Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘La Palabra’

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 14-

CRISTO, EJEMPLO PERFECTO PARA NIÑOS, JOVENES Y ADULTOS

“Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”. (Lucas 2:52)

El hombre ha caído. La imagen de Dios en él se ha distorsionado. Por la desobediencia sus inclinaciones se han depravado y sus poderes se han debilitado, y es incapaz, aparentemente, de esperar otra cosa que no sea tribulación e ira. Pero Dios, por medio de Cristo, ha provisto una vía de escape y dice a cada uno:

“Sed, pues, vosotros perfectos…”. (Mateo 5:48)

Dios se propone que el hombre vuelva a ser recto y noble, y El no será frustrado. Envió a su Hijo a este mundo para cargar con la penalidad del pecado y mostrar al hombre como vivir una vida sin pecado.

Cristo es nuestro ideal. Ha dejado un ejemplo perfecto para la niñez, la juventud y la madurez. Vino a esta tierra y pasó por las diferentes fases de la experiencia humana. En su vida no se halló lugar para el pecado. Desde el comienzo hasta el fin de su vida terrenal conservó incólume su lealtad a Dios. La Palabra dice de El:

“Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él”. (Lucas 2:40) “…Crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”. (Lucas 2:52)

El Salvador no vivió para agradarse. No tuvo un hogar en este mundo, sólo el que le proveyeron la bondad de sus amigos, y sin embargo, estar en su presencia era el cielo. Día tras día afrontó pruebas y tentaciones, pero no cayó ni se desanimó. Siempre era paciente y alegre, y los afligidos lo saludaban como un mensajero de vida y paz y salud. Su vida no tuvo nada que no fuera puro y noble.

La promesa de Dios dice: “…Seréis santos, porque yo soy santo…”. (Levítico 11:44) .La santidad es el reflejo de la gloria de Dios. Pero para reflejar esta gloria debemos cooperar con Dios. El corazón y la mente deben vaciarse de todo lo que conduce al mal. Debemos leer y estudiar la Palabra de Dios con un sincero deseo de obtener fuerza espiritual. Esta Palabra es el pan del cielo. Los que la reciben y la hacen parte de su vida se fortalecerán con el poder de Dios. El objeto de todo lo que Dios hace por nosotros es nuestra santificación.

El nos escogió desde la eternidad para que seamos santos. Cristo declara:

“…La voluntad de Dios es vuestra santificación…”. (1 Tesalonicenses 4:3)  ¿Es también la voluntad de ustedes que sus deseos e inclinaciones sean conformados a la voluntad divina?

Vivir la vida del Salvador, vencer cada deseo egoísta, cumplir valerosa y alegremente nuestro deber hacia Dios y los que nos rodean, nos hará más que vencedores, y nos preparara para estar ante el gran trono blanco sin mancha ni arruga, con las ropas lavadas en la sangre del Cordero.   (Signs of the Times)

 

 

Read Full Post »

 ESPERANZA EN LA PALABRA-JESÚS LA UNICA ESPERANZA-parte 57-

¿QUE SUCEDE CINCO MINUTOS DESPUÉS DE LA MUERTE? –parte 2-

LA PALABRA DE DIOS ES LA MEJOR AUTORIDAD PARA EXPLICAR EL FENOMENO DE LA MUERTE

LA VIDA HUMANA

ANTES de estudiar lo que la Biblia enseña sobre el estado de los muertos, creo que sería de vital importancia comprender lo que dice la Biblia sobre el inicio de la vida humana.

La Palabra inspirada nos dice que hubo un Creador:

“ENTONCES JEHOVÁ DIOS FORMO AL HOMBRE DEL POLVO DE LA TIERRA, Y SOPLO EN SU NARIZ ALIENTO DE VIDA, Y FUE EL HOMBRE UN SER VIVIENTE” (GÉNESIS 2:7).

El versículo concluye diciendo:

“Y FUE EL HOMBRE UN SER VIVIENTE” o un “ALMA VIVIENTE”.

El texto habla de dos elementos en la creación del primer ser viviente: el polvo de la tierra y el aliento de vida.  La ecuación bíblica es: polvo de la tierra + aliento de vida= un ser viviente o un alma viviente.

Nótese que el texto NO dice que el hombre recibió un alma, o alguna entidad separada que fue unida al cuerpo.  En otras palabas, Dios no le dio un alma al hombre, sino que Dios CREO al hombre como un ALMA o un SER VIVIENTE.

¿QUE SUCEDE CUANTO UNA PERSONA MUERE?

HEMOS visto que GÉNESIS 2:7 menciona dos elementos en la creación del primer ser viviente.  Por lo tanto, sería muy importante ver lo que dice la Biblia acerca de qué ocurre con esos dos elementos presentes en el origen del hombre cuando este muere.

El gran sabio Salomón responde esta cuestión:

“Y EL POLVO VUELVE A LA TIERRA, COMO ERA, Y EL ESPÍRITU VUELVE A DIOS QUE LO DIO” (ECLESIASTÉS 12:7).

Aquí no hay margen para dudas: El polvo de la tierra, usado en la creación del hombre, vuelve a la tierra, y el espíritu o aliento de vida regresa a Dios, que lo dio originalmente en la creación.

Pero la Biblia dice más al respecto del estado de una persona que ha muerto:

“PORQUE LOS QUE VIVIEN SABEN QUE HAN DE MORIR; PERO LOS MUERTOS NADA SABEN, NI TIENEN MAS PÁGA; PORQUE SU MEMORIA ES PUESTA EN OLVIDO.  TAMBIÉN SU AMOR Y SU ODIO, Y SU ENVIDIA FENECIERON YA; Y NUNCA MAS TENDRÁN PARTE EN TODO LO QUE SE HACE DEBAJO DEL SOL” (ECLESIASTÉS 9:5, 6).

La fórmula bíblica del origen y el fin de la vida elimina cualquier posibilidad de que algo sobreviva a la muerte de una persona, excepto los recuerdos que continúan en la mente de los que siguen viviendo.  Con la muerte terminan todas las actividades mentales, emocionales y físicas de la persona.  La vida desaparece; su existencia y su participación en los asuntos de este mundo han concluido.

¿EXISTE ALGUNA ESPERANZA DESPUÉS DE LA MUERTE?

CRISTO JESÚS comparó la muerte con el sueño. Refiriéndose a la muerte de Lázaro, el Señor dijo:

“…NUESTRO AMIGO LÁZARO DUERME; MAS VOY PARA DESPERTARLE” (JUAN 11:11).

Cristo Jesús luego llegó a Betania y resucitó a Lázaro.

El sueño nos desconecta de los que están despiertos, nos deja en un estado inconsciente, pone fin a las actividades de la persona, y anticipa un despertar.  De manera muy similar, la  persona muerta entra en un estado de inconsciencia. 

“…LOS MUERTOS NADA SABEN…” (ECLESIASTÉS 9:5).

Se desconectan de todos los vivos, la vida cesa.

“…SU AMOR, Y SU ODIO Y SU ENVIDIA FENECIERON YA…” (ECLESIASTÉS 9:6).

Pero además, el sueño de la muerte anticipa un despertar:

“TAMPOCO QUEREMOS HERMANOS, QUE IGNOREIS ACERCA DE LOS QUE DUERMEN…PORQUE EL SEÑOR  MISMO CON VOZ DE MANDO, CON VOZ DE ARCANGEL, Y CON TROMPETA DE DIOS, DESCENDERÁ DEL CIELO; Y LOS MUERTOS EN CRISTO RESUCITARAN PRIMERO” (1 TESALONICENSES 4:13, 16).

Esta es la BENDITA ESPERANZA del cristiano: la promesa de la Segunda Venida, Cristo despertará del sueño de la muerte a todos los que en El hayan creído para que se levanten a la Vida Eterna.

“LE DIJO JESÚS: YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA; EL QUE CREE EN MI, AUNQUE ESTE MUERTO VIVIRÁ” (JUAN 11:25).

En las catacumbas de Roma, donde muchos hijos del Señor fueron enterrados, se leen declaraciones grabadas en las piedras: “Ella duerme”, “El duerme en Jesús”; “Un día el despertara”.

¿EXISTE ALGUNA ESPERANZA DESPUÉS DE LA MUERTE? SI la hay, para los que duermen en el Señor, para los que han entregado su vida a Cristo Jesús, porque en Cristo Jesús siempre hay esperanza.  Cristo Jesús nos anima a buscar esa inmortalidad:

“…LA DADIVA DE DIOS ES VIDA ETERNA EN CRISTO JESÚS SEÑOR NUESTRO” (ROMANOS 6:23).

LA TIERNA INVITACION DE JESÚS ASEGURA AL CREYENTE EL DON PRECIOSO DE LA INMORTALIDAD.

-Pastor Alberto Ingleton-

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: