Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘el nuevo testamento’

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 16-

UN PLAN PARA SU VIDA-parte 3-

 

  • LA VIDA DE CRISTO, UN CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA

SU LINAJE DE LA TRIBU DE JUDÁ

Profecía del Antiguo Testamento:

“No será quitado el cetro de Judá…hasta que venga Siloh” (Génesis 49:10).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá” (Hebreos 7:14).

SU RECHAZO

Profecía del Antiguo Testamento:

“Despreciado y desechado entre los hombres” (Isaías 53:3).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron” (Juan 1:11).

SU TRAICION Y EL PRECIO PAGADO POR SU TRAIDOR

Profecía del Antiguo Testamento:

“Aún el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar”  (Salmo 41:9).

“Y les dijo: Si os parece bien dadme mi salario; y si no, dejadlo.  Y pesaron mi salario treinta piezas de plata” (Zacarías 11:12).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es.  Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón” (Juan 13:26).

“Entonces, uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata” (Mateo 28:14-15).

SU MUERTE EN LA CRUZ

Profecía del Antiguo Testamento:

“Horadaron mis manos y mis pies” (Salmo 22:16).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, lo crucificaron allí”  (Lucas 23:33).

SU SALIDA DE LA TUMBA

Profecía del Antiguo Testamento:

“Porque no dejarás mi alma en el Seol (sepulcro), ni permitirás que tu santo vea corrupción” (Salmo 16:10).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades (sepulcro), ni su carne vio corrupción. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos” (Hechos 2:31-32).

La evidencia es poderosa porque Cristo no cumplió sólo unas pocas profecías.  Su biografía fue escrita con anticipación, por medios sobrenaturales. ¡Cristo verdaderamente es el Hijo de Dios!

Ante tales evidencias, con oración debemos hacer una sincera decisión acerca de quién es el Señor de nuestras vidas.  Si usted todavía no la ha hecho, ¿Por qué no decide ahora poner su vida en manos de Jesús?

  • UNA VIDA PLANEADA

Continúa en parte 17

 

Read Full Post »

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 15-

 

UN PLAN PARA SU VIDA-parte 2-

 

  • CRISTO, CORAZÓN DE LA HISTORIA Y DE LA PROFECÍA

Una de las cosas que hace que Cristo sea completamente único, es ésta: su biografía fue escrita siglos antes de que naciera. Las profecías del Antiguo Testamento presentan un claro bosquejo anticipado de su vida, de su muerte y de su resurrección.

El Nuevo Testamento nos habla de su cumplimiento.  Los profetas que vivieron de 500 a 1500 años antes del nacimiento de Cristo registraron numerosas y claras profecías en cuanto a la venida del Mesías.

Esas profecías identifican la ciudad en donde nacería Cristo, su nombre y su obra. Presentan detalles de su juicio y los sucesos relacionados con su muerte.  Hasta se registra el año, el día y la hora de su muerte, y que resucitaría al tercer día.

Cuando la gente comparaba la vida de Jesús con las profecías, ¿a qué conclusión llegaban?

“Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José de Nazaret”  (Juan 1:45)

En su primera aparición pública, nuestro Salvador cito las profecías para establecer su identidad.  Después de citar un pasaje del Antiguo Testamento declaró:

“Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros”  (Lucas 4:21)

Y horas después de su resurrección, recordó a dos de sus discípulos las profecías que lo señalaban, con estas palabras:

“¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas…Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían”  (Lucas 24:25-27).

  • LA VIDA DE CRISTO, UN CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA

Veamos algunos de estos mensajes proféticos del Antiguo Testamento y su cumplimiento en la vida de Cristo.

SU LUGAR DE NACIMIENTO

Profecía del Antiguo Testamento:

“Pero tú, Belén Efrata…, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”  (Miqueas 5:2).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento”

“Jesús nació en Belén de Judea…porque así está escrito por el profeta” (Mateo 2:1, 5).

SU NACIMIENTO DE UNA VIRGEN

Profecía del Antiguo Testamento:

“He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel (Dios con nosotros)” (Isaías 7:14).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.  Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:20-21).

SU LINAJE DE LA TRIBU DE JUDÁ:

Continúa en parte 16

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 15- 

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA –parte5

PUNTO NUMERO SIETE:

De acuerdo al Nuevo Testamento, los apóstoles de Jesús siempre guardaron el sábado bíblico. Léase Hechos 13:14; Hechos 13:42; Hechos 16:13; Hechos 17:1-2. Pablo se sostuvo a sí mismo fabricando tiendas; y entonces el sábado predicaba el Evangelio.      

“Y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas….Y discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y griegos…Y se detuvo allí por un año y seis meses, enseñándoles la Palabra de Dios.” (Hechos 18:3, 4,11). La costumbre de Pablo era la misma de Cristo: guardar el sábado bíblico (Hechos 17:1-2; Lucas 4:16).

Pablo nunca enseñó que la Ley moral estaba, o podía ser puesta a un lado. Siempre regiría la conducta de la humanidad.

“¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley”. (Rom.3:31)

“¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? (Rom.6:1,2)

“¿Qué diremos, pues, ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás. (Rom.7:7)

Pablo vio que el problema era que necesitábamos obedecer la Ley; no había nada malo en los requerimientos de la Ley misma.

“De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.” (Rom7:12)

“La  circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios.” (1Cor.7:19)

La norma moral que gobierna a la humanidad no fue disminuida o abolida por la muerte de Cristo; porque, ciertamente, es a través de los méritos del sacrificio de Cristo que podemos ser habilitados para guardar la Ley.     “..Y llamarás su nombre JESUS, porque El salvará a su pueblo de sus pecados.” (Mateo 1:21)

Jesús nos salva de nuestros pecados, no en nuestros pecados. Y ya que el pecado es la transgresión de los Diez Mandamientos, es obvio que El nos salva capacitándonos y fortaleciéndonos para guardar la Ley. “Todo aquél que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley”. (1Juan 3:4)

Los otros apóstoles vieron esta gran verdad, que la norma moral que gobierna a la humanidad no fue disminuida o abolida por la muerte de Cristo.

“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor del la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.  Porque él se considera a  sí mismo, y se va, y luego se olvida como era.  Más el que mira atentamente en la perfecta   ley de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”.

“Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad…Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras.  Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.”  (Santiago 1:22-25;   2:10-12; 17-18).  “En ésto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos” (1Juan 5:2-3).

Read Full Post »

HECHOS ASOMBROSOS -parte 41-

  • 11. Pero el cristiano que tiene fe y vive bajo la gracia, ¿no ha sido liberado de la observancia de la Ley?

“El pecado no se enseñoreará de vosotros: pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.  ¿Qué, pues? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera”  (Rom.6:14-15).  “¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera,  sino que confirmamos la ley”(Rom.3:31).

Respuesta: ¡NO! La gracia es como el perdón que otorga un gobernador o presidente a un reo.  Lo perdona, pero no le da la libertad de violar una sola Ley del código.  La persona perdonada, que vive bajo la gracia tiene una doble obligación de cumplir la Ley.  La persona que rehúsa guardar la Ley y dice que vive bajo la gracia está equivocada.

  • 12. ¿Están los Diez Mandamientos de Dios reafirmados en el Nuevo Testamento?

Respuesta: SI, y en forma muy clara.  Examine con cuidado lo que sigue.

LA LEY DE DIOS EN EL NUEVO TESTAMENTO  Y LA LEY DE DIOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

  • 1. “Al Señor  tu Dios adorarás, y a El sólo servirás” (Mateo 4:10).

  • 1. “No tendrás dioses ajenos delante de mí”  (Exo.20:3).

  • 2. “Hijitos, guardaos de los ídolos” (1Juan 5:21). “Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, o escultura de arte y de imaginación de hombres” (Hechos 17:29).

  • 2. “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra; no  te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen; y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos” (Exo.20:4-6).

  • 3. “Que no sea blasfemado el nombre de Dios” (1Tim.6:1).

  • 3. “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano” (Exo.20:7).

  • 4.”Porque de cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día”. “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo (el de Dios), también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas” (Heb.4:4, 9-10).

  • 4.”Acuérdate del día de reposo para santificarlo, seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en el obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó” (Exo.20:8-11).

  • 5. “Honra a tu padre y a tu madre” (Mateo 19:19).

  • 5. “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Exo.20:12).

  • 6.  “No matarás” (Rom.13:9).

  • 6.  “No matarás” Exo.20:13).

  • 7.  “No adulterarás” (Mateo 19:18).

  • 7.  “No cometerás adulterio” (Exo.20:14).

  • 8.  “No hurtarás” (Rom.13:9).

  • 8.  “No hurtarás” (Exo.20:15).

  • 9.  “No dirás falso testimonio” (Rom.13:9).

  • 9.  “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio” (Exo.20:16).

  • 10.”No codiciarás” (Rom.7.7).

  • 10.”No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo” (Exo.20:17).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: