Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.04-“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. (Génesis 1:27)’ Category

 

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 4-

PODEMOS CREER EN DIOS –parte 4-

 

  • ¿QUE CLASE DE DIOS ES EL?

Es razonable pensar que un Dios personal quiera revelarse a sus criaturas como un padre desea que sus hijos lo conozcan. Y en la Biblia, Dios nos dice quién y cómo es.

¿Qué modelo usó Dios para crear al hombre y la mujer?

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. (Génesis 1:27)

Nosotros fuimos hechos a imagen de Dios. Por eso podemos tener una relación personal con El. Nuestra capacidad de pensar y sentir, de recordar y esperar, de reflexionar y analizar, todo proviene de El.

¿Cuál es el rasgo sobresaliente de la personalidad de Dios?

“Dios es amor”. (1 Juan 4:8)

Dios se relaciona con los seres humanos con su corazón de amor. Todo lo que El hace está motivado por su amor abnegado.

 

  • ¿DE QUE MODO JESUS REVELA COMO ES DIOS?

En su Palabra, Dios repetidamente se presenta como un padre.

“¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?”. (Malaquías 2:10)

Hoy muchos padres son realmente indeseables: negligentes, crueles, abusivos. Pero Dios no es así, El es un padre cariñoso y atento. Se parece a los padres a quienes les agrada jugar con sus hijos; a los que deleitan a sus niños contándoles maravillosas historias.

Nuestro Padre celestial anhela hacer algo más que revelarse en las Santas Escrituras. Por eso decidió entrar en nuestro mundo como una Persona real y específica. Bajó hasta nuestro nivel y llegó a ser como nosotros, para poder enseñarnos cómo vivir y ser felices.

“(Jesús) es la imagen del Dios invisible”. (Colosenses 1:15)

Dios descendió al mundo en la persona de Jesús. Al venir a este mundo, Jesús fue Dios hecho carne. Fue Dios visible, el pensamiento de Dios hecho audible. Jesús mismo dijo:

“El que me ha visto a mí, ha visto al Padre”. (Juan 14:9)

Si usted ha visto a Jesús, ha visto a Dios.

Cuando lea la historia de Jesús en los cuatro primeros libros del Nuevo Testamento – los cuatro Evangelios-, descubrirá un retrato fascinante de nuestro Padre Celestial. Pescadores rudos y autosuficientes dejaron sus redes y siguieron a Cristo, y los niños lo rodeaban para que los bendijera.

El podía consolar a los pecadores más atribulados y desenmascarar a los hipócritas. Sanaba con poder a los leprosos y ciegos. Jesús demostró en todos sus actos que “Dios es amor”. El satisfizo las necesidades humanas como nadie lo ha hecho ni lo hará.

La revelación gloriosa y final de Jesús sobre el carácter de Dios, fue en la cruz.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. (Juan 3:16)

Jesús murió no sólo para darnos una vida más feliz, sino para que tengamos vida eterna. Jesús es el Hijo unigénito” de Dios. El es el “único” en su clase, el único que es completamente Dios y completamente hombre.

Durante siglos, la humanidad anheló, esperó y soñó acerca de Dios. Veía las obras de sus manos en el cielo y las bellezas de la naturaleza. Pero Jesús rompió el silencio de siglos en la cruz, y de pronto la gente se encontró contemplando el rostro de Dios, viéndole como realmente es: Amor, Eterno e Inmortal Amor.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: