Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.16-“Porque no dejarás mi alma en el Seol (sepulcro), ni permitirás que tu santo vea corrupción” (Salmo 16:10).’ Category

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 16-

UN PLAN PARA SU VIDA-parte 3-

 

  • LA VIDA DE CRISTO, UN CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA

SU LINAJE DE LA TRIBU DE JUDÁ

Profecía del Antiguo Testamento:

“No será quitado el cetro de Judá…hasta que venga Siloh” (Génesis 49:10).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá” (Hebreos 7:14).

SU RECHAZO

Profecía del Antiguo Testamento:

“Despreciado y desechado entre los hombres” (Isaías 53:3).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron” (Juan 1:11).

SU TRAICION Y EL PRECIO PAGADO POR SU TRAIDOR

Profecía del Antiguo Testamento:

“Aún el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar”  (Salmo 41:9).

“Y les dijo: Si os parece bien dadme mi salario; y si no, dejadlo.  Y pesaron mi salario treinta piezas de plata” (Zacarías 11:12).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es.  Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón” (Juan 13:26).

“Entonces, uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata” (Mateo 28:14-15).

SU MUERTE EN LA CRUZ

Profecía del Antiguo Testamento:

“Horadaron mis manos y mis pies” (Salmo 22:16).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, lo crucificaron allí”  (Lucas 23:33).

SU SALIDA DE LA TUMBA

Profecía del Antiguo Testamento:

“Porque no dejarás mi alma en el Seol (sepulcro), ni permitirás que tu santo vea corrupción” (Salmo 16:10).

Su cumplimiento en el Nuevo Testamento:

“Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades (sepulcro), ni su carne vio corrupción. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos” (Hechos 2:31-32).

La evidencia es poderosa porque Cristo no cumplió sólo unas pocas profecías.  Su biografía fue escrita con anticipación, por medios sobrenaturales. ¡Cristo verdaderamente es el Hijo de Dios!

Ante tales evidencias, con oración debemos hacer una sincera decisión acerca de quién es el Señor de nuestras vidas.  Si usted todavía no la ha hecho, ¿Por qué no decide ahora poner su vida en manos de Jesús?

  • UNA VIDA PLANEADA

Continúa en parte 17

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: