Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.18-LA TEMPERANCIA: …También consiste en mantener un equilibrio sano entre las cuatro dimensiones. (Mentalmente, físicamente, espiritualmente y socialmente)’ Category

 

VIDA RADIANTE- PASOS PRACTICOS HACIA LA SALUD Y LA FELICIDAD-parte 18-

UNA PERSONA RADIANTE

LAS CUATRO DIMENSIONES DE LA VIDA-parte 2-

4. LA TEMPERANCIA: La definición básica de esta ley de la vida y la salud es evitar lo que es dañino y practicar la moderación en lo que es bueno.

PRIMERO: No haga daño.

Mentalmente: No haga nada que destruya o contamine sus facultades mentales.

Socialmente: No adquiera malos hábitos o amigos, o participe en comportamientos sociales destructivos como el chisme, la crítica, la desobediencia a las leyes civiles, o la participación en las prácticas sexuales riesgosas o degradantes.

Espiritualmente: No destruya sus sensibilidades espirituales al espaciarse en emociones espiritualmente destructivas como el odio, la ira, o la venganza.  Evite colocarse bajo el poder de Satanás por medio de prácticas ocultas o el rechazo del Espíritu de Dios.

SEGUNDO: Practique la moderación y el balance en las cosas que son buenas. Esto envuelve más que el solo balance entre tales cosas como la actividad y el descanso, la lógica y la emoción, la vida solitaria y la multitud. 

También consiste en mantener un equilibrio sano entre las cuatro dimensiones. (Mentalmente, físicamente, espiritualmente y socialmente). Cuando una de estas áreas de la vida toma la prioridad o queda desatendida, el resultado es un individuo desequilibrado y enfermizo.

Finalmente, una parte de ser equilibrado consiste en saber que es lo más valioso e importante.  Habrán momentos cuando tendrá que escoger entre lo mejor de un elemento al costo de los demás. Usted toma decisiones basadas en lo que más valora.

¿Por qué no hacer de la dimensión espiritual la prioridad más alta, y basar cada decisión en como ésto afectará su vida y salud espiritual? Sería un terrible desperdicio el hacer de la salud física su más alta prioridad para perder completamente la vida eterna y la salud radiante asociada con las promesas de Jesús. 

“Más buscad primero el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas os serán añadidas”. (MATEO 6:33).

5. AGUA, AIRE FRESCO Y LUZ DEL SOL: Estos son todos útiles para la limpieza, cual es un principio que se aplica igualmente a todos los segmentos de la vida.

Espiritualmente: Necesitamos abrir nuestros corazones diariamente a los rayos del amor de Dios, dejar que el aire puro del Espíritu fluya en nuestras vidas, y ser lavados en la sangre limpiadora de Jesús, aceptando su perdón.

Mentalmente: Así mismo, cuando la mente está contaminada y degradada, se encuentra ayuda en el principio “Cuando contemplamos, somos cambiados.” Pero finalmente sólo cuando se acepta la oferta de Cristo de crear en nosotros una nueva vida puede la mente ser completamente limpia.

Socialmente: Cuando Cristo cambia la vida, y la persona sinceramente se arrepiente, confiesa, se disculpa y enmienda sus errores, es cuando otros entenderán que ésta es una persona nueva y limpia.

Cristo conoce y ama a cada persona como si no hubiera nadie más. El anhela que aceptemos su oferta de la salvación. El desea limpiarnos y sanarnos por completo, para que logremos la felicidad y la vida abundante para la cual fuimos creados.

LAS CUATRO DIMENSIONES INSEPARABLES:

Las cuatro dimensiones de la vida son inseparables y están tan estrechamente relacionadas que lo que afecta una parte de nosotros afecta también la otra.

Físicamente: La falta  de la salud física puede obscurecer la mente, deprimir las actitudes y hace más difícil mantener la salud espiritual.  Por otro lado, la buena salud puede despejar la mente y mejorar la actitud mental, y ayuda a enriquecer la fuerza espiritual y la salud.

Mentalmente: La fuerza de voluntad, la actitud y el intelecto tienen una influencia decidida en como vivimos nuestras vidas y como aplicamos o rechazamos las distintas leyes de la salud.

Socialmente: Las actitudes que permean nuestros hogares como también las relaciones que formamos tienen el poder de afectar nuestra salud.

Espiritualmente: El ejercicio de la fe, el amor, la esperanza, la oración, la perseverancia y la dedicación a Dios traerán la paz mental, el desarrollo del carácter, y aumentarán la salud física.

El estudio y la práctica de estos amplios principios de salud harán una diferencia en el uso y la calidad de vida.  Cada una de estas leyes con las que cooperamos nos otorga un beneficio, ¡más cuando cooperamos con todas, los beneficios son multiplicados!

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: