Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 noviembre 2011

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 28-

LA VOLUNTAD RECHAZA AL ESPÍRITU

“A cualquiera que dijera alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo, ni en el venidero” (Mateo 12:32)

 

Precisamente antes de ésto, Jesús había realizado por segunda vez el milagro de sanar a un hombre poseído, ciego y mudo, y los fariseos habían reiterado la acusación: “Por el príncipe de los demonios echa fuera demonios” (Mateo 12:24).  Cristo les dijo claramente que al atribuir la obra del Espíritu Santo a Satanás, se estaban separando de la fuente de bendición.  Los que habían hablado contra Jesús, sin discernir su carácter divino, podrían ser perdonados; porque podían ser inducidos por el Espíritu Santo a ver su error y arrepentirse. 

Cualquiera que sea el pecado, si el alma se arrepiente y cree, la culpa queda lavada en la sangre de Cristo; pero el que rechaza la obra del Espíritu Santo se coloca donde el arrepentimiento no puede alcanzarle. Es por el Espíritu Santo como Dios obra en el corazón.  Cuando los hombres rechazan voluntariamente al Espíritu y declaran que es de Satanás, cortan el conducto por el cual puede comunicarse con ellos.  Cuando rechazan finalmente al Espíritu, no hay nada más que Dios pueda hacer por el alma.

No es Dios quien ciega los ojos y endurece los corazones de los hombres.  Les manda luz para corregir sus errores, y conducirlos por senda seguras; es por el rechazo de esta luz como los ojos se ciegan y el corazón se endurece.  Con frecuencia ésto se realiza gradual y casi imperceptiblemente.  Viene luz al alma por la Palabra de Dios, por sus siervos, o por la intervención directa del su Espíritu; pero cuando un rayo de luz es despreciado, se produce un embotamiento parcial de las percepciones espirituales, y se discierne menos claramente la segunda revelación de la luz. 

Así aumentan las tinieblas hasta que anochece en el alma.  Así había sucedido con estos dirigentes judíos.  Estaban convencidos de que un poder divino acompañaba a Cristo, pero a fin de resistir a la verdad, atribuyeron la obra del Espíritu Santo al poder de Satanás.  Al hacer esto, prefirieron deliberadamente el engaño; se entregaron a Satanás, y desde entonces fueron dominados por su poder. (El Deseado de todas las gentes, pág.289, 290)

 

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 27-

EL PECADO CONTRA EL ESPÍRITU

“Por tanto os digo Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; más la blasfemia contra el Espíritu no le será perdonada”   (Mateo 12:31)

 

Los que anduvieron en la luz, tuvieron privilegios, recibieron advertencias y súplicas, y no hicieron ningún esfuerzo definido para darse a sí mismos en completa rendición a Dios. Este aviso es para que ninguno, por temor de haber pecado contra el Espíritu Santo, quede a la deriva y sumergido en un letargo mortal, sin recibir perdón jamás. ¿Por qué permanecer en la escuela de Satanás siguiendo una dirección que imposibilita el arrepentimiento y la reforma? ¿Tiene sentido resistir las propuestas de la gracia?  ¿Por qué dice: “Déjenme solo”, hasta que Dios sea forzado a darle lo que usted desea?

Los que resisten al Espíritu de Dios piensan que algún día se van a arrepentir y dar el paso para una reforma; pero el arrepentimiento esta más allá de su poder. Según la luz y los privilegios concedidos, así será la oscuridad en la que se sumirán los que rechacen andar en la luz mientras tienen luz.

Nadie necesita considerar el pecado contra el Espíritu Santo como un asunto misterioso e indefinible.  Es el continuo rechazo a las invitaciones de arrepentimiento.  Si uno se niega a creer en Cristo como su Salvador personal, tendrá oscuridad en lugar de luz, y gustará de la atmósfera que rodeó al primer gran apóstata. 

Si escoge ese ambiente en vez del medio que rodea al Padre y al Hijo, Dios respeta su decisión. Al considerar este tema, ninguno necesita desanimarse.  No deje caer a los que se esfuerzan por hacer la voluntad del Maestro. Su esperanza es Dios.  El Señor Jesús ha manifestado infinita consideración y aprecio por usted. Dejó la corte real y su trono para vestir su divinidad con la humanidad, y morir la vergonzosa muerte de cruz a fin de que usted pueda ser salvo.

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 26-

EL ESPÍRITU PUEDE ALEJARSE

“Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteara al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia”. (Hebreos 10:29)

 

Los que resisten al Espíritu de Dios, y provocan su alejamiento, ignoran cuán lejos puede llevarlos Satanás.  Cuando el Espíritu Santo se distancia, imperceptiblemente el creyente comienza a hacer las cosas que, por efecto de la luz, una vez consideró pecaminosas. A menos que escuche las advertencias se verá envuelto en una decepción tal, como el caso de Judas, que lo enceguecerá y hará de él un traidor. Seguirá paso a paso las pisadas de Satanás.

¿Quién podrá contrarrestar sus propósitos? ¿Podrá un ministro suplicar por él y defenderlo? Todas sus palabras son como fábulas sin sentido. Al elegir a Satanás como compañero interpreta erróneamente la palabra hablada, y, como resultado, su comprensión es mal  orientada por efecto de una luz que no es la verdadera.

Cuando el Espíritu de Dios es agraviado, cada llamamiento que hacen los siervos del  Señor no tiene significado para ellos. Cambian el sentido a cada palabra.  Se ríen y ponen en ridículo las advertencias más solemnes de las Escrituras. Si no estuvieran hechizados por las agencias satánicas, los haría temblar. Resulta en vano toda invitación que se les haga. 

No desean escuchar reproches ni consejos.  Desprecian toda súplica del Espíritu.  Desobedecen los mandamientos de Dios que una vez vindicaron y exaltaron.  Las palabras del apóstol bien podrían tocar la fibra sensible de esta gente: “¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad?  (Gal.3:1) Siguen el consejo de su propio corazón hasta que la verdad ya no tiene ningún sentido para ellos. Barrabás fue elegido y Cristo rechazado.

Es esencial vivir en armonía con cada palabra de Dios.  De no ser así, la vieja naturaleza se irá reafirmando constantemente.  Es el Espíritu Santo, verdadera gracia redentora, el que unifica a los seguidores de Cristo y los hace uno con Dios.  Es el único que puede desalojar la enemistad, la envidia y la incredulidad. 

Santifica los afectos, restaura la disposición de espíritu y rescata del poder de Satanás a los deseos más íntimos.  Esta es la virtud de la gracia.  Es un poder divino.  Gracias a su influencia se produce un cambio en los hábitos, las costumbres y las prácticas que,  si son acariciadas, separan al hombre de Dios.  La obra de la santificación se puede apreciar en el creyente por su progreso y continuo crecimiento.

 

Read Full Post »

 

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 25-

EL ESPIRITU PUEDE SER AGRAVIADO

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”. (Efes.4:30)

Es un asunto serio contristar al Espíritu Santo.  Se entristece cuando el agente humano actúa en forma independiente, y cuando rehúsa entrar en el servicio del Señor porque considera que la cruz es muy pesada, o el renunciamiento demasiado grande.  El Espíritu busca habitar en cada creyente, y si es bienvenido como huésped de honor, los que lo reciben llegarán a ser perfectos en Cristo.  La buena obra comenzada será concluida, y los pensamientos santos, los sentimientos celestiales y las acciones semejantes a las de Cristo ocuparán el lugar de los pensamientos impuros, los sentimientos perversos y los actos de rebeldía.

El Espíritu Santo es el maestro divino. Si deseamos aprender sus lecciones, llegaremos a ser sabios en la salvación. Sin embargo, necesitamos guardar bien nuestros corazones, puesto que con frecuencia olvidamos las instrucciones divinas que nos instan a no proceder de acuerdo con las inclinaciones naturales de una mente no consagrada.  Cada uno necesita pelear su propia batalla contra el egoísmo. Prestemos atención a las enseñanzas del Espíritu Santo.  Si las escuchamos, las repetiremos una y otra vez hasta que las impresiones se graben en forma indeleble, como si hubieran sido esculpidas en la roca.

Siendo que Dios nos compró, reclama un trono en cada corazón. Mente y cuerpo tienen que estar subordinados a El. Los hábitos naturales y apetitos, deben quedar subyugados por los deseos más elevados del ser.  Sin embargo, no podemos depender de nosotros mismos para realizar esta obra.  Es imposible estar seguros si pretendemos ser nuestros propios guías.  El Espíritu Santo debe renovarnos y santificarnos. En el servicio de Dios no puede haber obras a medias.  Los que profesan servirle y son indulgentes con sus impulsos naturales, van a descarriar a otros creyentes. 

Cristo dijo:”Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente” (Mat.22:37). “Haz ésto y vivirás” (Luc.10:28)

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 24-

EL ESPÍRITU NOS ILUMINA

“Entonces Jesús les dijo: aún por un poco está  la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz,  para que nos os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va”. (Juan 12:35)

 

Jesús dijo: “Andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas”.  Junta cada rayo; no dejes pasar uno.  Anda en la palabra que sale de la boca de Dios y, como resultado, seguirás a Cristo en todos sus caminos.  Cuando el Señor presenta una evidencia tras otra, y agrega más luz a la ya concedida, ¿Por qué el creyente necesita vacilar? ¿Por qué es tan negligente para avanzar guiado por la luz hacia una luminosidad mayor?

El Señor no rehúsa dar el Espíritu a quien se lo pide. Cuando la convicción toca las cuerdas sensibles de la conciencia, ¿Por qué no prestarle oídos para escuchar la voz del Espíritu de Dios? Cada vacilación y postergación nos sitúa en una posición en la que nos resulta cada vez más difícil aceptar la luz celestial y, por último parece imposible que las admoniciones y advertencias nos impresionen.  Los pecadores expresan cada vez con mayor facilidad: “Ahora véte; pero cuando tenga oportunidad te llamaré”.  (Hech.24:25)

Conozco los peligros en que se encuentran los que rehúsan andar en la luz que Dios les ha dado.  Ellos mismos provocan la terrible crisis por seguir sus propios caminos y proceder según su criterio personal.  La conciencia resulta cada vez menos sensible a la voz de Dios parece cada vez más lejana; así es como el obrador de maldad queda liberado a su propia infatuación.  Con obstinación resiste cada llamado, desprecia cada consejo y advertencia.

Como el mensajero de Dios ya no impresiona su mente, rechaza cada provisión que garantiza su propia salvación.  El Espíritu de Dios deja de ejercer su poder de refrenar.  Como consecuencia, se escucha la sentencia: “Efraín es dado a  ídolos; déjalo”  (Oseas 4:17).  ¡Oh, cuán obscura, sombría y obstinada es la independencia! Parece que la insensibilidad de la muerte se apodera del corazón.  Este es el proceso que sigue al que rechaza la obra del Espíritu Santo.

Read Full Post »

ALIMENTACION PARA EL PUEBLO DE DIOS –DIOS SIEMPRE NOS PROVEE-parte 47-

UN LLAMADO DE DIOS PARA SU PUEBLO EN ESTOS ULTIMOS DÍAS-parte 3-

Los que venzan como Cristo venció, necesitarán precaverse constantemente contra las tentaciones de Satanás. El apetito y las pasiones deben ser sometidos al dominio de la conciencia iluminada, para que el intelecto no sufra perjuicio, y las facultades de percepción se mantengan claras a fin de que las obras y trampas de Satanás no sean interpretadas como providencia de Dios.

MUCHOS DESEAN LA RECOMPENSA Y LA VICTORIA FINALES QUE HAN DE SER CONCEDIDAS A LOS VENCEDORES, PERO NO ESTÁN DISPUESTOS A SOPORTAR LOS TRABAJOS, LAS PRIVACIONES Y LA ABNEGACION COMO LO HIZO SU REDENTOR. ÚNICAMENTE POR LA OBEDIENCIA Y EL ESFUERZO CONTINUO SEREMOS VENCEDORES COMO CRISTO LO FUE.

El poder dominante del apetito causará la ruina de millares de personas, que, si hubiesen vencido en ese punto, habrían tenido fuerza moral para obtener la victoria sobre todas las demás tentaciones de Satanás.  Pero los que son esclavos del apetito no alcanzarán a perfeccionar el carácter cristiano.  La continua transgresión del hombre durante seis mil años ha producido enfermedad, dolor y muerte.

Y A MEDIDA QUE NOS ACERQUEMOS AL FIN, LA TENTACION DE COMPLACER EL APETITO SERÁ MAS PODEROSA Y MAS DIFICIL DE VENCER. (CRA. pág. 69)

“El que aprecia la luz que el Señor le ha dado sobre la reforma pro salud tiene una ayuda importante en la obra en que está empeñado de santificarse por medio de la verdad, y hacerse idóneo para la inmortalidad”.  (CRA. pág. 70)

“El Redentor del mundo sabía que la complacencia del apetito produciría debilidad física y embotaría de  tal manera los órganos de la percepción, que no discernirían las cosas sagradas y eternas.  Cristo sabía que el mundo estaba entregado a la glotonería y que esta sensualidad pervertiría las facultades morales. La costumbre de complacer el apetito dominaba de tal manera a la especie que, a fin de romper su poder, el divino Hijo de Dios tuvo que ayunar casi seis semanas a favor del hombre. ¡Qué obra confronta el cristiano para poder vencer como Cristo venció! 

EL PODER DE LA TENTACION A COMPLACER EL APETITIO PERVERTIDO PUEDE MEDIRSE ÚNICAMENTE POR LA ANGUSTIA INDECIBLE DE CRISTO EN AQUEL LARGO AYUNO EN EL DESIERTO.

Cristo sabía que a fin de llevar a cabo con éxito el plan de salvación, debía comenzar la obra de redimir al hombre donde había comenzado la ruina. Adán cayó por satisfacer el apetito.  A fin de enseñar al hombre su obligación de obedecer a la Ley de Dios, Cristo empezó su obra de redención reformando los hábitos físicos del hombre.  La decadencia de la virtud y la degeneración de la especie se deben principalmente a  la complacencia del apetito pervertido”.   (CRA. pág. 63)      

“TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE”  (Filipenses 4:13)

 

 

Read Full Post »

ALIMENTACION PARA EL PUEBLO DE DIOS –DIOS SIEMPRE NOS PROVEE-parte 46-

UN LLAMADO DE DIOS PARA SU PUEBLO EN ESTOS ULTIMOS DÍAS-parte 2-

“NUESTROS HÁBITOS EN EL COMER Y BEBER MUESTRAN SI ESTAMOS ENTRE EL NUMERO DE AQUELLOS A QUIENES EL SEÑOR POR EL PODEROSO INSTRUMENTO DE LA VERDAD, HA SEPARADO DEL MUNDO”.  (CRA pág.67)

“Es la intemperancia en el comer lo que produce tanta invalidez, y despoja a Dios de la gloria que se le debe. Debido a que no se niegan a sí mismos, muchos hijos de Dios son incapaces de alcanzar la alta norma de espiritualidad que EL ha establecido para ellos, y aún cuando se arrepientan y se conviertan, toda la eternidad testificará de la pérdida que han tenido por entregarse al egoísmo”. 

“¡Cuán numerosos son los que se privan de las ricas bendiciones que Dios les reserva en lo que se refiere a la salud y los dones espirituales! Muchas almas hay que luchan por alcanzar grandes victorias y bendiciones especiales para poder cumplir grandes hechos. Para alcanzar su propósito, creen que es necesario agotarse en oraciones y lágrimas.

Cuando esas personas escudriñen las Escrituras con oración, para conocer la expresa voluntad de Dios, y luego la cumplan de todo corazón y sin ninguna reserva o complacencia propia, entonces hallarán descanso.  Sus angustias, sus lágrimas y sus luchas no les procurarán el descanso que anhelan. Ellas deben hacer la entrega completa de su personalidad.  Deben hacer lo que les venga a mano, apropiándose de la abundante gracia que Dios promete a los que oran con fe.

“Si alguno quiere venir en pos de mí –dijo Jesús-,  niéguese a sí mismo, y tome su cruz cada día y sígame”  (Luc.9:23). 

Sigamos al Salvador en su sencillez y abnegación. Exaltemos al Hombre del Calvario por la palabra y por una vida santa.  El Señor se allega muy cerca de aquellos que se consagran a El.  Si hubo tiempo cuando fue necesario que el Espíritu de Dios obrase en nuestro corazón y en nuestra vida, es ahora.  Aferrémonos a esta divina potencia para vivir una vida de santidad y abnegación”. (CRA pág. 68)

“Así como nuestros primeros padres perdieron el Edén por complacer el apetito, nuestra única esperanza de reconquistar el Edén consiste en dominar firmemente el apetito y la pasión. La abstinencia en el régimen alimenticio y el dominio de todas las pasiones conservarán el intelecto y darán un vigor mental y moral que capacitará a los hombres para poner todas sus propensiones bajo el dominio de las facultades superiores, para discernir entre lo bueno y lo malo, lo sagrado y lo profano.

 Todos los que tienen un verdadero sentido del sacrificio hecho por Cristo al abandonar su hogar del cielo para venir a este mundo a fin de mostrar al hombre, por su propia vida, como resistir la tentación, se negarán alegremente a sí mismos y resolverán participar de los sufrimientos de Cristo”.   (CRA pág.69)

“EL TEMOR A JEHOVÁ ES EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA”   

 Continúa en parte 47

 

 

Read Full Post »

Older Posts »