Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘plenitud’

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 8-

MOJONES INDICADORES EN EL CAMINO-parte 3-

Idries Shan, en un estudio de la magia oriental, muestra invocaciones diarias a los árboles y ceremonias especiales dedicadas a los árboles en el Oriente Medio y Lejano.  En la mitología griega se cuenta la historia de Demophano y su amor a una doncella. 

Debido a su demora en reclamarla, ella se suicidó colgándose. <<Después de su muerte fue transformada en un almendro; y cuando el regresó finalmente, y al oír lo ocurrido, se abrazó al árbol, y brotaron hojas del mismo>>.  Nótese la serie: colgarse, la transformación y el brotar de las hojas.

Mientras visitaba el templo de Kali, en Calcuta, dice: vi a mujeres con niños en brazos que echaban agua bendita en un tipo de cactus y decían a los niños que tocaran el árbol.  Dijeron que era el árbol de la fertilidad, que las mujeres reverenciaban de un modo especial para recibir el don de la fecundidad.

Este árbol se dice que es muy antiguo y era especial porque florecía sin dar ningún fruto.  Simbolizaba el estado de unidad o plenitud en que la fertilidad no se evidenciaba ya por medio de los dos sexos, o sea el estado último deseable, por medio de la conjunción de opuestos. Esto lleva al concepto del dios de dos sexos, un aspecto de la unión última que consideraremos al hablar de los ritos de la fertilidad y el hermafroditismo.

Indudablemente, una variedad de cruces subrayaba de modo vivido esta conjunción de opuestos, tales como la cruz lunar, con cuatro cuartos crecientes en los cuatro brazos de la cruz, mostrando la conjunción entre el sol y la luna y todos los opuestos aliados a estas fuerzas. Hay muchas cruces que tienen una joya centra haciendo énfasis en el punto de conjunción.

 Los antiguos báculos pastorales irlandeses, equivalentes a la vara del ocultista, eran notables de modo especial por los intrincados tallados y símbolo de entrelazamientos, nudos, lazos, espirales y criaturas adosadas de modo enmarañado.  Esto se ilustra en el famoso libro de Kells, con su obra artística fantástica, que combina símbolos de conjunción de los vikingos y orientales, svásticas, yin  y yang, espirales y criaturas amalgamadas, junto con una representación de los cuatro evangelios.

En Egipto había varias cruces que reflejaban la misma idea, pero cada una era usada en ocasiones distintas.  Hay la cruz astronómica o cruz del espíritu.  Pero, la más común es el ankh, la Tau cros, con un lazo o círculo encima.  El arte egipcio presenta con frecuencia al dios Ptah, con el lazo del ankh en la mano.  Cirlot escribe:  < En él analiza este jeroglífico como sigue: ‘El significado fonético de este signo es una combinación de los signos de lo activo y lo pasivo y un mezcla de los dos, y concuerda con el simbolismo de la cruz en general como síntesis del principio activo y el principio pasivo.’>

Los símbolos de la cruz, la svástica y el ankh, fueron reconocidos como una parte esencial en la vida, en Asia, Europa, Africa, entre los indios americanos y en las áreas más remotas. Referidas a la conjunción de opuestos, la cruz pasó a ser una parte familiar de la orgías del culto de la fertilidad de Baal en los bosques, consistiendo o bien en árboles, obeliscos, postes como símbolos fálicos.  Este culto, como los ritos egipcios, fue exportado por los fenicios a muchas partes del mundo, incluyendo a América,  tal como ha sido revelado recientemente por descubrimientos arqueológicos. Los sacrificios humanos eran comunes en estas arboledas.  Los sacerdotes de Baal, en Canaán, comían los restos de estos sacrificios humanos, y éste podría ser el origen de la palabra caníbal.  La cruz unida al culto pagano y al libertinaje, pasó a ser, un símbolo de vergüenza e infamia. Hebreos 12:2, dice de Jesús que soportó la cruz, menospreciando el oprobio…”  “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros porque escrito está: Maldito todo el que es colgado en un madero” (Gálatas 3:13).

Aquí la cruz pasa a ser un punto focal en el tiempo y en la realidad.  Jesús fue muerto por la humanidad en el ‘madero maldito’. Su muerte en realidad trajo la seguridad de la destrucción final de las obras del engañador, cuando Jesús aceptó el castigo por el quebrantamiento  de la ley (la desobediencia al mezclar el bien con el mal).  Este acto de Dios señaló el derrocamiento eventual del enemigo, y a su tiempo debido, todos los que escogen el camino del rebelde deberán aceptar los resultados de la rebelión con él. 

Los cristianos deberían reconocer la cruz, por tanto, como un símbolo aplicable todavía a propósitos paganos. NO es un emblema inviolable de la fe; sino que, con ligeras variaciones ha sido adoptado por casi todo sistema religioso y cultura en la historia de la humanidad.

 Es a Jesús a quien debemos exaltar por romper las ataduras de la maldad, y <clavar> podríamos decir, a la cruz la sentencia de Dios.  Debido a ésto la cruz para el cristiano es un símbolo de un enemigo conquistado.

La cruz de Cristo trajo una gloriosa seguridad de paz, según Pablo (Colosenses 1:20). Es, sin embargo, el Cristo de la cruz que es glorificado, NO la cruz.

 

Read Full Post »

 AMPARO Y FORTALEZA –parte 36-

EL SECRETO DE LA FELICIDAD Y LA VICTORIA-parte 5-

¿COMO PERMANECER CON CRISTO?-parte 2-

ESTUDIO DE LA PALABRA: La Biblia fue escrita para gente común. Las grandes verdades necesarias para la salvación están presentadas  con tanta claridad como la luz del mediodía.

Tengamos nuestras Biblias a mano. Leámosla cuando tengamos oportunidad; fijemos los textos en nuestra memoria.  No podemos obtener sabiduría sin una atención verdadera y un estudio con oración.  Nunca se deben estudiar las Sagradas Escrituras sin oración.  Antes de abrir sus páginas debemos pedir iluminación del Espíritu Santo, y ésta nos será dada.  Los ángeles del mundo de luz acompañarán a los que busquen con humildad de corazón la dirección divina. ¡Cuánto no  estimará Dios a la raza humana, siendo que dio a su Hijo para que muriese por ella, y manda su Espíritu para que sea de continuo el Maestro y Guía del hombre!

ORACIÓN: Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo.  No es que se necesite ésto para que Dios sepa lo que somos, sino a fin de capacitarnos para recibirle.  La oración no baja a Dios hacia nosotros, antes bien nos eleva a El.

Nuestro Padre celestial está esperando derramar sobre nosotros la plenitud de sus bendiciones. ¡Cuán extraño es que oremos tan poco! Dios está pronto y dispuesto a oír la oración de sus hijos.  Las tinieblas del malo cercan a aquellos que descuidan la oración.  Las tentaciones secretas del enemigo los incitan al pecado; y todo porque ellos no se valen del privilegio de orar, cuando la oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia.

Hay ciertas condiciones de acuerdo con las cuales podemos esperar que Dios oiga y conteste nuestras oraciones:

  • Una de las primeras es que sintamos necesidad de la ayuda que El puede dar.  Si toleramos la iniquidad en nuestro corazón, si nos aferramos a algún pecado conocido, el Señor no nos oirá; más la oración del alma arrepentida y contrita será siempre aceptada.  Cuando hayamos confesado con corazón contrito, y reparado en lo posible todos nuestros pecados conocidos, podemos esperar que Dios contestará nuestras oraciones.
  • La oración eficaz tiene otro elemento: la fe.  Cuando nos parezca que nuestras oraciones no son contestadas, debemos aferrarnos a la promesa; porque el tiempo de recibir contestación vendrá seguramente y recibiremos las bendiciones que más necesitamos.  Por supuesto, pretender que nuestras oraciones sean siempre contestadas en la misma forma y según la cosa particular que pidamos es presunción.
  • Cuando vamos a Dios en oración, debemos tener un espíritu de amor y perdón en nuestro propio corazón.
  • La perseverancia en la oración ha sido constituida en condición para recibir.  Debemos orar siempre si queremos crecer en fe y en experiencia. No hay tiempo o lugar en que sea impropio orar a Dios.  En medio de las multitudes de las calles o en medio de una sesión de nuestros negocios, podemos elevar a Dios una oración e implorar la dirección divina.  (Ver Nehemías 2:4)

TESTIMONIO

Continúa en parte 6

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: