo de Satanás.

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 86-

LOS ÁNGELES DESDE EL PENTECOSTÉS HASTA LOS ULTIMOS DÍAS-parte 8

LOS ÁNGELES EN EL MINISTERIO DE PABLO-parte 3-

Un informe acerca del discurso de Demetrio circuló rápidamente. El alboroto fue terrible; toda la ciudad parecía conmocionada.  Se reunió una inmensa multitud la que inmediatamente se dirigió al negocio de Aquila, en el sector judío, con el fin de apresar a Pablo.

En su furia insana estaban dispuestos a matarlo. Pero no hallaron al apóstol; sus hermanos, habiendo recibido información acerca del peligro, lo habían retirado del lugar.  Ángeles de Dios fueron enviados para proteger al fiel apóstol. (Sketches From the Life of Paul-143)

Cuando los principales sacerdotes y gobernantes presenciaron el efecto que tenía el relato de lo que había experimentado Pablo, se sintieron movidos a odiarle. Vieron que predicaba audazmente a Jesús y realizaba milagros en su nombre; multitudes le escuchaban, se apartaban de las tradiciones y consideraban a los dirigentes judíos como matadores del Hijo de Dios. 

Se encendió su ira, y se reunieron para consultarse acerca de lo que convenía hacer para aplacar la excitación. Convinieron en que la única conducta segura consistía en dar muerte a Pablo.  Pero Dios conocía su intención, y envió ángeles para que lo guardasen, a fin de que pudiese vivir y cumplir su misión. (Primeros Escritos -202-)

Esta parte de la historia ha sido escrita para nuestra admonición, “a quienes han alcanzado los fines de los siglos”.  Los efesios afirmaban tener contacto con seres invisibles, de quienes recibían conocimiento de lo que habría de acontecer.  En nuestros días esta comunicación es llamada espiritismo, y todo lo que practican los médiums es prestidigitación, astucia y engaño.

El mundo visible y el invisible están en comunicación. Satanás es el engañador maestro, y entrena a los que están confederados con él para obrar en las mismas líneas  en las que él obra. El apóstol dice:

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.  Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo” (Efesios 6:12-13)

Este anciano prisionero [Pablo], encadenado al soldado que lo vigilaba, no presentaba en su apariencia o su vestimenta, algo que llamara la atención al mundo para brindarle honores.  Sin embargo, este hombre sin riquezas ni posición, y aparentemente sin amigos, tenía una escolta que los mundanos no podían ver.  Ángeles del cielo lo asistían. 

Si la gloria de uno de estos refulgentes mensajeros se hubiera hecho visible, la pompa y el orgullo de la realeza hubiese palidecido.  Reyes y cortesanos hubieran sido postrados en tierra.  Todo el cielo estaba interesado en este solo hombre que ahora era un prisionero por causa de su fe en el Hijo de Dios. (Sketches From the Life of Paul -254-)

EL SITIO DE JERUSALÉN

La paciencia de Dios hacia Jerusalén, sólo confirmó a los judíos en su obstinada impenitencia. En su odio y crueldad hacia los discípulos de Cristo, rechazaron su última oferta de misericordia.  Entonces, Dios apartó de ellos su protección. Al retirar el poder restrictivo sobre Satanás y sus ángeles, la nación quedó bajo el control del caudillo que ellos mismos habían elegido.  El pueblo había despreciado la gracia de Cristo, único medio de subyugar sus malos impulsos, y ahora éstos eran sus conquistadores.

Satanás despertó en ellos las más fieras y bajas pasiones del alma; no razonaban, porque habían sobrepasado los límites de la razón.  Eran controlados por impulsos y ciega ira; su crueldad era satánica. Satanás se colocó a la cabeza de la nación, y las autoridades civiles y religiosas quedaron bajo su mandato. (SP)

Ángeles de Dios fueron enviados a hacer su obra de destrucción [del templo], de tal manera que no quedara piedra sobre piedra que no fuera destruida. (MR)

JUAN EL REVELADOR

Continúa en parte 87

 

 

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 80-

LOS ÁNGELES DESDE EL PENTECOSTÉS HASTA LOS ULTIMOS DÍAS-parte 2

PEDRO Y JUAN LIBRADOS DE LA PRISION

Poco tiempo después del descenso del Espíritu Santo, Pedro y Juan, que habían estado dedicados a la oración ferviente, fueron al templo a adorar. Allí encontraron a un pobre y desanimado paralitico. Los discípulos se compadecieron de él. “Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos…No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”.  (Hechos 3:4-6)

Como los saduceos no creían  en la resurrección, se encolerizaban al oír a los discípulos afirmar que Cristo había resucitado de entre los muertos, pues comprendían que si se dejaba a los apóstoles predicar a un Salvador resucitado y obrar milagros en su nombre, todos rechazarían la doctrina de que no habrá resurrección y pronto se extinguiría la secta de los saduceos.  (Hechos de los Apóstoles 64-65)

Algunos de los oficiales del templo y el jefe de la guardia eran saduceos.  El jefe, con la ayuda de otros saduceos, arrestó a los dos apóstoles y los puso en prisión, ya que era muy tarde para que sus casos fuesen examinados esa noche.

Satanás parecía triunfar y los ángeles malignos lo celebraban; pero los ángeles de Dios fueron enviados a abrir las puertas de la prisión.  Contrariamente a la orden del sumo sacerdote y los ancianos, los ángeles les ordenaron volver al templo y continuar hablando palabras de vida. (SG)

Los sacerdotes y magistrados decidieron acusar a los discípulos de insurrección, de haber asesinado a Ananías y Safira, y de conspirar para desposeer a los sacerdotes de su autoridad.

Cuando enviaron por los presos para que comparecieran ante su presencia, grande fue el asombro general al recibirse la noticia de que se habían hallado las puertas de la cárcel cerradas con toda seguridad y a los guardias delante de ellas, pero que los presos no aparecían por ninguna parte.

Pronto llegó este sorprendente informe: “He aquí los varones que pusisteis en la cárcel están en el templo, y enseñan al pueblo.  Entonces fue el jefe de la guardia con los alguaciles, y los trajo sin violencia, porque temían ser apedreados por el pueblo”…

Cuando el pontífice les dijo: “¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre?…Pedro respondió: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:25-29)

Un ángel del cielo los había librado de la cárcel ordenándoles que enseñaran  en el templo.  (HAp. 66-67)

Aquellos criminales se enfurecieron. Deseaban matar a los apóstoles.  Mientras planeaban como hacerlo, un ángel fue enviado a impresionar el corazón de Gamaliel para que aconsejara a los príncipes y sacerdotes diciendo: “Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; más si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios” (Hechos 5:38-39).

Los malos ángeles sugerían a los ancianos y sacerdotes que aniquilaran a los apóstoles; pero Dios envió a su ángel para evitarlo, levantando entre sus propias filas, una voz que hablara a favor de los discípulos. (SG)

FELIPE Y EL EUNUCO ETIOPE

Continúa en parte 81

 

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 73-

LOS ÁNGELES DURANTE LA PASIÓN Y MUERTE DE CRISTO-parte 4-

ANTE PILATO

Los hombres estaban poseídos de un espíritu satánico cuando decidieron que preferían a Barrabás, un ladrón y asesino, en lugar del Hijo de Dios.  El poder demoníaco triunfó sobre la humanidad.  Legiones de ángeles malignos tomaron completo control de los hombres, y en respuesta a la pregunta de Pilato acerca de quién deseaban ellos que soltase, bramaron:

“Fuera con éste, suéltanos a Barrabás”.  Cuando Pilato nuevamente expresó su preocupación de que hacer con Jesús, el griterío aumentó, diciendo: “¡Crucifícale! ¡Crucifícale!” Al ceder el control a las agencias demoníacas, los hombres tomaron su posición del lado del gran apóstata.

Los mundos  no caídos miraban la escena con asombro, incapaces de comprender la degradación que el pecado había traído.  Legiones de malos ángeles controlaban a los príncipes y sacerdotes, y mediante ellos, daban voz a las sugerencias de Satanás para que, ofreciendo soborno y falsedad, tentaran al pueblo y lo persuadieran a rechazar al Hijo de Dios y a elegir un ladrón y asesino en su lugar.

 ¡Qué escena para que Dios y los ángeles presenciaran! El unigénito Hijo de Dios, la Majestad del cielo, el Rey de gloria, burlado, insultado, rechazado y crucificado por aquellos a quienes había venido a salvar, quienes se habían entregado al control de Satanás. (RH)

Los ángeles que estaban presenciando la escena notaron las convicciones de Pilato, y registraron su simpatía por Jesús.

Satanás y sus ángeles tentaban a Pilato y trataban de llevarlo a su propia ruina.  Le sugirieron que si él no tomaba la decisión de condenar a Jesús, otros lo harían. (SG)

Aún entonces no se le dejó actuar a Pilato ciegamente. Un mensaje de Dios le amonestó acerca del acto que estaba por cometer. En respuesta a la oración de Cristo, la esposa de Pilato había sido visitada por un ángel del cielo, y en un sueño había visto al Salvador y conversado con El. Le vio juzgado en un tribunal. 

Vio las manos estrechamente ligadas como las manos de un criminal. Vio a Herodes y sus soldados realizando su impía obra. Oyó a los sacerdotes y príncipes, llenos de envidia y malicia, acusándole furiosamente.  Oyó las palabras: “Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir”

Vio a Pilato entregar a Jesús para ser azotado, después de haber declarado: “Yo no hallo en él ningún crimen”.  Oyó la condenación pronunciada por Pilato, y le vio entregar a Cristo a sus homicidas. Vio la cruz levantada en el Calvario. Vio la tierra envuelta en tinieblas y oyó el misterioso clamor: “Consumado es”.

Mientras Pilato vacilaba en cuanto a lo que debía hacer, un mensajero se abrió paso a través de la muchedumbre y le entregó la carta de su esposa que decía: “No tengas nada que ver con ese justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él” (Mateo 27:19).

El rostro de Pilato palideció.  Le confundían sus propias emociones en conflicto.  Pero mientras postergaba la acción, los sacerdotes y príncipes inflamaban aún más los ánimos del pueblo.

Pilato anhelaba librar a Jesús. Pero vio que no podía hacerlo y conservar su puesto y sus honores. Antes que perder su poder mundanal, prefirió sacrificar una vida inocente.

Pilato cedió a las exigencias de la turba.  Antes que arriesgarse a perder su puesto entregó a Jesús para que fuese crucificado. (DTG-680-681,687)

LA CRUCIFICCION DE CRISTO

Continúa en parte 74

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 70-

LOS ÁNGELES Y LOS DEMONIOS DURANTE EL MINISTERIO DE CRISTO-parte 5

ÁNGELES MALIGNOS PRESENTES ENTRE LA AUDIENCIA DE CRISTO

Mezclándose con sus oyentes, había ángeles (malos) que inducían a los hombres a hacer sugestiones, criticas, aplicaban falsamente y tergiversaban las palabras del Salvador.

Cristo era el instructor en las asambleas de estos ángeles, antes de que cayeran de su alto estado. (MS)

LA RESURRECCIÓN DE LÁZARO

Cristo podría haber ordenado a la piedra que se apartase. Podría haber ordenado a los ángeles que estaban a su lado que la sacasen.  A su orden, manos invisibles habrían removido la piedra.  Pero había de ser sacada por manos humanas.  Así Cristo quería mostrar que la humanidad ha de cooperar con la divinidad. No se pide al poder divino que haga lo que el poder humano puede hacer. (DTG-492)

JESÚS ACOSADO DE CIUDAD EN CIUDAD DURANTE SU MINISTERIO

Jesús fue seguido de ciudad en ciudad durante su ministerio.  Sacerdotes y gobernantes lo acosaban, tergiversando sus labores y su misión.  A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.  Los ángeles presenciaban cada paso del conflicto y se maravillaban de las estratagemas de Satanás contra el divino Hijo de Dios.  Aquel que había seguido a Jesús en poder y gloria en el cielo, había caído tan bajo, que se dedicaba a influir en las mentes de los hombres para que siguieran los pasos de Cristo de ciudad en ciudad. (ST)

En más de una ocasión (Jesús) habría sido muerto, si los ángeles  del cielo no hubiesen intervenido preservando su vida, hasta que el caso del pueblo judío como nación fuera decidido.  (RH)

LOS ÁNGELES DURANTE LA PASIÓN Y MUERTE DE CRISTO-parte 1-

JESÚS Y SUS DISCÍPULOS EN GETSEMANÍ

En compañía de sus discípulos, el Salvador se encaminó lentamente hacia el huerto de Getsemaní.  Al acercarse al huerto, los discípulos notaron el cambio de ánimo en su Maestro.  Nunca antes le habían visto tan triste y callado. Mientras avanzaba, esta extraña tristeza se iba ahondando. Cerca de la entrada del huerto, Jesús dejó a todos sus discípulos, menos tres, rogándoles que orasen por sí mismos y por El.  Acompañado de Pedro, Santiago y Juan, entró en los lugares más retirados.

“Quedaos aquí, –dijo-  y velad conmigo”.

Fue a corta distancia, y cayó postrado. Sentía que el pecado le estaba separando de su Padre.  La sima era tan ancha, negra y profunda que su espíritu se estremecía ante ella.

Sintiendo quebrantada su unidad con el Padre, temía que su naturaleza humana no pudiese soportar el venidero conflicto con las potestades de las tinieblas,

En el desierto de la tentación, había estado en juego el destino de la raza humana.  Cristo había vencido entonces. Ahora el tentador había acudido a la última y terrible lucha, para la cual se había estado preparando durante los tres años del ministerio de Cristo.  Para él todo estaba en juego. 

Si fracasaba aquí, perdía su esperanza de dominio; los reinos del mundo llegarían a ser finalmente de Cristo; él mismo sería derribado y desechado. Pero si podía vencer a Cristo, la tierra llegaría a ser el reino de Satanás, y la familia humana estaría para siempre en su poder.  Frente a las consecuencias posibles del conflicto, embargaba el alma de Cristo el temor de quedar separada de Dios.  Satanás le decía que si se hacía garante de un mundo pecaminoso, la separación sería eterna.

Satanás presentaba al Redentor una situación en sus rasgos más duros: el pueblo que pretende estar por encima de todos los demás en ventajas temporales y espirituales te ha rechazado. Uno de tus propios discípulos te traicionará. Todos te abandonarán.

De sus labios, brota el amargo clamor: “Padre mío, si es posible, pase de mi esta copa”.  Pero aún entonces añade: “Pero no sea como yo quiero, sino como tú” (DTG-636-638)

LOS ÁNGELES EN GETSEMANÍ

Continúa en parte 71

 

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 45-

LOS ÁNGELES DESDE EL TIEMPO DE LOS JUECES HASTA EL PRIMER REINADO-parte 3-

SAMUEL Y ELI

Samuel era un niño rodeado de las influencias más corruptoras. Veía y oía cosas que afligían su alma.  Los hijos de Elí, que ministraban en cargos sagrados, estaban dominados por Satanás.  Esos hombres contaminaban la misma atmósfera circundante.  Muchos hombres y mujeres se dejaban fascinar diariamente por el pecado y el mal; pero Samuel quedaba sin tacha. Las vestiduras de su carácter eran inmaculadas. 

No tenía la menor participación ni deleite en los pecados que llenaban todo Israel de terrible informes.  Samuel amaba a Dios; mantenía su alma en tan intima relación con el cielo, que se envió a un ángel para hablar con él acerca de los pecados de los hijos de Elí que estaban corrompiendo a Israel. (Joyas de los Testimonios)

Las transgresiones de los hijos de Elí eran tan atrevidas y profanas que ningún sacrificio podía expiar sus pecados voluntarios.  Estos sacerdotes pecaminosos profanaban los sacrificios que simbolizaban al Hijo de Dios.  Estos pecadores condujeron el arca del campamento de Israel…

Dios permitió que su arca fuera tomada por los enemigos, para mostrar a Israel cuán vano era confiar en el arca como símbolo de la presencia de Dios, mientras se profanaran los mandamientos contenidos en el arca.

Los filisteos creían que al conquistar el arca, conquistaban al dios de los israelitas, que había producido señales y maravillas y había sido el terror de sus enemigos.  Llevaron el arca a Asdod, y la colocaron en un espléndido templo, quedaron aterrorizados al encontrar a su dios caído cabeza abajo ante el arca.

Los ángeles de Dios que siempre acompañaban el arca, postraron al inconsciente ídolo y lo mutilaron, para mostrar que el Dios viviente está por encima de todos los dioses y que éstos son nada delante de Él.  (SG)

Los hombres de Bet-semes difundieron prestamente la noticia de que el arca estaba en su posesión, y la gente de la tierra circundante acudió a dar la bienvenida al arca.  Esta había sido colocada sobre la piedra que primero sirvió de altar, y ante ella se ofrecieron al Señor otros sacrificios adicionales.  Si los adoradores se hubieran arrepentido de sus pecados, la bendición de Dios los habría acompañado.

Pero no estaban obedeciendo fielmente a su ley; y aunque se regocijaban  por el regreso del arca como presagio de bien, no reconocían verdaderamente su santidad.  En vez de preparar un sitio apropiado para recibirla, permitieron que  permaneciera en el campo de la mies.  Mientras continuaban mirando la sagrada arca, y hablando de la manera maravillosa en que les había sido devuelta, comenzaron a hacer conjeturas acerca de donde residía su poder especial.  Por último, vencidos por la curiosidad, quitaron los envoltorios de ella, y se atrevieron a abrirla.

Hasta los filisteos paganos no se habían atrevido a quitarle los envoltorios. Ángeles celestiales la habían acompañado en todos sus viajes,  La irreverente osadía de los bet-semitas fue prestamente castigada.  Muchos fueron heridos de muerte repentina.

SAÚL Y JONATAN

Continúa en parte 46

 

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA

EL AMANECER DE UN NUEVO DIAEn el siglo catorce, Juan Wiclef llamó a una reforma de la iglesia, no sólo en Inglaterra sino también en toda la cristiandad. Durante una época en la cuál existían pocos ejemplares de la Biblia, proveyó la primera traducción completa de las Escrituras al inglés. Sus enseñanzas de salvación únicamente por fe en Cristo, y de que sólo las Escrituras son infalibles, establecieron el fundamento de la Reforma protestante. Procuró librar a la iglesia de Cristo de las cadenas del paganismo que la ataban a la ignorancia. Inauguró un movimiento que lograría libertar las mentes individuales y aún naciones enteras de las garras del error religioso.  Los escritos de Wiclef tocaron el alma de Huss, Jerónimo, Lutero, y muchos más.

Martín Lutero fue la personalidad más poderosa de la Reforma.  Lutero guió al pueblo de vuelta a las Escrituras y a la gran verdad  evangélica de la justificación por la fe, mientras predicaba contra la salvación por las obras. Declarando que los creyentes no debían aceptar ninguna autoridad fuera de las Escrituras. Lutero dirigió las miradas de la gente  hacia arriba, separándolas de las obras humanas, sacerdotes y penitencias, y apuntando a Cristo como su único Mediador y Salvador.

ÚNICAMENTE EL ARREPENTIMIENTO A DIOS Y LA FE EN CRISTO PUEDEN SALVAR A LOS PECADORES. Por cuanto su gracia constituye un regalo, libremente ofrecido, no se la puede comprar.  Los seres humanos, por lo tanto, pueden tener esperanza, no debido a las indulgencias, sino por causa de la sangre derramada del Redentor crucificado. La Reforma desenterró verdades largamente olvidadas. 

SE REDESCUBRIÓ LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE, EL GRAN PRINCIPIO DEL EVANGELIO, ASÍ COMO UN NUEVO APRECIO POR EL SACRIFICIO EXPIATORIO DE JESUCRISTO, REALIZADO UNA VEZ PARA SIEMPRE, Y SU SACERDOCIO MEDIADOR PERFECTAMENTE SUFICIENTE. MUCHAS ENSEÑANZAS QUE NO ERAN BÍBLICAS, COMO LAS ORACIONES POR LOS MUERTOS, LA VENERACIÓN DE LOS SANTOS Y LAS RELIQUIAS, LA CELEBRACIÓN DE LA MISA, LA ADORACIÓN DE MARÍA, EL PURGATORIO, LAS PENITENCIAS, EL AGUA BENDITA, EL CELIBATO DE LOS SACERDOTES, EL ROSARIO, LA INQUISICIÓN, LA EXTREMAUNCIÓN, Y LA DEPENDENCIA DE LA TRADICIÓN, FUERON REPUDIADAS Y ABANDONADAS.

Los reformadores protestantes se hallaban casi unánimes en la identificación del sistema papal como el “hombre de pecado”, el “misterio de iniquidad”, y el cuerno pequeño”  de Daniel, la entidad que había de perseguir al verdadero pueblo de Dios durante los 1260 años de Apocalipsis 12:6, 14, y 13:5, antes de la segunda venida de Cristo.  De hecho, el mundo cristiano comenzaba a despertar de su sueño y eventualmente, la libertad religiosa fue proclamada en muchas tierras.

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA

La nación que Dios sacó de Egipto fue llamadala congregación en el desierto” (Hech.7:38). Sus miembros eran consideradosun reino de sacerdotes, y gente santa” (Exo.19:6), elpueblo santo de Dios” (Deut.28.9, compárese con Lev.26.12), su iglesia.

Dios los colocó en Palestina, el centro de las grandes civilizaciones del mundo. Se encontraban tres grandes continentes: Europa, Asia y África. Allí los judíos habían de estar al servicio de las otras naciones, y extender a otros la invitación de unirse a ellos para integrar el pueblo de Dios. Dios deseaba establecer, por medio de Israel, la mayor iglesia del mundo, una iglesia a la cuál asistieran los representantes de todas las naciones del mundo para adorar, aprender acerca del Dios verdadero, y volver a su propio pueblo con el mensaje de salvación.

 A pesar del continuo cuidado de Dios por su pueblo, Israel se envolvió en la idolatría, el aislamiento, el nacionalismo, el orgullo y la exaltación propia. El pueblo de Dios no comprendió su misión.

El pueblo de Dios esperaba la llegada de un Mesías que libertara la nación, pero no un Mesías  que los liberara de sí mismos. En la cruz, la bancarrota espiritual de Israel se hizo evidente, Al crucificar a Cristo, demostraron por sus obras externas, su corrupción interior.

La cruz señalo el fin de la misión de Israel; la resurrección de Cristo, inauguró la iglesia cristiana y su misión: la proclamación del Evangelio de salvación por medio de la sangre de Cristo. Cuando los judíos perdieron su misión, se convirtieron en una nación más como el resto, y dejaron de constituir la iglesia de Dios. En su lugar, Dios estableció una nueva nación, una iglesia, la cuál continuara su misión ante el mundo (Mat.21:41, 43)

La iglesia del Nuevo Testamento, íntimamente vinculada con la comunidad de la fe del antiguo Israel, está formada tanto por los judíos convertidos como por gentiles que creen en Jesucristo. De este modo el verdadero Israel está formado por todos los que por fe aceptan a Cristo. (véase Gal.3:26-29). Pablo ilustra la nueva relación de esos pueblos distintos simbolizándolos por dos árboles: un olivo bueno cultivado, y un olivo silvestre, los cuales representan a Israel y los gentiles.  Los judíos que no aceptan a Cristo dejan de ser hijos de Dios (Rom.9: 6-8) y están representados por ramas cortadas del buen árbol, mientras que los judíos que recibieron a Cristo permaneces unidos al tronco. Pablo expresa que los gentiles que aceptan a Cristo son ramas del olivo silvestre que han sido injertadas en el buen árbol (Rom.11: 17-25) Instruye a esos nuevos cristianos gentiles a respetar la herencia divina de los instrumentos escogidos por Dios: “Si la raíz es santa, también lo son las ramas. Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas y tu siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas sabes que no sustentas tu a la raíz, sino la raíz a ti” (Rom.11: 16-18).

La iglesia apostólica, llegó a ser una iglesia independiente separada de la nación de Israel, los limites nacionales, fueron descartados, dándole a la iglesia un carácter universal, se convirtió en una iglesia  misionera, la cuál existe para cumplir el plan original de Dios, reformulado en el mandato divino de su fundador, Jesucristo: “HACED DISCÍPULOS A TODAS LA NACIONES” (Mat.28:19).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: