Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘el salvador’

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 26-

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 4-

 

  • SOMOS SALVOS SI DAMOS TRES SIMPLES PASOS

PASO 1: PIDA A CRISTO QUE SE ENCARGUE DEL PECADO EN SU VIDA

¿Cuál es nuestra parte para lograrlo?

“ARREPENTIOS y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados” (Hechos 3:19)

¿Qué es lo que guía a una persona al arrepentimiento?

“Su benignidad (de Dios) te guía al arrepentimiento” (Romanos 2:4)

“Fuisteis contristados para arrepentimiento” (2 Corintios 7:9)

¿COMO PODEMOS RECIBIR DE CRISTO UNA NUEVA VIDA?

  1. Creyendo en El y recibiéndolo como Salvador y Señor.
  2. Estableciendo una relación con El (Dedicando tiempo para orar y leer la Biblia).
  3. Cristo obra a través de su Santo Espíritu para reemplazar nuestros malos hábitos por sus buenas cualidades.

El arrepentimiento es sencillamente sentir tristeza por nuestros pecados, apartarnos de ellos y dejar los malos hábitos, prácticas y actitudes. No es sentir temor al castigo, sino una respuesta a la bondad divina que movió a Jesús a morir en nuestro lugar.

¿Cuál es la parte de Dios para limpiar nuestra vieja vida de pecado? Tanto el arrepentimiento como el ser perdonados son regalos de Dios.

“A éste ha ensalzado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar…ARREPENTIMIENTO Y REMISION de pecados” (Hechos 5:31)

Y cuando nos arrepentimos, nuestro amante Salvador perdona nuestros pecados, los borra y los arroja a lo profundo del mar.

“Si CONFESAMOS nuestros pecados, EL ES FIEL y justo PARA PERDONAR  nuestros pecados y LIMPIARNOS DE TODA MALDAD” (1 Juan 1:9)

No hay pecado tan terrible que el Salvador que murió por nuestros pecados en la cruz del Calvario no pueda perdonar.  Solamente tenemos que pedir perdón.

Es solemne pensar que nuestros pecados ayudaron a clavar las manos y los pies de Cristo.  El anhela que aceptemos su regalo de perdón y reconciliación. A un joven que había abandonado su hogar le avisaron que su madre agonizaba. Se llenó de remordimiento y regresó al hogar.

Se arrodilló junto a su cama, y con lágrimas le pidió perdón. Acercándolo, la madre le susurró: “Hijo, hace mucho que te hubiera perdonado si me lo hubieras pedido”.

Si has huido de Dios o aún no has venido a El, medita en que Dios anhela intensamente darte la bienvenida al hogar. EL te ama y está ansioso por perdonarte.

Responde a esta amorosa invitación. Confiésale tus pecados.  Simplemente cree que El te perdona y El lo hará. Confía en El y en sus promesas.

PASO 2: RECIBA UNA NUEVA VIDA EN JESÚS

Continúa en parte 27

Read Full Post »

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 13-

 

¿REALMENTE LE IMPORTA MI VIDA A DIOS?-parte 4-

  • LA CRUZ HIZO POSIBLE LA DESTRUCCION DEL PECADO

Pero, ¿por qué Dios no destruyó a Satanás antes de que el pecado se esparciera? Recordemos que el diablo había desafiado la imparcialidad del gobierno de Dios; había mentido en cuanto a Dios.

Si Dios lo hubiera destruido inmediatamente, los ángeles le habrían servido por temor y no por amor.  Eso hubiera anulado el plan que Dios tenía de crear seres con la capacidad de escoger.

El planeta es un campo de prueba donde contrasta el carácter de Dios con la naturaleza de Satanás. ¿Quién  tiene razón? Satanás fue tan sutil que pasaría mucho tiempo antes de que todos pudieran comprender cuán desastroso es seguirlo.

Pero finalmente se verá que “La paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”  (Romanos 6:23).

Entonces, todo ser en el universo exclamará:

“Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos…por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado” (Apocalipsis 15:3-4).

Después que todos comprendan la naturaleza moral del pecado y la naturaleza destructiva de la filosofía de Satanás, Dios destruirá a Satanás y el pecado, y a los que tenazmente se unen a él y se oponen a la gracia divina.

Dios anhela resolver el problema del pecado y el sufrimiento tanto como nosotros. El ha prometido destruirlo para siempre, purificando los cielos y la tierra con fuego (2 Pedro 3:10-13).

Después, el pecado nunca más infectará el universo. Los trágicos resultados del pecado serán tan evidentes, que la desobediencia será repugnante por toda la eternidad.

¿Qué hará posible la destrucción final del pecado y Satanás?

“Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él (Cristo) también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el impero de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre” (Hebreos 2:14-15).

En la cruz, todo el universo vio a Satanás tal cual era: engañador, mentiroso, asesino.  Allí reveló su verdadero carácter cuando impulsó a los hombres a matar al Hijo de Dios.  Los habitantes de todo el universo vieron cuán insensible y cruel es el pecado. 

La cruz desenmascaró los verdaderos motivos de Satanás y cuando Dios destruya al maligno y a todos lo que persisten en el pecado, reconocerán que Dios es justo.

La muerte de Jesús en la cruz expuso el intento de Satanás delante de todos los seres creados (Juan 12:31-32). También reveló a Cristo como es: el Salvador del mundo.  Allí se estableció, más allá de toda duda, que el poder del amor fue lo que motivó a Dios en todo su trato con Satanás, con el pecado y con los pecadores.

La sublime demostración del incondicional amor de Dios demostrado en la cruz, contrarrestó las artimañas de Satanás.  La batalla había sido sobre quién gobernaría el universo. Cristo o Satanás.  La cruz lo resolvió para siempre: ¡Cristo reinará  sobre todo!

¿Ha pensado usted en una relación con el Salvador que murió para revelar su incomparable e inmutable amor? ¿Qué siente  usted por Aquél que vino a nuestro mundo como un ser humano y murió en su lugar para salvarlo de las consecuencias del pecado?

¿Inclinará su cabeza y le dará gracias a Jesús, y luego le pedirá que venga y tome posesión de su vida?

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y Obra del Espíritu Santo- La Venida del Espíritu.-parte 1-

 LA PROMESA DEL ESPIRITU

 

“Y yo rogaré al Padre” –dijo El-, “y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir porque no le ve, ni le conoce, pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros” (Juan14:16,17).

 

 Cuando Cristo dio a sus discípulos la promesa del Espíritu, se estaba acercando al fin de su ministerio terrenal. A la sombra de la cruz estaba con una compresión plena de la carga de culpa que estaba por recaer sobre El como portador del pecado. Antes de ofrecerse a sí mismo como víctima destinada al sacrificio, instruyó a sus discípulos en cuanto a al dadiva más esencial y completa que iba a conceder a sus seguidores; el don de los recursos inagotables de su gracia.

“Y yo rogaré al Padre” –dijo El-, “y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir porque no le ve, ni le conoce, pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros” (Juan14:16,17).

El Salvador estaba señalando de antemano el tiempo cuando el Espíritu Santo, como su representante, vendría para realizar una obra poderosa. El mal que se había estado acumulando durante siglos, habría de ser resistido por el divino poder del Espíritu Santo.

La promesa del Espíritu Santo no se limita a ninguna edad ni raza. Cristo declaró que la influencia divina de su Espíritu estaría con sus seguidores hasta el fin. Desde el día de Pentecostés hasta ahora, el Consolador ha sido enviado a todos los que se han entregado plenamente al Señor y a su servicio. A todo el que ha aceptado a Cristo como su Salvador personal, el Espíritu Santo ha venido como consejero, santificador, guía y testigo. Cuanto más cerca de Dios han andado los creyentes, más clara y poderosamente han testificado del amor de su Redentor y de su gracia salvadora. Los hombres y mujeres que a través de largos siglos de persecución y prueba gozaron en sus vidas de una medida de la presencia del Espíritu, se destacaron como señales y prodigios en el mundo. Revelaron ante los ángeles y los hombres el poder transformador del amor redentor. (Los Hechos de los Apóstoles, pág.39, 40)

 

 

 

Read Full Post »

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 14-

CRISTO, EJEMPLO PERFECTO PARA NIÑOS, JOVENES Y ADULTOS

“Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”. (Lucas 2:52)

El hombre ha caído. La imagen de Dios en él se ha distorsionado. Por la desobediencia sus inclinaciones se han depravado y sus poderes se han debilitado, y es incapaz, aparentemente, de esperar otra cosa que no sea tribulación e ira. Pero Dios, por medio de Cristo, ha provisto una vía de escape y dice a cada uno:

“Sed, pues, vosotros perfectos…”. (Mateo 5:48)

Dios se propone que el hombre vuelva a ser recto y noble, y El no será frustrado. Envió a su Hijo a este mundo para cargar con la penalidad del pecado y mostrar al hombre como vivir una vida sin pecado.

Cristo es nuestro ideal. Ha dejado un ejemplo perfecto para la niñez, la juventud y la madurez. Vino a esta tierra y pasó por las diferentes fases de la experiencia humana. En su vida no se halló lugar para el pecado. Desde el comienzo hasta el fin de su vida terrenal conservó incólume su lealtad a Dios. La Palabra dice de El:

“Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él”. (Lucas 2:40) “…Crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”. (Lucas 2:52)

El Salvador no vivió para agradarse. No tuvo un hogar en este mundo, sólo el que le proveyeron la bondad de sus amigos, y sin embargo, estar en su presencia era el cielo. Día tras día afrontó pruebas y tentaciones, pero no cayó ni se desanimó. Siempre era paciente y alegre, y los afligidos lo saludaban como un mensajero de vida y paz y salud. Su vida no tuvo nada que no fuera puro y noble.

La promesa de Dios dice: “…Seréis santos, porque yo soy santo…”. (Levítico 11:44) .La santidad es el reflejo de la gloria de Dios. Pero para reflejar esta gloria debemos cooperar con Dios. El corazón y la mente deben vaciarse de todo lo que conduce al mal. Debemos leer y estudiar la Palabra de Dios con un sincero deseo de obtener fuerza espiritual. Esta Palabra es el pan del cielo. Los que la reciben y la hacen parte de su vida se fortalecerán con el poder de Dios. El objeto de todo lo que Dios hace por nosotros es nuestra santificación.

El nos escogió desde la eternidad para que seamos santos. Cristo declara:

“…La voluntad de Dios es vuestra santificación…”. (1 Tesalonicenses 4:3)  ¿Es también la voluntad de ustedes que sus deseos e inclinaciones sean conformados a la voluntad divina?

Vivir la vida del Salvador, vencer cada deseo egoísta, cumplir valerosa y alegremente nuestro deber hacia Dios y los que nos rodean, nos hará más que vencedores, y nos preparara para estar ante el gran trono blanco sin mancha ni arruga, con las ropas lavadas en la sangre del Cordero.   (Signs of the Times)

 

 

Read Full Post »

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO -parte 4-

FUERZAS CRISTIANAS COMBINADAS

¿SOY guarda de mi hermano? Si pretendemos ser hijos de Dios, somos guardas de nuestros hermanos.  El Señor nos tiene por responsables de las almas de aquellos que podrían ser los medios de salvación.  (Historial Sketches, pág.291)

El Salvador dio su preciosa vida para establecer creyentes capaces de asistir a los que sufren, a los tristes, y a los tentados. Los creyentes pueden ser pobres, incultos y desconocidos, sin embargo en Cristo pueden realizar una obra en el hogar, en la comunidad, y aún en tierras lejanas, cuyos resultados alcanzarán hasta la eternidad. (El Ministerio de Curación, pág.99)

Alguien debe cumplir la comisión de Cristo; alguien debe continuar realizando la obra que El comenzó en la tierra, y a los creyentes se les ha concedido este privilegio. El pide que asumamos el deber que nos fuera asignado. (Testimonies, tomo 6, págs. 295, 292)

Nuestra obra se halla claramente establecida en la Palabra de Dios.  El cristiano debe unirse con el cristiano, el instrumento humano debe cooperar con el divino, y todo instrumento ha de subordinarse al Espíritu Santo, y todo debe combinarse para dar al mundo las buenas nuevas de la gracia de Dios.

Que ninguno piense que no puede ejercer una influencia y efectuar servicio en la gran obra que ha de hacerse en este tiempo. No son solamente los grandes congresos, asambleas y concilios los que contarán con el favor especial de Dios; el esfuerzo más humilde de amor abnegado será coronado con su bendición, y recibirá su gran recompensa. Hagamos lo que podamos, y Dios aumentará nuestra capacidad.  (Review and Herald)

TESTIGOS

SOMOS los testigos de Cristo, y no hemos de permitir que los intereses y planes mundanos absorban nuestro tiempo y atención. (Testimonies, tomo 9, págs. 53, 54)

“VOSOTROS SOIS MIS TESTIGOS, DICE JEHOVÁ…YO ANUNCIE, Y SALVE, E HICE OÍR, Y NO HUBO ENTRE VOSOTROS EXTRAÑO. VOSOTROS PUES SOIS MIS TESTIGOS” “YO JEHOVÁ TE HE LLAMADO EN JUSTICIA, Y TE TENDRÉ POR LA MANO; TE GUARDARE Y TE PONDRÉ POR ALIANZA DEL PUEBLO, POR LUZ DE LAS GENTES; PARA QUE ABRAS OJOS DE CIEGOS, PARA QUE SAQUES DE LA CARCEL A LOS PRESOS, Y DE CASAS DE PRISION A LOS QUE ESTÁN DE ASIENTO EN TINIEBLAS”

Todos los que desean entrar en la ciudad de Dios deben poner de manifiesto al Salvador en todo trato que tengan durante esta vida terrenal.  Así es como los mensajeros de Cristo serán sus testigos.  Deben dar un testimonio claro y decidido contra toda mala costumbre, y enseñar a los pecadores el CORDERO DE DIOS, QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO”. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 291, 292)

Debemos reconocer su gracia como fue dada a conocer por los santos de antaño; pero lo que será más eficaz es el testimonio de nuestra propia experiencia.  Somos testigos de Dios mientras revelemos en nosotros mismos la obra de un poder divino.  Cada persona tiene una vida distinta de todas las demás, y una experiencia que difiere esencialmente de la suya. Dios desea que nuestra alabanza ascienda a El señalada por nuestra propia individualidad. Estos preciosos reconocimientos para alabanza de la gloria de su gracia, cuando son apoyados por una vida semejante a la de Cristo, tienen un poder irresistible que obra para la salvación de las almas.  (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 300, 301)

El pueblo debe ser amonestado a prepararse para el juicio venidero.

CANALES DE LUZ Y BENDICIÓN

-Continúa en parte 5-

 

Read Full Post »

PREPARACION PARA LA LLUVIA TARDIA-Poderoso Instrumento de Divulgación para el Pueblo de Dios que se está preparando para la Venida de Jesús-parte 23-

CITAS ADICIONALES PARA LA MEDITACIÓN-parte 2-

Hechos de los Apóstoles-41-: “Oraban diariamente en procura de nuevas provisiones de gracia para poder elevarse más y más hacia la perfección.  Bajo la obra del Espíritu Santo, aún los más débiles, ejerciendo fe en Dios, aprendían a desarrollar las facultades que les habían sido confiadas y llegaron a ser santificados, refinados y ennoblecidos.  Mientras se sometían con humildad a la influencia modeladora del Espíritu Santo, recibían de la plenitud de la Deidad y eran amoldados a la semejanza divina…Si todos lo quisieran serían llenados del Espíritu”.

Counsels on Health-437-: “Cuando el agente humano someta su voluntad a la voluntad de Dios, el Espíritu Santo impresionará los corazones de aquellos por quienes él trabaja”.

Ministerio de Curación-409/10-: “Nada es más necesario en nuestro trabajo que los resultados prácticos de la comunión con Dios. Debemos mostrar con nuestra vida diaria que tenemos paz y descanso en el Salvador.  Su paz en el corazón se reflejará en el rostro.  Dará a la voz un poder persuasivo.  La comunión con Dios ennoblecerá el carácter y la vida.  Los hombres verán que hemos estado con Jesús como lo notaron en los primeros discípulos.  Esto comunicará al obrero un poder  que ninguna otra cosa puede dar. No debe permitir que cosa alguna le prive de este poder”.

POSIBILIDADES ILIMITADAS

Deseado de Todas las Gentes-216-: “El que más ame a Cristo hará la mayor suma de bien.  No tiene límite la utilidad de aquel que, poniendo el yo a un lado deja obrar al Espíritu Santo en su corazón y vive una vida completamente consagrada a Dios”.

Ministerio de Curación-117-: “Todo aquel que se ofrece para el servicio del Señor, sin negarle nada, recibe poder para alcanzar resultados incalculables”.

HE AQUÍ, YO ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO

Mensajes Selectos-65-:El gran pecado de los que profesan ser cristianos es que no abren el corazón para recibir el Espíritu Santo”.

Christ Our Righteousness-146-: “Si abres la puerta de vuestro corazón, Jesús lo llenará con el don del Espíritu Santo, y entonces llegaréis a ser predicadores vivientes en vuestro hogar, en la iglesia y en el mundo”.

Testimonios Selectos: “Cada hijo de Dios puede hacer hoy día lo que los apóstoles hicieron en su tiempo. Y debemos trabajar con mucho más fervor y ser acompañados  de una medida mayor del Espíritu Santo, del mismo modo que el aumento del pecado exige un llamado más decidido al arrepentimiento”.

“En este tiempo cuando el fin de todas las cosas está cercano ¿no debiera el celo de la iglesia exceder al de la iglesia primitiva? ¿No debiera este celo inflamar nuestro corazón con el deseo de contar la historia del amor redentor de Cristo, y de Cristo crucificado? ¿No debiera el poder de Dios revelarse más poderosamente hoy día, que en el tiempo de los apóstoles?”.

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 148-

 

LAS RELACIONES SOCIALES. Debemos emplear toda la fuerza espiritual para la ejecución de planes sabios. El poder social, santificado por la gracia de Cristo, debe ser aprovechado para ganar almas para el Salvador. -parte 4-

EL CULTIVO APROPIADO DE LAS RELACIONES SOCIALES PRODUCE FELICIDAD: A los que vivían lejos del tabernáculo la asistencia a las fiestas anuales les requería más de un mes de cada año. Este ejemplo de devoción a Dios debe recalcar la importancia de los servicios religiosos y la necesidad de subordinar nuestros intereses egoístas y mundanos a los que son espirituales y eternos. 

Sufrimos una pérdida si hacemos caso omiso del privilegio de reunirnos para fortalecernos y alentarnos unos a otros en el servicio de Dios. Las verdades de su Palabra pierden entonces para nuestra mente su vigor e importancia.  Nuestro corazón deja de sentirse iluminado e inspirado por la influencia santificadora, y decae nuestra espiritualidad. Somos todos hijos de un solo Padre y dependemos unos de otros para ser felices. 

Somos objeto de los requerimientos de Dios y la humanidad.  Al cultivar debidamente los elementos sociales de nuestra naturaleza simpatizamos con nuestros hermanos y los esfuerzos que hacemos por beneficiar a nuestros semejantes, nos proporcionan felicidad.

LAS RELACIONES MUTUAS DEBEN SER REGIDAS POR EL AMOR DIVINO: Es importante la necesidad que tiene cada hombre de hacer lo mejor que pueda como cristiano, de prepararse para alcanzar el grado de crecimiento, expansión de la mente y nobleza del carácter que cada uno pueda tener.  En todo lo que hagamos, debemos sostener una relación cristiana unos con otros. 

Debemos emplear toda la fuerza espiritual para la ejecución de planes sabios en una acción fervorosa.  Los dones de Dios han de ser usados para la salvación de las almas.  Nuestras relaciones mutuas no han de ser gobernadas por normas humanas; sino por el amor divino, el amor expresado en el don de Dios a nuestro mundo.

LAS RELACIONES SOCIALES AYUDAN A GANAR ALMAS: Especialmente aquellos que han gustado el amor de Cristo debieran desarrollar sus facultades sociales; pues de esta manera pueden ganar almas para el Salvador. Cristo no debiera ser ocultado  en sus corazones, encerrado como tesoro codiciado, sagrado y dulce, que sólo ha de ser gozado por ellos; ni tampoco debieran ellos manifestar el amor de Cristo sólo hacia aquellos que les son más simpáticos. 

Se debe enseñar la manera de demostrar, como Cristo, un amable interés y una disposición sociable para con los que se hallan en la mayor necesidad, aún cuando los tales no sean sus amistades preferidas. En todo momento y en todas partes, manifestó Jesús amante interés en la familia humana y esparció en derredor suyo la luz de una piedad alegre.  Debe enseñarse  a seguir sus pisadas. 

Se ha de enseñar a manifestar interés cristiano, simpatía y amor por sus semejantes y empeñarse en atraerlos a Jesús; Cristo debiera ser en sus corazones como un manantial de agua que brote para vida eterna, que refresque a todos aquellos con quienes tratan.

Todos debemos llegar a ser testigos de Jesús.  El poder social, santificado por la gracia de Cristo, debe ser aprovechado para ganar almas para el Salvador. 

Vea el mundo que no estamos egoístamente absortos en nuestros propios intereses, sino que deseamos que otros participen de nuestras bendiciones y privilegios. Dejemos ver que nuestra religión no nos hace faltos de simpatía ni exigentes.  Sirvamos como Cristo sirvió, para beneficio de los hombres, todos los que profesamos haberle hallado. 

Elena White

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 145-

 

LAS RELACIONES SOCIALES. Aquéllos que poseen grandes cualidades afectivas tienen ante Dios la obligación de prodigarlas no solamente a sus amigos, sino a todos los que necesitan ayuda. – parte 1-

LAS CUALIDADES SOCIALES SON TALENTOS: Aquéllos que poseen grandes cualidades afectivas tienen ante Dios la obligación de prodigarlas no solamente a sus amigos, sino a todos los que necesitan ayuda. Las cualidades sociales son talentos y hay que usarlas para beneficio de todos los que están al alcance de sus influencias.

LA IMPORTANCIA DEL TRATO SOCIAL: Por medio de las relaciones sociales el cristianismo se pone en contacto con el mundo. Todo hombre o mujer que haya probado el amor de Cristo y haya recibido en el corazón la iluminación divina, por pedido de Dios debe arrojar luz sobre la senda tenebrosa de los que no conocen un camino mejor…El poder de la sociabilidad, santificado por el Espíritu de Cristo, debe mejorar a fin de ganar almas para el Salvador.

LAS VIRTUDES SOCIALES DEBEN SER CULTIVADAS: Sufrimos una pérdida cuando descuidamos la oportunidad de reunirnos para fortalecernos y animarnos mutuamente en el servicio de Dios.  Las verdades de su Palabra pierden en nuestras mentes su vivacidad e importancia.  Nuestros corazones dejan de ser alumbrados y vivificados por la influencia santificadora, y declinamos en espiritualidad. 

En nuestra asociación como cristianos perdemos mucho por falta de simpatía mutua.  El que se encierra completamente dentro de sí mismo no está ocupando la posición que Dios le señaló.  El cultivo apropiado de los elementos sociales de nuestra naturaleza nos hace simpatizar con otros y es para nosotros un medio de desarrollarnos y fortalecernos en el servicio de Dios.

JESUS ERA MUY SOCIABLE: Toda la vida del Salvador se caracterizó por la benevolencia desinteresada y la hermosura de la santidad.  El es nuestro modelo de bondad.  Desde el comienzo de su ministerio, los hombres empezaron a comprender más claramente el carácter de Dios.  Practicaba sus enseñanzas en su propia vida.  Era consecuente sin obstinación, benevolente sin debilidad, y manifestaba ternura y simpatía sin sentimentalismo. 

Era altamente sociable, aunque poseía una reserva que inhibía cualquier familiaridad.  Su temperancia nunca lo llevó al fanatismo o la austeridad.  No se conformaba con el mundo, y sin embargo prestaba atención a las necesidades de los menores de entre los hombres.

LA BONDAD SOCIAL Y LA DIGNIDAD HUMANA: A la mesa de los publicanos, Cristo se sentaba como distinguido huésped demostrando por su simpatía y bondad de su trato social que reconocía la dignidad humana; y los hombres, en cuyos sedientos corazones caían sus palabras con poder bendito y vivificador, anhelaban hacerse dignos de su confianza. Despertábanse nuevos impulsos, y a estos parias de la sociedad se les abría la posibilidad de una vida nueva.

JESUS ENSEÑO A LOS DISCÍPULOS LOS VERDADEROS DEBERES SOCIALES: Cristo enseñó a sus discípulos a conducirse en compañía de otros. Les enseñó las obligaciones y reglas de la verdadera vida social, que son las mismas que aparecen en la ley del reino de Dios. Por medio de su ejemplo, enseñó a sus discípulos que cuando asistieran a cualquier reunión pública no tendrían necesidad de quedarse sin palabras. 

Su conversación en medio de una fiesta difería decididamente de la que se solía escuchar en los banquetes.  Cada palabra que pronunciaba tenía sabor de vida para vida.  Hablaba con claridad y sencillez.  Sus palabras eran como manzanas de oro con figura de plata.(Elena White)

Continúa en parte 146

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: