Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘problemas circulatorios’

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN–parte 84-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 83-

SUPLEMENTOS ALIMENTARIOS NATURALES-parte 6-

AJO-parte 2-

El ajo también es eficaz para combatir las infecciones por hongos, entre ella el pie de atleta, la candidiasis sistémica y la vaginitis, y se sabe que también destruye algunos virus, como los que se asocian con herpes labial, herpes genital, una clase de resfriado común, viruela y un tipo de influenza.

El aceite de ajo es provechoso para el corazón y el colon, y es eficaz para tratar la artritis, la candidiasis y los problemas circulatorios.  Para hacer aceite de ajo, agregue dientes de ajo enteros y pelados a un cuarto de aceite de oliva o de canola.

Experimente hasta que descubra cuantos dientes de ajo le proporcionan el sabor que a usted le agrada. Lávese muy bien las manos y lave los dientes de ajo después de pelarlos y antes de introducirlos en el aceite. 

El pellejo puede contener mohos y bacterias que podrían contaminar el aceite.  Manténgalo refrigerado. Esta mezcla se conserva en buen estado hasta por un mes; después usted tendrá que reemplazarlo por aceite fresco.

El aceite de ajo tiene muchos usos; por ejemplo, sirve para saltear alimentos y para los aderezos de las ensaladas.  Si después de consumirlo usted siente que huele a ajo, mastique unos cuantos ramitos de perejil, mint, caraway o semillas de fennel.

Una buena alternativa para el ajo fresco es Kyolic, de Wakunaga of América.  Este es  un producto “sociable” a base de ajo, no tiene olor y se consigue en tabletas, cápsulas y extracto de aceite.

ALFALFA

La alfalfa es uno de los alimentos más ricos en minerales que se conocen.  Sus raíces crecen entre la tierra hasta alcanzar ciento treinta pies.  Se consiguen en forma de extracto líquido y, gracias a su contenido de clorofila y nutrientes, es provechosa durante los ayunos. 

Contiene calcio, magnesio, fósforo y potasio, además de todas las vitaminas que se conocen.  Los minerales se encuentran en la alfalfa de manera balanceada, lo cual facilita su absorción.  Esos minerales son alcalinos, pero tienen un efecto neutralizante en el tracto intestinal.

Si usted necesita un suplemento mineral, la alfalfa es una buena opción.  Este alimento ha sido provechoso para muchas personas que sufren de artritis.

Se ha encontrado que la alfalfa, el wheatgrass, el barley y la spirulina –que contienen clorofila- ayudan a curar las úlceras intestinales, la gastritis, los trastornos hepáticos, el eccema, las hemorroides, el asma, la presión arterial alta, la anemia, el estreñimiento, el olor corporal y el mal aliento, el sangrado de las encías, las infecciones, las quemaduras, el pie de atleta y el cáncer.

ALOE VERA-parte 1

 Esta planta es conocida por sus efectos curativos y se utiliza en muchos cosméticos y productos para el cabello.  El aloe se encuentra en regiones secas del mundo entero y se conocen más de doscientas especies. 

El aloe vera se conoce como un producto beneficioso para la piel por sus propiedades curativas, humectantes, y suavizantes.  Es sorprendentemente eficaz para las quemaduras de toda índole y también es provechoso para las cortadas, las picaduras de insecto, las contusiones, el acné y los problemas de piel, el poison ivy (zumaque venenoso), los moretones, las úlceras cutáneas, y el eccema. 

En forma oral, el aloe vera puro en un 98 a un 99 por ciento ayuda a curar trastornos estomacales, úlceras, estreñimiento, hemorroides, prurito rectal, colitis y todos los problemas del colon. También es provechoso para combatir las infecciones, las várices, el cáncer de piel y la artritis, y se utiliza para tratar a los enfermos de AIDS.

Continúa en parte 85

 

 

Read Full Post »

          NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN-parte 43-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 42-

LA FUNCION DE LOS MINERALES-parte 13-

EL ABC DE LOS MINERALES

POTASIO (POTASSIUM)

Este mineral es importante para la salud del sistema nervioso y para la regularidad de la frecuencia  cardíaca. El potasio ayuda a prevenir el derrame cerebral, contribuye a la correcta contracción muscular y, junto con el sodio, controla el equilibrio hídrico del organismo.

El potasio desempeña un papel importante en las reacciones químicas que se llevan a cabo en el interior de las células, y contribuye a la estabilidad de la presión arterial y a la transmisión de los impulsos electroquímicos. 

Así  mismo, regula el paso de los nutrientes a través de las membranas celulares.  Se ha visto que esta función del potasio disminuye con la edad, lo cual explica, en parte, los problemas circulatorios, el letargo y la debilidad que con frecuencia experimentan las personas de edad avanzada.

Entre las señales de deficiencia de potasio están resequedad anormal de la piel, acné, escalofríos, alteración cognoscitiva, estreñimiento, depresión, diarrea, disminución de los reflejos, edema, nerviosismo, sed insaciable, frecuencia cardíaca fluctuante, intolerancia a la glucosa, alteración del crecimiento, colesterol alto, insomnio, presión arterial baja, fatiga, y debilidad musculares, náuseas y vómitos, dolores de cabeza, proteinuria (exceso de proteína en la orina), insuficiencia respiratoria y retención de sal.

FUENTES

Entre los alimentos que son fuente de potasio están los productos lácteos, el pescado, las frutas, las legumbres, la carne, las aves de corral, los vegetales, y los granos enteros. 

Se encuentra específicamente en el albaricoque, aguacate, banano, blackstrap molasses, brewer’s yeast, brown rice, dátiles, dulse, higos, frutas secas, ajo, nueces, papa, raisins, winter squash, torula yeast, wheat bran y batata. Catnip, hops, horsetail, nettle, plantain, red clover, sage y skullcap son algunas de las hierbas que contienen potasio.

COMENTARIOS

Las enfermedades de los riñones, la diarrea y el uso de diuréticos y laxantes alteran el nivel del potasio.  El tabaco y la cafeína reducen su absorción.

El potasio se requiere para la secreción hormonal.  La secreción de las hormonas del estrés disminuye la relación entre el potasio y el sodio tanto en el interior como en el exterior de las células.  Por tanto, el estrés aumenta la necesidad de potasio que tiene el organismo.

Continúa en parte 44

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: