Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘hombre’

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 52-

MISTERIOS SUPREMOS REVELADOS-parte 3-

 

1.EL MISTERIO DE LA PIEDAD ES LA ASOMBROSA REVELACIÓN DE DIOS, EL CREADOR Y SOSTENEDOR DE TODAS LAS COSAS, SANTO, TOTALMENTE REACIO AL PECADO, AFECTO SÓLO A LA VIDA, EL AMOR Y LA MUERTE, PRESENTANDO UN CAMINO NUEVO Y VIVO POR MEDIO DE SU HIJO, DE MANERA QUE EL PUDIERA MEZCLARSE CON LOS PECADORES, LLEVAR SU CASTIGO POR LA REBELIÓN A LOS SANTOS PRINCIPIOS, Y VIVIR COMO UN HOMBRE ENTRE ELLOS; HECHO SIN PECADO POR NOSOTROS, Y MANTENIENDO UNA COMPLETA SEPARACIÓN DEL PECADO, SIN HACER PECADO.

2.EL QUE ABORRECE EL PECADO Y NO QUIERE VERLO, EN SU MISERICORDIA Y AMOR, REVELO SU CARÁCTER COMO NUNCA ANTES, AL ACEPTAR EL SER HECHO HOMBRE  -LA HUMANIDAD Y LA DIVINIDAD UNIDAS PARA QUEBRAR EL HECHIZO Y CONTROL DEL MAL, ABRIENDO EL CAMINO PARA QUE EL HOMBRE PUEDA REGRESAR A LA UNIDAD CON DIOS.

3.ESTA RELACIÓN TENÍA QUE SER  EDIFICADA EN UNA SEPARACIÓN DEL PECADO, POR MEDIO DE LA DEPENDENCIA EN SU GRACIA SALVADORA, LA LIMPIEZA Y PURIFICACIÓN DEL PECADO DE TODOS LOS QUE TENGAN QUE ENTRAR EN COMUNIÓN CON EL.

4.EL MISTERIO DE LA PIEDAD ES LLAMADO EXPIACIÓN QUE PROPORCIONA UNA UNIDAD, POR MEDIO DE SU HIJO, QUE MEZCLÓ EL BIEN Y EL MAL, NO PARA ENGAÑAR, SINO PARA  

“DESHACER LAS OBRAS DEL DIABLO” (1 JUAN 3:8).     “Y LA LUZ RESPLANDECIENDO EN LAS TINIEBLAS Y LAS TINIEBLAS NO PREVALECIERON CONTRA ELLA (JUAN 1:5).

5.EL MISTERIO DE LA PIEDAD ESTA ESCONDIDO DE AQUELLOS QUE PREFIEREN CREER AL PADRE DE LAS MENTIRAS –LA OSCURIDAD- PERO A LOS QUE TIENEN FE EN DIOS POR MEDIO DE JESUCRISTO, EL LES REVELA LAS MARAVILLAS DE ESTA UNIÓN ENTRE EL HOMBRE Y DIOS.

EN CRISTO SE UNIERON LO DIVINO Y HUMANO, EL CREADOR Y LA CRIATURA.  LA NATURALEZA DE DIOS, CUYA LEY HABÍA SIDO TRANSGREDIDA, Y LA NATURALEZA DE ADÁN, EL TRANSGRESOR, SE REUNIERON EN JESÚS, EL HIJO DE DIOS, Y EL HIJO DEL HOMBRE.

PERO, AL PARTICIPAR DE LA NATURALEZA DEL HOMBRE EN SU CONDICION CORROMPIDA, CRISTO NO PARTICIPO EN LO MAS MÍNIMO DEL PECADO DEL HOMBRE.

“AL CONTEMPLAR LA ENCARNACIÓN DE CRISTO EN LA HUMANIDAD, NOS QUEDAMOS DESCONCERTADOS ANTE EL MISTERIO INSONDABLE, QUE LA MENTE HUMANA NO PUEDE COMPRENDER……..LA DIVINIDAD Y LA HUMANIDAD ESTÁN COMBINADOS MISTERIOSAMENTE, Y EL HOMBRE Y DIOS HAN PASADO A SER UNO”  (E. White-Señales de los Tiempos)

Continúa en parte 53

 

Read Full Post »

 DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

El hogar es el ambiente primario para la restauración de la imagen de Dios en los seres humanos.  Dentro de la familia, el padre, la madre y los hijos pueden expresarse libremente, y suplir sus necesidades mutuas en lo que se refiere a pertenecer a un grupo social, el amor y la intimidad.  Aquí se establece la identidad y se desarrollan los sentimientos de valía personal.  El hogar es también el lugar en que, por la gracia de Dios, se practican los principios del verdadero cristianismo, y sus valores se trasmiten de una generación a la siguiente.

La familia puede ser un lugar en el cuál reine gran felicidad.  Por otra parte, también puede ser la escena de terrible sufrimiento.  La vida familiar armoniosa demuestra verdadera aplicación de los principios del cristianismo, y revela el carácter de Dios.  Desgraciadamente, la manifestación de estas características es sumamente rara en los hogares modernos.  En vez de ella, muchas familias demuestran los pensamientos e intenciones del corazón humano egoísta: peleas, rebeliones, rivalidades, ira, actitudes impropias, y aún crueldad. Sin embargo, estas características no eran parte del plan original de Dios.  Jesús dijo: Al principio no fue así” (Mat.19:8).

DESDE  EL  COMIENZO.  El sábado y el matrimonio son dos de los dones originales que Dios le concedió a la familia humana.  Fueron dados con el fin de proveer el gozo del reposo y de pertenecer, sin limitaciones de época, lugar o cultura.  El establecimiento de estas dos instituciones culminó la creación de este mundo que realizó  Dios.  Fueron su toque final, lo mejor de los excelentes dones que le concedió a la humanidad en la creación.  Al establecer el sábado, Dios les concedió a los seres humanos un tiempo de reposo y renovación, una ocasión de gozar de comunión con El.  Al formar la primera familia, estableció la unidad social básica para la humanidad, dándole un sentido de pertenencia y proveyendo una oportunidad para que sus miembros se desarrollasen como individuos completos en el servicio a Dios y a los demás.

EL VARÓN Y LA MUJER HECHOS A IMAGEN DE DIOS.  ”Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Gen1:27). El término hombre se usa aquí (tanto en hebreo como en español) en el sentido genérico, tal como sucede más de 500 veces en otros lugares del Antiguo Testamento.  Este término incluye tanto al varón como a la mujer.  El texto deja en claro que no se trataba de que el varón fuese creado a la imagen de Dios  y la mujer a la imagen del varón.  Por el contrario, ambos fueron hechos a imagen de Dios.

La familia y el hogar están fundados sobre el hecho de la diferenciación sexual.  Dios podría haber propagado la vida en el mundo sin crear varón o hembra, como se demuestra en la reproducción asexual de ciertas formas de vida animal. Pero Dios creó “dos individuos idénticos en la forma y características generales, pero cada  uno de los cuáles contenía en sí mismo algo que en el otro faltaba, y necesitaba complementación”. Un mundo hecho exclusivamente de miembros de cualquiera de los dos sexos no estaría completo.

EL MATRIMONIO. De la diversidad del varón y la mujer, Dios produjo orden  y unidad. Ese primer viernes de la historia, el Creador celebró el primer matrimonio. Y desde entonces el matrimonio ha constituido el fundamento de la familia y de la sociedad. Según la disposición divina, “dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”  (Gen.2:24) La relación del matrimonio debe tener primacía sobre la relación existente entre padres e hijos. Sin este proceso,  no existe un fundamento firme para el matrimonio.

 

    

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

UNA LEY DE PRINCIPIOS.  Los Diez Mandamientos constituyen un sumario de todos los principios correctos. Se aplican a la totalidad de la humanidad  de todas las épocas. “Temed a Dios, y guarda sus mandamientos; porque ésto es el todo del hombre” (Ecles.12:13).

El Decálogo consiste en dos partes, indicadas por las dos tablas de piedra sobre las cuales Dios lo escribió (Deut.4:13).  Los primeros cuatro mandamientos definen nuestro deber para con nuestro Creador y Redentor, y los últimos seis regulan los deberes para nuestros semejantes.  De esta división se derivan dos grandes principios fundamentales del amor, sobre los cuales se funda el reino de Dios: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y  con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo” (Luc.10:27; compárese con Deut. 6:4, 6;  Lev.19:18).

UNA LEY ÚNICA. Los Diez Mandamientos poseen la distinción especial de ser las únicas palabras que Dios habló en forma audible ante una nación entera (Deut.5:22). No deseando confiar esta ley a las mentes olvidadizas de los seres humanos, Dios procedió a grabar los mandamientos con su dedo en dos tablas de piedra que debían ser preservadas dentro del arca del tabernáculo (Exo.31:18;  Deut.10:2).

Con el fin de ayudar a Israel  en la aplicación de los mandamientos, Dios les dió leyes adicionales que detallaban su relación con El y con sus semejantes. Algunas de estas leyes adicionales enfocaban los asuntos civiles de Israel (leyes civiles); otras regulaban las ceremonias de los servicios del santuario (leyes ceremoniales).

Dios comunicó  al pueblo estas leyes adicionales valiéndose de un intermediario, Moisés, quién las escribió en el libro de la ley”, y las colocó al lado del arca del pacto de Jehová “(Deut.31: 25, 26), NO dentro del arca, como había hecho con la revelación suprema de Dios, el DECÁLOGO. Estas leyes adicionales se conocían comoel libro de la ley de Moisés” o “la ley de Moisés”.

LA LEY DE DIOS ES UNA INSPIRACIÓN PARA EL ALMAHe amado tus mandamientos más que el oro, y más que oro muy puro”. Aunque “aflicción y angustia se han apoderado de mí –afirma David-tus mandamientos fueron mi delicia” (Sal.119:97,  127,  143). Para los que aman a Diossus mandamientos no son gravosos” (1Juan 5:3).  Son los transgresores los que consideran que la ley es un yugo intolerable, por cuánto los designios de las mentes pecaminosas “no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden” (Rom.8:7).

La obediencia a la ley como regla de nuestra vida, es vital para nuestra salvación.  Jesús dijo:Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos” (Mat.19:17).  Esta obediencia es posible únicamente por el poder que provee el Espíritu Santo al morar en nuestro interior.

Sin los Diez Mandamientos, los seres humanos no pueden ver con claridad la santidad de Dios, su propia culpabilidad, ni su necesidad de arrepentirse.

“LA LEY DE JEHOVÁ ES PERFECTA, QUE CONVIERTE EL ALMA” (Sal.19:7).

    

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: