Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la candidiasis’

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN-parte 91-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 90-    

 

SUPLEMENTOS ALIMENTARIOS NATURALES-parte 13-

GINSENG

El ginseng se utiliza en todo el Lejano Oriente como tónico para combatir la debilidad y aumentar la energía. Hay varias clases de ginseng: Eleutherococcus senticosus (Siberian ginseng), Panax quinquefolium (American ginseng), Panax ginseng (Chinese ginseng o Korean ginseng) y Panax japonicum (Japenese ginseng). La variedad más utilizada es Panax ginseng.

Los indígenas de América del Norte estaban familiarizados con el ginseng. Lo llamaban ginsens y lo utilizaban para los problemas estomacales y bronquiales, así como también para el asma y el dolor en el cuello. 

Científicos rusos sostienen que la raíz del ginseng estimula la actividad física y mental, mejora el funcionamiento de las glándulas endocrinas. El ginseng ayuda a combatir la fatiga porque aumenta la utilización de los ácidos grasos como fuente de energía, lo que se traduce en ahorro del glicógeno (la clase de glucosa que se almacena en el hígado y en las células de los músculos). 

El ginseng se utiliza para mejorar el desempeño atlético, rejuvenecer, favorecer la longevidad, desintoxicar y normalizar todo el organismo.

En dosis moderadas, parece que el ginseng eleva la presión arterial, en dosis más altas, parece que la reduce.  Investigaciones indican que altas dosis de ginseng son provechosas para el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como artritis reumatoidea  (sin los efectos secundarios de los esteroides), y que protegen contra los efectos dañinos de la radiación. 

El ginseng es conveniente para las personas diabéticas porque disminuye el nivel sanguíneo de la hormona cortisol (la cual afecta a la acción de la insulina).  Sin embargo, las personas hipoglicémicas deben evitar las dosis altas de ginseng.

La raíz se consigue en muchas presentaciones: entera, en trozos sin tratar, en polvo, en extracto en polvo, en extracto líquido o concentrado, en gránulos para hacer té instantáneo, en tintura, en base aceitosa, en tabletas y en cápsulas.

Estos productos no deben contener azúcar ni colorantes, y deben ser elaborados a base de ginseng puro.  Muchos fabricantes de suplementos les adicionan ginseng a productos combinados; sin embargo, esos productos suelen tener cantidades tan bajas de ginseng que son ineficaces.  La compañía Wakunaga of América distribuye varios productos de alta calidad elaborados con Korean ginseng o con Siberian ginseng.

Aconsejamos seguir la pauta trazada por los rusos para la utilización del ginseng: tómelo entre quince y veinte días, y descontinúelo durante dos semanas.  No tome dosis altas durante períodos largos.

GLUCOSAMINA

Esta es una de las muchas sustancias clasificadas como aminoazúcares. Los aminoazúcares  son componentes de carbohidratos incorporados en la estructura de los tejidos del cuerpo, a diferencia de otros azúcares presentes en el organismo que son utilizados como fuente de energía. 

Así pues, la glucosamina  interviene en la formación de las uñas, los tendones, la piel, los ojos, los huesos, los ligamentos y las válvulas del corazón.  También interviene en las secreciones mucosas de los tractos digestivo, respiratorio y urinario.

El organismo sintetiza la glucosamina a partir del aminoácido glutamina y de la glucosa, un carbohidrato simple.  En suplemento se consigue en forma de glucosamine sulfate. Algunos de los productos recomendables son GlucosaMend, de Source Naturals; Glucosamine Plus, de Food Science Laboratories y Glucosamine Sulfate Complex, de PhytoPharmica. 

Los suplementos de glucosamina sirven para el asma, la bursitis, la candidiasis, las alergias alimentarias, la osteoporosis, las alergias respiratorias, la tendinitis, la vaginitis y diversos problemas de la piel. Un compuesto relacionado es N-acetylglucosamine (NAG), que se consigue como N-A-G, de Source Naturals.

Continúa en parte 92  

Read Full Post »

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN–parte 84-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 83-

SUPLEMENTOS ALIMENTARIOS NATURALES-parte 6-

AJO-parte 2-

El ajo también es eficaz para combatir las infecciones por hongos, entre ella el pie de atleta, la candidiasis sistémica y la vaginitis, y se sabe que también destruye algunos virus, como los que se asocian con herpes labial, herpes genital, una clase de resfriado común, viruela y un tipo de influenza.

El aceite de ajo es provechoso para el corazón y el colon, y es eficaz para tratar la artritis, la candidiasis y los problemas circulatorios.  Para hacer aceite de ajo, agregue dientes de ajo enteros y pelados a un cuarto de aceite de oliva o de canola.

Experimente hasta que descubra cuantos dientes de ajo le proporcionan el sabor que a usted le agrada. Lávese muy bien las manos y lave los dientes de ajo después de pelarlos y antes de introducirlos en el aceite. 

El pellejo puede contener mohos y bacterias que podrían contaminar el aceite.  Manténgalo refrigerado. Esta mezcla se conserva en buen estado hasta por un mes; después usted tendrá que reemplazarlo por aceite fresco.

El aceite de ajo tiene muchos usos; por ejemplo, sirve para saltear alimentos y para los aderezos de las ensaladas.  Si después de consumirlo usted siente que huele a ajo, mastique unos cuantos ramitos de perejil, mint, caraway o semillas de fennel.

Una buena alternativa para el ajo fresco es Kyolic, de Wakunaga of América.  Este es  un producto “sociable” a base de ajo, no tiene olor y se consigue en tabletas, cápsulas y extracto de aceite.

ALFALFA

La alfalfa es uno de los alimentos más ricos en minerales que se conocen.  Sus raíces crecen entre la tierra hasta alcanzar ciento treinta pies.  Se consiguen en forma de extracto líquido y, gracias a su contenido de clorofila y nutrientes, es provechosa durante los ayunos. 

Contiene calcio, magnesio, fósforo y potasio, además de todas las vitaminas que se conocen.  Los minerales se encuentran en la alfalfa de manera balanceada, lo cual facilita su absorción.  Esos minerales son alcalinos, pero tienen un efecto neutralizante en el tracto intestinal.

Si usted necesita un suplemento mineral, la alfalfa es una buena opción.  Este alimento ha sido provechoso para muchas personas que sufren de artritis.

Se ha encontrado que la alfalfa, el wheatgrass, el barley y la spirulina –que contienen clorofila- ayudan a curar las úlceras intestinales, la gastritis, los trastornos hepáticos, el eccema, las hemorroides, el asma, la presión arterial alta, la anemia, el estreñimiento, el olor corporal y el mal aliento, el sangrado de las encías, las infecciones, las quemaduras, el pie de atleta y el cáncer.

ALOE VERA-parte 1

 Esta planta es conocida por sus efectos curativos y se utiliza en muchos cosméticos y productos para el cabello.  El aloe se encuentra en regiones secas del mundo entero y se conocen más de doscientas especies. 

El aloe vera se conoce como un producto beneficioso para la piel por sus propiedades curativas, humectantes, y suavizantes.  Es sorprendentemente eficaz para las quemaduras de toda índole y también es provechoso para las cortadas, las picaduras de insecto, las contusiones, el acné y los problemas de piel, el poison ivy (zumaque venenoso), los moretones, las úlceras cutáneas, y el eccema. 

En forma oral, el aloe vera puro en un 98 a un 99 por ciento ayuda a curar trastornos estomacales, úlceras, estreñimiento, hemorroides, prurito rectal, colitis y todos los problemas del colon. También es provechoso para combatir las infecciones, las várices, el cáncer de piel y la artritis, y se utiliza para tratar a los enfermos de AIDS.

Continúa en parte 85

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: