Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la cruz de Cristo’

FRUTOS DEL ESPÍRITU

MANSEDUMBRE

 

“Con toda humildad y mansedumbre, soportándonos con paciencia los unos a los otros en amor” (Efesios 4:2)

Contemplemos al Hombre del Calvario, al que pusieron en su cabeza una corona de espinas,  que cargó sobre sí la vergonzosa cruz y que paso a paso descendió por la senda de la humillación.  Miremos al varón de dolores, experimentado en quebranto, despreciado y desechado entre los hombres.  “Ciertamente llevó El nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores”. “Más El herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre El, y por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:4, 5).  Contemplemos el calvario hasta que nuestro corazón se ablande con el maravilloso amor del Hijo de Dios.  El no dejó nada sin hacer para que el hombre caído pudiera ser elevado y purificado.

¿Por qué no confesar su nombre? ¿La religión de Cristo degradará al que la abraza? NO. De modo alguno ¿será una deshonra seguir los pasos del Hombre del Calvario? Cada día sentémonos a los pies de Cristo para aprender de El, para que en nuestra conducta, conversación, y vestimenta y en todos los asuntos que conciernen a la vida podamos manifestar que Jesús reina y gobierna nuestro ser.  Dios nos llama para que los redimidos del Señor sigamos sus pisadas y no las del mundo. Hemos de consagrar todo a Dios y confesar su nombre ante los demás.

“Y cualquiera que me niegue delante de los hombres, YO también lo negaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10:33). ¿Qué derecho tenemos de profesar que somos cristianos, mientras que con la vida y los hechos negamos al Señor? “El que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10:38. 39). Cada día debemos hacer morir al yo para levantar la cruz y seguir las pisadas del Maestro.

 De este modo, cada día nos asemejaremos más a la imagen de Cristo. Por la continua paciencia en el bienhacer es como buscamos la gloria, el honor y, al final, recibiremos el don de la inmortalidad.  (Review and Herald)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 37-

 

INDEPENDENCIA MORAL Y DE ESPÍRITU. Se requerirá valor e independencia para elevarse por sobre las normas… No debemos ceder ni un ápice a las prácticas corruptas e idolátricas.

LOS RIESGOS DE LA INDEPENDENCIA PERSONAL: Siempre recordemos lo que debemos a nuestra profesión cristiana como pueblo de Dios, y cuidémonos de que al ejercitar la independencia personal su influencia no obre contra los propósitos de Dios, y así usted, por medio de las trampas de Satanás, llegue a ser una piedra de tropiezo directamente en el camino de los débiles y vacilantes. 

Hay peligro en dar al enemigo ocasión de blasfemar a Dios y amontonar desprecio sobre los creyentes en la verdad.

INDEPENDENCIA DE ESPÍRITU: La independencia de espíritu puede inducir a tener demasiada confianza en si mismo, y a confiar en su propio juicio.

LA AUTOSUFICIENCIA NO EXPONE A LOS ARDIDES DE SATANÁS: Vivimos en medio de los peligros de los últimos días, y si tenemos un espíritu de autosuficiencia e independencia, estaremos expuestos a los ardides de Satanás y seremos vencidos.

INDEPENDENCIA MORAL

LA LEY DE DEPENDENCIA MUTUA: Todos nosotros estamos entretejidos en la gran tela de la humanidad, y todo cuanto hagamos para beneficiar y ayudar a  nuestros semejantes nos beneficiará también a nosotros mismos.  La ley de la dependencia mutua afecta e incluye a todas las clases sociales. Los pobres no dependen más de los ricos, que los ricos de los pobres. 

Mientras una clase pide una parte de las bendiciones que Dios ha concedido a sus vecinos más ricos, la otra necesita el fiel servicio, la fuerza del cerebro, de los huesos y de los músculos, que constituyen el capital de los pobres.

ES UN DEBER OBEDECER LAS CONVICCIONES RELIGIOSAS INDIVIDUALES: Muchos son los artificios de que Satanás se vale para encadenar a sus cautivos por medio de las influencias humanas. El se asegura la voluntad de multitudes atándolas con los lazos de seda de su afectos a los enemigos de la cruz de Cristo. 

Sea cuál fuere esta unión: paternal, filial, conyugal o social, el efecto es el mismo: los enemigos de la verdad ejercen un poder que tiende a dominar la conciencia, y las almas sometidas a su autoridad no tienen valor ni espíritu independientes suficientes para seguir sus propias convicciones acerca del deber.

SE SACRIFICA EL JUICIO INDIVIDUAL: Por muy convencidas que estén la razón y la conciencia, estas personas que profesan ser religiosas en las iglesias populares, no se atreven a pensar de otro modo que como los ministros, y sacrifican su juicio y sus intereses eternos al descreimiento, orgullo y prejuicios de otra persona.

SOSTENER INDEPENDIENTEMENTE LO CORRECTO: Se requerirá valor e independencia para elevarse por sobre las normas religiosas del mundo cristiano.  Ellos no siguen el ejemplo de abnegación del Salvador; no hacen sacrificios; están constantemente buscando evadir la cruz que Cristo declara que es la señal del discipulado.

INDEPENDENCIA MORAL CUANDO SE OPONE AL MUNDO: La independencia moral estará completamente en su lugar cuando se opone al mundo.  Al conformarse enteramente a la voluntad de Dios, estaremos en terreno ventajoso y veremos la necesidad de separarnos de las costumbres y prácticas del mundo.

No hemos de elevar nuestra norma sólo un poco por encima de la del mundo; sino que hemos de hacer definidamente clara la línea de demarcación.

LA INDEPENDENCIA MORAL ES UNA VIRTUD: Nuestra única seguridad es permanecer como el pueblo de Dios.  No debemos ceder ni un ápice a las costumbres y modas de esta época, sino mantenernos con independencia moral, sin entrar en componendas con sus prácticas corruptas e idolátricas. (Elena White)

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: