Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.02-LA IGLESIA-–“un reino de sacerdotes, y gente santa” (Exo.19:6) “pueblo santo de Dios” (Deut.28.9).-segunda parte-’ Category

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA

La nación que Dios sacó de Egipto fue llamadala congregación en el desierto” (Hech.7:38). Sus miembros eran consideradosun reino de sacerdotes, y gente santa” (Exo.19:6), elpueblo santo de Dios” (Deut.28.9, compárese con Lev.26.12), su iglesia.

Dios los colocó en Palestina, el centro de las grandes civilizaciones del mundo. Se encontraban tres grandes continentes: Europa, Asia y África. Allí los judíos habían de estar al servicio de las otras naciones, y extender a otros la invitación de unirse a ellos para integrar el pueblo de Dios. Dios deseaba establecer, por medio de Israel, la mayor iglesia del mundo, una iglesia a la cuál asistieran los representantes de todas las naciones del mundo para adorar, aprender acerca del Dios verdadero, y volver a su propio pueblo con el mensaje de salvación.

 A pesar del continuo cuidado de Dios por su pueblo, Israel se envolvió en la idolatría, el aislamiento, el nacionalismo, el orgullo y la exaltación propia. El pueblo de Dios no comprendió su misión.

El pueblo de Dios esperaba la llegada de un Mesías que libertara la nación, pero no un Mesías  que los liberara de sí mismos. En la cruz, la bancarrota espiritual de Israel se hizo evidente, Al crucificar a Cristo, demostraron por sus obras externas, su corrupción interior.

La cruz señalo el fin de la misión de Israel; la resurrección de Cristo, inauguró la iglesia cristiana y su misión: la proclamación del Evangelio de salvación por medio de la sangre de Cristo. Cuando los judíos perdieron su misión, se convirtieron en una nación más como el resto, y dejaron de constituir la iglesia de Dios. En su lugar, Dios estableció una nueva nación, una iglesia, la cuál continuara su misión ante el mundo (Mat.21:41, 43)

La iglesia del Nuevo Testamento, íntimamente vinculada con la comunidad de la fe del antiguo Israel, está formada tanto por los judíos convertidos como por gentiles que creen en Jesucristo. De este modo el verdadero Israel está formado por todos los que por fe aceptan a Cristo. (véase Gal.3:26-29). Pablo ilustra la nueva relación de esos pueblos distintos simbolizándolos por dos árboles: un olivo bueno cultivado, y un olivo silvestre, los cuales representan a Israel y los gentiles.  Los judíos que no aceptan a Cristo dejan de ser hijos de Dios (Rom.9: 6-8) y están representados por ramas cortadas del buen árbol, mientras que los judíos que recibieron a Cristo permaneces unidos al tronco. Pablo expresa que los gentiles que aceptan a Cristo son ramas del olivo silvestre que han sido injertadas en el buen árbol (Rom.11: 17-25) Instruye a esos nuevos cristianos gentiles a respetar la herencia divina de los instrumentos escogidos por Dios: “Si la raíz es santa, también lo son las ramas. Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas y tu siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas sabes que no sustentas tu a la raíz, sino la raíz a ti” (Rom.11: 16-18).

La iglesia apostólica, llegó a ser una iglesia independiente separada de la nación de Israel, los limites nacionales, fueron descartados, dándole a la iglesia un carácter universal, se convirtió en una iglesia  misionera, la cuál existe para cumplir el plan original de Dios, reformulado en el mandato divino de su fundador, Jesucristo: “HACED DISCÍPULOS A TODAS LA NACIONES” (Mat.28:19).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: