Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mundo de luz’

 AMPARO Y FORTALEZA –parte 36-

EL SECRETO DE LA FELICIDAD Y LA VICTORIA-parte 5-

¿COMO PERMANECER CON CRISTO?-parte 2-

ESTUDIO DE LA PALABRA: La Biblia fue escrita para gente común. Las grandes verdades necesarias para la salvación están presentadas  con tanta claridad como la luz del mediodía.

Tengamos nuestras Biblias a mano. Leámosla cuando tengamos oportunidad; fijemos los textos en nuestra memoria.  No podemos obtener sabiduría sin una atención verdadera y un estudio con oración.  Nunca se deben estudiar las Sagradas Escrituras sin oración.  Antes de abrir sus páginas debemos pedir iluminación del Espíritu Santo, y ésta nos será dada.  Los ángeles del mundo de luz acompañarán a los que busquen con humildad de corazón la dirección divina. ¡Cuánto no  estimará Dios a la raza humana, siendo que dio a su Hijo para que muriese por ella, y manda su Espíritu para que sea de continuo el Maestro y Guía del hombre!

ORACIÓN: Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo.  No es que se necesite ésto para que Dios sepa lo que somos, sino a fin de capacitarnos para recibirle.  La oración no baja a Dios hacia nosotros, antes bien nos eleva a El.

Nuestro Padre celestial está esperando derramar sobre nosotros la plenitud de sus bendiciones. ¡Cuán extraño es que oremos tan poco! Dios está pronto y dispuesto a oír la oración de sus hijos.  Las tinieblas del malo cercan a aquellos que descuidan la oración.  Las tentaciones secretas del enemigo los incitan al pecado; y todo porque ellos no se valen del privilegio de orar, cuando la oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia.

Hay ciertas condiciones de acuerdo con las cuales podemos esperar que Dios oiga y conteste nuestras oraciones:

  • Una de las primeras es que sintamos necesidad de la ayuda que El puede dar.  Si toleramos la iniquidad en nuestro corazón, si nos aferramos a algún pecado conocido, el Señor no nos oirá; más la oración del alma arrepentida y contrita será siempre aceptada.  Cuando hayamos confesado con corazón contrito, y reparado en lo posible todos nuestros pecados conocidos, podemos esperar que Dios contestará nuestras oraciones.
  • La oración eficaz tiene otro elemento: la fe.  Cuando nos parezca que nuestras oraciones no son contestadas, debemos aferrarnos a la promesa; porque el tiempo de recibir contestación vendrá seguramente y recibiremos las bendiciones que más necesitamos.  Por supuesto, pretender que nuestras oraciones sean siempre contestadas en la misma forma y según la cosa particular que pidamos es presunción.
  • Cuando vamos a Dios en oración, debemos tener un espíritu de amor y perdón en nuestro propio corazón.
  • La perseverancia en la oración ha sido constituida en condición para recibir.  Debemos orar siempre si queremos crecer en fe y en experiencia. No hay tiempo o lugar en que sea impropio orar a Dios.  En medio de las multitudes de las calles o en medio de una sesión de nuestros negocios, podemos elevar a Dios una oración e implorar la dirección divina.  (Ver Nehemías 2:4)

TESTIMONIO

Continúa en parte 6

 

Read Full Post »

EL CAMINO A CRISTO -EL PRINCIPE DEL CIELO- parte 32-

LOS DOS LENGUAJES DE LA PROVIDENCIA

COMO ESTUDIAR LA BIBLIA-parte 3-

A medida que meditemos en la perfección del Salvador, desearemos ser enteramente transformados y renovados conforme a la imagen de su pureza.  Nuestra alma tendrá hambre y sed de ser hecha como Aquél a quien adoramos.  Mientras más concentremos nuestros pensamientos en Cristo, más hablaremos de El a otros y lo representaremos ante el mundo.

La Biblia no fue escrita solamente para el hombre erudito; al contrario, fue destinada a la gente común.  Las grandes verdades necesarias para la salvación están presentadas con tanta claridad como la luz del mediodía; y nadie equivocará o perderá el camino, salvo los que sigan su juicio privado en vez de la voluntad divina tan claramente revelada. No debemos conformarnos con el testimonio de ningún hombre en cuanto a lo que enseñan las Santas Escrituras, sino que debemos estudiar las palabras de Dios por nosotros mismos.  Si dejamos que otros piensen por nosotros, nuestra energía quedará mutilada y limitadas nuestras aptitudes. Las nobles facultades del alma pueden perder tanto por no ejercitarse en temas dignos de su concentración, que lleguen a ser incapaces de penetrar la profunda significación de la Palabra de Dios. 

La inteligencia se desarrollará si se emplea en investigar la relación de los asuntos de la Biblia, comparando texto con texto y lo espiritual con lo espiritual.  No hay ninguna cosa mejor para fortalecer la inteligencia que el estudio de las Santas Escrituras.  Ningún libro es tan potente para elevar los pensamientos, para dar vigor a las facultades, como las grandes y ennoblecedoras verdades de la Biblia.  Si se estudiara la Palabra de Dios como se debe, los hombres tendrían una grandeza de espíritu, una nobleza de carácter y una firmeza de propósito, que raramente pueden verse en estos tiempos.

Uno puede leer toda la Biblia y quedarse, sin embargo, sin ver su belleza o comprender su sentido profundo y oculto.  Un pasaje estudiado hasta que su significado nos parezca claro y evidentes sus relaciones con el plan de la salvación, es de mucho más valor que la lectura de muchos capítulos sin un propósito determinado y sin obtener ninguna instrucción positiva.  No podemos obtener sabiduría sin una atención verdadera y un estudio con oración. El que perseverantemente escudriña la Palabra buscando sus tesoros ocultos, encontrará verdades del mayor valor, que se ocultan de la vista del investigador descuidado.  Las palabras de la inspiración, examinadas en el alma, serán como ríos de agua que manan de la fuente de la vida.

Antes de abrir sus páginas debemos pedir la iluminación del Espíritu Santo, y ésta nos será dada. Jesús nos dará luz para saber lo que es la verdad.  Los ángeles del mundo de luz estarán con los que busquen con humildad de corazón la dirección divina.  El Espíritu Santo exalta y glorifica al Salvador, presenta a Cristo, la pureza de su justicia y la gran salvación que tenemos por El. ¡Cuánto no estimará  Dios a la raza humana, siendo que dio a su Hijo para que muriese por ella y manda su Espíritu para que sea el Maestro y continuo guía del hombre!  (Elena White).

  • “Del trabajo de su alma verá y
  • será saciado; con su conocimiento
  • justificará mi siervo justo a muchos, y
  • El llevará las iniquidades de ellos”  (Isaías 53:11)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: