Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la vida’

BUENA SALUD-conocimientos que le otorgarán una herramienta práctica y positiva para el resto de su vida-parte 1-

NUESTRO CUERPO MARAVILLOSO

¿Cuál es el misterioso poder que se manifiesta en las diversas actividades de nuestro ser?

Es una fuerza que parece pulsar en cada célula de nuestro cuerpo; se mueve en los músculos, late en el corazón, fluye en la corriente sanguínea y vive en la mente.

Por ejemplo, resulta admirable descubrir como nuestra mente puede pensar en diez cosas diferentes y en un segundo seleccionar una.

Instantáneamente, sin que necesitemos hacer ningún esfuerzo consciente, nuestros músculos, obedeciendo las órdenes del cerebro, hacen que los brazos, las piernas, la lengua y los ojos realicen lo que deseamos.

Nada respecto del cuerpo humano es tan importante como la vida.  Este es el poder secreto que obra en nuestro ser.

Los materiales en sí que componen el cuerpo humano no valen mucho dinero.

Tenemos cal, fósforo, hierro, pequeñas cantidades de cobre, yodo y cobalto. El resto del cuerpo está formado de carbono, nitrógeno y agua.

Pero cuando estos minerales, gases y líquidos se combinan para formar un cuerpo humano su valor es incalculable. La única diferencia es la chispa de vida.

Las células vivientes que por incontables millones constituyen nuestro cuerpo, no se hallan unidas directamente unas con otras en forma compacta. Por el contrario, están separadas entre sí por pequeñísimos espacios, de modo que los fluidos puedan pasar libremente entre ellas.

De este modo, cada célula del cuerpo esta bañada constantemente por una corriente líquida que es la que realmente la mantiene viva,  El torrente sanguíneo transporta sustancias esenciales entre las células, las arterias y las venas.

Esta corriente transportadora contiene diversas sustancias químicas, todas en forma líquida. Muchas de estas sustancias proceden de los órganos digestivos; otras son producidas en las distintas “fábricas” glandulares del cuerpo.

Todas estas sustancias transportadas a través de los vasos sanguíneos van a nutrir las células de todo el cuerpo.

Mientras esta corriente viva circula a través de los diversos tejidos y órganos, cada célula extrae las sustancias que requiere, pues tiene la capacidad de escoger lo que mejor responda a sus necesidades particulares.

Además de traer alimento, oxígeno y sustancias químicas a las células, esta notable corriente tiene otra importante función. Debe acarrear los productos de desecho que las células eliminan.

Ambas funciones son absolutamente esenciales para la vida.  Estos productos de desecho son conducidos por la corriente sanguínea hacia los órganos encargados de su eliminación: los pulmones, los riñones y la piel.

Enfoquemos estos detalles desde otro punto de vista. Cuando inspiramos, los pulmones se expanden, el pecho se ensancha y se produce una succión en el interior del tórax, de modo que el aire se precipita a llenar los pulmones.

El oxígeno del aire es puesto, de este modo, en contacto casi directo con la corriente sanguínea de los vasos pulmonares.  En realidad, una delgadísima membrana formada por una sola capa de células separa al aire de la sangre en los alvéolos pulmonares.

Esta succión producida dentro del tórax  ayuda, además, a traer sangre de otras partes del cuerpo al corazón, lo cual es muy importante para la función circulatoria.

EL SISTEMA DE AIRE ACONDICIONADO DE NUESTRO CUERPO

Continúa en parte 2

Read Full Post »

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 54-

PANORAMA DEL PLAN DE DIOS PARA LA UNIDAD-parte 1-

 

ETERNIDAD  (1)

Padre, Hijo y Espíritu Santo, eternamente uno y autor de toda la creación.

Dios lo sabe todo, incluido también el bien y el mal, pero el carácter de Dios y su gobierno era de bien absoluto.

La creación sólo conoció el camino de Dios de la bondad, pero Dios previó y dio lugar a la posibilidad de rebelión de sus criaturas.

Desde todas las edades eternas, el amor, la vida, la paz y la verdad, habían reinado supremas en todo el universo celestial.

Si la unidad fuera destruida, Dios tenía un plan preparado.

LUCIFER  (2)

Lucifer era el ser creado más elevado, el ángel supremo.  El orgullo se desarrolló en su mente.  Deseó igualarse a Dios.

Aunque aparentando lealtad, secretamente atizó la rebelión contra Dios y su ley.

Si Dios hubiera destruido a Lucifer, hubiera parecido confirmarse la calumnia de Lucifer de que Dios era injusto, Lucifer fue echado.

Arrastró con él a una tercera parte de los ángeles del cielo, que pasaron a ser espíritus malos.

LA UNIDAD DESTRUIDA 

La unidad en la creación se hallaba destruida ahora, pero el plan de Dios de vida, amor y verdad tenía que prevalecer.

A causa del carácter de Dios, absolutamente bueno,  tiene celo porque la verdad no cambie.

El es la personificación de la vida, el amor y la verdad, realidades que no pueden variar, para ser eternas.

EL MUNDO CREADO  (3)

Otra manifestación del poder de Dios fue la creación de este mundo.

El hombre fue creado  a la imagen de Dios, capaz de cooperar en el proceso creativo.  Tenía libre albedrio y unidad con Dios.

Dios advirtió a la pareja contra la desobediencia.

Lucifer recibió poder de estar solo en un lugar del Jardín junto al Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal.

Presentándose en forma de una hermosa serpiente, les hizo ver que el conocimiento del Bien y del Mal los haría como dioses y les proporcionaría inmortalidad instantánea, no la muerte como Dios les había advertido.

El vestido de luz que rodeaba al hombre y la mujer desapareció. Se reconocieron como desnudos.

El hombre, perdió el dominio, su autocontrol, (templanza) y su unidad con Dios.  El gobierno de Dios, ahora parece estar aun en mayor peligro.

Continúa en parte 55

Read Full Post »

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 50-

MISTERIOS SUPREMOS REVELADOS-parte 1-

 

El misterio del universo ha intrigado a la humanidad desde el principio, empujándole en busca de respuestas.  Pero, como Job dijo:

“¿DESCUBRIRAS  TU LAS PROFUNDIDADES DE DIOS? ¿ALCANZARAS EL LIMITE DE LA PERFECCIÓN DEL TODOPODEROSO?  ES MAS ALTA QUE LOS CIELOS; ¿QUÉ HARÁS?  ES MAS PROFUNDA QUE EL SEOL; ¿CÓMO LA CONOCERAS?” (JOB 11:7,8)

El poseer mucho conocimiento no tiene por que hacernos mejores o peores; la comprensión de los misterios no garantiza la salvación;  la iluminación no es transformación.  ES LO QUE DECIDIMOS ACEPTAR O RECHAZAR DE LO QUE NOS ES REVELADO QUE DECIDE NUESTRO DESTINO.

Esto, en sí, es un gran misterio: ¡como en medio del conflicto y oposición, y debilitados por el engaño, todavía podemos retener la capacidad de escoger!

Pero,  nuestra libertad para escoger no es inviolable.  Podemos perderla.  La batalla por la mente se intensifica, pues. El embotar la mente con alcohol, drogas, intereses obsesivos, puede prevalecer.  Las influencias hipnóticas, las presiones de grupo y el lavado de cerebro son intentos desesperados para destruir la última facultad que retiene el hombre; el poder de elegir.

Pero, Dios obra asiduamente para prevenir esta pérdida.  Nos envía crisis en la vida que despierten nuestra facultad de decidir, que nos hagan sopesar las cosas, comparar principios antes que nos hallemos totalmente entrampados.  Es pues vital para nuestro destino que hemos de entender los dos grandes y supremos misterios y decidir entre ellos.  Son llamados en la Biblia el misterio de la “INIQUIDAD” y el misterio de la “PIEDAD”.

DIOS SÓLO DICE LA VERDAD, y sin cesar, nos ama y nos da la luz y la vida.

‘Y ESTA ES LA CONDENACION: QUE LA LUZ VINO AL MUNDO, Y LOS HOMBRES AMARON MAS LAS TINIEBLAS QUE LA LUZ….ABORRECE LA LUZ Y NO VIENE A LA LUZ, PARA QUE SUS OBRAS NO SEAN REDARGÜIDAS.  PERO, EL QUE PRACTICA LA VERDAD VIENE A LA LUZ PARA QUE SEAN MANIFESTADAS SUS OBRAS, QUE HAN SIDO HECHAS SEGÚN DIOS”  (Juan 3:19,21)

El misterio de la INIQUIDAD es el acto de Satanás de mezclar el bien y el mal en su intento de alcanzar el estado de divinidad.  ES UN MISTERIO PORQUE ES CONTRARIO A LA LEY Y AL CARÁCTER DEL CREADOR DE TODAS LAS COSAS.

  • EL MISTERIO DE INIQUIDAD pretende, por medio de la ilusión y el engaño, realizar la mezcla de  estos opuestos.  El mal, pretende obtener con él, una comprensión superior y mejores resultados.  Satanás desea demostrar que su idea original puede dar resultado y multiplica los experimentos.
  • El MISTERIO DE LA INIQUIDAD es la filosofía de la oscuridad espiritual, que intenta juntarse a la luz, pero revelada en secreto. Los misterios de BABILONIA,  los misterios de ISIS,  los misterios de DELFOS y los misterios de la Cábala estaban basados en un intento de realizar la conjunción de opuestos.
  • El enfoque primario de Satanás es espiritual, porque es un espíritu malo. Por tanto, emplea la religión entre sus mayores armas.  La Biblia habla de la sinagoga (o iglesia) de Satán (Apoc.3:9)  Si tiene éxito en esta área, puede conseguir aun mayores engaños.

Continúa en parte 51

 

Read Full Post »

Lo que la Biblia enseña acerca de la muerte-lección 13-

 

13-Lo que la biblia enseña acerca de la muerte-13-

Read Full Post »

FE Y OBRAS–parte 43-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

LA EXPERIENCIA DE LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE ES DELINEADA

CRISTO. EL CAMINO DE LA VIDA

LA FE, CONDICIÓN DE LA PROMESA

Sin la gracia de Cristo, el pecador está en una condición desvalida.  No puede hacerse nada por él, pero mediante la gracia divina se imparte al hombre poder sobrenatural que obra en la mente, el corazón y el carácter. Mediante la comunicación de la gracia de Cristo, el pecado es discernido en su aborrecible naturaleza y finalmente expulsado del templo del alma.

Mediante la gracia, somos puestos en comunión con Cristo para estar asociados con El en la obra de salvación. La fe es la condición por la cual Dios ha visto conveniente prometer perdón a los pecadores; no porque haya virtud alguna en la fe que haga merecer la salvación, sino porque la fe puede aferrarse a los méritos de Cristo, el remedio provisto para el pecado. 

La fe puede presentar la perfecta obediencia de Cristo en lugar de la transgresión y la apostasía del pecador. Cuando el pecador cree que Cristo es su Salvador personal, entonces, de acuerdo con la promesa infalible de Jesús, Dios le perdona su pecado y lo justifica gratuitamente.  El alma arrepentida comprende que su justificación viene de Cristo que, como su Sustituto y Garante, ha muerto por ella, y es su expiación y justificación.

”Creyó Abrahán a Dios, y le fue contado por justicia.  Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; más al que no obra, sino cree en Aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia” (Rom.4:3-5).

La justicia es obediencia a la Ley. La Ley demanda justicia, y ante la Ley, el pecador debe ser justo.  Pero es incapaz de serlo.  La única forma en que puede obtener la justicia es mediante la fe.  Por fe puede presentar a Dios los méritos  de Cristo, y el Señor coloca la obediencia de su Hijo en la cuenta del pecador.  La justicia de Cristo es aceptada en lugar del fracaso del hombre, y Dios recibe, perdona y justifica al alma creyente y arrepentida, la trata como si fuera justa, y la ama como ama a su Hijo.  De esta manera, la fe contada como justicia y el alma perdonada avanza de gracia en gracia, de la luz a una luz mayor.  Puede decir con regocijo;

“No por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna” (Timoteo 3:5-7).

También está escrito:

”Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, le dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:12, 13). 

Jesús declaró:

“El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3). “El que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5). 

No se coloca delante de nosotros una norma baja, pues hemos de llegar a ser los hijos de Dios.  Hemos de ser salvados individualmente y, en el día del examen y de la prueba, podremos ver la diferencia entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.  Somos salvados como creyentes individuales en el Señor Jesucristo. Muchos se extravían porque piensan que deben trepar hasta el cielo, que deben hacer algo para merecer el favor de Dios.

Procuran mejorar mediante sus propios esfuerzos, sin ayuda.  Esto nunca lo pueden realizar. Cristo ha abierto el camino al morir como nuestro sacrificio, al vivir como nuestro ejemplo, al llegar a ser nuestro gran Sumo Sacerdote. El declara:

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida”  (Juan 14:6)

Si mediante algún esfuerzo propio pudiéramos avanzar un paso hacia la escalera, las palabras de Cristo no serian verdaderas.  Pero cuando aceptamos a Cristo, aparecerán las buenas obras como fructífera evidencia de que estamos en el camino de la vida, de que Cristo es nuestro camino y de que estamos recorriendo el verdadero sendero que conduce al cielo.

Cristo mira el espíritu, y cuando nos ve llevando nuestra carga con fe, su perfecta santidad hace expiación de nuestras faltas. Cuando hacemos lo mejor que podemos, El llega a ser nuestra justicia.  Se necesita de cada rayo de luz que Dios nos envía, para convertirnos en la luz del mundo.   (Elena White)

 

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 44-

LA FUENTE DEL REGOCIJO Y FELICIDAD   

LA FUENTE DEL REGOCIJO Y FELICIDAD-parte 3-

Hay muchos que tienen ideas muy erróneas sobre la vida y el carácter de Cristo.  Piensan que carecía de calor y alegría, que era austero, severo y triste.  Para muchos toda la vida religiosa se presenta bajo este aspecto sombrío. Se dice a menudo que Jesús lloraba, pero nunca se supo que haya sonreído. 

Nuestro Salvador fue a la verdad un varón de tristezas y dolores, porque abrió su corazón a todas las miserias de los hombres.  Pero aunque su vida era abnegada y llena de dolores y cuidados, su espíritu no quedaba abrumado por ellos.  En su rostro no se veía una expresión de amargura o dolor, sino siempre de paz y serenidad.  Su corazón era un manantial de vida.  Y dondequiera iba, llevaba descanso y paz, gozo y alegría.

Nuestro Salvador fue profunda e intensamente serio, pero nunca sombrío o huraño. La vida de los que lo imitan estará por cierto llena de propósitos  serios; tendrán un profundo sentido de su responsabilidad personal. Reprimirán la inconsiderada liviandad; entre ellos no habrá júbilo tumultuoso, ni bromas groseras; pues la religión de Jesús da paz. No extingue la luz del gozo, ni impide la jovialidad, ni oscurece el rostro alegre y sonriente.  Cristo no vino para ser servido sino para servir, y cuando su amor reine en nuestro corazón, seguiremos su ejemplo.

Si tenemos siempre presentes las acciones egoístas e injustas de otros, encontraremos que es imposible amarlos como Cristo nos ha amado; pero si nuestros pensamientos se espacían continuamente en el maravilloso amor y piedad de Cristo por nosotros, manifestaremos el mismo espíritu para con los demás.  Debemos amarnos y respetarnos mutuamente, no obstante las faltas e imperfecciones que no podemos menos que observar. Debemos cultivar la humildad y la desconfianza en nosotros mismos y una paciencia llena de ternura para con las faltas ajenas.  Esto destruye toda clase de egoísmo y nos hace de corazón grande y generoso.

El salmista dice: “Confía en Jehová y obra el bien; habita tranquilo en la tierra, y apaciéntate de la verdad” (Sal.37:3). “Confía en Jehová”. Cada día trae sus aflicciones, sus cuidados y perplejidades; y cuando los encontramos, ¡cuán pronto estamos para hablar de ellos! Tantas penas imaginarias intervienen, tantos temores se abrigan, tal peso de ansiedades se manifiesta que cualquiera podría suponer que no tenemos un Salvador poderoso y misericordioso, dispuesto a oír todas nuestras peticiones y a ser nuestro protector constante en cada hora de necesidad.

Algunos temen siempre y toman cuitas prestadas.  Todos los días están rodeados del amor de Dios, gozan de las bondades de su providencia, pero pasan por alto estas bendiciones presentes.  Sus mentes están siempre espaciándose en algo desagradable que temen que venga.  Puede ser que realmente existan algunas dificultades que, aunque pequeñas, ciegan sus ojos a las muchas bendiciones que demandan gratitud.  Las dificultades con que tropiezan, en vez de guiarlos a Dios, única fuente de todo bien, los alejan de El, porque despiertan desasosiego y pesar.

¿Por qué ser incrédulos, ingratos y desconfiados? Jesús es nuestro amigo; todo el cielo está interesado en nuestro bienestar.  No debemos permitir que las perplejidades y cuidados cotidianos gasten las fuerzas de nuestro espíritu y oscurezcan nuestro semblante.  No debemos dar entrada a los cuidados que sólo nos gastan y destruyen, más no nos ayudan a soportar las pruebas.  (Elena White).

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 16-

LA CONSAGRACIÓN

COMO ENTREGARNOS Y DEDICAR LA VIDA A DIOS -parte 2

El Hijo de Dios dio todo para nuestra redención: la vida, el amor y los sufrimientos. Cada momento de nuestra vida hemos sido participantes de las bendiciones de su gracia, y por esta misma razón no podemos comprender plenamente las profundidades de la ignorancia y la miseria de que hemos sido salvados. Viendo la humillación infinita del Señor de gloria ¿no podemos entrar en la vida a costa de conflictos y humillación propia?

Muchos corazones orgullosos preguntan: ¿Por qué necesitamos arrepentirnos y humillarnos antes de poder tener la seguridad de que somos aceptados por Dios? Miremos a Cristo. En El no había pecado alguno y, lo que es más, era el Príncipe del cielo; más por causa del hombre se hizo pecado.…Por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo El llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores”. (Isaías 53:12)

¿Y qué abandonamos cuando damos todo? Un corazón corrompido para que Jesús lo purifique, para que lo limpie con su propia sangre y para que lo salve con su incomparable amor. ¡Y sin embargo, los hombres hallan difícil dejarlo todo! Dios no nos pide que dejemos nada de lo que es para nuestro mayor provecho retener.  En todo lo que hace, tiene presente la felicidad de sus hijos.  Ojalá que todos aquellos que no han elegido seguir a Cristo pudieran comprender que El tiene algo muchísimo mejor que ofrecerles que lo que están buscando por sí mismos.

El hombre hace el mayor perjuicio e injusticia a su propia alma cuando piensa y obra de un modo contrario a la voluntad de Dios.  Ningún gozo real puede haber en la senda prohibida por Aquél que conoce lo que es mejor y proyecta el bien de sus criaturas. El camino de la transgresión es el camino de la miseria y la destrucción.

Es un error dar cabida al pensamiento de que Dios se complace en ver sufrir a sus hijos.  Todo el cielo está interesado en la felicidad del hombre.  Nuestro Padre celestial no cierra las avenidas del gozo a ninguna de sus criaturas.  Los requerimientos divinos nos llaman a rehuir todos los placeres que traen consigo sufrimiento y contratiempos, que nos cierran la puerta de la felicidad y del cielo. 

El Redentor del mundo acepta a los hombres tales como son, con todas sus necesidades, imperfecciones y debilidades; y no solamente los limpiará de pecado y les concederá redención por su sangre, sino que satisfará el anhelo de todos los que consientan en llevar su yugo y su carga. Es su designio impartir paz y descanso a todos los que acudan a El en busca del pan de vida.  Solamente demanda de nosotros que cumplamos los deberes que guíen nuestros pasos a las alturas de la felicidad, a las cuales los desobedientes nunca pueden llegar. (Elena White)

Read Full Post »