Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.25-“Si el justo se apartare de su justicia y cometiere maldad…ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta” (Eze.18:24).’ Category

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 25-

EL MINISTERIO FINAL DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL-parte 3-

LA LEY DE DIOS ES LA NORMA

La Ley de Dios es la regla por la cual los caracteres y las vidas de los hombres serán probados en el juicio. Salomón dice: “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque ésto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio” (Ecles.12:13, 14). El apóstol Santiago amonesta a sus hermanos diciéndoles: “Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad” (Santiago 2:12).

Los que en el juicio “serán tenidos por dignos”, tendrán parte en la resurrección de los justos. Jesús dijo: “Los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos…son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección” (Lucas 20:35, 36).  Y además declara que  “los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida” (Juan 5:29). Los justos  ya muertos serán resucitados sólo después del juicio en el cual habrán sido juzgados dignos de la resurrección de vida. No estarán, pues presentes en persona ante el tribunal cuando sus registros sean examinados y sus causas falladas.

JESÚS EL ABOGADO

Jesús aparecerá como el abogado de ellos, para interceder en su favor ante Dios.  “Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1). “Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora delante de Dios por nosotros”. “Por lo cual también puede salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Heb.9:24; 7:25).

A medida que los libros de registro se van abriendo en el juicio, las vidas de todos los que hayan creído en Jesús pasan ante Dios para ser examinados por El.  Empezando con los primeros que vivieron en la tierra, nuestro Abogado presenta los casos de cada generación sucesiva, y termina con los vivos.  Cada nombre es mencionado, cada caso cuidadosamente investigado.  Habrá nombres que serán aceptados, y otros rechazados. 

En caso de que alguien tenga en los libros de memoria pecados de los que no se haya arrepentido y que no hayan sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida, y la mención de sus buenas obras será borrada de los registros de Dios.  El Señor declaró a Moisés: “Al que haya pecado contra mí, a éste raeré yo de mi libro” (Éxodo 32:33).  Y el profeta Ezequiel dice: “Si el justo se apartare de su justicia y cometiere maldad…ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta” (Eze.18:24).

A todos los que se hayan arrepentido verdaderamente de su pecado, y que hayan aceptado con fe la sangre de Cristo como su sacrificio expiatorio, se les ha inscrito el perdón frente a sus nombres en los libros del cielo.  Como llegaron a ser participes de la justicia de Cristo y su carácter está en armonía con la Ley de Dios, sus pecados serán borrados, y ellos mismos serán juzgados dignos de la vida eterna. 

El Señor declara por medio del profeta Isaías: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados” (Isaías 43:25). Jesús dijo: “El que venciere será así vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles” “A cualquiera, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Apoc.3:5;  Mateo 10:32).

LA ESCENA DEL JUICIO

-Continúa en parte 26-

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: