Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘selenio’

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN–parte 75-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 74-

RADICALES LIBRES

Un radical libre es un átomo o un grupo de átomos que contienen por lo menos un electrón no pareado.  Los electrones son partículas cargadas negativamente, se suelen presentar en pares y tienen una organización química estable.  Cuando un electrón carece de pareja, otro átomo o molécula se une fácilmente a él, lo que produce una reacción química.

Debido a que se unen con tanta facilidad a otros compuestos, los radicales libres pueden producir cambios impresionantes en el organismo y hacer mucho daño.  Aunque la vida de un radical libre dura solamente una fracción de segundo, el daño que ocasiona puede ser irreversible.

Los radicales libres se suelen encontrar en el organismo en pequeñas cantidades.  Los procesos bioquímicos conducen de modo natural a la formación de radicales libres, y en circunstancias normales el organismo los mantiene bajo control. De hecho, no todos los radicales libres son malos. Los que produce el sistema inmunológico destruyen virus y bacterias. 

Otros radicales libres participan en la generación de hormonas vitales y en la activación de enzimas necesarias para la vida. Todos necesitamos a los radicales libres para la producción de energía y de diversas sustancias que nuestro organismo requiere.  Sin embargo, la proliferación de radicales libres es nociva para las células y los tejidos. Una producción muy elevada de radicales libres estimula la producción de más radicales libres, lo que causa aún más daño al organismo.

La presencia de una cantidad peligrosamente alta de radicales libres afecta a la manera en que las células codifican el material genético.  Por ejemplo, se pueden presentar cambios en la estructura de las proteínas como resultado de errores en su síntesis.

El sistema inmunológico podría identificar equivocadamente a esas proteínas alteradas como sustancias ajenas al organismo y, en consecuencia, podría tratar de destruirlas.  La formación de proteínas que han sufrido un proceso de mutación puede afectar eventualmente al sistema inmunológico y producir leucemia y otros tipos de cáncer, además de muchas otras enfermedades.

Además de acusarle daño al material genético, los radicales libres pueden destruir las membranas que protegen las células.  La formación de radicales libres puede producir retención de fluidos en las células, lo cual se asocia con el proceso de envejecimiento.  Además de lo anterior, los niveles de calcio del organismo pueden resultar afectados.

Son muchos los factores que pueden llevar a la producción de radicales libres. La exposición a la radiación, bien sea del sol o de los rayos X, activa la formación de radicales libres, al igual que la exposición a contaminantes ambientales, como el humo del tabaco y los escapes de los automotores. 

La dieta también puede contribuir al desarrollo de radicales libres. Cuando el organismo obtiene nutrientes a través de la dieta, utiliza oxígeno que contienen electrones no pareados.  

Esos radicales libres del oxígeno pueden ser nocivos para el organismo si se producen en cantidades excesivamente grandes. Las dietas altas en grasa intensifican la actividad de los radicales libres, porque el proceso de oxidación se realiza más fácilmente en las moléculas de grasa que en las de carbohidratos o proteínas. 

Cocinar grasas a altas temperaturas y, en particular, freír alimentos en aceite, genera gran cantidad de radicales libres.

Las sustancias conocidas como antioxidante neutralizan a los radicales libres uniéndose a sus electrones libres.

Entre los antioxidantes que se encuentran en suplemento están las enzimas superoxide dismutase (SOD) y glutatión peroxidasa; las vitaminas A, C y E, el betacaroteno, el micromineral selenio y la hormona melatonina. 

Los antioxidantes ayudan a desintoxicar y a proteger al organismo porque destruyen a los radicales libres.

 

Read Full Post »

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN–parte 73-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION–parte 72-

ANTIOXIDANTES-parte 3-

OLIGOMERIC PROANTHOCYANIDINS (OPCs)

Los OPC (Oligomeric Proanthocyanidins) son sustancias naturales que se encuentran en diversos alimentos y fuentes botánicas.  Son flavonoles con extraordinarias propiedades antioxidantes y excelente biodisponibilidad. 

Desde el punto de vista de la actividad antioxidante biodisponible, pruebas clínicas indican que pueden ser hasta cincuenta veces más potentes que la vitamina E y veinte veces más potentes que la vitamina C. 

Además de su actividad antioxidante, los OPC fortalecen y reparan el tejido conectivo, incluyendo el del sistema cardiovascular, y moderan las reacciones alérgicas e inflamatorias reduciendo la producción de histamina. 

Los OPC se encuentran en todas las plantas, aunque sus fuentes principales son los extractos de corteza de pino (Pycnogenol) y de semilla de uva.  El Pycnogenol fue la primera fuente de OPC que se descubrió, y su proceso de extracción se patentó en la década de los cincuenta. 

En consecuencia aunque Pycnogenol es la marca del extracto de corteza de pino, el término se suele utilizar informalmente para referirse a otras fuentes de OPC, en especial al extracto de semilla de uva.

SELENIO

Compañero de sinergia de la vitamina E, el selenio también es componente esencial de la enzima antioxidante glutatión peroxidasa (cada molécula de esta enzima contiene cuatro átomos de selenio). El objetivo de esta enzima es el perjudicial peróxido de hidrógeno  del organismo, al cual transforma en agua. 

El selenio es un importantísimo guardián de las células sanguíneas, el corazón, el hígado y los pulmones.  Además, intensifica la reacción de los anticuerpos frente a las infecciones.

SUPEROXIDE DISMUTASE (SOD)

La enzima superoxide dismutase (SOD) revitaliza las células y disminuye la destrucción celular.  Neutraliza al más común –y posiblemente el más peligroso- de los radicales libres: el superoxide. 

También contribuye a la utilización del cinc, el cobre y el manganeso. Mientras que los niveles de SOD tienden a declinar con la edad, la producción de radicales libres aumenta.  El potencial del superoxide dismutase para combatir el envejecimiento es motivo de estudio actualmente.

Existen dos clases de SOD: cobre/cincSOD (Cu/ZnSOD) y manganesoSOD (MnSOD). Cada una de estas enzimas protege una parte específica de la célula. Cu/ZnSOD protege al citoplasma, donde se producen radicales libres como resultado de diversas actividades metabólicas. 

MnSOD protege las mitocondrias, orgánulos que contienen la información genética de la célula, y sede de la producción de energía celular.

El SOD se presenta de manera natural en barley grass, el brócoli, la col de Bruselas, el cabbage, el wheat grass y la mayor parte de los vegetales verdes.  El SOD también se encuentra en suplementos. 

Los que venden en píldora deben tener recubrimiento entérico, es decir, deben estar cubiertos con una sustancia protectora que le permita llegar intactos al intestino delgado después de pasar por el ácido estomacal. Una fuente de SOD es Cell Guard, de Biotec Food Corporation.

Continúa en parte 74  

 

Read Full Post »

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN-parte 44-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 43-

LA FUNCION DE LOS MINERALES-parte 14-

EL ABC DE LOS MINERALES

SELENIO (SELENIUM)

La función principal del selenio es inhibir la oxidación de los lípidos (grasas). Es un antioxidante vital, especialmente al combinarse con vitamina E.  El selenio protege el sistema inmunológico previniendo la formación de radicales libres,  los cuales pueden ocasionarle daño al organismo. 

También se ha descubierto que evita la formación de ciertas clases de tumores.  El selenio y la vitamina E actúan sinérgicamente para ayudar a producir anticuerpos y conservar la salud del corazón y el hígado. 

Este microelemento es necesario para el funcionamiento del páncreas y la elasticidad de los tejidos. En combinación con vitamina E y cinc alivia las molestias causadas por la hipertrofia de la próstata.  Los suplementos de selenio protegen el hígado cuando existe cirrosis alcohólica.

La deficiencia de selenio se ha vinculado al cáncer  y a algunas enfermedades cardíacas.  También se ha encontrado una relación entre la deficiencia de este antioxidante y agotamiento,  alteración del crecimiento, altos niveles de colesterol, infecciones, alteraciones del hígado, insuficiencia pancreática y esterilidad. 

Entre los síntomas de un nivel excesivamente alto de selenio están artritis, uñas quebradizas, aliento con olor a ajo, problemas gastrointestinales, pérdida de cabello, irritabilidad, problemas del hígado y los riñones, sabor metálico en la boca, palidez, erupciones cutáneas y piel amarillenta.

FUENTES

Dependiendo del contenido de selenio del suelo en el cual se cultivan los alimentos, este micromineral se puede encontrar en la carne y en los granos. La mayor parte de la tierra de cultivo de los Estados Unidos es pobre en selenio, lo cual da por resultados productos agrícolas con deficiencia de este mineral.

El selenio se encuentra en los siguientes alimentos: nueces de Brasil, brewer’s yeast, brócoli, brown rice, pollo, productos lácteos, dulse, ajo, kelp, hígado, molasses, cebolla, salmón, mariscos, torula yeast, atún, vegetales, wheat germ y granos enteros. 

Entre las hierbas que contienen selenio están: alfalfa, raíz de burdock, catnip, cayenne, chamomile, chickweed, semilla de fennel, fenugreek, ajo, ginseng, berry de hawthorn, hops, horsetail, lemongrass, milk thistle, nettle, oat straw, perejil, peppermint, hojas de raspberry, rose hips, zarzaparrilla, uva ursi, yarrow y yellow dock.

SILICIO (SILICON)

El silicio es necesario para la formación del colágeno de los huesos y del tejido conectivo; para tener uñas, piel y cabello saludable, y para la absorción del calcio en las primeras etapas de la formación de los huesos. El silicio también se requiere para la flexibilidad de las arterias y desempeña un papel preponderante en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Este mineral contrarresta los efectos del aluminio en el organismo y es importante para prevenir la enfermedad de Alzheimer y la osteoporosis.  Así mismo, estimula el sistema inmunológico e  inhibe el proceso de envejecimiento en los tejidos. Como los niveles de silicio disminuyen con la edad, las personas de edad avanzada necesitan consumir este mineral en mayor cantidad.

FUENTES

Entre los alimentos que contiene silicio están: alfalfa, remolacha, brown rice, bell peppers, soya, vegetales de hoja verde, granos enteros y la hierba horsetail.

COMENTARIO

El boro, el calcio, el magnesio, el manganeso y el potasio contribuyen a que la utilización del silicio sea eficaz.

Continúa en parte 45

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: