Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la mente y el corazón’

 

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 211-

 

LA FORMACION DEL CARACTER. Los defectos de carácter pueden ser vencidos. La verdadera dificultad proviene de un corazón no santificado y de la falta de voluntad para someterse al gobierno de Dios.-parte 3-

LOS DEFECTOS PUEDEN SER VENCIDOS: No digamos que no podemos remediar nuestros defectos de carácter. Si llegamos a esta conclusión, dejaremos ciertamente de obtener la vida eterna. La imposibilidad reside en nuestra propia voluntad. Si no queremos, no podremos vencer. 

La verdadera dificultad proviene de la corrupción de un corazón no santificado y de la falta de voluntad para someterse al gobierno de Dios. Para el corazón que llega a purificarse, todo cambia.  La transformación del carácter es para el mundo el testimonio de que Cristo mora en el creyente. 

Al sujetar los pensamientos y deseos a la voluntad de Cristo, el Espíritu de Dios produce nueva vida en el hombre y el hombre interior queda renovado a la imagen de Dios.  Hombres y mujeres débiles y errantes demuestran al mundo que el poder redentor de la gracia puede desarrollar el carácter deficiente en forma simétrica, para hacerlo llevar abundantes frutos.

LOS CARACTERES DEFECTUOSOS A VECES SE HEREDAN: Entre los niños y jóvenes, hay que tratar con toda clase de caracteres, cuyas mentes son impresionables.  Muchos de los niños no tienen la debida preparación en el hogar.  A algunos se los deja hacer como quieren, a otros se los critican y desalientan. 

Se le han manifestado muy poca disposición placentera y alegre; se les han dirigido muy pocas palabras de aprobación.  Han heredado los caracteres deficientes de sus padres, y la disciplina del hogar no les ha ayudado en la debida formación del carácter.

LOS DEFECTOS SE FORTALECEN CON LOS AÑOS: Los niños aprenden lecciones que son difíciles de desaprender. Cada vez que se los somete a restricciones a las cuales no están acostumbrados, o se les pide que se dediquen a estudiar con intensidad, recurren a sus pocos juiciosos padres en procura de simpatía y complacencia. 

De este modo se fomenta un espíritu de inquietud y descontento. Pero la pérdida más grande la sufren las víctimas de esa desorientación paterna.  Los defectos de carácter que un correcto adiestramiento podría haber corregido, permanecen así y se fortalecen con los años, para perjudicar y hasta destruir.

LA COMPLACENCIA DESESTABILIZA EL CARÁCTER: En algunas familias, los deseos del niño son ley.  Se le da todo lo que desea.  Se fomenta su disgusto por lo que no le gusta. 

Se supone que esas complacencias lo hacen feliz, pero son esas mismas cosas las que lo hacen desasosegado, descontento e imposible de satisfacer. 

La complacencia ha echado a perder su gusto por el alimento sencillo y saludable, por el uso recto y útil de su tiempo; la complacencia ha hecho la obra de desquiciar el carácter.

 HAY QUE DISCIPLINAR LA MENTE Y EL CORAZÓN: Los niños a quienes se les permite que hagan lo que les da la gana, no son felices. 

El corazón no subyugado no posee en sí mismo los elementos del reposo y el contentamiento. Hay que disciplinar la mente y el corazón, y someterlos a una restricción adecuada, para que el carácter armonice con las sabias leyes que gobiernan nuestro ser. 

La inquietud y el descontento son los frutos de la complacencia y el egoísmo.  El suelo del corazón, son el de un jardín, producirá malezas y espinas, a menos que se siembren en el semillas de preciosas flores, y que éstas reciban cuidado y cultivo. 

Lo mismo que ocurre en la naturaleza visible, acontece en el alma humana.  (Elena White)

Continúa en parte 212

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 45-

 

PROBLEMAS DE LOS JOVENES. Cada joven debería ser educada de modo tal que, si fuera  llamada a ser esposa y madre, pudiera gobernar su casa, comprender el mecanismo del cuerpo humano y los principios de la higiene, los temas de la dieta..para el bienestar de su familia.  –parte4-

NO DEBE DESCUIDARSE LA EDUCACIÓN EN LOS DEBERES DOMÉSTICOS: En la infancia y la juventud, deben combinarse la educación práctica y la literaria.  Se debe enseñar a los niños a tomar parte en los deberes domésticos.  Debe instruírseles acerca de cómo ayudar a sus padres en las cosas pequeñas que pueden hacer. 

Su mente debe aprender a pensar, y deben ejercitar su memoria para recordar el trabajo que se les haya asignado; y al adquirir hábitos que los hagan útiles en el hogar, se están educando en los deberes prácticos apropiados a su edad. 

Si a los niños se les imparte la debida preparación en el hogar, no se les encontrará en la calle asimilando la educación azarosa que muchos reciben. Los padres que aman a sus hijos de una manera sensata, no les permitirán desarrollarse con hábitos de pereza y en la ignorancia de cómo se realizan los hábitos domésticos.

LO QUE CADA MUJER DEBERÍA SABER: Muchas mujeres son muy educadas, y se han graduado con honores en alguna institución de enseñanza, pero son ignorantes de los deberes prácticos de la vida.  Están desprovistas de las cualidades necesarias para el manejo adecuado de la familia, esencial para su felicidad. 

Pueden hablar de la elevada esfera de la mujer y de sus derechos, y sin embargo ellas mismas quedan por debajo de la verdadera esfera de la mujer. 

Cada mujer debería  poseer un completo conocimiento de los deberes domésticos. Cada joven debería ser educada de modo tal que, si fuera  llamada a ser esposa y madre, pudiera gobernar su casa.  Debería ser plenamente competente para guiar e instruir a sus hijos. 

Tiene el derecho y privilegio de comprender el mecanismo del cuerpo humano y los principios de la higiene, los temas de la dieta, del vestido, del trabajo y de la recreación, e innumerables otros temas que conciernen íntimamente al bienestar de su familia.

Tiene el derecho de obtener el conocimiento de los mejores métodos para tratar las enfermedades, que pueda cuidar de sus niños, en lugar de dejar a sus preciosos tesoros en las manos de extraños.

LA FORMA DE VESTIR EN UNA MUJER ES UN INDICADOR DE SU MENTE: La ropa es un indicador de la mente y el corazón.  Lo que se pone exteriormente es un signo de lo que hay interiormente.  No se requiere capacidad intelectual ni una mente cultivada para vestirse en forma exagerada.

El mismo hecho de que la mujer puede poner sobre su cuerpo tal cantidad de artículos de vestir innecesarios muestra que no puede tener tiempo para cultivar su intelecto y almacenar en su mente conocimientos útiles. (Elena White)

Continúa en parte 46

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 2-

 

EL ESTUDIO DE LA MENTE-parte 2-

ES DEBER DE TODO CRISTIANO DESARROLLAR LA MENTE: Es deber de todo cristiano adquirir hábitos de orden, minuciosidad y prontitud.  No hay excusa para hacer lenta y descuidadamente el trabajo, cualquiera sea su clase.

Cuando uno está siempre en el trabajo, y el trabajo nunca está hecho, es porque no se ponen en él la mente y el corazón. Necesitamos ejercitar la mente haciendo planes referentes a como usar el tiempo para alcanzar mejores resultados, utilizando tacto y método. El ejercicio de la voluntad hará más diestras las manos.

ADIESTRAR TODOS LOS PODERES DE LA MENTE Y DEL CUERPO: Dios ha dado un cerebro a cada ser humano. Desea que sea usado para su gloria…No tenemos demasiado poder mental ni demasiada facultad para razonar. 

Hemos de educar y desarrollar cada facultad mental y física, el mecanismo humano que ha comprado Cristo, a fin de  que podamos usarlo de la mejor posible. Hemos de hacer todo lo que podamos para fortalecer esas facultades, pues Dios se agrada que cada vez lleguemos a ser colaboradores más y más eficientes con El.

LA MENTE CULTIVADA ES LA MEDIDA DEL HOMBRE: No pensemos nunca que ya hemos aprendido bastante, y que podemos abandonar nuestros esfuerzos.  La mente cultivada es la medida del hombre.  Nuestra educación debe proseguir durante toda la vida; cada día debemos aprender algo y poner en práctica el conocimiento adquirido.

Los niños y los jóvenes ya tienen en sus mentes y corazones semillas corrompidas, listas para brotar y producir su cosecha de perversión; y se requiere el mayor cuidado y vigilancia en el cultivo y aprovisionamiento de la mente con las preciosas semillas de la verdad bíblica. 

ADQUIRIR CONOCIMIENTO Y CULTURA MENTAL: Del debido aprovechamiento de nuestro tiempo depende nuestro éxito en la adquisición del conocimiento y cultura mental.  El cultivo del intelecto no ha de ser impedido por la pobreza, el origen humilde o las condiciones desfavorables…

Un propósito resuelto, un trabajo persistente y la cuidadosa economía del tiempo capacitarán a los hombres para adquirir los conocimientos y la disciplina mental que los calificarán para casi cualquier posición de influencia y utilidad.

COMPRENDER LAS MENTES Y LA NATURALEZA HUMANA AYUDA EN LA OBRA DE SALVACIÓN: Decidámonos a ser útiles y eficientes como Dios nos pide que seamos. Seamos cabales y fieles en todo lo que emprendamos.  Aprovechemos todas las ventajas que haya a nuestro alcance para fortalecer el intelecto. 

Combinemos el estudio de los libros con el trabajo manual útil, y mediante el esfuerzo fiel, la vigilancia y la oración, obtendremos la sabiduría de origen celestial. Esto nos dará una educación equilibrada.  Así podremos elevarnos en carácter, y adquirir una influencia sobre otras mentes, que nos capacitará para dirigirlas por el sendero de la justicia y la santidad.

Los mecánicos, los abogados, los negociantes, los hombres de todos los oficios y profesiones, se educan a fin de llegar a dominar su ramo.  ¿Deben los que siguen a Cristo ser menos inteligentes, y mientras profesan dedicarse a su servicio ignorar los medios y recursos que han de emplearse? 

La empresa de ganar la vida eterna es superior a toda consideración terrenal.  A fin de conducir almas a Cristo, debe conocerse la naturaleza humana y estudiarse la mente humana, a fin de presentar el gran tema de la verdad.

PODEMOS ALCANZAR CASI LA EXCELENCIA DE LOS ÁNGELES: El Señor le ha dado al hombre capacidad de mejorar continuamente, y le concedido toda ayuda posible en el trabajo.  Mediante las provisiones de la gracia divina, podemos alcanzar casi la excelencia de los ángeles. (Elena White )

 

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: