Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘el conflicto’

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-169-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 6-

 

COMO TRATAR CON LAS EMOCIONES.  Y el conflicto más duro y más severo se produce cuando llega la hora de la gran resolución del ser humano de someter su voluntad y sus caminos a la voluntad y los caminos de Dios.  parte 2-

HUMANIDAD Y DIVINIDAD EN MOMENTOS DE CONFLICTO: El Señor siempre asigna una tarea a cada ser humano. Esta es la cooperación divino-humana.  Aquí conocemos al hombre que obedece la luz que se le ha dado. 

Si Saúl hubiera dicho: “Señor, no me siento inclinado en lo más mínimo a seguir tus indicaciones para obrar mi propia salvación”, todo habría sido inútil, aunque Dios le hubiera dado diez veces más luz.

La obra del hombre es colaborar con Dios. Y el conflicto más duro y más severo se produce cuando llega la hora de la gran resolución del ser humano de someter su voluntad y sus caminos a la voluntad y los caminos de Dios, y confiar en las influencias de la gracia que lo han acompañado durante toda su vida. 

El hombre debe llevar a cabo esta obra de sometimiento,

“porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filip.2:13)

El carácter determinará la naturaleza de la resolución y la acción. La acción no estará de acuerdo con los sentimientos y la inclinación, sino con el conocimiento de la voluntad de nuestro Padre que está en los cielos.  Sigan y obedezcan la dirección del Espíritu Santo.

HABLEN ACERCA DEL PODER DE DIOS: Cuando se nos pregunte como nos sentimos, no nos pongamos a pensar en cosas tristes que podamos decir para captar simpatía. No mencionemos nuestra falta de fe ni nuestros pesares y padecimientos. 

El tentador se deleita al oír tales cosas.  Cuando hablemos de temas lóbregos, glorificamos al maligno.  No debemos espaciarnos en el poder que tiene Satanás para vencernos. Muchas veces nos entregamos en sus manos con sólo referirnos a su poder.

Más bien conversemos del gran poder de Dios para unir todos nuestros intereses con los suyos.  Contemos lo relativo al incomparable poder de Cristo, y hablemos de su gloria. El cielo entero se interesa por nuestra salvación.

Los ángeles de Dios, que son millares de millares y millones de millones, tienen la misión de atender a los que han de ser herederos de la salvación.  Nos guardan del mal y repelen las fuerzas de las tinieblas que procuran destruirnos. 

¿No tenemos motivos de continuo agradecimiento, aún cuando haya aparentes dificultades en nuestro camino?

NO HABLEMOS DE LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS: Si no nos sentimos de buen ánimo y alegres, no hablemos de ello.  No arrojemos sombra sobre la vida de los demás. Una religión fría y desolada no atrae nunca almas a Cristo. 

Las aparta de El para empujarlas a las redes que Satanás tendió ante los pies de los descarriados. En vez de pensar en nuestros desalientos, pensemos en el poder a que podemos aspirar en el nombre de Cristo. Aférrese nuestra imaginación a las cosas invisibles.

Dirijamos nuestros pensamientos hacia las manifestaciones evidentes del gran amor de Dios por nosotros.  La fe puede sobrellevar la prueba, resistir la tentación y mantenernos firmes ante los desengaños.  Jesús vive y es nuestro abogado. Todo lo que su mediación nos asegura es nuestro.

SONRISAS Y PALABRAS ANIMADORAS: Si observamos el lado luminoso de las cosas, encontraremos energía suficiente para estar alegres y felices.  Si sonreímos, recibiremos sonrisas en cambio; si pronunciamos palabras agradables y animadoras, nos serán retribuidas.

Cuando los cristianos parecen sombríos y deprimidos, como si creyeran que no tienen ni un sólo amigo, dan la impresión falsa acerca de la religión.  En algunos casos se ha albergado que la alegría es incompatible con la dignidad del carácter cristiano; pero esto no es verdad.  El cielo es pura alegría.

Elena White

Continúa en parte 170

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 6-

 

PELIGROS DE LA PSICOLOGIA- En estos días cuando el escepticismo y el paganismo aparecen vestidos con un ropaje científico, necesitamos cuidarnos en todos lados. -parte 1-

SATANÁS ESTUDIA LA MENTE: Por miles de años Satanás ha estado experimentando con las propiedades de la mente humana, y ha llegado a conocerla bien.  Por sus sutiles operaciones en estos últimos días está ligando la mente humana con la de él, imbuyéndola con sus pensamientos; y está haciendo esta obra en forma tan engañosa que los que aceptan su conducción no saben que él los dirige a su antojo. 

El gran engañador espera confundir tanto las mentes de los hombres y mujeres que sólo oigan su voz.

SATANÁS, MAESTRO DE ARTES SUTILES: Satanás busca continuamente influir sobre las mentes humanas mediante sus artes sutiles.  La suya es una mente maestra, dada por Dios, pero prostituida con todas sus nobles capacidades para oponerse e invalidar los consejos del Altísimo…

EL VIENE DISFRAZADO: Los planes y las maquinaciones de Satanás nos asedian por todas partes.  Siempre debiéramos recordar que él se nos acerca disfrazado, ocultando sus motivos, y el carácter de sus tentaciones. Necesitamos emplear gran precaución para investigar cuidadosamente sus artificios, para no ser engañados.

MAL USO DE LAS CIENCIAS RELATIVAS A LA MENTE: En estos días cuando el escepticismo y el paganismo aparecen con tanta frecuencia vestidos con un ropaje científico, necesitamos cuidarnos en todos lados. Nuestro gran adversario está engañando mediante ellos a miles de personas, y las está conduciendo cautivas conforme a su voluntad.  Saca una enorme ventaja de las ciencias que conciernen a la mente. 

Mediante ellas se arrastra como serpiente, imperceptiblemente, para corromper la obra de Dios.  Esta entrada de Satanás por medio de estas ciencias ha sido bien planeada.  Mediante el conducto proporcionado por la frenología, la psicología y el mesmerismo (hipnotismo), y la clarividencia llega más directamente a los miembros de esta generación, y trabaja con ese poder que caracterizara sus esfuerzos cerca del fin del tiempo. 

Las mentes de miles de personas han sido envenenadas por este medio y conducidas al paganismo. Mientras se cree que una mente afecta en forma maravillosa a otra mente, Satanás, que está listo para aprovechar cualquier ventaja, se introduce y trabaja en un lado y en otro. 

Y cuando los que se dedican a estas ciencias se alaban exageradamente debido a las grandes y buenas obras que afirman llevar a cabo, no se dan cuenta del poder para el mal que están fomentando; pero es un poder que trabajará con toda clase de señales y milagros mentirosos: con todo engaño de iniquidad.  Noten la influencia de estas ciencias, porque todavía no ha terminado el conflicto entre Cristo y Satanás.

El descuido de la oración hace que los hombres confíen en sus propias fuerzas y abre las puertas a la tentación.  En muchos casos la imaginación es cautivada por la investigación científica, y los hombres son halagados por el conocimiento de sus propios poderes. 

Se exalta mucho las ciencias que tratan de la mente humana.  Están son buenas en su lugar; pero Satanás se apodera de ellas para utilizarlas como instrumentos para engañar y destruir las almas.

Sus artes se aceptan como si procedieran del cielo, y en esa forma recibe la adoración que tanto le agrada.  El mundo, que se supone recibe tanto beneficio de la frenología, y el magnetismo animal (hipnotismo), nunca estuvo tan corrompido como ahora.  Mediante estas ciencias se destruye la virtud y se colocan los fundamentos del espiritismo.

SU OBRA ES DESVIAR LA MENTE DEL HOMBRE: Satanás entró y se puso entre Dios y el hombre. Su obra es desviar la mente humana, y arroja su oscura sombra sobre nuestro sendero para que no podamos distinguir entre Dios y la oscuridad moral y la corrupción y la masa de iniquidad que hay en nuestro mundo.  Hay un poder a nuestra disposición que traerá la luz del cielo a nuestro mundo. 

Cristo ha estado en el cielo y traerá la luz del cielo, disipará  la oscuridad, y permitirá que entre la luz de su gloria. Entonces veremos, en medio de la corrupción, la contaminación y la depravación, la luz del cielo. No debemos darnos por vencidos ante la depravación que hay en la raza humana. ¿Qué hemos de hacer entonces?   (Elena White)

MIRAR “CUAL AMOR NOS HA DADO EL PADRE”  (1 Juan 3:1). 

Continúa en parte 7

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: