Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘muerte’

 

 

EL GRAN YO SOY- MENSAJES DE DIOS-”SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD.TU PALABRA ES VERDAD”-JUAN 17:17-parte 42-

 

EL BAUTISMO-Mat.28:19, 20; Rom.6:3-6; Gal.3:26, 27; Juan 3:5; 1 Cor.12:13; 1 Pedro 3:21-

Mateo 28: 19, 20

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Romanos 6:3-6

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;

sabiendo ésto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

Gálatas 3:26, 27

pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;

porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.

Juan 3:5

Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

1 Corintios 12:13

Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio de beber de un mismo Espíritu.

1 Pedro 3:21

El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las impurezas de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo.

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES-CONCEPTO-

DIOS, EL ÚNICO QUE ES INMORTAL

LA MUERTE Y LA RESURRECCIÓN

La paga del pecado es muerte; pero DIOS, EL ÚNICO QUE ES INMORTAL, otorgará vida eterna a sus redimidos.  Hasta ese día, la muerte constituye un estado de inconsciencia para todos los que hayan fallecido. 

Cuando Cristo, nuestra vida, aparezca, los justos resucitados y los justos vivos serán glorificados y arrebatados para salir al encuentro de su Señor. La segunda resurrección, la resurrección de los impíos, ocurrirá mil años más tarde.

 

Read Full Post »

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESÚS-parte 3-

CRISTO SE SACRIFICO POR NOSOTROS

“Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos”. (Hebreos 2:9)

El Señor creó al hombre puro y santo. Pero Satanás lo descarrió, pervirtiendo sus principios y corrompiendo su mente, encaminando sus pensamientos por senderos errados. Su propósito era corromper al mundo.

Cristo vio el terrible peligro del hombre, y determinó salvarlo por medio de su sacrificio. Para cumplir su propósito de amor por la raza caída se hizo hueso de nuestros huesos y carne de nuestra carne.

“Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, el también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, ésto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre…Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo. Pues en cuanto el mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados”. (Hebreos 2:14-18)

Por medio de la acción del Espíritu Santo, un nuevo principio de poder mental y espiritual debía alcanzar al hombre, quien, por su asociación con la Divinidad, habría de ser uno con Dios. Cristo, el redentor y restaurador, habría de santificar y purificar la mente del hombre, haciéndola un poder para atraer a otras mentes hacia El. Por medio del poder santificador y elevador de la verdad, es su propósito dar al hombre nobleza y dignidad. Desea que sus hijos revelen su carácter, ejerzan su influencia, para que otras mentes puedan ser atraídas a la armonía con la mente divina.

Por causa de nuestra culpa, Cristo podría haberse alejado de nosotros. Pero en lugar de hacerlo, vino a morir entre nosotros, lleno de la plenitud de la Divinidad, para ser uno con nosotros, para que por medio de su gracia alcanzáramos la perfección. Por una muerte de vergüenza y sufrimiento pagó nuestro rescate. Descendió de las alturas, su divinidad vestida de humanidad, bajando escalón tras escalón hasta las más bajas profundidades de la humillación. Ninguna medida puede sondear la profundidad de su amor.

Cómo los profesos cristianos no pueden captar los recursos divinos, no pueden ver más claramente la cruz como medio del perdón, como medio de poner el orgulloso y egoísta corazón del hombre en contacto directo con el Espíritu Santo, para que las riquezas de Cristo puedan ser derramadas en su mente, y que el agente humano esté adornado con las gracias del Espíritu, para que Cristo pueda ser recomendado a los que no le conocen.   (Signs of the Times)

 

Read Full Post »

 

 

ESPERANZA EN LA PALABRA-JESÚS LA UNICA ESPERANZA-parte 56-

¿QUE SUCEDE CINCO MINUTOS DESPUÉS DE LA MUERTE? –parte 1-

LA PALABRA DE DIOS ES LA MEJOR AUTORIDAD PARA EXPLICAR EL FENOMENO DE LA MUERTE

NO nos acostumbramos a la muerte.  La muerte siempre nos sacude.  Nos hace pensar y, por lo general, nos deja sin palabras apropiadas para expresarnos.  La muerte visita a niños, jóvenes, adultos, ricos, pobres, creyentes y ateos por igual.

Las hojas de los árboles mueren cada día.  Los periódicos nos traen una lista nueva de obituarios diariamente.  Y si Cristo no regresa antes, nosotros también moriremos.

A través de las edades, desde las civilizaciones más primitivas hasta las más desarrolladas han demostrado un creciente interés común: ¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE LA MUERTE?.  La pregunta en sí no es inapropiada.  El registro bíblico dice que Job se preguntaba:

“SI EL HOMBRE MURIERE, ¿VOLVERÁ A VIVIR?…” (JOB 14:14).

La pregunta es sana.  Lo importante es a quién se dirige o de dónde se espera la respuesta. Los seres  humanos expresan diferentes ideas respecto del más allá de la muerte:

“Luego de la muerte todo se acaba”; “cuando una persona muere va directo al cielo o al infierno”; “las personas que no están listas para el cielo deben pasar un tiempo en el purgatorio”; “la muerte es solamente la transición a otra existencia”, “existe vida después de la muerte, pero hay que esperar la resurrección”. La humanidad se contradice y nos deja sin respuesta clara.

Hace un tiempo escuché una historia que ocurrió durante la guerra de Corea. Un joven cristiano fue llamado al frente de batalla por el ejército de los Estados Unidos.  El había crecido al lado de una madre cristiana, que se había esmerado en colocar un fundamento bíblico sólido en su hogar y en la vida de este joven.  La iglesia y la madre no cesaban de interceder delante de Dios por el bienestar y el pronto regreso de aquel joven al hogar. 

No obstante, la noticia más temida finalmente llegó: Una tarde le informaron a la mujer que su hijo había muerto en el campo de batalla, pero que su cuerpo aún no había sido recobrado, y que estarían en comunicación con ella.

Aquella madre fue a la iglesia esa noche y encontró consuelo en las palabras del pastor y en el cariño de los hermanos de la iglesia.  Ella se refugiaba en las verdades bíblicas que afirman que la muerte no es el fin de todas las cosas, que el cristiano descansa en el Señor, aguardando la promesa de la resurrección en la Segunda Venida de Cristo.

 Una tarde se encontró con una amiga que le expresó su pésame por la muerte de su hijo. Pero además le dijo: “Varios de nosotros hemos perdido seres queridos; esposos, padres o hijos. Por eso nos reunimos los martes por la noche y conversamos con ellos. Seguramente su hijo se estará preguntando por qué usted no asiste a las reuniones para conversar con él”.

Entonces, la madre le contestó que ella era cristiana, que había aprendido en la Palabra de Dios que no es posible hablar con los muertos, porque ellos nada saben. Y que estaba segura de que su hijo descansaba hasta la Segunda Venida de Cristo.

Sin embargo, a pesar de su conocimiento bíblico, decidió asistir a una de esas reuniones.  Durante la sesión, ella conversó con quien creyó que era su hijo.  Al llegar a su casa, molesta, llamó a su pastor de la iglesia para reprocharlo por no haberle enseñado que su hijo efectivamente vivía en el “más allá”.

Algunos meses después, un representante del ejército de los Estados Unidos la visitó en su casa para pedirle disculpas por el grave error que el ejército había cometido: Su hijo en realidad estaba vivo. El no era el que había muerto en el campo de batalla.  Después  de la visita del oficial del ejército, la mujer quedó sumamente confundida, frustrada y avergonzada. Ahora sí se sentía verdadera y peligrosamente engañada: Si ése con quien había hablado en las sesiones no era su hijo, ¿quién sería en realidad?

La Palabra De Dios Tiene Una Explicación Clara Para Este Tipo De Fenómeno.  El Apóstol Pablo Nos Dice:

“Y NO ES MARAVILLA, PORQUE EL MISMO SATANÁS SE DISFRAZA COMO ÁNGEL DE LUZ. ASÍ QUE, NO ES EXTRAÑO SI TAMBIÉN SUS MINISTROS SE DISFRAZAN COMO MINISTROS DE JUSTICIA; CUYO FIN SERÁ CONFORME A SUS OBRAS” (2 CORINTIOS 11:14, 15)

El Registro Bíblico Establece Que Satanás Y Sus Ángeles Son Capaces De Tomar La Forma De Otros Seres Creados.  Por Eso La Biblia Nos Dice:

“Y CONOCEREIS LA VERDAD, Y LA VERDAD OS HARÁ LIBRES” (JUAN 8:32)

La Biblia Es El Único Lugar Donde El Misterio De La Muerte Es Explicado Cabalmente.

LA VIDA HUMANA

Continúa en parte 57

 

 

 

Read Full Post »

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 47-

LOS ÁNGELES DESDE EL TIEMPO DE LOS JUECES HASTA EL PRIMER REINADO-parte 5-

SAÚL SE ENCUENTRA CON UN ÁNGEL

Saúl permitió que sus impulsos controlaran su juicio hasta que se sumió en una furia de pasión.  Tenía arranques de ira y locura y estaba listo a quitar la vida de cualquiera que se atreviese a oponerse a su voluntad.  Fue el carácter sin tacha de David, y su noble fidelidad, lo que despertó la ira del rey. Veía la vida y el carácter de David como un reproche sobre sí mismo.

Saúl llegó a Rama y se detuvo en el gran pozo de Secú. Preguntó a la gente que venía a buscar agua del pozo donde estaban Samuel y David.  Cuando se le dijo que estaban en Naiot se apresuró a llegar allí.  Pero el ángel del Señor se interpuso y lo controló. 

El Espíritu de Dios descendió sobre él, y comenzó a profetizar, orar y cantar sagradas melodías. Profetizó acerca del Mesías como Redentor del mundo. Cuando llegó a Naiot de Ramá, se despojó de sus vestimentas reales, y pasó el día y la noche junto a Samuel y sus discípulos bajo la influencia del Espíritu divino. (ST)

ENCUENTRO DE SAÚL EN ENDOR Y SU POSTERIOR MUERTE-parte 1-

Otra vez se declaró la guerra entre Israel y los filisteos.  Saúl sabía que David y su fuerza estaban con los filisteos, y pensó que el hijo de Isaí aprovecharía esta oportunidad para vengarse de los agravios que había recibido.  El rey estaba muy angustiado.

Al día siguiente, Saúl debía entablar batalla con los filisteos. Le rodeaban las oscuras sombras de la destrucción inminente; anhelaba tener ayuda y dirección.  Pero era en vano que buscara el consejo de Dios.  “Pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas”. (1 Sam.28:6)

Dijo entonces Saúl a sus siervos: “Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que yo vaya a ella, y por medio de ella pregunte” (1 Sam.28:7). Se le dijo al rey que una mujer que tenía espíritu de adivinación vivía oculta en Endor.  Esta mujer había pactado con Satanás entregarse por completo a su dominio y cumplir sus propósitos; y en cambio, el príncipe del mal hacia milagros para ella, y le revelaba cosas secretas.

Disfrazándose, Saúl salió protegido por las sombras de la noche con dos acompañantes, para buscar el retiro de la pitonisa. Bajo la protección de las tinieblas nocturnas, Saúl y sus asistentes avanzaron a través de la llanura, y dejando sin tropiezo a un lado a la hueste filistea, cruzaron la montaña para llegar al solitario domicilio de la pitonisa de Endor.

Después de practicar sus encantamientos, ella le dijo: “He visto dioses que suben de la tierra…Un hombre anciano viene, cubierto de un manto.  Saúl entonces entendió que era Samuel…”

No fue el santo profeta de Dios el que vino, evocado por los encantamientos de la pitonisa.  Samuel no estuvo presente en aquella guarida de los espíritus malos.  Aquella aparición sobrenatural fue producida solamente por el poder de Satanás.  (PP-731-734).

Las primeras palabras de la mujer cuando estuvo bajo la influencia de su encantamiento se dirigieron al rey: “¿Por qué me has engañado? pues tú eres Saúl” (1 Sam.28:13).  De modo que el primer acto del espíritu malo que se presentó como el profeta consistió en comunicarse secretamente con esta mujer impía, para advertirla de cómo se la había engañado. 

El mensaje que el profeta fingido le dio a Saúl fue: “¿Por qué me has inquietado  haciéndome venir? Y Saúl respondió: Estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mí, y Dios se ha apartado de mí, y no me responde más, ni por medio de profetas ni por sueños; por ésto te he llamado, para que me declares lo que tengo que hacer” (1 Sam.28:15).

Continúa en parte 48

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS -parte 67-

LA MUERTE

PUEDE QUE SEA EL TEMA PEOR ENTENDIDO EN EL MUNDO HOY.  PARA MUCHOS ESTA ENVUELTO EN MISTERIO Y EVOCA SENTIMIENTOS DE TEMOR, INCERTIDUMBRE E INCLUSO DESESPERACIÓN.  OTROS CREEN QUE SUS SERES AMADOS QUE HAN MUERTO, EN REALIDAD NO HAN MUERTO, SINO QUE VIVEN EN OTROS LUGARES BAJO DIFERENTES CONDICIONES.  LA MAYORÍA DE LAS RELIGIONES DEL MUNDO ENSEÑAN QUE LOS MUERTOS SE TRANSFORMAN EN ESPÍRITUS. 

¿IMPORTA ESTO? SI, MUCHISISMO. ES QUE LAS PERSONAS QUE MALENTIENDEN EL TEMA DE LA MUERTE CASI SEGURAMENTE SERÁN ENGAÑADAS POR SATANÁS EN OTROS TEMAS.  DEBEMOS ESTAR SEGUROS TOCANTE A ESTE ASUNTO.  ESTA GUÍA DE ESTUDIO REVELARA LO QUE DIOS DICE SOBRE ESTE TEMA, PORQUE LO QUE EL DICE ES LO QUE IMPORTA.

  • 1. En primer lugar ¿Cómo hemos llegado aquí?

“Entonces Jehová formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”  (Génesis 2:7).

Respuesta: Dios nos formó del polvo en el comienzo. Adán fue creado por Dios en el principio.

  • 2. ¿Qué ocurre cuando una persona muere?

Entonces “el polvo vuelve a la tierra, como era, y el espíritu vuelve a Dios que lo dio”  (Ecles.12:7).

Respuesta: El polvo se convierte en polvo de nuevo y el espíritu va de vuelta a Dios que lo dio.  El espíritu de toda persona, buena o mala, que muere regresa a Dios a su muerte.  Tanto los espíritus de los justos como los de los impíos regresan a Dios. Sus cuerpos regresan al polvo.

  • 3. ¿Qué cosa es el “espíritu” que regresa a Dios en ocasión de la muerte?

“El cuerpo sin espíritu (aliento de vida) está muerto” (Sant.2:26).  “Que todo el tiempo haya hálito de Dios en mis narices (Job.27:3).

Respuesta: El espíritu que vuelve a Dios en ocasión de la muerte es hálito o aliento de vida, En ninguna parte del libro de Dios al “espíritu” se le atribuye vida, sabiduría o sentimiento después que la persona muere. No es más que “aliento de vida”.  No hay nada misterioso acerca del espíritu que regresa a Dios a la muerte. Es el aliento de vida.

Este tema está ampliado en DOCTRINA del HOMBRE –LA NATURALEZA HUMANA-IMPERDIBLE-

  • 4. ¿Qué es un “alma”?

“Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre un alma viviente” (Genesis2:7, Edic.Reina Valera Antigua).

Respuesta: Un alma es un ser vivo. Un alma es siempre la combinación de dos cosas: el cuerpo más el aliento (espíritu).  El alma no puede existir a menos que el cuerpo y el aliento se combinen.  De manera que la Palabra de Dios enseña que nosotros somos almas. Cada persona es un alma.

  • 5. ¿Mueren las almas? 

Continúa en parte 68

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS-parte 25-

  • 4. ¿QUE DETALLE EXTRAORDINARIO DE ESTA MAJESTUOSA CIUDAD ASEGURA A TODOS UNA JUVENTUD Y UN VIGOR ETERNOS?

“Un río  limpio de agua de vida….salía del trono de Dios y del Cordero.  En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones” (Apoc.22:1-2).  “Que no alargue su mano (el hombre), y tome del árbol de la vida y coma y viva para siempre”  (Gen.3:22).

Respuesta: El árbol de la vida, que lleva doce clases de frutos y está en medio de la ciudad (Apoc.2:7) comunica vida y juventud eternas a todos los que participan de él.  Aún sus hojas contienen maravillosas cualidades sostenedoras de la vida.  Este árbol da una nueva cosecha de frutos cada mes.

  • 5. ¿ES CIERTO QUE ESTA CIUDAD SORPRENDENTE DESCENDERÁ A LA TIERRA?

Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido”  (Apoc.21:2).  “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” (Mateo 5:5).  “El justo será recompensado en la tierra” (Prov. 11:31).

Respuesta: SI, la majestuosa ciudad santa descenderá para ser la capital de la tierra hecha nueva, y todos los justos residirán en ella. 

  • 6. ¿QUE PASARA CON EL PECADO Y LOS PECADORES?

Todos los soberbios, y todos los que hacen maldad será estopa; aquel día que vendrá los abrasará”  (Malaquias4:1).  “De Dios descendió fuego del cielo, y los consumió” (Apoc.20:9).  “Los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están serán quemadas”  (2Ped.3:10).  “Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies”  (Malaquias4:3).  “Pero nosotros esperamos según sus promesas cielos nuevos y tierra nueva en los cuales mora la justicia” (2Ped.3:13).

Respuesta: Dios destruirá todo pecado y a los pecadores con fuego. Este fuego derretirá la tierra y reducirá todo a cenizas.  Entonces Dios hará una tierra nueva perfecta, y la santa ciudad será su capital.  Aquí los justos vivirán con gozo y paz y en santidad por toda la eternidad.  Dios promete que el pecado no se levantará por segunda vez (Leer Nahum 1:9).

  • 7. ¿QUE PROMESAS EMOCIONANTES Y CONSOLADORAS LES HACE DIOS A QUIENES ENTRAN EN SU NUEVO REINO?

Respuesta:

A.   El Señor en persona vivirá con ellos  (Apoc.21:3).

B.   Nunca se aburrirán. Habrá placeres eternos (Salmo 16:11).

C.   No habrá más muerte, dolor, lágrimas, enfermedad, hospitales, operaciones, tragedias, chascos, problemas, hambre o sed  (Apoc.21:4;  Isaias33:24;  Apoc.22:3; Isaias65:23; Apoc.7:16).

D.   No se cansarán (Isaías40:31).

E.    Todos los salvados serán físicamente perfectos en todo sentido.   El sordo oirá, el ciego verá, el mudo cantará, y el cojo podrá correr (Isaias35:5-6;  Filip.3:21).

F.    Los celos, el temor, el odio, la falsedad, la envidia, la impureza, el cinismo, la inmundicia, la angustia y toda clase de mal serán para siempre eliminados del reino de Dios (Apoc.21:8, 27; 22:15). Nadie se verá afligido con las preocupaciones y cuidados que los inducen a la distracción.  No habrá más casos de quebrantamiento nervioso.  El tiempo se convertirá en eternidad y las presiones y las fechas límites comunes en la tierra desaparecerán para siempre.

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS-parte 20

  •  4. ¿QUE HACE SU MUERTE POR MÍ?

Mirad cual amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios”  (1Juan3:1).  “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, le dio potestad de ser hechos hijos de Dios”  (Juan1:12)

Respuesta: Cristo murió en mi lugar para satisfacer la pena de muerte que pesaba sobre mí.  El nació como nace cualquier ser humano para poder sufrir la clase de muerte que yo merezco.  Entonces ofreció darme el crédito de lo que el hizo,  en otras palabras, su vida impecable es acreditada a mi cuenta, de manera que yo soy contado como justo.  Su muerte es aceptada por Dios como pago total por todos mis pecados pasados y malas acciones.  Al aceptar yo lo que El hizo como un regalo, quedo incorporado a la familia de Dios como un hijo suyo ¡Esto abruma la mente!  La muerte de Jesús fue el pago completo por cada pecado que usted pudiera alguna vez cometer.  Cuando usted acepta este DON fabuloso, llega a ser parte de la familia personal de Jesús. ¡En el momento en que yo hago tal cosa me convierto en hijo o hija de Dios!

  • 5. ¿CÓMO PUEDO YO ACEPTARLO PARA PASAR DE MUERTE A VIDA?

Simplemente admita o acepte estas tres cosas:

  • 1. Soy un pecador.  “Todos han pecado”  (Rom.3:23).
  • 2. Estoy condenado a muerte. “La paga del pecado es muerte” (Rom.6:23).
  • 3. No puedo salvarme a mí mismo. “Separados de mi nada podéis hacer” (Juan 15:5).

A continuación crea tres cosas:

  • 1. El murió por mí. “Para que…. gustase la muerte por todos” (Heb.2:9)
  • 2. El me perdona. “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados” (1Juan 1:9).
  • 3. El me salva. “El que cree en mí tiene vida eterna” (Juan6:47).

Respuesta: Pidiendo el gran don de Dios, nuestro Señor Jesucristo, creyendo en El y aceptándolo.

JESÚS DIO SU VIDA PARA PAGAR LA DEUDA QUE USTED NO PUEDE PAGAR.

  • 6. ¿QUE DEBO HACER PARA OBTENER ESTE DON DE LA SALVACIÓN?

Siendo justificados gratuitamente por su gracia”  (Rom.3:24).  “El hombre es justificado por fe sin las obras de la ley” (Rom.3:28).

Respuesta: Lo único que usted puede hacer es aceptarlo como un regalo, un don.  Sus obras de obediencia no serán de ninguna ayuda.  Todos los que piden la salvación por la fe la recibirán.  El pecador más réprobo será aceptado sobre la misma base que el más moral de los hombres.  El pasado no cuenta.  Recuerde, El ama de la misma manera a todos, y el perdón es para quien lo pida.  “Por gracia sois salvos por medio de la fe; y   ésto no de vosotros, pues es don (regalo)  de Dios” (Efesios2:8-9). 

¿SIENTE QUE SE AHOGA EN EL PECADO?  JESÚS LO RESCATARA SI SE LO PIDE.

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA SALVACION

CRISTO, EL REPRESENTANTE DE LA HUMANIDAD. Tanto Adán como Cristo,el postrer Adán”  o  “el segundo hombre” (1 Cor.15: 45, 47), representan a toda la humanidad. Por una parte el nacimiento natural coloca sobre todo individuo la carga de los resultados de la transgresión de Adán; por otra parte todo aquél que experimenta el nacimiento espiritual, recibe los beneficios de la vida y sacrificio perfectos de Cristo. “Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1 Cor.15:22).

La rebelión de Adán trajo el pecado, la condenación y la muerte para todos sus descendientes. Cristo invirtió esa tendencia descendiente. En su gran amor, se sujetó a sí mismo al juicio divino sobre el pecado, y se convirtió en el representante de la humanidad. Su muerte vicaria proveyó la liberación de la penalidad del pecado, y el don de la vida eterna para los pecadores arrepentidos (2Cor. 5:21; Rom.6:23; 1Ped. 3:18).

La Escritura enseña con claridad la naturaleza universal de la muerte vicaria de Cristo. “Por la gracia de Dios”, gustó “la muerte por todos” (Heb.2:9).  Como Adán, todos pecaron (Rom.5:12),  y por lo tanto, todos experimentan la muerte, es decir, la primera muerte. La muerte que  Cristo gustó por todos fue la segunda muerte, la plena maldición de la muerte (Apoc.20:6).

LA VIDA Y LA SALVACIÓN DE CRISTO.   “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida” (Rom.5:10). Para salvar el abismo excavado por el pecado, se requirió no sólo la muerte de Cristo, sino también su vida. Ambas son necesarias y contribuyen a nuestra salvación.

¿QUE PUEDE HACER POR NOSOTROS LA PERFECTA VIDA DE CRISTO?  Jesús vivió una vida pura, santa y amante, confiando completamente en Dios. Esta vida preciosa la comparte con los pecadores arrepentidos, en calidad de regalo. Su perfecto carácter es descrito como un vestido de bodas (Mat.22:11) o  un manto de justicia (Isa. 61:10) que nos concede para cubrir los trapos inmundos que simbolizan los intentos humanos de producir justicia (Isa. 64:6).

A pesar de nuestra corrupción humana, cuando nos sometemos a Cristo, nuestro corazón se une con su corazón, nuestra voluntad se sumerge en la suya, nuestra mente llega a ser una con su mente, nuestros pensamientos son puestos en cautividad a El; vivimos su vida. Estamos cubiertos con su vestidura de justicia. Cuando Dios mira al pecador creyente y penitente, no ve la desnudez o deformidad del pecado, sino el manto de justicia formado por la perfecta obediencia de Cristo a la ley. Nadie puede ser verdaderamente justo a menos que esté cubierto por este manto.

LA INSPIRACIÓN QUE PROVEE LA VIDA DE CRISTO.  La vida de Cristo en el mundo le proveyó a la humanidad un modelo de cómo vivir. El que fue hecho semejante a nosotros, y tentado en todo como nosotros, demostró que los que dependen del poder de Dios no necesitan continuar en pecado. La vida de Cristo provee la seguridad de que podemos vivir victoriosamente. 

“TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE” (Fil.4:13).

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA SALVACION

Mediante la vida de Cristo, de perfecta obediencia a la voluntad de Dios, y sus sufrimientos, su muerte y su resurrección, Dios proveyó el único medio válido para expiar el pecado de la humanidad, de manera que los que por fe acepten esta expiación puedan tener acceso a la vida eterna, y toda la creación pueda comprender mejor el infinito y santo amor del Creador. Esta expiación perfecta vindica la justicia de la ley de Dios y la benignidad de su carácter porque condena nuestro pecado y al mismo tiempo hace provisión para nuestro perdón. La muerte de Cristo es vicaria y expiatoria, reconciliadora y transformadora. La resurrección de Cristo proclama el triunfo de Dios sobre las fuerzas del mal, y a los que aceptan la expiación les asegura la victoria final sobre el pecado y la muerte. Declara el señorío de Jesucristo, ante quién se doblará toda rodilla en el cielo y en la tierra.

Una puerta abierta conduce al centro del universo, el cielo. Una voz resuena diciendo: “¡Ven y ve lo que está sucediendo aquí!” En el Espíritu, el apóstol Juan contempla la sala del trono de Dios. Un deslumbrante arco iris semejante a la esmeralda circunda el trono central, y desde él surgen relámpagos, truenos y voces.  Los ancianos se postran en adoración, echando sus coronas de oro delante del trono.

Un ángel que tiene en su mano un pergamino sellado con siete sellos exclama: “¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?” (Apoc.5:2). Juan ve que no hay nadie en el cielo ni en la tierra digno de abrir el libro mientras que uno de los ancianos le dice:No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar los siete sellos” (Apoc.5:5).

Juan dirige su vista al majestuoso trono, y ve allí a un Cordero que había sido muerto pero ahora está vivo y lleno del poder del Espíritu. Cuando ese humilde Cordero toma el rollo, los seres vivientes y los ancianos entonan un cántico:”Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tu fuiste inmolado,  y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra” (Apoc.5:9)

El rollo registra el rescate de la raza humana de su esclavitud a Satanás y describe la victoria final de Dios sobre el pecado. Revela una salvación tan perfecta, que los cautivos del pecado pueden ser libertados de su prisión simplemente por su propia elección.

Mucho antes de su nacimiento en Belén, el Cordero exclamó: “He aquí, vengo, en el rollo del libro está escrito de mí; el hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón” (Sal.40: 7, 8; compárese con Heb.10:7). Lo que efectuó la redención de la humanidad fue la venida del Cordero, muerto desde la fundación del mundo. (Apoc.13:8)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: